Portada - Últimas noticias

El Ejército Sirio está por todas partes. Esto es algo absolutamente extraordinario. Ellos ahora controlan todo el Manjib. Cientos de pueblos. Ciudades kurdo muy importantes - como Hasaka y Qamichli. También Raqqa (¿recuerdan cuando los EE. UU. ocupaban Raqqa?)

Ellos controlan el único puente que queda sobre el Eífrates - Qaram Qawzaq. Controlan las presas, y la base aérea de Tabqa.

No hay menos de 40,000 soldados sirios, desplegados por todas partes - norte, noreste, este. Cada población tendrá un grupo dedicado del Ejército para protegerlo y defenderlo.

Se ha declarado una zona de exclusión aérea en vigor en el norte de Siria - dirigida por Rusia, de lado a lado de la frontera Siria.

En todas partes que llega el Ejército Sirio son recibidos como héroes por la población local.

El Ejército sirio tomó el lunes el control de la Presa del Éufrates, la mayor de Siria y situada en la provincia de Raqqa, y cruzó por encima de la misma en dirección a la ciudad de Tabqa, donde entró ayer con el consentimiento de las Fuerzas Democráticas Sirias.

La presa había sido tomada por el Daesh en 2013 y por las FDS en 2017.

Fuentes locales dijeron a Al Khobar TV que las tropas sirias habían tomado la estructura de la presa y lograron cruzar hacia el Aeropuerto de Tabqa, donde se han desplegado por primera vez desde 2014.

La presa, que almacena hasta 41 Hm cúbicos de agua, está construida de cemento y acero y ha sido diseñada para resistir terremotos hasta de 7 en la Escala Richter. Su longitud es de 4.500 metros, su anchura de 512 y su altura de 60.

También sirve como puente entre las orillas norte y sur del Río Éufrates en la región. La prensa desempeña un gran papel en el campo de la generación de energía. En total puede generar hasta 880 Mw de electricidad con sus ocho puertas.

El Ministerio de Electricidad de Siria ha reconectado la Presa a la red eléctrica pública.

Cabe destacar que el progreso significativo registrado por el Ejército sirio en la región se produce días después del inicio de la operación militar turca “Fuente de Paz” en el noreste de Siria.

VIDEO

Masivo desplazamiento de tropas Sirias sobre el norte del país. Los Kurdos dejan <paso libre> a las tropas Sirias que se encuentran retomando ciudades y posiciones que no estaban bajo bandera Siria desde 2012.

VIDEO

Así celebran las ciudades sirias liberadas del terrorismo el despliegue del ejército en Hasakeh, Raqa y Alepo...

imágenes de una concentración popular en la ciudad de Al-Mayadeen en el campo sur de Deir Ezzor

VIDEO

Las tropas británicas a punto de salir corriendo de Siria

Cientos de soldados de las Fuerzas Especiales británicas serán retirados de Siria si el ejército estadounidense se retira por completo.

La decisión del presidente de los EEUU, Donald Trump, de retirar las fuerzas militares estadounidenses de la frontera entre Siria y Turquía ha sorprendido a todos, incluido el Reino Unido, que se encuentra entre los aliados más poderosos de EEUU, dijo diario británico The Times.

El periódico informó el 8 de octubre que la decisión, aparentemente improvisada, de Trump “cegó” al gobierno británico.

El gobierno británico probablemente no fue informado de la conversación telefónica entre Donald Trump y su homólogo turco, que resultó en la decisión de retirar las tropas estadounidenses.

Según el Times, la decisión de Trump de retirar las fuerzas estadounidenses de una parte significativa del noreste de Siria expondrá a las fuerzas especiales británicas que operan en la región a situaciones excepcionales de vulnerabilidad, lo que requerirá su retirada total.

Se desconoce el número exacto de soldados de las Fuerzas Especiales británicas, que se presume que son miembros de los regimientos de élite del Servicio Aéreo Especial (SAS), pero las estimaciones oscilan entre las varias decenas y algunos cientos.

Lucy Fisher, corresponsal del Times, dijo en un tuit que el número de tropas de las Fuerzas Especiales británicas que operan en Siria no excede unos pocos cientos.

En el mismo tuit, Fisher dijo que estos operadores especiales británicos dependen de las fuerzas estadounidenses para obtener recursos, transporte, infraestructura e ISR (inteligencia, vigilancia y reconocimiento).

Mientras tanto, a los 1.000 militares estadounidenses estacionados en el norte de Siria se les ordenó abandonar el país, dijo un funcionario estadounidense bajo condición de anonimato, después del inicio de la ofensiva dirigida por Turquía.

“Estamos ejecutando la orden”, dijo a AFP, y agregó que EEUU dejará un pequeño contingente de 150 soldados en la base de Al Tanf, en el sur de Siria.

Esto ocurre un día después de que Donald Trump ordenara a las tropas estadounidenses evacuar el norte de Siria, mientras continúan los combates entre las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), dominadas por los kurdos, y los soldados turcos y militantes del Ejército Sirio Libre respaldados por Turquía.

Entre el avance turco y sirio, y el ridículo de la UE, el Pentágono quiere que la OTAN tome medidas contra Turquía… que es miembro de la Alianza

La operación de Turquía en el norte de Siria ha "socavado" la campaña liderada por Estados Unidos contra los terroristas del Estado Islámico (ISIS), afirmó el Pentágono, advirtiendo que Washington "presionará" a sus aliados de la OTAN para sancionar a Ankara.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, anunció una "retirada deliberada" de las fuerzas estadounidenses del noreste de Siria al tiempo que considera que la acción militar de la nación turca "fue innecesaria e impulsiva".

"Visitaré la OTAN la próxima semana en Bruselas, donde planeo presionar a nuestros otros aliados para que tomen medidas diplomáticas y económicas colectivas e individuales en respuesta a estas atroces acciones turcas", afirmó el responsable de la Defensa de EEUU.

​En su comunicado, Esper anunció que "el presidente [turco Recep Tayyip] Erdogan tiene toda la responsabilidad" por "un posible resurgimiento del ISIS, posibles crímenes de guerra y una creciente crisis humanitaria". Entre otras cosas, señaló que la responsabilidad de "las bajas generalizadas, los refugiados, la destrucción, la inseguridad y la amenaza creciente para las fuerzas militares estadounidenses" radica exclusivamente en la acciones de Turquía.

Si bien Ankara había avisado a las potencias regionales y a sus aliados de la OTAN sus planes de lanzar en el norte de Siria la operación Fuente de Paz con semanas de antelación, altos funcionarios desde Washington han calificado la campaña como una imprudente e irresponsable operación. El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó a Ankara con fuertes sanciones y anunció el aumento del 50% en las tarifas de acero.

EEUU está barajando retirar sus bombas nucleares de Turquía

MOSCÚ (Sputnik) — Funcionarios del Departamento de Estado de EEUU y del de Energía han estado debatiendo los planes para retirar unas 50 armas nucleares tácticas de la base aérea turca de Incirlik, según dos funcionarios citados por The New York Times (NYT).

Una de estas fuentes señaló que estas armas de EEUU, almacenadas bajo control estadounidense en una base que se sitúa, a unos 400 kilómetros de la frontera con Siria, "de hecho, son rehenes de [el presidente turco, Recep Tayyip] Erdogan" actualmente.

EEUU mantiene alrededor de 50 bombas termonucleares B61 en Incirlik.

Su retirada de la base, según el periódico, significaría el fin fáctico de la alianza turco-estadounidense, pero mantenerla en Incirlik es "perpetuar una vulnerabilidad nuclear que debería haberse eliminado hace años".

Trump sancionará a Turquía e impondrá aranceles del 50 % al acero por su ofensiva en Siria

En respuesta a la ofensiva de Turquía contra los kurdos en el norte de Siria, Trump ha emitido un comunicado en el que promete autorizar en breve la imposición de sanciones contra miembros del Gobierno turco, tanto actuales como los que ya cesaron sus cargos, así como contra los que contribuyen "a las acciones desestabilizadoras de Turquía en el noreste de Siria".

Además, ha anunciado que los aranceles al acero volverán a ser incrementados hasta el 50 % —"el nivel previo a la reducción en mayo"— y que EE.UU. detendrá las negociaciones sobre un acuerdo comercial por 100.000 millones de dólares con Turquía.

La respectiva orden ejecutiva, que aún está por ser emitida, permitirá también imponer sanciones adicionales contra los que puedan estar involucrados "en graves abusos de los derechos humanos, obstrucción del alto el fuego, prevención del retorno a casa de los desplazados, repatriación forzosa de los refugiados o amenazas a la paz, seguridad y estabilidad en Siria".

Las medidas punitivas en el marco del decreto prevén las sanciones financieras y el bloqueo de la propiedad, así como la prohibición de entrada en territorio estadounidense. "Estoy totalmente preparado para destruir rápido la economía de Turquía si los líderes turcos siguen este peligroso y destructivo camino", ha aseverado Trump.

El Ejército sirio continúa su despliegue de tropas en las zonas bajo control kurdo

Se ha producido en Siria un cambio crucial en el desarrollo de la agresión militar turca contra el noreste del país árabe.

La agresión militar turca contra el noreste de Siria ha entrado en una nueva fase después de la declaración del Ejército sirio de enviar a sus unidades al norte del país para hacer frente a esta agresión.

Las fuerzas gubernamentales se han desplegado en base a un acuerdo sirio-kurdo, bajo el patrocinio de Rusia, en todas las ciudades y localidades, desde el campo norte de Alepo hasta el campo este de Al-Hasaka, cerca de las fronteras con Irak, una región que ha estado controlada en años anteriores por las milicias separatistas kurdas.

El despliegue de las fuerzas gubernamentales se produjo sin ningún tipo de obstáculos. Las unidades del Ejército izaron la bandera nacional sobre las instituciones estatales a modo de señal de que se ha restaurado por completo la soberanía del Estado sobre esta región.

Con el envío de sus tropas hacia el norte, el Gobierno sirio demuestra su determinación a restaurar su soberanía sobre cada pulgada del territorio nacional, como parte de sus atribuciones constitucionales, independientemente de las amenazas externas.

El acuerdo de Hmeimim entre las ‎milicias kurdas y Siria

Rusia negoció un acuerdo entre las YPG kurdas y la República Árabe Siria. Representantes de las ‎YPG (Unidades de Defensa del Pueblo, milicia armada kurda) se reunieron con ese fin este ‎domingo 13 de octubre en la base aérea rusa de Hmeimim, en Siria. ‎

Durante el encuentro, las YPG kurdas aceptaron la autoridad de la República Árabe Siria y ‎renunciaron a la obsesión francesa de crear un Estado kurdo, llamado «Rojava», en suelo sirio, ‎lo cual implicaba el desplazamiento forzoso de los pobladores asirios y árabes de esos territorios. ‎

Después de tomar nota de esta voluntad de reconciliación, la República Árabe Siria se comprometió ‎a garantizar la protección de sus ciudadanos kurdos y ordenó el despliegue de tropas sirias en el ‎noreste del país. No se descarta la posibilidad de enfrentamientos entre tropas turcas y sirias.‎

En Washington, ante la posibilidad de que las tropas turcas extiendan sus operaciones militares ‎más allá de la franja de territorio de 32 kilómetros de profundidad en suelo sirio, a partir de la ‎frontera turco-siria, el secretario de Defensa, Mark Esper, ordenó el repliegue hacia Irak de las ‎fuerzas estadounidenses ilegalmente desplegadas en Siria –estimadas en un millar de militares.

En las ciudades sirias de Manbij y Hasaka, ambas fuera de la franja de territorio donde Turquía ‎espera crear su «zona de seguridad», la población salió a las calles para festejar el despliegue ya ‎iniciado de las tropas sirias en el noreste del país.

Celebraciones similares se registraron ‎en Qamishli, ciudad siria de mayoría asiria, que el gobierno turco se comprometió a ‎no ocupar, aunque se halla a menos de 30 kilómetros de la frontera turco-siria. ‎

Mientras se desarrollaba la reunión entre los representantes de las milicias kurdas y de la ‎República Árabe Siria en la base aérea de Hmeimim, aviones rusos provenientes de esa base ‎bombardeaban posiciones de al-Qaeda en la región de Idlib. ‎

EEUU dificulta el avance del Ejército sirio cerca de la frontera turca

Las fuerzas de EE.UU. cierran el paso del Ejército sirio a una ciudad cerca de Turquía, mientras se movilizaba en apoyo a los kurdos ante la agresión turca.

Un vídeo compartido el lunes en las redes sociales muestra a tropas estadounidenses desplegadas en los alrededores de la ciudad de Ain Al-Arab (también conocida como Kobani), al sur de la frontera con Turquía, lo que obligó a las fuerzas gubernamentales sirias a detener su avance en la zona.

Además, las fuerzas estadounidenses llamaron al Ejército sirio a detenerse hasta que ellas mismas se retiraran por completo de Ain Al-Arab, según recoge el portal Al Masdar News.

Todavía no está claro por qué el Ejército de EE.UU. sigue bloqueando al Ejército de Siria, agrega la citada fuente, sin embargo, indica que el retraso de Washington en retirar sus tropas de dicha localidad beneficia a la agresión turca en el noreste de Siria.

Haciendo oídos sordos a las críticas de la comunidad internacional, Turquía inició el pasado miércoles la agresión contra las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) en el noreste de Siria.

Tropas estadounidenses en retirada se cruzan con unidades militares sirias en una carretera

Tropas estadounidenses y sirias se cruzaron por casualidad en una carretera, al norte de Siria. Los vehículos norteamericanos se retiraban este fin de semana de la ciudad kurda de Kobani, y el Ejército local se apresuraba para protegerla de la ofensiva liderada por Turquía.

La situación se vivió en un camino ubicado entre las ciudades de Tabaqqa y Kobani. La agencia de video de Ruptly logró grabar el momento exacto en que un convoy estadounidense de varios vehículos blindados salían de la ciudad fronteriza y, al mismo tiempo, militares sirios se transportan hacia la localidad en coches menos ostentosos.

La escena no permite ver la reacción de las fuerzas de defensa al cruzarse en el camino. Sin embargo, se trata de una imagen bastante inusual en un país que lleva años devastado por la guerra.

Estratégica ciudad de Ain Al-Arab, en la mira de kurdos y turcos

Conforme anunció el lunes la agencia oficial siria de noticias SANAlas unidades del Ejército sirio lograron entrar en la ciudad de Manbij, sita en la provincia de Alepo (noroeste), tras un acuerdo alcanzado con las milicias kurdas para defenderlas ante la agresión turca, y se disponían además a tomar el control de Ain Al-Arab.

Entre tanto, la ciudad de Ain Al-Arab forma parte de la “zona de seguridad” que el Gobierno del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, pretende crear en el noreste de Siria, adyacente a 480 kilómetros de la frontera turca y de 30 kilómetros de ancho, desde el río Éufrates hasta el extremo oriental del país árabe.

EEUU traslada esposas de terroristas de Daesh desde Siria a Irak

En medio del repliegue de sus tropas del norte de Siria, EE.UU. trasladó a un número de esposas de los terroristas de EIIL del país a Irak, según reportes.

Según han informado este lunes los medios sirios, ha sido 50 el número de las esposas de los miembros del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) que ha trasladado Estados Unidos desde Siria al norte de Irak.

Los terroristas habrían sido los miembros extranjeros de la banda terrorista y habrían sido enviados en un avión militar desde la base estadounidense en Al-Shadadi, en la provincia de Al-Hasaka, en el noreste de Siria.

Aún no han salido a luz más detalles sobre el hecho que se habría llevado a cabo en el norte del país donde Turquía ha puesto en marcha una ofensiva militar contra las regiones controladas por las milicias kurdas Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), la cual ha causado también la muerte y desplazamiento de muchos civiles.

La agresión bélica turca empezó días después de que EE.UU. diera un giro de 180 grados a su alianza con las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), de las que las YPG forman parte, consideradas terroristas por Ankara por su vínculo con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo) y anunciara la retirada de las tropas estadounidense del norte de Siria.

El mismo hecho de retirar las tropas de la zona, según los críticos, aumentó el riesgo del resurgimiento del EIIL en la región. Las autoridades kurdas han reportado a su vez que cerca de 800 extremistas de dicha banda terrorista y sus familias pudieron escapar el domingo de un campamento en la ciudad de Ain Isa, en la provincia de Al-Raqa, tras duros bombardeos turcos en la zona.

Por otro lado, varios informes han revelado los intentos de Washington para facilitar el ingreso de los terroristas de EIIL a Irak, donde la banda takfirí ha sido derrotada gracias a los esfuerzos realizados por el Ejército iraquí, las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) y sus aliados.

Las autoridades sirias han condenado en reiteradas ocasiones la presencia de las tropas estadounidenses en su territorio, y denuncian que Washington ha creado un agujero negro con miras a frenar el avance del Ejército sirio frente a los terroristas.

Erdogan: Turquía garantizará el regreso de tres millones de refugiados a Siria

Turquía planea garantizar el regreso voluntario a su país a alrededor de tres millones de refugiados sirios, según lo ha anunciado este martes el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en una cumbre del Consejo de Cooperación de los Estados de Habla Túrquica en Bakú (Azerbaiyán). Según el mandatario turco, un millón de sirios regresarían al país árabe en la primera etapa, y otros dos millones en la segunda.

Por otro lado, Erdogan ha detallado que su país ya ha liberado un área de 1.000 kilómetros cuadrados de "terroristas" en el marco de su operativo 'Fuente de Paz' en el norte de Siria, que -asegura- continuará hasta que "se logren los objetivos".

Análisis: PKK y Turquía: Un Choque Entre Dos Proyectos

Aleksander Nagi*

La guerra asesina contra la República Árabe Siria sigue siendo una guerra con particularidades propias, fuera por su forma o por sus desenlaces.

Capítulos infinitos de guiones con marionetas movidas por manos criminales en los cuartos oscuros donde los dueños de las guerras ofrecían sus “mejores ideas’’ compitiendo en el escenario para postularse al premio del “más perverso’’ o el “más sanguinario’’ o el “más traidor’’ o el “más destructor’’…

La carrera por los premios parece a las turbas hambrientas despedazando una res, o a una jauría de hienas peleando un mordisco de la presa, empiezan unidos para capturarla, y a la hora de comerla terminan en una batalla campal matándose entre sí.

Cuando Turquía abrió sus fronteras para enviar a los terroristas al territorio sirio, los aliados en el “cuarto oscuro’’ enviaban todo los que estaba a su alcance para la masacre aberrante digna de ser llamada “genocidio con crímenes de guerra de lesa humanidad’’; por un lado, entre “países civilizados’’ como EE.UU., Gran Bretaña, Francia y muchos países europeos que frotaban sus manos, esperando los resultados y los cheques millonarios para facilitar ventas clandestinas de armas, a través de sus “entrenados y profesionales señores de la guerra’’, curtidos e invisibles vendedores de armas en no dejar rastros y hacer milagros, y por el otro lado, otros países, los cuales de “civilizados’’ tienen muy poco, cuyas manos se acostumbraron a mancharse de sangre inocente de los países que los rodean, también son, curtidos conspiradores y traidores con una particularidad de ser solamente demasiado ricos, del resto, no los une nada con lo humano y menos humanístico; su historia, desde la época otomana hasta la actualidad, es una historia nefasta llena de masacres, genocidios, limpiezas étnicas y religiosas, llena de atropellos, vejaciones, traiciones y avaricia y son: las monarquías “árabes’’ del Golfo Pérsico, Israel y Turquía. Estaban todos en paz y armonía.

La llamada “Revolución Siria’’ rápidamente se transforma en una salvajada bárbara. Se llenan las pantallas nuestras de imágenes, repartidas por los medios y a través de las Redes Sociales también, de una cantidad de aberraciones nunca vistas, pero si, sucedidas y usadas a través de la historia por la “humanidad’’ como un mecanismo para sembrar el terror y quebrar la valentía de los pueblos conquistados o invadidos, con una variedad de métodos y técnicas propias de las autopsias, pero esta vez, en seres vivos, acompañadas por alaridos y arengas de los verdugos alabando, mientras procedían a mostrar su “hombría’’ y salvajismo.

En el escenario también, aparecen dos proyectos principales con ideologías y intereses distintos, pero, durante algún tiempo estaban juntados alrededor de un negocio:

A) el proyecto turco con la ideología de la Hermandad Musulmana a través de la mayoría suní árabe en Siria, una ideología y corriente política prohibida en el país debido a su interés permanente de derrocar al fundador y el mentor de origen Alawita (chií) de lo que conocemos como la República Árabe Siria, padre del actual Presidente el Doctor Bashar al-Asad, el difunto Hafez al-Asad.

B) el proyecto kurdo “separatista’’ representado por los milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo) con otras facciones kurdas en el norte y oriente del país sirio, cuya zona es considerada el granero de siria como también la zona estratégica en reservas de petróleo, gas natural y fosfato. El PKK es también un movimiento prohibido en Siria por un acuerdo firmado entre Turquía y Siria en 1998 conocido como el Pacto de Adana, entre sus clausulas existen dos, que son importantes para el tema aquí: el cese y la prohibición de cualquier tipo de ataques u operaciones militares por parte del PKK desde o a través del territorio sirio contra los territorios turcos, y la otra es, la que permite a Turquía incursionar una distancia de 5 kilómetros dentro del territorio sirio a lo largo de la frontera, en estricta necesidad para proteger la seguridad nacional turca, en caso que los del PKK sigan realizando sus operaciones y el Estado sirio no lo pueda controlar.

Estos dos proyectos, después de la aparición de Al-Qaeda y mas adelante el (gruopo terrorista) Daesh, encontraron un espacio en común dentro del odio histórico que tienen ambos: Turquía la que los masacró y los desplazó por ser kurdos dentro de sus limpiezas étnicas históricas al estilo del genocidio armenio, y el PKK que odia a Turquía, pero también dolido por la prohibición siria. “por la plata baila el perro’’ dice el refrán: el saqueo del petróleo sirio fue la fuente principal para que los grupos terroristas ubicados entre el oriente del Éufrates hasta el nororiente de Siria, que, gracias a este negocio, tenían acceso a todo lo que necesitaban, desde “armas adicionales’’ fuera de las enviadas y pagadas por el petrodólar de las monarquías, hasta el efectivo en dólares para el pago de las nominas de los “combatientes’’. Y hasta el momento, después de que las caravanas de miles de carrotanques turcas fueron bombardeadas por la aviación rusa en el 2015 para cortar la vena principal del financiamiento a los terroristas y a Turquía también, ciertos líderes mafiosos del PKK seguían comerciando con el petróleo enviándolo a Turquía.

A raíz de la histórica y heroica lucha del pueblo sirio, su Ejército Árabe Sirio bajo el mando de su Presidente, los cálculos de los autores, actores y ejecutores, no cuadraron. El proyecto de la Hermandad Musulmana choca con el Wahabita representado en el Daesh: Catar y Turquía empiezan a acumular a los miembros del Ejercito Libre Sirio (ELS) en la zona de Idlib, el norte de Hama y Alepo; Arabia Saudí y Emiratos a recibir a sus terroristas entre el suroriente del país y el oriente del Éufrates. El Daesh empieza a expandirse hacia los territorios donde los Kurdos tenían su autonomía otorgada por el Estado sirio—y no como se trata ahora de decir que ‘’los kurdos no tenían derechos en Siria’’—, el ejército sirio no tenía la capacidad todavía para dejar la “zona vital’’ prioritaria para la existencia del mismo Estado sirio; se les envió armas y suministros a los kurdos para que se defendieran junto al Ejército sirio que quedó atrapado en aquellas zonas, mientras que la liberación de los territorios permitiera la llegada definitiva para liberarlos. Mientras el Ejército Árabe Sirio abría camino hacia Deir Ezzor hacia el oriente, liberaba a Alepo hacia el norte, los del PKK estaban en otro plan: por la autonomía otorgada optaron por pedir ayuda de los principales enemigos históricos del Estado sirio, a EE.UU. y a Israel. El primero entró por Irak y puso puntos de observación, y el segundo envió “asesores y orientadores’’ fuera de “ejecutivos’’ para ayudar en el negocio del petróleo a través del Kurdistán Iraquí.

Las derrotas de los grupos terroristas en todas sus formas —conocidos como “los agentes’’ o representantes de los “originales’’— hizo que la “coalición y socios de estados’’ auspiciadores de esta guerra contra Siria, entraran directamente al terreno. Turquía se une obligada a Rusia e Irán para buscar soluciones; las monarquías financian la presencia de las tropas de EE.UU. y algunas tropas europeas que llegaron supuestamente a proteger a las zonas kurdas del Daesh y terminan saboteando el avance del Ejercito Árabe Sirio hacía el oriente en el sur y el centro de Siria, donde hicieron unas zonas seguras para miles de terroristas de Daesh en Al-Tanaf (zona fronteriza entre Irak, siria y Jordania), como también, cerca de Deir Ezzor y el oriente del Éufrates; los del PKK se encargaron de convertirse en una especie de caballo de Troya, por fuera una imagen de luchadores por su dignidad y su existencia, y por dentro en una fuerza que ejerce un papel traidor a su propio pueblo kurdo en primer lugar, tomando decisiones con las cuales no todas la fuerzas kurdas están de acuerdo, y en segundo lugar, se convierte en una fuerza de persecución y cierta limpieza étnica de poblaciones árabes —los cuales los recibieron cuando los turcos los masacraban y los desplazaban—, se convierten también en reclutadores de menores a la fuerza para formarlos como combatientes en sus filas y en una especie de contrabandistas y extorsionistas donde comercian con petróleo y minerales; el trigo y el algodón lo compran a los campesinos de su región al precio subsidiado y con la moneda siria, para venderlos a Turquía e Irak, pero en dólares. Israel en la zona de Daraa al sur trata de crear también su propia zona de influencias y fue atajada de manera contundentes.

Así que, las hienas terminaron peleando o espantadas: Turquía con Catar terminan en una guerra contra Arabia Saudí, Emiratos y Baréin, el proyecto de la Hermandad Musulmana frente al del wahabismo saudí. Países “Civilizados’’ en contra de Turquía por la operación realizada contra los del PKK. Francia e Israel pierden el sueño de ver a un Kurdistán sirio. Trump y Gran Bretaña sin fuerzas aliadas en el terreno que den la talla en su traición y que sean “mercenarios fieles’’ y han perdido la credibilidad. Un zafarrancho por completo.

Lo que estamos viviendo y viendo hoy en día es el choque entre dos proyectos principales que fueron eran la base de la destrucción de la Republica Árabe Siria, dentro del gran plan elaborado por las potencias y sus secuaces en la zona. Llegó el momento para ver a un presidente de un gran país haciendo discursos dictando cátedras de moral siendo el principal asesino del pueblo sirio, con ansias de realizar el sueño de ampliar sus fronteras hasta Alepo y al mismo tiempo con problemas internos políticos graves. Extorsiona a Europa y la amenaza, agrede al presidente de Siria al cual traicionó y lo apuñaló por la espalda después de ser recibido en Damasco y gozado del trato generoso y tradicional del pueblo sirio. Un criminal de guerra que causó la muerte y el desplazamiento de centenares de miles de sirios, y sin pudor ni ética alguna, habla de su “preocupación’’ por este noble y gran pueblo, un pueblo que nunca le va a perdonar a Erdogan su traición, su complicidad y su auspicio a la guerra contra Siria.

Los del PKK, hacen lo mismo: por un lado, extorsionan a los europeos con los 12 mil terroristas del Daesh que se encuentran en calidad de “prisioneros de guerra’’ de todas las nacionalidades: árabes, asiáticos y europeos -bajo la vigilancia de EE.UU. también-, cuyos países no quieren recibir; usándolos también como una amenaza directa contra la zona, algo que escuchamos en los mensajes que envían miembros de la administración Trump donde expresan su “preocupación seria’’ sobre la posibilidad del “resurgimiento del Daesh’’ otra vez, nos dicen eso, después de rompernos los témpanos con los discursos de su presidente durante meses, hablando de su “victoria aplastadora’’ contra este engendro terrorista creado por ellos mismos según el mismo Trump, el cual por un lado, le da la luz verde a Erdogan para realizar su operación, al mismo tiempo, amenaza a Turquía con sanciones y “destrucción total de su economía’’ en caso que pase los limites.

Y mientras tanto, miles de inocentes civiles del pueblo sirio se encuentran entre la espada de los asesinos del Ejercito Nacional Sirio bajo el auspicio de Erdogan y sus “tropas elites’’, con sed de venganza y de sangre, para vengar lo que ellos llaman: “la sangre de los suníes’’; vengarse de los “kurdos’’ y el resto de la población que no tiene nada que ver con el PKK, pero si, ellos no dejaron ni a Daesh ocupar su territorio, y menos aceptaron aliarse con el asesino, terrorista y sectario Ejercito Libre Sirio, y la pared, donde, esta población civil se encuentra usada como escudo humano por parte del PKK y bajo los auspicios de EE.UU.

Frente a este escenario, muchos han preguntado sobre el papel de Rusia, de Irán y del mismo Estado sirio. Muchos han analizado mal y muchos han tratado de sugerir “traiciones’’, “acuerdos secretos’’ o “conspiraciones’’. Ninguno de los anteriores.

Según el profesor Naser Khandil, en su último análisis dirigido hacia los analistas, periodistas y a una gran gama de pensantes e intelectuales sobre la situación actual de siria, explica detalladamente sobre la posición de los aliados de Siria frente a la invasión turca y sobre los del PKK. El profesor Khandil los considera el “mismo mal’’ y que existen tres posibilidades actualmente como resultado de este choque:

  1. Si ganan los grupos terroristas del Ejercito Nacional Sirio que trajo Erdogan bajo su bandera, a los del PKK, quedarán solos como objetivo del Ejercito Árabe Sirio igual a los de Idlib.
  2. A que se desgasten los dos en una guerra campal, que será un momento propicio para que el Ejercito Árabe Sirio entre y acabe con los dos.
  3. Que EE.UU. juegue un papel entre los dos y que no deje que ninguno gane definitivamente o logre algo significativo, esto llevará a las dos partes, o a alguno de ellos, acudir a la ayuda del Estado Sirio.

El profesor Khandil considera que la segunda opción será la más probable, donde señala “que ambos bandos han cometido errores garrafales, y que ambos son instrumentos traidores usados por fuerzas foráneas y trabajan para una agenda ajena y extranjera…’’ y que el Estado sirio no está dispuestos a sentarse con ninguno.

“El Estado Sirio no está dispuesto a aceptar nada de negociaciones ni con Turquía antes de entregar a Idlib y solucionar el tema del grupo terrorista Al-Nusra, la retirada de las tropas turcas y volver a acuerdo de Adana. Con los del PKK, Siria no está dispuesto a entregar una tabla de salvación a UN movimiento separatista traidor bajo ninguna circunstancia…’’, afirma el profesor Khandil.

Rusia e Irán respaldan la posición y la decisión del Estado Sirio, donde se encuentra en la posición del observador que decide la “hora cero’’ para actuar según la conveniencia estratégica. Los dos aliados saben que tarde o temprano Erdogan terminará aceptando los consejos sugeridos por ellos antes de realizar la operación “Manantial de paz’’ -un nombre escalofriante para una operación tan asesina y sanguinaria-, pero Erdogan, en su afán de entrar y tratar  de posicionar a su proyecto de Hermandad Musulmana en el tablero de la zona, lo ha llevado a cometer este paso en falso, donde Rusia e Irán ven que: por un lado con esta operación hace un favor al Estado sirio en debilitar el proyecto separatista del PKK eliminando grupos que han traicionado a Siria, y por el otro lado, entra en el pantano de las futuras resistencias contra sus tropas y los grupos terroristas bajo su bandera, terminando de todos modos frente al Ejercito Árabe Sirio liberando estos territorios ocupados del país, y termina Erdogan sometiéndose al acuerdo de Adana y las leyes internacionales…

Amanecerá y veremos…

*Asesor privado en temas de Oriente Medio.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS