Portada - Últimas noticias

La Eurocámara deniega considerar “golpe de Estado” los hechos que dieron lugar a la renuncia del presidente de Bolivia, Evo Morales, a su cargo.

La situación en Bolivia después de que Morales dejara el cargo enfrentó el miércoles a la Eurocámara entre los que opinan que se trata de un golpe de Estado, principalmente los grupos de izquierda, y los que rehusaron considerarlo así, sobre todo conservadores y liberales.

234 europarlamentarios rechazaron incluir la referencia al golpe de Estado frente a 41 a favor y 88 abstenciones. Izquierda Unitaria Europea, el grupo del partido español Podemos, fue el que la apoyó con más fuerza.

Los socialistas y demócratas votaron divididos, igual que su componente más numeroso, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), mientras que Los Verdes, liberales, populares, conservadores y una parte de la extrema derecha declinaron cambiar la denominación.

De acuerdo con medios españoles, la cuestión boliviana llegará a Estrasburgo en unas dos semanas, cuando se votará una resolución sobre la situación del país. “Por ahora, la postura de la Unión Europea (UE), expresada por la jefa de la Diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, es destensar la situación todo lo posible hasta la celebración de unas nuevas elecciones”, se lee en la nota.

El domingo, Morales renunció a su cargo tras casi 14 años en el poder para pacificar el país, en medio de actos violentos de la oposición y de presión por parte de la Policía y las Fuerzas Armadas. Poco después, la segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores, Jeanine Áñez (del Partido Demócrata Social), se autoproclamó presidenta interina de Bolivia.

Morales rechazó la autoproclamación de la senadora por estar coludida con la Fuerzas Armadas y la Policía de Bolivia y aseguró que enfrenta un golpe de Estado que “viene desde Estados Unidos”.

Los Gobiernos de Cuba, Rusia, Nicaragua, Venezuela y Argentina, entre otros, han denunciado lo ocurrido en Bolivia como un golpe contra Morales. El Ejecutivo mexicano ofreció asilo al expresidente boliviano y este llegó el miércoles al país azteca.

El ajedrez de EEUU en América Latina: una cronología de golpes de Estado

Lo demuestra la historia de la geopolítica internacional. Al haberse posicionado como una potencia mundial, Estados Unidos no ha perdido oportunidades de inmiscuirse en asuntos extranjeros. En el caso de Latinoamérica, desestabilizaciones, intervenciones y golpes de Estado son comúnmente asociados a los intereses de EEUU.

Después de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), las acusaciones de que Estados Unidos ha propiciado desestabilizaciones y cambios de gobiernos en América Latina y el Caribe se volvieron constantes. Para ilustrarlas, el popular historiador y profesor brasileño Jones Manoel preparó una lista con algunos ejemplos:

​De acuerdo con Manoel, al listado le faltan otros episodios marcantes. Entre los mencionados y alguno más, entiende qué pasó en la región en las últimas décadas.

Golpes de Estado en América Latina

Bolivia - noviembre 2019

La renuncia forzada de Evo Morales a la presidencia de Bolivia, que fue "sugerida" por las Fuerzas Armadas, fue aplaudida por el presidente de Estados Unidos Donald Trump, quien saludó el hecho como un "momento significativo" y felicitó al pueblo boliviano y a los militares del país. Trump felicitó al pueblo "por exigir libertad" y a los militares bolivianos "por cumplir con su juramento no sólo a una persona, sino a la Constitución de Bolivia".

​"Nunca ha estado ausente Estados Unidos, la lógica de injerencia e intromisión ha sido hasta en la propia candidatura de (Carlos) Mesa", dijo a Sputnik Hugo Siles-Alvarado, quien ocupó el cargo similar a un ministerio del Interior, desde enero del 2015 hasta mayo del 2018 en Bolivia.

Siles-Alvarado también destacó "la reacción que ha tenido Estados Unidos con relación a las primeras percepciones sobre las elecciones, cuando los portavoces de Washington hablaban de inmediato de una posición de segunda vuelta"

Honduras - junio de 2009

El expresidente de Honduras, Manuel Zelaya, también denunció un golpe de Estado perpetrado por Estados Unidos. Aunque EEUU negó su vinculación con su derrocamiento y la embajada de Washington en el país caribeño condenó el hecho, Zelaya aseguró que la Casa Blanca estuvo detrás.

Haití - febrero 2004

Cuando el entonces presidente de Haití, Jean-Bertrand Aristide, abandonó su país, dijo que un grupo de "militares" estadounidenses había acudido a su residencia en Puerto Príncipe y lo obligó a firmar un documento a través del cual cedía el poder, publicó TeleSur. Señaló que lo amenazaron con disparar a la población si se negaba a hacerlo.

Venezuela - abril 2002

Los documentos desclasificados en 2006 por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) revelaron que EEUU también participó en el golpe de Estado contra Hugo Chávez. En ese entonces, se reveló que grupos opositores al Gobierno recibieron financiación estadounidense.

Perú - abril 1992

Alberto Fujimori realizó un "autogolpe" de Estado en su país con el respaldo de las Fuerzas Armadas. El mandatario disolvió al Congreso y encarceló a todos los miembros de la Suprema Corte de Justicia. Según se supo después, desde 1990 Estados Unidos estaba al tanto del futuro golpe, publicó El Comercio.

Panamá - diciembre 1989

El 20 de diciembre de 1989, más de 20.000 soldados estadounidenses invadieron por tierra, mar y aire el territorio panameño, en una operación que se denominó 'Causa Justa' y que tenía por objetivo capturar a Manuel Antonio Noriega, último militar en dirigir la dictadura que se había instaurado en el país desde 1968.

En abril de 2017 el analista internacional Julio Yao reveló la existencia del 'Memorándum secreto-sensitivo del Consejo de Seguridad Nacional', del 8 de abril de 1986, que determinaba la política de Washington contra Panamá y que incluía "una campaña de acciones encubiertas para desestabilizar" al país centroamericano, acusando a las Fuerzas de Defensa, "particularmente al general Noriega, de tráfico de drogas", publicó Telesur.

"Nuestro objetivo es desestabilizar el país sin arriesgar nuestra presencia e influencia allí, y al mismo tiempo tener una base legítima para abrogar los Tratados Torrijos-Carter", dice el texto del Memorándum Secreto-Sensitivo del Consejo de Seguridad Nacional, del 8 de abril de 1986.

El Salvador - octubre 1979

Tras el derrocamiento de Carlos Humberto Romero y la guerra civil que se prolongó por 12 años (con un saldo de al menos 70.000 muertos y miles de desaparecidos), se conoció que el gobierno dictador utilizó escuadrones de la muerte creados, entrenados, armados y supervisados por la CIA y fuerzas especiales estadounidenses, publicó la organización AlterNet.

Las dictaduras suramericanas

Es conocido el apoyo de Estados Unidos a las dictaduras suramericanas, empezando por el golpe de Estado contra el presidente Joao Goulart en Brasil en 1964, el de Augusto Pinochet contra Salvador  Allende en Chile en 1973, el de la Junta Militar argentina contra Isabel Martínez de Perón en 1976, el de Juan María Bordaberry en Uruguay en y más atrás, el golpe de Alfredo Stroessner en Paraguay en 1954.

Invasiones centroamericanas y caribeñas

La intervención de EEUU en Centroamérica y el Caribe registra numerosos hechos. Para recordar algunos, el golpe de Estado y asesinato de Maurice Bishop en Granada en 1983,  la invasión a República Dominicana en 1963 y el derrocamiento de Jacobo Árbenz en Guatemala en 1954.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS