Portada - Últimas noticias

Agentes de seguridad reprimen otra protesta que exigía la renuncia del gobierno de facto instalado en Bolivia y el retorno del dimitido presidente Evo Morales.

El lunes, diferentes ciudades bolivianas, como La Paz y Cochabamba, fueron escenario de nuevas movilizaciones callejeras contra el gobierno de facto instalado por la senadora Jeanine Áñez, tras la renuncia de Morales el 10 de noviembre para “preservar la paz en su país”.

El diario local Los Tiempos informó de que los uniformados utilizaron “agentes químicos” para dispersar a los manifestantes y reporta el registro de “explosiones de dinamita” durante las protestas populares. La represión dejó varios heridos y una treintena de detenidos, conforme al medio.

Los efectivos policiales lanzaron gas lacrimógeno contra centenares de cocaleros en La Paz (capital administrativa) que marchaban para exigir la renuncia de la autoproclamada presidenta del país andino, Áñez, militante del partido de derecha Movimiento Demócrata Social. La Policía, asimismo, atacó con gas a los ciudadanos que intentaban ingresar a Cochabamba para unirse a las protestas.

Una manifestante declaró a la agencia francesa de noticias AFP que los agentes de seguridad “engañaban” a los manifestantes que querían llegar hasta Cochabamba, diciéndoles que dejarían pasar primero a las mujeres: “A nosotras gas y a ellos, los hombres que se quedaron detrás esperando que pasáramos, bala”, denunció.

Otra manifestante, identificada como Leonor González, a su vez, sostuvo que “nos han discriminado a las mujeres de polleras, nos han pisoteado nuestra bandera, nuestra whipala. Y no nos dejan entrar a la ciudad. Nos revisan todo, como si fuera una frontera”.

De acuerdo a la Defensoría del Pueblo, desde que se rompió el hilo constitucional en Bolivia, 25 personas han sido asesinadas y más de 125 han resultado gravemente heridos.

Adriana Salvatierra, dimitida presidenta del Senado de Bolivia del Movimiento Al Socialismo (MAS), comparó el domingo los 13 años del Gobierno de Morales con los cuatro días del Gobierno de Áñez, cuyas características semejan a una dictadura.

Dijo que en los últimos tres mandatos del primer mandatario indígena de Bolivia desde 2006, “jamás se veían militares en las calles reprimiendo al pueblo, jamás se veían tanques en las plazas principales de la ciudad o no se vio desplegar aviones para atacar comunidades para sembrar el miedo (…) No existió el desabastecimiento de los productos básicos de la canasta familiar. (Ahora) Los mercados están prácticamente vacíos”, denunció.

VIDEO

Gobierno golpista boliviano persigue a diputados del MAS de Morales

El gobierno de facto de Bolivia anuncia la creación de un aparato especial para detener a diputados afines a Morales, so pretexto de cometer actos de sedición.

“Hay senadores y senadoras, diputados y diputadas, no todos, unos cuantos, que voy a empezar a publicar sus nombres, que están haciendo subversión”, declaró el domingo el ministro del gobierno interino de Bolivia, Arturo Murillo.

En este sentido, anunció que la autoproclamada presidenta del país, Jeanine Áñez, pretende crear un “aparato especial” que tiene como fin detener a los legisladores vinculados con el Movimiento Al Socialismo (MAS), en el que milita el expresidente Evo Morales, que presuntamente “cometen actos de sedición y subversión.

“A partir de lunes voy a ordenar, ya tengo listas que los mismos dirigentes de varias zonas me están pasando, los van a empezar a detener con órdenes fiscales”, dijo Murillo.

Además, expresó que “los dirigentes así como los mismos ciudadanos” le brindan información sobre personas que estarían instigando la sedición en el país. “Lo que estamos informado está empezando a llegar a la gente, al pobre, al humilde, al utilizado, al que lo matan como un perro para utilizarlo, son los narcotraficantes, los delincuentes”, aseveró.

Apoyo inexistente: 68.000 cuentas falsas de Twitter respaldan el golpe en Bolivia

De acuerdo con una investigación realizada por Julián Macías Tovar, responsable de redes sociales de Unidas Podemos (España), más de 68.000 cuentas falsas fueron creadas en Twitter para apoyar el golpe de Estado en Bolivia. "Puedo afirmar que Luis Fernando Camacho también está detrás del golpe de Estado fraudulento en redes", escribió Macías Tovar.

El estudio de Macías Tovar aporta una gran evidencia sobre el despliegue de tácticas para inundar las redes sociales de propaganda antes de que se consumase el golpe de Estado en Bolivia y Evo Morales se viera obligado a presentar su renuncia, el 10 de noviembre.

El investigador acusó al líder opositor boliviano Luis Fernando Camacho y a la presidenta de facto Jeanine Áñez de haber creado más de 68.000 cuentas falsas "para influir y difundir fake news".

​Además, aseguró que Camacho es "un rico de extrema derecha, ultracatólico", que está involucrado en los Panama Papers y que está implicado en el intento de golpe de Estado en Santa Cruz de 2008 cuando Evo luchó con las multinacionales para que no se quedaran con todos los beneficios del gas".

Macías Tovar también advirtió que su relación con "la oligarquía económica, organizaciones ultracatólicas y líderes de extrema derecha como [el presidente de Brasil, Jair] Bolsonaro, [el presidente de Estados Unidos, Donald] Trump o [el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan] Guaidó, incluso la OEA le ha servido para ir recabando apoyos internacionales y de medios para apoyar su golpe desde agosto".

A pesar de que Twitter condena el uso de robots para difundir mensajes y ya han habido investigadores que han denunciado varios casos, los sistemas para detectarlos aún no se han dado por enterados. Macías Tovar explica en un vídeo que la cuenta de Camacho en sólo unos días pasó de tener 2.000 seguidores a casi 130.000, de los que 50.000 son cuentas creadas durante los dos primeras semanas de noviembre.

El caso de Áñez es similar, pasó de tener 8.000 seguidores a tener 150.000, más de 41.000 cuentas fueron creadas en los últimos 15 días.

Macías Tovar sumó las cuentas falsas nuevas que siguen a Camacho y Áñez y llegó a la conclusión de que se crearon más de 68.000 cuentas.

​"Si os preguntáis qué actividad tienen esas decenas de miles de cuentas falsas, además de seguir las de los golpistas para que tengan más seguidores y le den notoriedad, también hacen RTs [retuits], comentarios e interaccionan con otros comentarios para situarlos en la parte alta".

Álvaro García Linera se define como "vicepresidente en el exilio" de Bolivia

MOSCÚ (Sputnik) — El político boliviano Álvaro García Linera, que formó parte de los tres gobiernos de Evo Morales y, junto con él, recibió asilo en México, se definió como "vicepresidente en el exilio" en una entrevista con la cadena CNN en Español.

"Presenté mi carta, no se ha leído en la Asamblea; soy vicepresidente en el exilio", dijo García Linera cuando la periodista Carmen Aristegui le preguntó por su condición actual.

El político del Movimiento al Socialismo (MAS) mencionó la posibilidad de volver del exilio, si así lo decide el parlamento, para ayudar a la pacificación y "encauzar una salida democrática y constitucional".

"Si la Asamblea no acepta nuestra renuncia, tendremos que volver a concluir nuestro mandato porque nosotros fuimos elegidos por el pueblo".

Con respecto al gobierno de facto presidido por Jeanine Áñez, afirmó que "es un gobierno que llega cabalgando en la muerte, no tiene futuro". "Han destruido la economía", agregó.

Bolivia está envuelta en una crisis política desde que el exdirigente aymara de los sindicatos cocaleros, Evo Morales, renunció el 17 de noviembre a la presidencia, presionado por las Fuerzas Armadas y la policía y luego de varias semanas de protestas por un presunto fraude que derivó en su reelección en los comicios del 20 de octubre.

Luego de que Morales fue asilado por México, la senadora opositora Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta sin pasar por los procedimientos legislativos previstos en unas sesiones del parlamento que no tenían el quórum requerido.

La investidura de facto de Áñez fue avalada por el Tribunal Constitucional.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contabilizó al menos 23 muertos y 715 personas heridas desde el inicio de la crisis, entre ellos al menos nueve fallecidos y 122 heridos por represión combinada de la policía y fuerzas armadas desde el viernes, cuando los uniformados arremetieron contra una marcha de cocaleros en el departamento boliviano de Cochabamba.

Actualmente, el gobierno de facto de Bolivia y el Movimiento al Socialismo (MAS) del depuesto presidente Evo Morales están negociando un acuerdo sobre un nuevo proceso electoral con la mediación de la Iglesia Católica, la Unión Europea y un enviado especial de Naciones Unidas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS