Portada - Últimas noticias

Expertos imparciales están poniendo en duda la veracidad del supuesto ataque con armas químicas de hoy en Siria, con numerosos observadores etiquetando el momento en el que ha aparecido la historia como "sospechoso".

Hasta 1.300 son las víctimas que supuestamente han sido asesinadas en lo que fuentes de la oposición están afirmando que se trata de un "ataque con gas" contra las ciudades de Zamalka y Ein Tarma mientras los inspectores de la ONU están de visita cerca de Damasco para una investigación pre-planeada de las denuncias del uso de armas químicas por parte tanto de los rebeldes como del Ejército sirio.

Diferentes vídeos muestran decenas de cadáveres sin heridas aparentes. La Coalición Nacional de la oposición se ha valido de las imágenes para insistir en que no hay "solución política" a la crisis en Siria, una llamada no tan sutil a la intervención militar de la OTAN. El Secretario de Asuntos Exteriores británico, William Hague, llamó a la supuesta agresión una "escalada impactante."

Sin embargo, varios expertos imparciales han puesto en duda el relato detrás de las grabaciones, teniendo en cuenta que todo su surgimiento es demasiado conveniente justo cuando los inspectores de la ONU están en el país.

"En primer lugar, el momento es singular, bordeando lo sospechoso", escribe el corresponsal de la BBC, Frank Gardner. "¿Por qué el gobierno de Assad, que ha ido recientemente ganando terreno a los rebeldes, llevaría a cabo un ataque con armas químicas, mientras que los inspectores de armas de la ONU se encuentran en el país?"

Sus sospechas son compartidas por el diplomático sueco y ex inspector de armas de la ONU, Rolf Ekeus, quien dijo a Reuters: "Sería muy peculiar que el gobierno hubiera hecho esto en el momento exacto en que los inspectores internacionales entran en el país... Por lo menos, no sería muy inteligente".

El experto sueco en armas químicas, Ake Sellstrom, que dirige la inspección actual de la ONU en Siria, dijo a la televisión sueca SVT que el elevado número de muertos y heridos parecía "sospechoso".

Charles Lister, analista de terrorismo del Centro de Terrorismo e Insurgencia IHS Jane, dijo al Jerusalem Post que el momento del ataque es confuso. "Lógicamente, no tendría mucho sentido que el gobierno sirio empleara agentes químicos durante ese tiempo, sobre todo teniendo en cuenta la relativa proximidad de las ciudades seleccionadas por el equipo de la ONU", dijo.

Es importante destacar que ninguna de las personas que están poniendo en duda el supuesto "ataque con armas químicas" es partidario de Bashar Al-Assad. De hecho, la BBC ha sido muy rigurosa en el impulso de la narrativa de que los rebeldes del ELS son luchadores de base por la libertad, minimizando en gran medida el enorme número de jihadistas extranjeros que han ingresado al país bajo la bandera de Al-Qaeda.

Como informamos anteriormente, la evidencia sugiere que los ataques con armas químicas en Siria anteriores se llevaron a cabo por los rebeldes del ELS y luego culparon a Assad, en un intento de cumplir la "línea roja" de Barack Obama para la intervención militar de EE.UU.

Primera incursión desde Jordania de mercenarios entrenados por EEUU

Afirman que botes de gas nervioso fueron lanzados por aviones de combate de la fuerza aérea siria que fueron vistos volando sobre el área después del ataque, el más extenso que han informado hasta ahora. Su afirmación no ha sido verificada. El régimen negó la acusación, diciendo que no había "ninguna verdad en absoluto" en los informes de que se utilizó gas químico cerca de Damasco, y mantiene en la televisión estatal que el ejército sirio estaba llevando a cabo un ataque convencional sobre posiciones rebeldes al sur y al este de Damasco.

Informes de Debkafiles en exclusiva afirman que Assad está actuando para hacer frente a la primera incursión organizada de los rebeldes sirios entrenados por Estados Unidos desde Jordania hacia el sur de Siria. El primer grupo de 250 rebeldes, entrenados en tácticas de operaciones especiales por instructores de EE.UU. y Jordania, entraron en Siria el Sábado, 17 de agosto, armados con armas de origen ruso suministradas por los EE.UU. y Arabia Saudita. Están luchando bajo mandos de Estados Unidos y Jordania con su base en el Reino Hachemita. Un segundo grupo de 300 combatientes cruzaron a Siria desde Jordania este lunes.

Estos están cooperando con grupos rebeldes locales elegidos entre aquellos que no tienen vínculos con el yihadista Jabhat al-Nusra (Al Qaeda en Siria).

Según nuestras fuentes militares, las unidades rebeldes están avanzando a cierta velocidad a lo largo de la frontera sirio-israelí. Han obligado a las brigadas sirias desplegadas allí a retirarse de sus posiciones dentro de una franja de 1 a 25 kilómetros de la frontera, y han capturado los pueblos de Raihaniya, Breiqa y Beer Ajam.

Esta táctica ha movido al ejército sirio a retirarse de la zona frente a los Altos del Golán israelíes, y han comenzado a trazar una zona de exclusión entre las fuerzas israelíes y sirias en la provincia de Horan.

Fuentes militares de Debka informan que mas fuerzas rebeldes sirias están listas en Jordania para cruzar a Siria. Las fuerzas entrantes empezarán entonces a ampliar la zona de exclusión hacia el norte, hacia Deraa (fuente del levantamiento sirio en 2011) y al este hacia Jabal.

Esta ofensiva rebelde desde Jordania fue lanzada poco después de que el general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., visitara las fuerzas de EE.UU. en Jordania y los EE.UU. inauguraran la sala de guerra subterránea cerca de Amman para el mando de la operación en Siria.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS