Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Las potencias occidentales y de Oriente Medio dirigidas por Washington comenzaron a moverse este domingo hacia un posible ataque contra Siria destinado a derrocar al régimen de Assad. Pueden consistir en la imposición de una zona de exclusión aérea y el sellado de sectores en el norte y el sur de Siria contra las fuerzas del gobierno. El presidente Barack Obama y el primer ministro británico, David Cameron pasaron 40 minutos en el teléfono la noche del sábado en medio de los indicios más fuertes hasta la fecha de que la intervención militar directa por parte de Occidente se acerca, después de un cambio en la postura del presidente de EE.UU.  que habría llegado al convencimiento de que el ataque tendría que llevarse a cabo fuera de las Naciones Unidas. Las fuerzas rusas también se han puesto en alerta de guerra

Los comandantes militares de los países occidentales y musulmanes se reunirán el domingo en la capital jordana de Ammán para coordinar una acción en Siria, con la participación de los EE.UU., Gran Bretaña, Arabia Saudita, Qatar, Turquía, Francia, Italia y Canadá. El general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor de EE.UU. preside la reunión.

Aunque los medios de comunicación occidentales están informando en detalle sobre los preparativos militares occidentales, árabes y musulmanes, las fuerzas armadas de Israel están avanzando en secreto. Sus funcionarios propagan declaraciones tranquilizadoras afirmando la no participación de Israel en los disturbios de Siria, mientras los militares de Israel y las agencias de inteligencia se preparan para contrarrestar un ataque con misiles de Siria en represalias contra su país, así como contra Jordania y Turquía. Los tres también esperan una explosión del terrorismo.

El sábado por la noche, el Ministro de información sirio Omran al-Zoubi, al tiempo que negaba que su gobierno fuera responsable del ataque con gas venenoso del miércoles, dijo en la televisión estatal que si Siria fuera atacada, "una masa de llamas incendiaría el Medio Oriente". Fuentes militares de Debkafile informan que Moscú ha puesto a las flotas rusas del Mediterráneo y del Mar Negro, así como las fuerzas de despliegue rápido en el sur y el centro de Rusia en estado de alerta de guerra.

El plan saudita para atacar Damasco con una columna de mercenarios ha sido abortado por el ejército sirio

El Ejército sirio ha roto la columna vertebral de los matones armados y mataron a sus líderes en Damasco.  Altos funcionarios sauditas mantuvieron una reunión reciente en Estambul con 30 líderes del llamado "Ejército Sirio Libre". Esta reunión tuvo lugar en Estambul después de la decisión de poner la inteligencia saudita a disposición de la denominada oposición siria en complicidad con los Estados Unidos.

El punto central de esa reunión fue una clara petición de Arabia Saudita de lanzar una gran ofensiva por parte  de las pandillas armadas en Damasco o amenazaba con cortar la financiación. Para ello se dispusieron grandes cantidades de armas en Jordania y parte de ellas han sido trasladadas a Siria.

Las bandas armadas, junto con Arabia Saudita pensaban que esta ofensiva  tendría una gran influencia en el desarrollo de la guerra. Por lo tanto, las milicias armadas comenzaron a prepararse para atacar Jaramana, ya que es la ciudad más cercana a la capital. Las milicias se reunieron en las faldas de la ciudad Jarba en Ghuta oriental. Las milicias entrenadas por los estadounidenses en Jordania y entraron en secreto a Siria a través de las fronteras.

Cientos de bandidos armados fueron emboscados en los alrededores de Ghuta oriental cuando el ejército sirio descubrió la infiltración produciendo grandes pérdida a los mercenarios.

Sin embargo, el ejército sirio tomó la decisión de lanzar una operación militar, especialmente después de comprobar los objetivos de las columnas mercenarias. La operación ha tenido como objetivo romper la columna vertebral de las milicias en el área de Damasco campo y expulsar a los mercenarios de los barrios de capital que siempre soñaron controlar sus líderes. La operación también tiene por objeto completar el cinturón de seguridad alrededor de la capital que se unirá con el cinturón de seguridad en Ghuta oriental, en la carretera internacional Homs-Damasco.

El plan comenzó con la localización de los líderes de las milicias armadas de todas las pandillas infiltradas. El ejército sirio utiliza las tecnologías militares más modernas para localizar posiciones y objetivos con precisión. Como resultado, las bandas armadas en Damasco perdieron los líderes de campo más expertos que estaban familiarizados con la región. Esto ha causado el desconcierto en las milicias armadas.

la llegada de importantes refuerzos militares del ejército sirio en los últimos días fueron un indicio del comienzo de la operación, especialmente en Daria, Duma. Almuadamia, el interior de Ghuta oriental, alcanzando Daraa y Swaida. Los mandos de la operación tenían una lista clara de los objetivos.


En Joubar, el ejército atacó muchas reuniones de Al-Nusra en áreas cruciales. Una de las áreas específicas más importantes fue el mercado, al-manasher Dora. El ejército avazó hacia el edificio de la torre del Maestro, donde los francotiradores disparaban continuamente contra los civiles desde hace siete meses.   Una parte de este edificio se derrumbó. Al mismo tiempo, el ejército llevó a cabo una gran operación militar en la región de al-sbena en Ghuta Occidental, dirigido contra grupos armados en Huseinia. Los choques continuaron en el eje del barrio Gharba en Hajerra, Husenia y Zyabia. Esta es la primera vez que el ejército sirio organiza  su une operaciones simultáneas sobre el eje: al-muazamia, al-Qaboun, Barza específicamente en la torre de al-mustah, Jubar y Erbim.

El avance del ejército sirio fue respondido por los mercenarios lanzando más de 30 morteros sobre Damasco y sus barrios: Bab Touma, al-kassaam al-abbassien través Joubar, plaza al-Tahrir al-Sadat, al-Tijara, Parque Tishreen tratando de levantar la moral de sus combatientes.


Durante las operaciones militares, los analistas se mostraron interesados ​​en la precisión de las operaciones en las que el ejército sirio utiliza nuevas técnicas de observación, seguimiento, además de la calidad de las nuevas armas, las brigadas de élite y equipos de fuerzas especiales. Una fuente militar ha confirmado que el ejército sirio sigue progresando en profundidad, junto con la cobertura de fuego intenso hasta que la operación finalice. El punto final de la operación será cuando el ejército controle las poblaciones de Rankoos, Assal el-barrio y su entorno a lo largo de fronteras con el Líbano.

"La intervención militar de EE.UU. en Siria podría provocar una guerra mundial"

Cualquier tipo de intervención militar de EE.UU. en Siria agravaría la crisis en el país árabe y llevaría al mundo al borde de una nueva guerra mundial, aseguró el analista político Kevin Barrett a la cadena iraní Press TV.

"La participación militar de EE.UU. [en Siria], obviamente no resolvería la crisis. Las cosas empeorarían como sucede siempre que los militares de EE.UU. intervienen en alguna parte del mundo donde no tienen nada que hacer", señaló Barrett durante la entrevista.

"Este es un movimiento peligroso porque realmente estamos al borde de una posible tercera guerra mundial en Siria. La región es cada vez más inestable", agregó.

La posibilidad de que EE.UU. intervenga militarmente en Siria parece cada vez más probable. Este viernes, el jefe del Pentágono, Chuck Hagel, declaró que el Ejército de su país está listo para aplicar la "alternativa militar" en Siria en caso de que el presidente Barack Obama opte por esa opción. "El presidente Obama ha pedido al Departamento de Defensa preparar planes de acción para todas las eventualidades", informó Hagel.

Durante la entrevista, el analista político señaló que Israel podría estar presionando a Washington para que adopte una línea más dura contra el Gobierno sirio.

Irán advierte de "graves consecuencias" por la actitud de EE.UU. respecto a Siria

El jefe militar de Irán ha advertido al Gobierno estadounidense de las "graves consecuencias" que podría tener la actitud de Washington hacia la guerra en Siria, informan la cadena árabe Al-Arabiya y la agencia Reuters.

El general Massoud Jazayeri añadió que existe una "línea roja" en el conflicto sirio que no debe cruzarse, según la agencia de noticias iraní Fars.

En medio de las discusiones sobre el reciente ataque químico cerca de Damasco, la Casa Blanca anunció que su Ejército está listo para llevar a cabo una operación militar en Siria si Barack Obama opta por aprobarla.  

Anteriormente, fuentes del Departamento de Defensa de EE.UU. revelaron que la Armada norteamericana planea enviar al mar Mediterráneo un buque de guerra armado con misiles de crucero, que pasaría a ser el cuarto presente en la zona.

El primer ministro británico, David Cameron, por su parte, también ha prometido en un comunicado una contundente respuesta si se demuestra que las autoridades sirias emplearon armas químicas. La declaración se hizo pública después de una conversación telefónica entre el premier británico y Obama.

Maduro: "EE.UU. está decidido a llevar una guerra contra el mundo árabe"

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusó a EE.UU. de buscar "una guerra general" en el mundo islámico planeando una intervención en Siria, y de paso paliar su crisis a punta de vender armas.

"Hago un llamamiento al pueblo sirio (...), al pueblo libanés que está siendo objeto de ataques terroristas, al pueblo árabe: EE.UU. está decidido a llevar una guerra general contra el mundo árabe, contra el mundo islámico para controlarlos y, además, para salir de la crisis producir más armas, porque EE.UU. sale de las crisis produciendo armas", afirmó en una alocución nocturna televisada.

El mandatario resaltó que EE.UU. invadió Irak y participó en el ataque militar a Libia basándose "en mentiras" y sostuvo que lo mismo está sucediendo ahora con Siria, nación "a las puertas de la guerra" una vez que su Gobierno está siendo señalado, "sin una prueba", subrayó, de usar armas químicas.

Estamos a punto del inicio de una guerra abierta contra Siria y Siria no se va a quedar de brazos cruzados y nosotros no vamos a abandonar al pueblo sirio

"Estamos a punto del inicio de una guerra abierta contra Siria y Siria no se va a quedar de brazos cruzados y nosotros no vamos a abandonar al pueblo sirio", manifestó Maduro.

También aludió a la crisis en Egipto y valoró que "el imperialismo" estadounidense ya "logró anular a una gran nación" en su ofensiva "para recuperar el control del mundo, porque perdieron el control del mundo".

EE.UU. "está aplicando en Egipto, y me perdonan la expresión, una de la tesis del imperio: la guerra de perros, que es poner a una parte del pueblo contra otra; pueblo contra pueblo matándose y será difícil que Egipto se recupere" de ello, agregó.

Maduro tildó de "equivocados" a quienes creen que una guerra, especialmente en el mundo árabe, "no va a afectar a América Latina".

Los estadounidenses, remarcó al respecto, "van por el mundo árabe para después venir por nosotros, o va a ser paralelo el intento de imponer una guerra en el mundo árabe e imponernos una guerra aquí", en Latinoamérica.

Sin embargo, el presidente advirtió que en el caso de su país los civiles y militares están preparados "para garantizar la soberanía y el carácter sagrado de esta tierra".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS