Portada - Últimas noticias

Helicópteros de la aviación militar rusa comienzan la patrulla aérea del norte de Siria y sobrevolarán a diario esos territorios para “garantizar la seguridad”.

“Hemos comenzado a llevar a cabo las tareas especiales de patrullaje aéreo de las provincias del norte de la República Árabe Siria”, ha informado hoy viernes el aviador ruso Dmitri Ivanov.

Conforme detalla el militar, citado por la agencia oficial rusa TASS, los helicópteros viajarán de dos en dos “a 50 o 60 metros de altura” para “escoltar convoyes” de la Policía militar de Rusia.

El anuncio se produce horas después de que el jefe del Centro ruso para la Reconciliación en Siria, el general mayor Yuri Borenkov, diera a conocer la primera patrulla de territorios del norte de Siria por helicópteros rusos.

La movida es parte de los esfuerzos de Rusia en el marco del acuerdo que firmaron el 22 de octubre los presidentes de Rusia y Turquía, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, para custodiar la frontera turco-siria.

El general Borenkov precisó que las primeras patrullas aéreas abarcaron las rutas del aeródromo militar de Kuwieres (en la provincia septentrional de Alepo), el asentamiento de Ain Isa (en la norteña provincia de Al-Raqa) y el lago de Al-Asad (en el río Éufrates al norte de la ciudad de Al-Raqa).

Los primeros helicópteros rusos llegaron al norte del país levantino a finales de octubre y aterrizaron en la base aérea de Tabqa, abandonada por los estadounidenses. Toda la parte noreste del Éufrates puede controlarse desde este aeropuerto.

En base al acuerdo firmado por Putin y Erdogan, las fuerzas sirias pueden regresar a amplias partes del territorio para garantizar, junto a los rusos, la salida de los combatientes kurdos del norte sirio, contra quienes Ankara lanzó el pasado 9 de octubre una ofensiva.

Ejército sirio planea recuperar yacimientos petroleros en el norte

El Ejército sirio se ha desplegado en el noreste del país como parte de su plan destinado a recuperar la línea fronteriza con Turquía y los yacimientos petroleros.

Las unidades del Ejército sirio se han desplegado, sin demora, en nueve zonas, a partir de la línea fronteriza con Turquía, desde Qamishli hacia Adderbasiya, en el norte del país. El despliegue se produjo sobre una superficie total de 60 kilómetros cuadrados, en una región rica en recursos petroleros.

En la próxima etapa, el Ejército sirio se desplegará, de forma gradual, sobre una superficie de 230 kilómetros cuadrados, en las fronteras del norte de la provincia de Al-Hasaka, adyacentes a Turquía.

Esto en paralelo a las noticias sobre la intención de EE.UU. de construir una nueva base cerca de los yacimientos petroleros, en la ciudad de Al-Shaddadi, situada también en Al-Hasaka.

Los observadores estiman que el despliegue del Ejército se produce en una etapa delicada, y que la gran acogida que recibieron sus soldados en las zonas recién liberadas, demuestra el deseo popular de que Damasco recupere el control de esta estratégica área.

El nuevo despliegue del Ejército de Siria en el noreste del país árabe es un mensaje contundente sobre la determinación del liderazgo sirio de reivindicar la soberanía sobre cada pulgada del territorio nacional, pese a todos los desafíos.

¿Nueva base rusa en el norte de Siria?

Aviones de combate sirios y rusos llevaron a cabo más de 40 ataques aéreos contra posiciones de militantes en el sur de Idlib, el norte de Lattakia y el suroeste de Alepo. Según fuentes progubernamentales, los reanudados ataques aéreos fueron una respuesta a las recientes acciones ofensivas de Hayat Tahrir al-Sham y sus aliados respaldados por Turquía cerca de la ciudad de Kbani. Los medios de comunicación pro-militantes siempre afirmaron que los ataques solo afectaron a objetivos civiles.

Fuentes locales informan que Hayat Tahrir al-Sham y otros grupos radicales están desplegando piezas de artillería y equipos militares adicionales en el norte de Lattakia. Por lo tanto, podría esperarse una nueva ronda de escalada en el área pronto.

El ejército ruso reforzó sus posiciones cerca de la ciudad de Ayn Issa, donde se había establecido un centro de coordinación con las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) lideradas por los kurdos. Los refuerzos desplegados incluyeron varios vehículos militares y docenas de camiones cargados con municiones y equipos.

Mientras tanto, aparecieron informes de que las fuerzas rusas establecieron una guarnición militar cerca del aeropuerto de Qamishli. Fuentes pro-militantes afirmaron que esto es parte de los esfuerzos en curso para utilizar la instalación como base aérea para operaciones en el noreste de Siria. Sin embargo, esto es poco probable. Aparentemente, los rusos estaban allí en el marco de los esfuerzos para impulsar un proceso de reconciliación entre las SDF y el gobierno de Damasco.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aprobó una misión militar ampliada para "asegurar" el petróleo sirio, informó Associated Press el 6 de noviembre citando a "funcionarios estadounidenses". La decisión supuestamente se produjo después de una reunión el viernes pasado entre Trump y sus funcionarios de defensa. Los detalles del plan aún se están resolviendo. Sin embargo, incluso sin esta decisión, Estados Unidos ya está acumulando fuerzas en áreas ricas en petróleo en el este de Siria. Entonces, la pregunta clave es cuánto personal de EE. UU. Y cuántos contratistas militares privados vinculados a EE. UU. Se desplegarán allí.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS