Portada - Últimas noticias

El juez federal de distrito James Boasberg ha emitido una orden para incautar más de 1,1 millones de barriles de gasolina de los cuatro buques cisterna de Irán con destino a Venezuela, basado en la posibilidad de que el combustible sea confiscable, informa el Departamento de Justicia de EEUU.

La orden autoriza a las autoridades de EEUU, probablemente a sus Guardacostas, a apoderarse del combustible.

La demanda correspondiente fue presentada en el Tribunal de Distrito de Columbia y busca detener futuras entregas.

Sin embargo, como subraya Reuters, todavía no está claro si la Administración Donald Trump actuaría para apoderarse de esta gasolina y cómo. El Gobierno de EEUU debe probar que el combustible es confiscable en virtud de la ley en un procedimiento civil para confiscarlo permanentemente.

Irán envió a principios de junio una flota de cinco petroleros a Venezuela y prometió más suministros si así lo solicita.

Todos los barcos recibieron una escolta militar después de que Estados Unidos dijo que estaba considerando opciones para responder a las entregas, lo que viola las sanciones impuestas por Washington a ambos países.

Venezuela: Guaidó paga su reconocimiento con oro a Londres

La vicepresidenta de Venezuela asegura que el oro y el Esequibo sería el pago de Guaidó al Gobierno británico por haberlo reconocido como “presidente interino”.

Delcy Rodríguez señaló el jueves que la supuesta representante del diputado opositor Juan Guaidó, en el Reino Unido, Vanessa Neumann, encabezó las negociaciones que culminaron con “la decisión absurda, errónea y extravagante” del Tribunal Superior británico, de conceder a Guaidó el acceso a las 31 toneladas de oro venezolano retenidas en el Banco de Inglaterra.

La funcionaria chavista mostró el vídeo en el cual Neumann habla con miembros del partido Voluntad Popular (VP) y les promete la entrega del Esequibo y el oro de Venezuela a cambio del apoyo a Guaidó, el autoproclamado “presidente interino” de Venezuela.

La guardaron, la tenían calladita en el Reino Unido negociando dejar el oro de los venezolanos allá, para pagar, junto al Esequibo, un supuesto reconocimiento para Juan Guaidó. Esta es una de las cosas más grotescas de la historia republicana de Venezuela”, declaró la vicepresidenta.

Estas acciones, alertó Rodríguez, forman parte de la estrategia de un “grupo de extremistas” al servicio de los intereses imperiales de Estados Unidos y sus aliados como el Reino Unido. “Tener que ver una organización criminal de este talante entregando nuestra soberanía, nuestra integridad territorial, los recursos del pueblo venezolano”, repudió la excanciller.

La vicepresidenta asimismo puso de relieve que negar el oro de Venezuela para atender la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, constituye un delito de exterminio, un atentado de lesa humanidad contra el pueblo venezolano.

Rodríguez también sacó a luz que Neumann posee un “prontuario impresionante y espeluznante”, por lo que la calificó de una pandillera, agente imperial con nacionalidad norteamericana, que trabajó entre 2009 y 2010 con paramilitares colombianos.

Según revela el libro del exasesor de Seguridad Nacional de EE.UU. John Bolton, publicado recientemente, el ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, estaba encantado de cooperar en las medidas que pudieran tomar para presionar financieramente al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Arreaza pide a Pompeo no intervenir en asuntos de Venezuela y UE

El canciller venezolano insta al secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, a dejar de inmiscuirse en los asuntos entre Venezuela y la Unión Europea (UE).

“Señor Pompeo, nuestras relaciones con la Unión Europea y sus Estados miembros NO SON ASUNTO SUYO”, manifestó el jueves el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, en un mensaje en su cuenta de la red social Twitter.

Las declaraciones del diplomático venezolano se produjeron luego de que Pompeo expresara su apoyo a las pretendidas sanciones de la UE contra Caracas y funcionarios del Gobierno Nacional, y cuestionara la decisión de Venezuela de expulsar a la embajadora de la Unión Europea en Caracas.

Sin embargo, las declaraciones de Pompeo estaban fuera de contexto, porque ocurrieron después de que el Gobierno Bolivariano y la UE suscribieron un Comunicado Conjunto para mantener el marco de las relaciones diplomáticas y de cooperación entre las partes, así como facilitar el camino del diálogo político.

En ese sentido, el canciller venezolano reaccionó ante la falta de conocimiento del funcionario estadounidense, y declaró: “Noto que está usted desactualizado sobre los recientes eventos con la UE, le invito a seguirme. Puede ser útil para informarse y mantenerse al día”.

El pasado lunes, la Unión Europea emitió sanciones contra 11 altos funcionarios del Estado venezolano, acusándoles de socavar los derechos humanos en el país suramericano. En reacción, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, declaró que le daba 72 horas a la embajadora de la UE en Venezuela para abandonar su país.

No obstante, la Cancillería venezolana informó el jueves que Arreaza y el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, conversaron vía telefónica y pactaron retomar las vías dialogadas.

En consecuencia, Venezuela dejó sin efecto la expulsión de la funcionaria europea y consideró que “la cooperación entre ambas partes puede facilitar los caminos del diálogo político”. De tal modo, Venezuela y la UE acordaron preservar y fortalecer los contactos diplomáticos en el marco de una cooperación sincera y “de respeto al derecho internacional”.

Diosdado Cabello acusa al embajador de España en Caracas de "conspirar contra el país"

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, afirmó que el embajador de España en Venezuela, Jesús Silva, usa la sede diplomática para "conspirar contra el país".

Cabello hizo esta afirmación en su programa semanal 'Con el mazo dando' al referirse a una supuesta reunión que habría tenido lugar en la Embajada española, donde se encuentra en calidad del huésped el político opositor Leopoldo López, luego de que fuera sacado ilegalmente de su arresto domiciliario por el diputado opositor Juan Guaidó, en un intento fallido de golpe de estado el 30 de abril de 2019.

El también vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) agregó que al encuentro asistieron representantes de países como MéxicoChileArgentinaEspañaPortugalHolandaPoloniaLíbano. Además de integrantes de organizaciones como el Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Santa Sede y la Cruz Roja. "Fueron hoy (el miércoles), no me digan no, porque les voy a sacar las fotos para que les quede claro", dijo.

"Un mal huésped"

El dirigente venezolano calificó al embajador español como "un mal huésped" que tiene "un huésped peor", con referencia a López, quien, según el Gobierno venezolano, fue una pieza clave en el sofocado intento de invasión por vía marítima para derrocar a Nicolás Maduro, que se denominó Operación Gedeón.

Previamente, en una alocución, el mandatario venezolano había advertido que su país se reservaba las acciones diplomáticas sobre el embajador de España en Caracas "por su participación en la incursión armada de Macuto", al referirse al operativo en el que también habrían participado autoridades de Colombia y EE.UU. para sacarlo del poder.

Las tensiones entre Caracas y los gobiernos que apoyan al autoproclamado Guaidó se han incrementado desde la semana pasada, cuando Maduro dio un plazo de 72 horas para que la embajadora de la Unión Europea (UE) en Caracas, Isabel Brilhante Pedrosa, abandonara el país, luego de que el bloque europeo sancionara a 11 funcionarios venezolanos tras el anuncio de la nueva directiva del Consejo Nacional Electoral, que no es reconocida por un sector radical de la oposición.

En cuanto a la controvertida reunión en Caracas con la participación de México y Argentina, el periodista internacional José Manzaneda opina que aún queda por definir qué papel jugaron estos dos países en la cita, apuntando a que la oposición venezolana trataría de inflar la situación para crear una brecha con Caracas.

Análisis: Oro venezolano queda atrapado en el ojo del huracán

Magda Gibelli

CARACAS (Sputnik) — Venezuela afronta desde 2016 una de las mayores crisis económicas de su historia. Sanciones, bloqueos, numerosas restricciones dejan a su Gobierno sin muchas opciones para responder ante la pandemia por COVID-19, y recurrir a sus reservas en oro pintaba como una solución.

El número de contagios por COVID-19 en Venezuela sigue en ascenso y el Estado ha dicho que su capacidad de respuesta está directamente relacionada con la cantidad de fondos de los que disponga para comprar equipos, restaurar hospitales, entre otras acciones necesarias.

Más de 1.000 millones de dólares en lingotes están depositados en las bóvedas del Banco de Inglaterra, y el pasado 14 de mayo el Banco Central de Venezuela (BCV) envió documentos a esa institución inglesa para pedir que realizara "con carácter de urgencia" una transferencia de una parte de esos fondos.

La idea del Gobierno, según se indicó en los documentos entregados por el BCV en mayo, era vender parte de esas 31 toneladas de oro que le pertenecen a Venezuela para entregar los fondos al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), quien se encargaría de administrarlas para la compra de suministros como equipos médicos para responder a la pandemia.

Despojo de recursos

La institución financiera inglesa rechazó la solicitud de su cliente, que es el BCV, bajo el argumento de que Londres desconoce al presidente Nicolás Maduro.

Todo esto comenzó en enero de 2019, cuando el diputado Juan Guaidó asumió la jefatura de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral de mayoría opositora), y una semana después se autoproclamó "presidente interino" del país y recibió el reconocimiento de 50 países, entre ellos Reino Unido.

A consideración de la vicepresidenta Delcy Rodríguez, Guaidó y el banco británico "decidieron hacer un complot para quedarse con el oro de Venezuela".

Ante la negativa, el BCV denunció en una corte de Londres al Banco de Inglaterra por negarse a entregar los fondos al PNUD, y este jueves 2 de julio, luego de escuchar a las partes, la Corte Comercial de Inglaterra reafirmó que el Gobierno de ese país reconoce a Juan Guaidó, por lo que da entender que solo él podría disponer de esos fondos.

"El Gobierno de su Majestad reconoce al señor Guaidó en la capacidad de presidente constitucional interino de Venezuela y, por tanto, no reconoce al señor Maduro como presidente constitucional de Venezuela", señaló el juez Nigel Teare.

Los abogados del BCV, en las cuatro audiencias que se celebraron, argumentaron que funcionarios de Reino Unido conspiraron para evitar que la nación sudamericana pudiera tener acceso a sus recursos en el extranjero, a pesar de la situación de alarma global que existe por la pandemia, con el objetivo de presionar la salida del presidente Maduro.

Guaidó y el oro venezolano

La parte venezolana ha declarado a medios británicos que espera que en los próximos días el Tribunal de Apelación reconsidere la decisión, en vista de que es el Gobierno representado por el presidente Maduro quien ejerce el control de todas las acciones en Venezuela.

La decisión que tomó el tribunal inglés deja en manos de Guaidó y sus representantes las reservas en oro de Venezuela, a pesar de los señalamientos que existen en su contra por la presunta malversación de los fondos que fueron recaudados entre febrero y marzo como ayuda humanitaria para el país.

Pero esta vez, sobre el uso de las reservas venezolanas en oro, que serían puestas a disposición no del presidente Maduro sino de la ONU, recae la vida de muchos venezolanos afectados por la pandemia.

La vicepresidenta Rodríguez lo ha señalado con dureza: "Cada momento que atrasen el juicio, serán responsables de la muerte de las personas a causa del COVID-19 en Venezuela".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19