Portada - Últimas noticias

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, afirma que está en conversaciones con miembros de la OTSC sobre la actividad biológica de EE.UU.

El canciller ruso ha informado este martes que su país está conversando con los miembros de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) para aclarar las actividades militares y microbianas de EE.UU. en varias regiones, incluso cerca de las fronteras con Rusia.

En la rueda de prensa celebrada tras una reunión del Consejo de la OTSC, Lavrov ha declarado que existe una demanda para que el organismo responda a tales amenazas –como es el caso del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19–, con el objetivo de garantizar la salud y el bienestar de los ciudadanos rusos.

En este sentido, el jefe de la Diplomacia rusa ha asegurado que la OTSC busca medidas paritarias para “desarrollar la cooperación en el campo de la seguridad biológica”.

(La estrategia de) la Seguridad Colectiva hasta el año 2025, aprobada por los miembros de la OTSC, hace un llamado a los cancilleres de estos países para que tomen medidas conjuntas para fortalecer las leyes relacionadas con el Tratado de Armas Biológicas”, ha aseverado Lavrov.

Rusia asumió la presidencia de la OTSC en noviembre de 2019. Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán formaron la alianza en 1992 para defenderse de amenazas comunes. Rusia ha hecho esfuerzos para aumentar la seguridad de la información y contrarrestar la guerra híbrida como una prioridad de su agenda de un año.

El 18 de abril de este año en curso, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, declaró que Rusia estaba al tanto de la propuesta estadounidense a Georgia de ampliar investigaciones militares en el Laboratorio Richard Lugar, cerca de Tiflis, la capital georgiana.

“Según la información disponible, altos representantes del Pentágono (Departamento de Defensa de EE.UU.) visitaron recientemente (el laboratorio) y propusieron a las autoridades georgianas ampliar el abanico de las investigaciones realizadas”, afirmó en su día Zajárova.

La vocera rusa enfatizó, asimismo, que no se podía descartar la hipótesis de que en ese tipo de “laboratorios en terceros países” los estadounidenses realicen la labor de “crear y modificar varios patógenos de enfermedades peligrosas”, incluso para objetivos militares.

De igual modo, afirmó que no se podía ignorar el hecho de que la infraestructura con potencial biológico peligroso “fue creada por los estadounidenses” muy cerca de la frontera rusa.

Varios expertos en el campo de la salud han asegurado que el nuevo coronavirus se originó en un laboratorio estadounidense, en alusión a la gran cantidad de laboratorios militares que el Pentágono tiene en todo el mundo.

Al respecto, en un artículo de investigación titulado “Las armas biológicas del Pentágono”, publicado el 14 de junio de 2019, la conocida periodista de investigación búlgara Dilyana Gaytandzhieva indicó que el Ejército de EE.UU. produce regularmente virus mortales, bacterias y toxinas, violando directamente la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción y el Almacenamiento de Armas Bacteriológicas (Biológicas) y Toxínicas.

Rusia: "EE.UU. podría estar preparando el camino para la retirada del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares"

Moscú no descarta que EE.UU. podría estar "preparando el camino" para retirar su firma del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, ha afirmado este jueves en una sesión informativa la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

"El esquema es comprensible: primero, se hacen acusaciones ficticias contra otros, luego se establece el terreno para unos pasos bastante obvios por parte de la Administración", ha detallado la vocera, que ha recordado que este tratado es uno de los documentos más importantes en el campo de la no proliferación nuclear.

La diplomática destacó que Washington se retiró del Tratado sobre Misiles Antibalísticos, dejó de participar en el acuerdo nuclear Iraní, salió del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF) y decidió retirarse del Tratado de Cielos Abiertos.

Además, "persiste la incertidumbre" acerca de las acciones de EE.UU. con respecto a la extensión del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START III), indicó.

"Actividad disruptiva"

Según Zajárova, se trata de una actividad "claramente disruptiva" y de una política deliberada de Washington, que "apunta a una verdadera demolición de toda la base legal internacional sobre la cual se construyeron la estabilidad y la seguridad internacionales".

"Las acciones de Washington se están volviendo cada vez más peligrosas e impredecibles", aseveró la portavoz del Ministerio.

EE.UU. no ha llevado a cabo pruebas nucleares desde 1992. La semana pasada The Washington Post reportó, citando a fuentes anónimas, que el Gobierno de Donald Trump se planteó la posibilidad de llevar a cabo un ensayo nuclear, y el tema fue abordado el 15 de mayo en una reunión de altos funcionarios de las principales agencias de Seguridad Nacional.

Acusaciones de EE.UU. contra Rusia y China

El Departamento de Estado de EE.UU. acusó a Moscú y Pekín en un informe de abril de llevar a cabo pruebas nucleares. "EE.UU. considera que Rusia ha realizado experimentos con armas nucleares que han creado un rendimiento nuclear y no se ajustan a la norma estadounidense de 'rendimiento cero'", afirmaron en el informe, donde por rendimiento cero se entiende la ausencia de una reacción en cadena explosiva como la que genera la detonación de una cabeza nuclear.

El "alto nivel de actividad" de China en un sitio de pruebas nucleares, por su parte, generó sospechas de los funcionarios estadounidenses, fomentadas por la falta de transparencia, y "suscita preocupaciones en cuanto a su adhesión al estándar de 'rendimiento cero'".

Las autoridades de Rusia desmintieron los datos expuestos en el informe del Departamento de Estado de EE.UU., declararon que no violaron los compromisos ni la moratoria sobre las pruebas nucleares y tildaron de desinformación las acusaciones en su contra. Desde China, por su parte, no dejan de recordar que "la prohibición de ensayos nucleares se ha convertido en una norma internacional".

Rusia: Nuevo coronavirus demuestra deficiencia del ultraliberalismo

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, subraya que la pandemia de la COVID-19 ha puesto de manifiesto la deficiencia del ultraliberalismo como modelo de desarrollo.

“La pandemia una vez más ha refutado el mito arraigado en Occidente sobre ‘el final de la historia’ y la marcha triunfante del modelo de desarrollo ultraliberal, basado en los principios del individualismo y la creencia en que todos los problemas se pueden resolver solo con métodos de mercado”, ha escrito el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia en un artículo para el periódico chino Global Times.

Lavrov ha destacado que, durante la pandemia, los que muestran mayor resistencia son los países autosuficientes con mecanismos de movilización bien ajustados e intereses nacionales claramente definidos. Mientras que otros que emprendieron el camino de erosión de la independencia y renunciaron de manera negligente a una parte de su soberanía, perdieron, ha indicado.

Asimismo, ha asegurado que los principales actores en la escena internacional siguen siendo los Estados con sus intereses nacionales. “Eso no significa y no predetermina una vida en constante rivalidad y división. En cambio, eso debe dirigir hacia acumulación de numerosos potenciales singulares, su consolidación para poder conseguir una solución eficaz de los problemas clave de la actualidad”, ha enfatizado.

Lavrov también se ha referido al impacto económico producido por la COVID-19 y lo ha calificado de una verdadera conmoción a la economía mundial, si bien, ha considerado necesario el apoyo de todos para que la economía pueda pasar la crisis y luego garantizar su recuperación progresiva.

Asimismo, ha instado a “impedir que el desastre económico dañe la cooperación internacional, profundice el déficit de la confianza y desate nuevas espirales de conflictos en los asuntos internacionales”.

El nuevo coronavirus, detectado por primera vez en la ciudad china de Wuhan, se ha propagado por todo el mundo, cobrándose hasta el momento la vida de 357 432 personas a nivel global.

La pandemia llevó a la economía mundial a una nueva recesión, lo que ha generado graves problemas en varios países debido a que las normas de confinamiento, por ejemplo, ha dejado a millones de personas sin trabajo. Ante tal situación, algunos Gobiernos intentan reiniciar sus actividades económicas, pese a advertencias de expertos de que la medida incrementará los casos de la enfermedad.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19