Portada - Últimas noticias

Reino Unido sería "cómplice" del devastador bloqueo marítimo de Yemen liderado por Arabia Saudita para los responsables de Declassified UK, una organización de periodistas que monitorea la influencia militar británica en el mundo.

Los autores de la investigación 'Paralizando una nación' aseguran que la coalición liderada por Riad recibió capacitación de la Marina Real británica sobre tácticas navales que se habrían empleado para bloquear Yemen, un embargo que expertos de la ONU describieron como "ilegal".

Capacitación del personal militar

En septiembre de 2015, un oficial naval de Emiratos Árabes Unidos (EAU) asistió a un curso de formación de cuatro semanas en el sur de Inglaterra pocos meses después de que la coalición liderada por Arabia Saudita comenzara su embargo sobre Yemen y bombardeara el puerto de Hodeida, donde destruyó la infraestructura para descargar y almacenar suministros humanitarios.

Seis meses después, los investigadores de Declassified UK aseguran que oficiales de la Marina Real de Reino Unido pasaron una semana en Arabia Saudita para enseñar a 15 marineros cómo "abordar y buscar" embarcaciones en "aguas internacionales o mares territoriales", además de "técnicas de búsqueda de alto riesgo" y procedimientos de detención.

Entre septiembre de 2016 y marzo de 2017, Londres también habría proporcionado a las fuerzas de Arabia Saudita y EAU instrucciones para proteger zonas económicas exclusivas.

La relación entre la Marina Real de Reino Unido y la coalición liderada por Riad habría continuado incluso cuando la situación en Yemen se deterioró de manera destacada: en 2019, nueve sauditas y personal de Baréin y EAU asistieron a su academia de oficiales en la ciudad de Dartmouth.

Según el documento, esta formación continúa hoy en día, ya que la Marina Real británica ayudaría a Riad con cinco de sus integrantes, incluido un teniente comandante: tres figurarían como instructores y eso sugiere que proporcionan capacitación regular al personal saudita.

Algunas instrucciones procedentes de Londres las habría proporcionado el sector privado: BAE Systems, la mayor compañía de armamento británica, tiene un contrato para entrenar a la Marina saudita.

Londres vuelve a vender armas a Riad

El bloqueo de Yemen liderado por Arabia Saudita, parte de la campaña de la coalición contra los rebeldes hutíes, ha sido denunciado como ilegal por la comunidad internacional.

El relator especial de la ONU sobre derechos humanos y sanciones, Idriss Jazairy, advirtió que ese embargo "paraliza a una nación" y equivalía a "una medida coercitiva unilateral ilegal bajo el derecho internacional".

Millones de yemeníes pasan hambre, en gran parte debido a este bloqueo marítimo.

Sin embargo, esta catástrofe humanitaria no ha disuadido a Londres de aumentar su participación en el conflicto. Esta semana, la secretaria de Comercio Internacional británica, Liz Truss, confirmó que Reino Unido reanudará la venta de armas a Arabia Saudita.

Este país europeo país suspendió las entregas de armas a Riad de manera temporal en junio de 2019, después de que un fallo judicial determinó que esa práctica era ilegal.

Ahora, el Gobierno de Boris Johnson afirma que, aunque hay motivos de preocupación, los "posibles" crímenes de guerra llevados a cabo por las fuerzas dirigidas por Arabia Saudita son solo "incidentes aislados", reseña The Financial Times.

Yemen se encuentra con falta de recursos necesarios ante COVID-19

El país más pobre del mundo árabe está lidiando con la falta de recursos necesarios para evitar la catástrofe, en plena crisis mundial por el nuevo coronavirus.

Yemen se encuentra nuevamente al borde de la hambruna, así lo advirtió la coordinadora humanitaria de la ONU para Yemen, un país devastado por la guerra impuesta por Arabia Saudí desde el 2015. Lise Grande deploró que ante una total crisis sanitaria, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tuvo que enfrentar la increíble situación de verse obligada a dejar de suministrar combustible a los hospitales, así como sistemas de abastecimiento de agua y saneamiento en todo el país.

En 2018, Yemen ya estaba sumida en lo que la ONU considera la peor crisis humanitaria del mundo, con decenas de miles de muertos, y unos cuatro millones de personas desplazadas por la guerra, con amenazas frecuentes de hambruna y epidemias, como el dengue o el cólera.

Pero esta vez, para la titular de la ONU, la situación es profundamente inquietante, ya que no disponen de los recursos necesarios para evitarla y hacerla retroceder.

Hasta ahora, Yemen ha anunciado oficialmente unos 1300 casos de infección por la COVID-19, de los cuales casi 360 fallecieron. Pero según los expertos, el balance podría ser más duro, puesto que el país no cuenta con la capacidad para realizar pruebas a gran escala, y los hospitales están muy mal equipados para poder determinar las causas de las muertes.

Yemen promete responder destrucción de buques civiles por Riad

El Ejército yemení denuncia ataques lanzados por Arabia Saudí y sus aliados contra buques civiles que llegaban al país y promete respuesta.

La coalición militar que lidera Arabia Saudí contra Yemen anunció el jueves la destrucción de dos buques que iban a recibir el movimiento popular yemení Ansarolá en las inmediaciones del puerto yemení de Salif, en el mar Rojo, al considerarlos “una amenaza inminente” a otras embarcaciones y a “la seguridad regional e internacional”.

El portavoz del Ejército de Yemen, el teniente general Yahya Sari, consideró la destrucción de las embarcaciones civiles por Riad “un crimen” y “una violación grande y flagrante” a los acuerdos de Estocolmo, que fueron firmados en diciembre de 2018, por Ansarolá y los milicianos afines al expresidente fugitivo, Abdu Rabu Mansur Hadi, respaldados por Riad, para garantizar la paz en todo el país.

De igual modo, afirmó la misma jordana del jueves que la Armada y la Defensa costera de Yemen no se quedarán con los brazos cruzados ante los crímenes, las provocaciones y las violaciones que comete Arabia Saudí, con el aval de EE.UU. y sus aliados, el Reino Unido, en concreto, según recoge la televisión estatal Al Masirah.

Sari hizo notar que Arabia Saudí y sus aliados tratan de cubrir los crímenes que cometen en Yemen a través de ejercer el bloqueo naval e interrumpir la libre circulación en los puertos de Salif y Al-Hudayda, ambos ubicados en el oeste de Yemen.

Ante tal coyuntura, Sari pidió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que “se ha convertido en defensor de la agresión y el bloqueo”, de acuerdo con el militar, que asuma la responsabilidad ante la agresión saudí y las violaciones que comete Arabia Saudí respecto a la nación yemení.

Desde el inicio de la agresión saudí a Yemen en 2015, y el posterior bloqueo aéreo, terrestre y naval al país más pobre del mundo árabe un año después, la ONU no hizo nada para frenar el conflicto que castiga a toda la nación yemení, entre ellos los niños, ni intentó frenar la venta de armas a la adinerada monarquía saudí por países como EE.UU. y el Reino Unido.

El férreo bloqueo, que según Riad se realiza para presionar a Ansarolá, mata cada 10 minutos a un niño yemení menor de cinco años, según el Ministerio de Salud del Gobierno de Salvación Nacional de Yemen.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19