Portada - Últimas noticias

La Administración Trump reducirá la contribución económica de EE.UU. a la OTAN tras una nueva fórmula de financiación supuestamente aceptada por todos los países miembros de la Alianza.

"Bajo la nueva fórmula, los costos compartidos atribuidos a la mayoría de los aliados europeos y Canadá subirán, mientras que los estadounidenses bajarán", dijo un funcionario de la OTAN a USA Today. "Esta es una demostración importante del compromiso de los aliados con la Alianza y con un reparto de la carga más justo", añadió.

De esta forma, EE.UU. dejaría su aporte en el 16 por ciento del presupuesto total de la organización, con el objetivo de intentar acercarse al 14,8 de Alemania.

Trump se viene quejando largamente de la distribución de los gastos dentro de la Alianza. La mayoría de esas quejas van dirigidas a los países que no cumplen con el objetivo de gastar el 2 % de su PIB en presupuestos de Defensa, acordado por los miembros de la OTAN en 2014 durante el Gobierno de Obama.

La medida se conoce en vísperas de celebrarse en Londres el 70 aniversario de la creación de la Alianza Atlántica, un evento al que asistirá el presidente Trump.

Este encuentro tendrá lugar en un clima de tensión, después de que el presidente francés, Emmanuel Macron, dijera en una entrevista a principios de este mes que la OTAN estaba experimentando una "muerte cerebral", en relación a la falta de coordinación entre Europa y EE.UU. por las operaciones llevadas a cabo en Siria por Turquía, que es miembro de la organización.

Trump reanuda diálogos con Talibán en visita sorpresa a Afganistán

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha llegado este jueves por sorpresa a Afganistán y, desde allí, anuncia que reanudará los diálogos de paz con Talibán.

Tras aterrizar en la base aérea de Bagram, al noroeste de Kabul, capital de Afganistán, el mandatario estadounidense anunció que relanzaría las conversaciones de paz con Talibán, suspendidas abruptamente por él mismo a principios de septiembre tras la muerte de un soldado estadounidense en un ataque del grupo insurgente.

“Los talibanes quieren llegar a un acuerdo, y nos vamos a reunir con ellos, vamos a negociar (…) Ellos no querían un alto el fuego, ahora quieren un alto el fuego”, comentó Trump a los periodistas.

Asimismo, enfatizó su intención de reducir el número de tropas estadounidenses apostadas en el país asiático de 14 000 que hay ahora a 8600 como máximo. En este sentido, recalcó que los militares norteamericanos “se van a quedar” en Afganistán “hasta que haya un acuerdo”.

“Nos quedaremos aquí mientras no haya acuerdo, o hasta que se produzca una victoria total, y ellos quieren de verdad ese acuerdo”, precisó Trump, que hacía estas declaraciones en una reunión con su homólogo afgano, Ashraf Ghani.

Los talibanes quieren llegar a un acuerdo, y nos vamos a reunir con ellos, vamos a negociar (…) Ellos no querían un alto el fuego, ahora quieren un alto el fuego”, ha comentado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una visita sorpresa a Afganistán.

Es el primer viaje de Trump a esta zona desde que llegó al poder en el 2017 y lo hizo para pasar tiempo con las tropas estadounidenses en el Día de Acción de Gracias. Junto al presidente viajaron el jefe interino de su gabinete, Mick Mulvaney; la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, y su director de redes sociales, Dan Scavino.

Desde julio de 2018, los representantes de los talibanes y las autoridades estadounidenses han mantenido nueve rondas de negociaciones, según afirma Washington, para hablar de la paz en el país asiático, transcurridos más de 18 años de la desastrosa invasión de EE.UU. a Afganistán.

Diferentes políticos afganos y expertos regionales no se creen que Washington y sus aliados busquen, en realidad, la paz en Afganistán, pues ellos mismos crearon bandas extremistas en la región y luego las trasladaron a suelo afgano.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS