Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

WASHINGTON (Sputnik) — El afroestadounidense George Floyd y el oficial de policía Derek Chauvin, tenían una relación ríspida mientras trabajaban juntos en un club nocturno de Minneapolis antes del incidente del 25 de mayo, en el que el primero murió a manos del oficial, dijo el extrabajador David Pinney en una entrevista.

"Ellos se peleaban; tiene mucho que ver con que Derek era extremadamente agresivo dentro del club con algunos de los patrocinadores, lo cual fue un problema", dijo Pinney a CBS News.

Pinney dijo repetidamente que cree que Chauvin sabía quién era Floyd durante su arresto y mientras presionaba su cuello durante al menos ocho minutos, lo que provocó que muriera por asfixia.

Cuando se le preguntó qué tan bien Chauvin conocía a Floyd, Pinney dijo: "Yo diría que bastante bien".

La propietaria del club nocturno que fue incendiado durante los disturbios que siguieron a la muerte de Floyd, Maya Santamaría, dijo que Chauvin tenía un historial de conflicto con los clientes, pero no quería que lo retiraran, porque era uno de los mejores oficiales en el recinto.

El 25 de mayo, Floyd murió poco después de ser arrestado por cuatro oficiales en Minneapolis. Un video del arresto muestra a Chauvin presionando el cuello de Floyd con su rodilla durante al menos ocho minutos, mientras la víctima estaba esposada y repetidamente decía que no podía respirar.

La muerte de Floyd provocó protestas contra la brutalidad policial en Estados Unidos y en todo el mundo.

Sin embargo, en algunos casos las protestas se convirtieron en disturbios con violencia contra la policía y la población civil, así como actos de vandalismo, incendios y saqueos.

Chauvin fue acusado de homicidio en segundo grado, mientras que los otros oficiales recibieron cargos por complicidad en un homicidio en segundo grado.

Los cuatro oficiales fueron relevados de sus cargos tras la divulgación del video y ahora enfrentan penas de hasta 40 años de prisión.

Amazon se pone del lado del crimen y prohibirá a la Policía de EE.UU. usar su aplicación de reconocimiento facial por un año

El gigante del comercio electrónico Amazon ha anunciado que prohibirá a la Policía de EE.UU. usar su aplicación de reconocimiento facial durante un año, informa Reuters.

La decisión pone fin a una batalla de dos años entre Amazon y activistas de las libertades civiles, que han expresado su preocupación sobre que coincidencias inexactas podrían conducir a arrestos injustos. La muerte del afroamericano George Floyd el pasado 25 de mayo ha avivado las preocupaciones de que el reconocimiento facial pueda ser usado injustamente contra los manifestantes.

El programa de reconocimiento facial de Amazon 'Rekognition' ya fue criticado por cometer errores al identificar por el rostro el sexo de personas de color.

Asimismo, la organización pidió regulaciones gubernamentales para que sus tecnologías se usen de forma ética. "Esperamos que esta moratoria de un año pueda dar al Congreso tiempo suficiente para implementar las reglas apropiadas, y estamos listos para ayudarlo si se solicita", reza el comunicado de la empresa.

No obstante, Amazon ha asegurado que continuaría permitiendo el uso de la tecnología por parte de los clientes que ayudan a las fuerzas del orden a encontrar víctimas de tráfico humano.

La semana pasada, la compañía estadounidense de tecnología IBM informó que dejó de ofrecer el 'software' de análisis o reconocimiento facial de uso general. El anuncio fue realizado a través de una carta dirigida al Congreso de EE.UU. con motivo de los últimos episodios relacionados con la muerte de George Floyd.

La misiva detalla tres propuestas de políticas para promover la justicia y la equidad racial, incluyendo sugerencias para impulsar una reforma policial, el uso responsable de la tecnología y la ampliación de habilidades y oportunidades educativas.

"Recuperen el control ahora": Trump se enzarza con las autoridades de Seattle por las protestas

Las autoridades del estado de Washington se han retirado de sus puestos y están dando vía libre a las protestas en Seattle y otras ciudades frente a las comisarías. Trump exige en Twitter a la alcaldesa de la ciudad y al gobernante del estado que recuperen el control, y esta es la respuesta que ha recibido.

Unos recientes tuits de Donald Trump en tono amenazador vuelven a provocar polémica. El presidente de EEUU se ha puesto duro con los funcionarios del estado de Washington, Jenny Durkan y Jay Inslee, de quienes los protestantes, considera, se están burlando.

"Terroristas del país han tomado el control de Seattle, gobernado por demócratas de la izquierda radical, por supuesto. ¡ORDEN Y LEY!", reza el tuit.

El político está preocupado por unas protestas que han llegado hasta el centro neurálgico del poder en la ciudad de Seattle y que no muestran signos de apagarse. Un grupo de manifestantes ha armado barricadas en varios puntos del barrio Capitol Hill, muy cerca de la comisaría de Policía de este.

Como se puede leer en el tuit, Trump llega a tachar a algunos participantes de "anarquistas asquerosos". Se trata de una situación que lo inquieta mucho, y por eso ha instado en otro tuit a los dos funcionarios a recuperar el control de la ciudad: "Si no lo hacen ustedes, lo haré yo. Esto no es un juego", remata.

Y es que las autoridades del municipio, ante unos altercados persistentes y una escalada de tensión considerable, han optado por relajar el ambiente tapiando y abandonando la comisaría, lo que ha dado lugar a que las concentraciones continúen sin supervisión policial. No obstante, en las últimas acciones de protesta solo se dieron discursos pacíficos y no hubo acto vandálico alguno.

En ese contexto, tanto la alcaldesa de Seattle como el gobernador del estado de Washington han optado por plantar cara al presidente de su país, tambíen vía Twitter:

"Pónganos a salvo a todos. Vuelva a su búnquer", declaraba la alcaldesa Jenny Durkan en referencia a los hechos del 29 de mayo, que acompañaba su respuesta con el hashtag de Black Lives Matter.

Más duro fue el gobernante del estado de Washington: "Un hombre que es totalmente incapaz de gobernar debería mantenerse fuera de lo que pasa en el estado de Washington", dice Inslee a Trump, a quien invita a dejar de tuitear.

En estos momentos las protestas son una realidad muy extendida por todo EEUU, pero las de la región del noroeste del Pacífico son las que más están preocupando al Gobierno federal.

En Seattle, por ejemplo, miembros del Consejo Municipal están participando activamente en el movimiento, con figuras como la política del partido socialista Socialist Alternative, Kshama Sawant, que dirigió un grupo de manifestantes hasta el mismo ayuntamiento para llevar a cabo una reunión improvisada en su interior. En Portland, Oregón, el jefe de la Policía ha dimitido.

Trump no cambiará nombre a bases en homenaje a oficiales confederados

WASHINGTON (Sputnik) — El presidente de EEUU, Donald Trump, dijo que nunca escucharía los pedidos para cambiar el nombre de las principales bases militares que fueron bautizadas en homenaje a oficiales confederados, un día después de que altos líderes del Ejército dijeron que estaban abiertos a la idea.

"Se ha sugerido que cambiemos el nombre de hasta 10 de nuestras bases militares legendarias (...) Estas bases monumentales y muy poderosas se han convertido en parte de la Gran Herencia de EEUU e historia de victoria y libertad ", dijo Trump.

El mandatario agregó que "los Estados Unidos de América entrenaron y desplegaron nuestros HÉROES en estos terrenos sagrados, y ganaron dos guerras mundiales. Por lo tanto, mi Administración ni siquiera considerará el cambio de nombre de estas Magníficas y legendarias instalaciones militares. Nuestra historia como la nación más grande del mundo no será alterada. ¡Respeto a nuestros militares!".

Manifestantes en todo Estados Unidos exigen la eliminación de monumentos en honor a los oficiales de alto rango del sur propietario de esclavos, o los estados confederados.

La controversia sobre sus estatuas se reavivó en medio de manifestaciones antirracistas provocadas por la muerte bajo custodia de un afroestadounidense el 25 de mayo.

Reforma policial

El presidente de EEUU, Donald Trump, presentará medidas de reforma policial en los próximos días para abordar los problemas planteados por las recientes protestas provocadas por la muerte de George Floyd bajo custodia, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

"El presidente ha pasado los últimos diez días diligentemente trabajando en propuestas para abordar los problemas que los manifestantes han planteado en todo el país, problemas legítimos, y ese trabajo se me ha dicho que está llegando a sus ediciones finales y esperamos presentarlo en los próximos días ", dijo la funcionaria.

McEnany dijo que la iniciativa de reforma policial de Trump puede ser en forma de propuestas legislativas u órdenes ejecutivas.

Medidas de reforma policial se han implementado o están en proceso de adopción en Nueva York, Minnesota, California y Washington, DC. Algunas de las medidas incluyen la prohibición del uso de llaves (tomar del cuello a una persona), la transparencia de los agentes de policía con antecedentes de abuso y la prohibición del uso de balas de goma e irritantes químicos.

"No merecía morir por 20 dólares": el hermano de George Floyd pide al Congreso reformar el sistema policial

Un día después del funeral de George Floyd, su hermano menor, Philonise Floyd, compareció ante la Cámara de Representantes de EE.UU. e instó a los legisladores a aprobar reformas del aparato policial para que su muerte "no sea en vano".

"Estoy cansado del dolor, el dolor que sientes cuando ves algo así. Cuando ves morir a tu hermano mayor a quien admiraste durante toda tu vida, morir suplicando por su madre", dijo Philonise en su testimonio durante la primera audiencia de supervisión sobre la responsabilidad de las fuerzas del orden, en referencia al arresto de su hermano en Mineápolis, Minnesota, el pasado 25 de mayo.

George Floyd fue detenido por cuatro policías mientras caminaba desarmado junto a una tienda en la que un trabajador había denunciado que un hombre parecido había intentado pagar con un billete falso de 20 dólares. Durante el arresto, uno de los agentes, Derek Chauvin, presionó con su rodilla el cuello de Floyd durante casi nueve minutos, ignorando sus quejas por falta de respiración. Poco después, Floyd moría en el hospital.

Dos semanas después del incidente, que generó una ola de protestas multitudinarias en Estados Unidos y en todo el mundo, la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes, liderada por la mayoría demócrata, celebró su primera reunión oficial con el fin de abordar la cuestión de la brutalidad policial y la discriminación racial.

"George pidió ayuda y fue ignorado. Por favor, escuchen la solicitud que les estoy haciendo ahora, las solicitudes de nuestra familia y las solicitudes que suenan en las calles de todo el mundo [...]. Hónrenlos a ellos y a George haciendo los cambios necesarios para que las fuerzas de seguridad sean la solución y no el problema. Enséñenles lo que significa tratar a las personas con empatía y respeto", pidió Philonise.

"George no merecía morir por 20 dólares. Les pregunto, ¿es eso lo que vale la vida de un hombre negro? ¿20 dólares? Estamos en 2020. Ya basta. La gente que marcha por las calles les está diciendo que ya basta", manifestó.

La Comisión Judicial de la Cámara de Representantes examinará el proyecto de ley de reforma policial presentado esta semana por los congresistas demócratas. Mientras tanto, los republicanos del Senado, donde son mayoría, también están trabajando para elaborar su propia propuesta de reforma, que se publicará este viernes. El Comité Judicial del Senado celebrará su propia audiencia el próximo martes. No está claro si alguno de los proyectos obtendrá suficiente respaldo bipartidista para pasar por ambas cámaras.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente