Portada - Últimas noticias

Las potencias y los países aliados lo pensaron dos veces... tomaron contacto con la realidad... evaluaron costos y beneficios... la complejidad explosiva  del polvorín de Medio Oriente... la escalada y el efecto dominó regional e  internacional  que puede detonar un ataque a Siria... se convencieron de que Siria no es Libia,,, y de la noche a la mañana... las potencias y sus aliados árabes decidieron esperar  los resultados de la investigación de la ONU sobre el atentado con armas químicas... y solo resolver acciones conjuntas en el marco de esa organización... resolvieron desensillar hasta que aclare... se cayó la hipótesis del ataque unilateral al margen de Naciones Unidas.. Después del fracaso el miércoles de un acuerdo para el ataque en el Consejo de Seguridad de la ONU, por el rechazo de Rusia y China,  EEUU comenzó a perder apoyos internacionales claves para el lanzamiento del operativo y se desinfló la certeza del ataque inmediato. (IAR-noticias)

A Obama lo dejaron solo" titula la prensa internacional. El primer aliado que se cayó fue Gran Bretaña, el principal socio militar estratégico de EEUU.  El miércoles  el parlamento británico con los laboristas le puso frenos a Cameron diciéndole que no le aprobarían un ataque hasta ver los resultados de la investigación de la ONU.

La decisión de desacelerar el “inminente ataque” se produjo cuando Ed Miliband, líder laborista, consultó con su partido, y le dijo a Cameron que ellos no votarían un cheque en blanco al primer ministro ni apoyarían el uso de la fuerza hasta que los inspectores regresaran. Por su parte el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, se pronunció a favor de una solución diplomática.

“Dénle una oportunidad a la paz”, dijo, mientras su enviado especial a Siria, el diplomático argelino Lahdar Brahimi, advirtió que la “ley internacional es clara” al decir que el lanzamiento de todo operativo militar requiere de autorización del Consejo Nacional de Seguridad.

Por su parte, la Liga Árabe, socia de las potencias contra Siria, solicitó el miércoles un acuerdo en la ONU para cualquier medida disuasoria restando su apoyo a una coalición como aspiraba EEUU. El presidente francés, François Hollande, por su parte  señaló este jueves que una solución política sigue siendo el objetivo último en Siria. Austria, Irak, Italia, Argelia, Irán, Líbano, Egipto han cerrado su espacio aéreo a los aviones de EEUU. Egipto incluso ha amenazado con cerrar el Canal de Suez. Canadá se ha negado a intervenir. Argentina, Cuba, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Nicaragua, Brasil… se oponen a la agresión contra Siria. Con Obama se quedan Méjico, Colombia y las dictaduras islamistas (Turquía, Marruecos y los Golfos). Finalmente, nadie duda del peso que han podido tener las amenazas rusas. Ha sido patético el espectáculo de todos los cabecillas de la banda occidental (especialemente, la Merkel como última esperanza) llamando a Putin para suplicarle que se "una a la operación de paz"... salvo hacer el ridículo,no han conseguido más.

De esta manera el “inminente” ataque contra Siria quedó empantanado  en una maraña de operaciones diplomáticas que descolocó al gobierno de Barack Obama.

Como siempre, Obama y Washington  querían hacerse un paseo en Siria... como lo hicieron en Libia... y como siempre,  la CIA preparó el argumento de la intervención militar con el ataque con bombas químicas atribuidas al gobierno sirio... Obama siguió el libreto llamando a sus socios para la ejecución de un bombardeo relámpago al margen de la ONU... la idea era que  el Pentágono preparara y coordinara las acciones... y que luego las potencias de la OTAN hicieran el "trabajo sucio" del bombardeo... con EEUU manteniéndose en discreto segundo plano.

Pero Washington propone, y los acontecimientos disponen.... y por ahora... el ataque "inminente" parece postergarse...

EE.UU. no ha entregado a Rusia las supuestas pruebas del uso de armas químicas en Siria

EE.UU. no ha proporcionado a Rusia datos de las escuchas que supuestamente demuestran el uso de armas químicas por parte del Gobierno sirio, por lo cual Moscú no cree en esas alegaciones, dijo el ayudante del presidente ruso Yuri Ushakov.

"Los estadounidenses no nos han entregado esos datos; si realmente disponen de ellos, tampoco los entregaron al Consejo de Seguridad [de la ONU]. Afirman que se trata de información secreta", señaló Ushakov en una rueda de prensa.    "Sin disponer de los datos, no nos lo creemos", añadió el ayudante del presidente ruso.

Rusia sigue suministrando a Siria armas que no están prohibidas por el derecho internacional, señaló Ushakov, evitando, sin embargo, dar detalles sobre los tipos armas.  

"Los suministros [a Siria] continúan según lo estipulado en los contratos suscritos", dijo y añadió que se trata de "una práctica habitual de cualquier Estado y no contradice ninguna norma internacional". La declaración se produce tras las recientes especulaciones en medios occidentales de que el gobierno de Bashar Al Assad podría haber comenzado a pagar a Rusia por cuatro sistemas de lanzamiento de misiles rusos S-300.  

La declaración se produce tras las recientes especulaciones en medios occidentales de que el gobierno de Bashar al Assad podría haber comenzado a pagar a Rusia por cuatro sistemas de lanzamiento de misiles rusos S-300.

Preguntas sobre el trabajo de los expertos

En sus declaraciones, el portavoz del Kremlin destacó que Rusia no entiende por qué todos los expertos de la ONU en armas químicas deben abandonar Siria tras estudiar tan solo uno de los casos de supuestos usos de armas químicas.

"No está completamente claro por qué todos ellos [los expertos] deben regresar a La Haya al mismo tiempo mientras siguen pendientes muchas preguntas sobre el supuesto uso de armas químicas. De momento están estudiando solo un episodio, el del 21 de agosto", señaló Ushakov.

Rusia sigue sus gestiones para impedir una intervención militar en Siria, recalcó el representante ruso. "Rusia prosigue sus actividades para evitar un escenario 'de fuerza' en Siria", afirmó.

Dudas en el Congreso de los EEUU

Más de 20 miembros del Partido Republicano en la Cámara de Representantes firmaron un mensaje en el que instan al presidente de EE.UU., Barack Obama, a obtener el visto bueno de los legisladores antes de emprender una acción militar. Varios demócratas también apuntan que una intervención sería ilegal.

"¿Acaso queremos convertirnos en la fuerza aérea de Al Qaeda? Eso es un asunto muy peligroso que tendría serias consecuencias internacionales. Y tratan de minimizarlo diciendo que simplemente realizaremos un 'ataque dirigido', es decir, un acto de guerra. No estamos hablando de un juego", dice Dennis Kucinich, excongresista del Partido Demócrata. Además, el político señala que Washington se acerca poco a poco a lo que podría convertirse en la tercera guerra mundial. Esta idea la comparten también algunos militares británicos.

Aumentan las tensiones

El oficial naval estadounidense Chris Parry considera que ninguno de los planes trazados por las fuerzas militares de su país para una intervención en Siria les daría resultado y, aún más, afirma que "tendríamos una escalada de tensión tanto dentro del país como en toda la región". 

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19