Portada - Últimas noticias

El Ejército sirio ahora puede derribar aviones de combate F-16 enemigos que ingresan a su territorio, informó el domingo la publicación rusa Avia.Pro.

“Los expertos creen que el rearme de la Fuerza Aérea Siria deja ver que en un futuro cercano Siria puede convertirse en uno de los países de Oriente Medio donde estén presentes los cazas más modernos, incluyendo los mismos MiG-29, que, especialmente sus dos versiones modernizadas, superan significativamente las capacidades de los cazas F-16, que son los principales aparatos de combate de varios países de la región”, señala la publicación.

Según el analista de Avia.Pro, si bien Siria puede no ser capaz de oponerse a todo el arsenal del ejército israelí, tendrá poderosos aviones que llevarán a que las fuerzas enemigas se lo piensen dos veces antes de atacar a la República Árabe.

“Este puede ser un buen paso para que otros países no se entrometan en los asuntos de la República Árabe Siria, especialmente porque todavía se desconoce qué misiles Rusia podría transferir a la Fuerza Aérea Siria junto con estos aviones de combate”, señala el analista.

Siria recibió su nuevo lote de aviones MiG-29 la semana pasada después de una ceremonia celebrada en la base principal del Ejército ruso en la República Árabe.

Primero se pensó que la transferencia de estos aviones MiG-29 era un posible envío de la Federación Rusa al Ejército Nacional de Libia (LNA), en Bengasi. Sin embargo, más tarde se reveló que era una entrega a la República Árabe Siria.

Nueva base rusa en el este de Siria permitirá detectar fácilmente los aviones israelíes

Los F-35 israelíes ya no podrán volar sobre Siria sin ser interceptados.

La gran base militar rusa que pronto se establecerá en el este de Siria evitará que aviones israelíes bombardeen instalaciones militares sirias.

Dado que los sistemas modernos de radar y defensa antiaérea se desplegarán en la nueva base militar rusa, los aviones de combate israelíes, incluidos los F-35, ahora serán fácilmente interceptados.

El establecimiento de una nueva base militar rusa en el este de Siria permitirá a Moscú tomar el control total de la región, cerrando el cielo a los aviones de combate israelíes y estadounidenses.

Además, la nueva base militar rusa evitará que los estadounidenses fortalezcan su presencia militar en esta región de Siria a menos que quieran ser asediados por las tropas rusas.

Por su parte el sitio de noticias libanés El Nashra informó que con el nombramiento del hasta ahora embajador ruso en Damasco como nuevo enviado del presidente ruso, Vladimir Putin, para Siria, este último realmente quería reaccionar a la interferencia del enviado estadounidense, James Jeffrey, en Siria. “Rusia enfatiza que Siria sigue siendo su prioridad política y económica”, dice el sitio web libanés.

Y para agregar: “Por su parte, los estadounidenses buscan establecer una presencia militar en Siria confiando en los kurdos y las tribus armadas del este, con el apoyo de las monarquías árabes del Golfo Pérsico”.

El sitio ha concluido que, en todo caso, Moscú continuará apoyando al presidente Bashar al Assad.

Fuerzas iraquíes destruyen siete sedes de Daesh en Samarra

Las Fuerzas iraquíes destruyen siete sedes del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en la provincia central de Salah al-Din.

Las tropas iraquíes han puesto en marcha operaciones militares contra los remanentes de Daesh en las afueras de la ciudad de Samarra y han limpiado de extremistas una superficie de más 100 kilómetros cuadrados”, informó el domingo en un comunicado la división de operaciones del Estado Mayor de Irak.

Esta ofensiva, según la nota, se ejecutó desde dos frentes: uno del Ejército y otro de la Policía Federal del país árabe.

Durante la operación, las fuerzas iraquíes destruyeron siete sedes del EIIL, apresaron a 12 extremistas y reabrieron varias rutas que estaban cerradas debido a la presencia de los terroristas en la zona.

A pesar de que Irak declaró la victoria sobre Daesh en diciembre de 2017, recientemente esta banda ha lanzado una serie de ataques terroristas contra civiles y fuerzas iraquíes. Los iraquíes acusan a EE.UU. del resurgimiento del EIIL, e incluso han difundido imágenes en las que se revela cómo el país norteamericano traslada a miembros de este grupo de Siria a Irak. El objetivo de EE.UU. es justificar su presencia militar en el país.

Conforme al último informe del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, Daesh ha reivindicado “370 incidentes desde enero, en comparación con los 187 en el mismo período en 2019”. Además, precisa que se trata de “ataques asimétricos”, en particular en las provincias de Al-Anbar, Bagdad, Diyala, Erbil, Kirkuk, Nínive y Salah al-Din.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente