Portada - Últimas noticias

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que Wuhan no fue posiblemente el lugar donde el coronavirus SARS-CoV-2 pasó de los animales a los humanos, pese a que los primeros casos de covid-19 se registraron en esa ciudad china.

Según explicó esta semana en rueda de prensa el doctor Michael Ryan, jefe del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, Wuhan desde hace años cuenta con un sistema de vigilancia diseñado específicamente para detectar casos de neumonía atípica.

Ese sistema "está para un propósito muy específico, y el hecho de que la alarma se activara no necesariamente significa que ahí es donde la enfermedad pasó de los animales a los humanos", afirmó Ryan.

El virus habría estado latente durante décadas

Un equipo internacional de científicos dirigido por la OMS realizará un extenso estudio epidemiológico retrospectivo sobre el origen animal del SARS-CoV-2 y su ruta de transmisión hacia las personas.

El origen del virus ha desconcertado a la comunidad científica desde su descubrimiento. Un estudio publicado a finales de julio en la revista Nature Microbiology realizado por investigadores de China, EE.UU. y Europa concluyó que el causante del covid-19 evolucionó en la naturaleza y que estuvo latente en los murciélagos durante décadas en diferentes regiones de China.

Esos resultados desacreditarían las teorías de que el nuevo coronavirus fue diseñado mediante ingeniería biológica o que el virus escapó de un laboratorio de Wuhan.

América Latina supera a Europa como la región del mundo con más muertes por covid-19

América Latina y el Caribe se han convertido en la región del mundo con más muertes causadas por el nuevo coronavirus, tras superar este martes el balance de decesos por covid-19 de Europa, según el balance de Reuters.

Los países latinoamericanos acumulan más de 5,1 millones de casos de contagio y un total de 206.557 fallecimientos, casi el 30 % de todas la muertes a nivel global. Con estas cifras, América Latina es ahora la primera región del mundo con más muertes y positivos. Europa contabiliza unos 204.300 casos letales, mientras que por número de infectados se sitúa en el cuarto lugar, después de América del Norte (aproximadamente 4,9 millones) y de Asia (poco más de 3 millones).

Brasil sigue siendo el país más afectado de la región y el segundo de todo el mundo, con 95.819 fallecimientos y más de 2,8 millones de personas enfermas, entre ellas el presidente de la nación, Jair Bolsonaro, que este martes vetó una ley que ordenaba otorgar una compensación económica a los trabajadores de la salud que se hubieran visto permanentemente incapacitados por las consecuencias del coronavirus durante la atención médica a pacientes.

En México —la tercera nación del mundo con mayor número de decesos—, el virus ha afectado a casi 450.000 personas y ha causado la muerte de unos 38.900 contagiados, lo que sitúa al país por delante de Reino Unido (46.299), la India (38.938) e Italia (35.171). En México, la crisis económica derivada de la pandemia ha obligado a cerrar cerca de 90.000 restaurantes.

La propagación de la pandemia también se ha acelerado en otros países latinoamericanos. En Perú, que acumula casi 440.000 infecciones, los casos letales por el nuevo coronavirus han superado los 20.000; mientras que Colombia contabiliza un total de 334.979 positivos y 11.315 muertes. Argentinacuenta con 213.535 infectados y casi 4.000 decesos, con el Área Metropolitana de Buenos Aires como epicentro del brote en el país, y Bolivia suma 83.361 infecciones y 3.320 fallecimientos.

A escala mundial, la pandemia de covid-19 ha dejado casi 700.000 muertos y más de 18,5 millones de contagios. De ellos, 6,9 millones de casos siguen activos, mientras que 10,9 millones han logrado superar la enfermedad.

Un profesor de Harvard explica cómo acabar con el Covid-19 en tres semanas

Michael Mina es profesor en la Universidad de Harvard y se ha convertido en uno de los nombres del día después de asegurar que es posible acabar con el coronavirus en apenas tres semanas. ¿Cómo? Bastaría con que los ciudadanos se hagan test masivos y rápidos en casa cada dos o tres días con unos kits de un dólar. Es, dice, un sistema fácil y parecido a una prueba del embarazo: habría que recoger un poco de saliva o de mucosa nasal y el resultado estaría listo en 15 minutos.

Así lo ha explicado este experto en protocolos a la revista Harvard Magazine. Mina asegura que la fabricación de estos test rápidos están al alcance de la industria. Ya existen y su precisión está siendo comprobada en la actualidad por una empresa satélite de la universidad, según recoge Nius.

Mina asegura que las PCR actuales detectan a los contagiados cuando ya apenas contagian. Indica que no se están administrando de forma indiscrimiada –sino que se suelen hacer a personas con síntomas o a los contactos de los contagiados– y que por eso, cuando se indentifica un positivo, esa persona ha podido contagiar ya a otras y probablemente esté empezando a dejar de ser contagiosa porque su infección está remitiendo. «Cuando se detecta un positivo, los servicios sanitarios ya no pueden hacer mucho para alcanzar el primer objetivo: atajar los rebrotes».

«El sistema de pruebas está fracasando»

Mina subraya que, dado que los PCR se circunscriben al ámbito clínico, hay que emplear un sistema diferente que permita acortar los tiempos para aislar a las personas que dan positivo mientras aún son infecciosas para romper las cadenas de contagio. Todo ello, tras comprobar el fracaso del sistema de pruebas actual.

De este modo, consciente de que los PCR son más fiables, Mina precisa que ahora es más importante la cantidad de test realizados y la velocidad en obtener los resultados que la fiabilidad de las pruebas. Por ello, Mina entiende que con la repetición de los test de forma masiva cada dos-tres días podrían corregirse muchos resultados erróneos en un plazo de 15 a 24 horas «aunque un test rápido sea mil veces menos sensible que una PCR».

El profesor hace hincapié en otra ventaja de estos test en domicilio: aliviaría el rastreo de contactos, porque al conocer una persona que es positiva antes de tener los síntomas se pondría en cuarentena para no contagiar a otros.

El gran escollo de esta propuesta es que la autorización administrativa para dar luz verde a los test rápidos tiene como principal requisito la fiabilidad, de ahí que Mina pide un cambio de las normas para poder combatir esta pandemia.

Mina es profesor Asistente de Epidemiología en la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard y miembro central del Centro de Dinámica de Enfermedades Transmisibles (CCDD). Además, es profesor asistente de inmunología y enfermedades infecciosas en HSPH y director médico adjunto en microbiología clínica (diagnóstico molecular) en el Departamento de Patología del Hospital Brigham and Women's de la Facultad de Medicina de Harvard.

"No bajarán del autobús": barricadas en un pueblo canario ante la llegada de migrantes en cuarentena

Los vecinos de la localidad grancanaria de Tunte se han opuesto al alojamiento de un grupo migrantes en un antiguo centro escolar de la población, en el que pasarán la cuarentena obligatoria de 14 días. Ante su llegada, el pueblo ha montado barricadas.

Veraneantes de todo el mundo disfrutan del sol y el mar en Maspalomas, uno de los principales centros turísticos del archipiélago canario. Tierra adentro, en Tunte, capital del municipio de San Bartolomé de Tirajana, al que pertenece Maspalomas, los vecinos montaban barricadas.

Contenedores, basura, restos de poda y ramas ocupaban la calle que da acceso a una antigua residencia escolar de la localidad grancanaria. A su alrededor, cerca de un centenar de personas bloqueaban el tráfico. Su objetivo era impedir la llegada de los 71 migrantes subsaharianos que arribaron el sábado 1 de agosto a la isla en patera y que hasta la fecha dormían en las carpas de la Cruz de Roja del muelle de Arguineguín. Allí esperaban a la asignación de un lugar de acogida donde pasar la cuarentena obligatoria por el coronavirus.

La negativa de los vecinos de Tunte viene de la supuesta presencia de casos positivos entre los migrantes. Información presente en la convocatoria de la protesta y que el alcalde en funciones, Samuel Henríquez, también ha difundido en un comunicado, en el que se refiere a los arribados en patera como "12 inmigrantes sospechosos de COVID-19". Datos que desmiente la Delegación del Gobierno en Canarias que remarca que ninguna de las personas trasladadas a Tunte ha dado positivo en las pruebas PCR a las que han sido sometidos en estos días.

La concentración y las barricadas se han mantenido durante toda la tarde. Los lugareños han impedido durante horas la entrada. Tras los contenedores, los vecinos han coreado lemas como "No nos moverán" o "el pueblo unido jamás será vencido". Según recoge el diario Canarias Ahora, algún manifestante decía que "hay que intentar que no se bajen de la guagua".

​Protesta en la que no ha habido que lamentar incidentes graves, más allá de un joven que fue esposado durante una hora, aunque no fue trasladado a comisaría. Al final, la Policía Nacional se ha abierto paso entre las barricadas y ha conseguido alojar en el centro a 28 de los migrantes que llegaron el sábado pasado a Gran Canaria. A las 23:00, los asistentes se han dispersado.