Portada - Últimas noticias

Revelan los actores involucrados en la agresión liderada por Arabia Saudí contra Yemen: EE.UU., el régimen israelí y muchos Estados europeos están en la lista.

Una fuente conocedora del tema y vinculada a la alianza encabezada por el régimen de Arabia Saudí contra Yemen ha desvelado este miércoles la lista de los países agresores y el nivel de su participación en la brutal campaña militar contra el pueblo yemení, en marcha desde 2015.

En declaraciones hechas a la agencia iraní de noticias Mehrnews, bajo condición de anonimato, la fuente ha indicado que los que brindan una asistencia plena en la agresión son: Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin, el régimen de Israel y EE.UU.

Los Estados que han participado solo en ataques aéreos son: Kuwait, Egipto, Jordania y Marruecos. Kuwait también ha proporcionado apoyo financiero, mientras que Egipto tiene una participación marítima.

Senegal, Mali, Kenia y Colombia tienen un papel limitado en la agresión terrestre contra el pueblo yemení. Sudán juega, a su vez, un gran papel en este campo de la contienda contra el país más pobre del mundo árabe.

Las huellas de los países europeos, como el Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y España, también se aprecia en la campaña militar liderada por la monarquía saudí contra Yemen. Su participación va desde apoyos armamentísticos, logísticos y de inteligencia hasta participación marítima.

Brasil provee armas y bombas de racimo para la agresión liderada por Riad, mientras que Paquistán tiene una participación aérea limitada, además de vender armas al régimen saudí.

Eritrea entrena a mercenarios de países agresores en su territorio, mientras que Yibuti ha convertido sus aeropuertos en bases para cazas saudíes y emiratíes, así como para el entrenamiento de mercenarios y soldados.

Según la fuente, la participación de los mencionados Estados en la campaña militar contra Yemen ha sido confirmada, mientras que otros países, como Dinamarca, Austria, Suecia y Finlandia, han firmado contratos para la venta de armas a los países agresores.

Han transcurrido más de cinco años de la agresión y el bloqueo criminal de Arabia Saudí contra Yemen, en el contexto de los cuales los ataques lanzados han dejado más de 100 000 yemeníes muertos, en su mayoría civiles, niños y mujeres, incluidos.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha avisado de que el número de muertos por los bombardeos de Arabia Saudí en Yemen podría elevarse a 500 000 en 2022.

Aguilar: Comunidad internacional apoya crímenes saudíes en Yemen

Desde el inicio de la agresión saudí contra Yemen, la comunidad internacional no solo ha mantenido silencio, sino que es cómplice de Riad, denuncia un analista.

Desde el comienzo, hace cinco años, ha sido fundamental en la continuación de la guerra, no el silencio sino la complicidad de la comunidad internacional con Arabia Saudí y sus aliados” en agresión contra Yemen, declaró el analista de asuntos internacionales Juan Antonio Aguilar.

Durante una entrevista concedida el miércoles a HispanTV, Aguilar denunció que miembros de la comunidad internacional, como la Unión Europea (UE), aseguran que se preocupan mucho por la situación de los yemeníes, pero guardan un “silencio siniestro” ante las permanentes operaciones y bombardeos sobre zonas civiles de Yemen.

No obstante, el entrevistado hizo notar que, después de cinco años de agresión saudí, Arabia Saudí todavía no ha conseguido sus objetivos, por lo tanto, desesperadamente, dispara sus últimos cartuchos ante un Yemen cada vez más combativo.

“Durante una guerra, el que resiste, el que logra resistir mucho tiempo, gana”, destacó el analista.

En estos momentos, la guerra se ha convertido en un escenario difícil para Arabia Saudí, remarcó Aguilar y agregó que quizás lo único que puede hacer Riad es sentarse a negociar.

Las declaraciones de Aguilar se produjeron el mismo miércoles que cazas saudíes atacaron 44 objetivos en Saná, la capital yemení, en dos olas de incursiones.

Entre los puntos atacados se encuentran el aeropuerto internacional de Saná, el Colegio de Ingeniería y las instalaciones de la sede del movimiento popular Ansarolá. Varios lugares de propiedad civil también fueron blanco de impactados de esta incursión saudí.

Ante tal coyuntura, el portavoz de Ansarolá, Muhamad Abdel Salam, advirtió del lanzamiento de ataques de represalia “más severos” contra Arabia Saudí, y criticó el silencio de la comunidad internacional, en particular del mundo árabe, ante los crímenes cometidos por Arabia Saudí en Yemen.

El vocero condenó también la decisión tomada en el pasado junio por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de eliminar a la llamada coalición de Arabia Saudí de su lista negra de violadores de los derechos de los niños; una medida repudiada por diversas organizaciones pro derechos humanos, como Human Rights Watch (HRW).

VIDEO

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19