Portada - Últimas noticias

Las Fuerzas Armadas turcas, con el apoyo del llamado Ejército Libre Sirio (FSA), tomaron el control de la ciudad de Ras Ayn en el cuarto día de la operación Fuente de Paz en Siria, informó el Ministerio de Defensa de Turquía.

"Durante la operación Fuente de Paz, que continúa con éxito al este del río Eufrates, se tomaron bajo control las áreas residenciales de la ciudad de Ras Ayn", reza el comunicado.

"Como resultado de los exitosos combates realizados en el marco de la operación Fuente de Paz al este del río Éufrates, fueron tomadas bajo control las zonas residenciales de Ras Ayn", indica un comunicado del organismo militar.

Turquía lanzó el 9 de octubre la operación Fuente de Paz en el noreste de Siria cuyos objetivos, según Ankara, son expulsar a las milicias kurdas de la frontera turca y establecer en el noreste del país árabe una zona segura para acoger a los miles de refugiados sirios que permanecen en territorio turco.

Estados Unidos, el principal aliado de las milicias kurdas en Siria, rehusó apoyar la intervención de Turquía y retiró sus fuerzas de la zona de hostilidades.

Turquía afirma haber dado muerte a 415 miembros de los grupos armados kurdos 

 

El Ministerio de Defensa turco aseguró el sábado que logró eliminar a 415 miembros de grupos armados kurdos sirios desde el inicio de las operaciones en el norte de Siria.

La noche del 11 de octubre se llevaron a cabo ataques aéreos y terrestres exitosos contra las posiciones de los grupos liderados por los kurdos, entre ellos las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) y las YPG, que dominan el noreste sirio y que Ankara vincula con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, proscrito en Turquía por terrorista).

“El número total de terroristas liquidados alcanzó los 415”, indicó el Ministerio en un comunicado que aparece en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el Ejército turco solo ha reconocido tres muertos en sus filas, aunque el número de abatidos en las filas de sus aliados del grupo Ejército Sirio Libre (ESL) sería mucho mayor, según diversas fuentes.

La artillería, el arma preferente

La táctica llevada a cabo por los turcos consiste en emplear fuerzas de artillería y la aviación para destruir las posiciones y depósitos de armas de las milicias kurdas más que en combates a corta distancia con el fin de ahorrar bajas.

Entre los lanzacohetes más utilizados por Turquía está el T-122 Sakarya de 122 mm, considerado una copia del BM-21 “Grad” ruso, que es capaz de atacar blancos hasta una distancia de 40 kms.

Esta arma, que pesa 46 toneladas, está dotada de un sistema de mando digital y puede almacenar información hasta de 20 blancos.

Los turcos también han trasladado a la frontera sistema de artillería de fabricación estadounidense M-110A2, de 203 mm, para su posible utilización en la ofensiva.

Ejército sirio se prepara para tomar el control de Manbij

 

El Ejército sirio está listo para tomar el control de Manbij, en poder de milicias kurdas, en un intento por evitar que la ciudad caiga en manos de Turquía.

Una fuente dijo el sábado a la agencia rusa de noticias Sputnik que el Ejército sirio ingresaría a la ciudad norteña de Manbij, en la provincia noroccidental de Alepo, bajo un acuerdo alcanzado entre Rusia y Siria, por un lado, y Rusia, Estados Unidos y las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), por otro lado.

El acuerdo incluye el despliegue de las unidades del Ejército sirio y armas pesadas en Manbij, donde se izaría la bandera nacional sobre los edificios gubernamentales y las entradas a la ciudad, añadió la fuente.

La acumulación militar del Ejército sirio en Manbij está destinada a evitar la invasión de la ciudad por las fuerzas turcas y sus aliados, que han estado atacando el noroeste de Siria en los últimos días.

Estados Unidos retiró el sábado su último equipo militar de Manbij, de acuerdo a los informes.

Manbij fue liberada del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en 2016. Desde entonces, la ciudad ha sido controlada por las FDS, dirigidas por las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo).

Fuerzas kurdas afirman haber destruido siete tanques y matado a 75 soldados turcos en Siria

Las unidades kurdas recuperaron el control de la mayor parte de la ciudad fronteriza siria de Ras al Ayn, afirman las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) a través de un comunicado citado por la agencia de noticias kurda Firat.

"Los combatientes kurdos lograron destruir siete tanques y eliminar a 75 soldados y mercenarios turcos de la oposición [siria] armada, otros 19 resultaron heridos", reza el comunicado.

Después de una retirada táctica debido a intensos bombardeos de los aviones turcos este sábado, el mando de las FDS ha enviado refuerzos a la ciudad de Ras al Ayn desde otras áreas. Los combates se han reanudado en la zona industrial de la ciudad y el suburbio de Tell Beidar. El área está siendo bombardeada por la aviación turca.

Fuerzas turcas ocupan una localidad fronteriza en el noreste de la provincia siria de Raqa

Las Fuerzas Armadas de Turquía han tomado el control de la aldea fronteriza de Suluk, localizada en la parte noreste de la provincia siria de Raqa, informa este 13 de octubre la agencia SANA.

"Las fuerzas del régimen turco han ocupado la aldea de Suluk, en el noreste de Raqa", afirma la agencia en su sitio web. La acción se lleva a cabo en el marco del operativo que Ankara lanzó este 9 de octubre contra las fuerzas kurdas en el norte de Siria.

Combates continúan

Este sábado, las Fuerzas Armadas turcas, con el apoyo del llamado 'Ejército Libre Sirio'declararon haber tomado el control de la ciudad de Ras al Ayn, localizada al este del río Éufrates.

Por su parte, las fuerzas kurdas negaron que las fuerzas respaldadas por Ankara tomaran el control del centro de la ciudad y afirmaron que las fuerzas respaldadas por Ankara entraron en un vecindario de Ras al Ayn, un barrio industrial, después de horas de bombardeos turcos que obligaron a las FDS a realizar una "retirada táctica" de esa área.

La mañana de este 13 de cotubre, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) han afirmado que gracias a refuerzos enviados a la ciudad de Ras al Ayn desde otras áreas las unidades kurdas recuperaron el control de la mayor parte de la ciudad fronteriza siria de Ras al Ayn.

"Los combatientes kurdos lograron destruir siete tanques y eliminar a 75 soldados y mercenarios turcos de la oposición [siria] armada, otros 19 resultaron heridos", reza el comunicado.

De acuerdo con las FDS, los combates se han reanudado en la zona industrial de Ras al Ayn y el suburbio de Tell Beidar. El área está siendo bombardeada por la aviación turca.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Turquía ha comunicado este domingo que el número de combatientes kurdos, eliminados desde el inicio de su operativo 'Fuente de paz' en el norte de Siria, ha ascendido a 480. Ankara considera a estos grupos armados kurdos como "terroristas".

EEUU denuncia que sus soldados quedaron bajo fuego turco en norte de Siria

WASHINGTON (Sputnik) — Soldados estadounidenses fueron atacados desde posiciones turcas cerca de la ciudad de Kobani, en el norte de Siria, dijo el director de prensa de la división de operaciones del Departamento de Defensa, Brook DeWalt, en un comunicado.

"Las tropas estadounidenses en las cercanías de Kobani fueron atacadas por artillería desde posiciones turcas aproximadamente a las 21:00 hora local del 11 de octubre. La explosión ocurrió a unos metros de una ubicación afuera de la zona del Mecanismo de Seguridad y en un área en que los turcos sabían había presencia de las fuerzas estadounidenses ", dijo DeWalt el 11 de octubre.

Nadie resultó herido, según el comunicado.

Pentágono: La operación turca en Siria amenaza a las tropas estadounidenses y debe suspenderse "antes de que sea irreparable"

El jefe del Pentágono, Mark Esper, pidió este jueves al ministro de Defensa Nacional turco, Hulusi Akar, poner fin al operativo de Ankara en el norte de Siria, afirmando que puede dañar a las tropas estadounidenses desplegadas en este país, informa Reuters.

Según un comunicado oficial citado por la agencia, Esper advirtió que "esa incursión conlleva serias consecuencias para Turquía" y "alentó firmemente" a Ankara "a suspender las acciones" para que EE.UU., Turquía y sus socios "puedan encontrar una forma común de reducir la situación antes de que sea irreparable".

Al mismo tiempo, el jefe de la Defensa estadounidense reafirmó que Washington valora su "relación estratégica bilateral" con Ankara.

Turquía amenaza con represalias en respuesta a las posibles sanciones de EE.UU.

El Ministerio de Exteriores de Turquía aseveró la noche de este viernes que Ankara tomará represalias ante cualquier medida en contra de sus esfuerzos para combatir el terrorismo.

Así lo declaró poco después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, reiterara sus amenazas de sanciones contra Turquía, indicando que EE.UU. se mantiene opuesto a la ofensiva turca 'Fuente de paz' en el norte de Siria.

"Turquía está luchando contra organizaciones terroristas que crean una amenaza para su seguridad nacional. Nadie debería dudar de que tomaremos represalias (...) ante cualquier medida que se tome en contra de esto", dijo el ministerio en un comunicado, citado por Reuters.

Este viernes, el secretario del Tesoro de los EE.UU., Steven Mnuchin, anunció que Trump había autorizado a los funcionarios estadounidenses a redactar nuevas sanciones "muy significativas" para golpear a Ankara.

"Si Turquía hace algo que no debería estar haciendo, nosotros impondremos sanciones como muy pocas naciones han visto antes", aseveró el presidente de EE.UU.

Rusia bloquea iniciativa de EEUU contra operación turca en Siria

Rusia ha bloqueado un proyecto de declaración de EE.UU. en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) sobre la ofensiva militar de Turquía en Siria.

Según ha informado la agencia francesa de noticias AFP, citando a fuentes diplomáticas, Rusia ha obstaculizado este viernes la aprobación de un proyecto estadounidense que pedía el cese de la agresión turca en las regiones norteñas de Siria.

El texto, que en su versión inicial se limitaba a instar al Gobierno turco a regresar a la vía diplomática, se había endurecido tras varias observaciones de Estados miembros del CSNU, formuladas en las últimas 24 horas.

El documento final, obtenido por la AFP, urgía supuestamente a Ankara a “detener su ofensiva militar y hacer buen uso de los canales diplomáticos para resolver sus preocupaciones de seguridad”, además de manifestar “la profunda preocupación (del Consejo) ante la operación turca y sus implicaciones, fundamentalmente en sus dimensiones humanitaria y de seguridad”.

La iniciativa, que debía ser aprobada a las 19:30 GMT, alertaba también sobre la posibilidad del resurgimiento del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y destacaba que el retorno de los refugiados a Siria, uno de los objetivos de la operación de Ankara, sólo se lograría en condiciones de seguridad y de manera voluntaria.

Según las fuentes, en la mañana del viernes, la misión diplomática rusa en el organismo había pedido tiempo para consultar a Moscú sobre el texto inicial de declaración, algo que Washington aceptó. Pero, un nuevo pedido en el mismo sentido fue rechazado por la misión norteamericana, y EE.UU. decidió entonces presentar una nueva versión de su proyecto, aunque más dura.

Las fuentes, que hablaron bajo condición de anonimato, han agregado que China siguió la decisión de Rusia para detener el procedimiento, aunque no ha explicado los motivos de tal bloqueo.

La política del Kremlin, desde el principio, ha consistido en que todas las fuerzas militares extranjeras presentes en Siria, que carecen de la autorización del Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, deben respetar la soberanía y la integridad territorial de Siria y abandonar tal territorio.

¿Podrán las milicias kurdas sirias resistir la ofensiva turca? 

Las organizaciones armadas kurdas sirias tendrán dificultad en repeler el avance del Ejército turco y sus aliados del Ejército Sirio Libre, que cruzaron la frontera el miércoles en una ofensiva dirigida a destruir o debilitar a dichas milicias.

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), dominadas por las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG), están bajo el ataque turco desde que sus aliados estadounidenses les traicionaron y se retiraron de la frontera allanando así el camino para la ofensiva turca.

Aunque EEUU ha armado y entrenado a las FDS durante años, Washington no ha proporcionado a sus aliados kurdos un arsenal más sofisticado debido, sobre todo, a su temor a soliviantar a Turquía, un aliado de EEUU en la OTAN. Medios de las YPG han reconocido que los combatientes kurdos no cuentan con armas pesadas para hacer frente a los aviones o tanques turcos.

La fuente añadió que “las armas pesadas obtenidas de EEUU fueron algunos morteros y nada más”. Sin embargo, las YPG han obtenido armas anti-tanque en el mercado negro. Varias fuentes señalan que Turquía ha estado vigilando de cerca las armas con las que cuentan los kurdos y ha expresado su irritación con las entregas de armas a estos por parte de EEUU.

Las FDS y las YPG cuentan con unos 40.000 combatientes, mientras que el Ejército turco cuenta con unos 80.000 en la zona, sin contar con los miles de sus aliados.

Turquía ve a las YPG y las FDS como grupos terroristas debido a sus vínculos con el PKK, una organización armada que lucha para obtener la independencia o autonomía del sureste de Turquía, de mayoría kurda.

En los actuales combates en las dos ciudades fronterizos de Tal Abiad y Ras al Ain, Turquía ha empleado profusamente la aviación y artillería. Esta área es básicamente una gran llanura, lo que dificulta las acciones de los combatientes kurdos, que han acumulado experiencia de combate en la guerra urbana contra el Daesh, pero que están casi indefensos frente a los aviones y artillería de los turcos.

El antiguo jefe del Mando Central de EEUU, Joseph Votel, no cree que los combatientes kurdos vayan a ser capaces de detener el avance del Ejército turco.

“Los kurdos se defenderán en la mejor forma que puedan, pero creo que cuando les quede claro que no pueden hacer frente a este ejército y a las capacidades modernas de Turquía, abandonarán la región”. Votel cree que no solo los combatientes kurdos, sino también los civiles kurdos se irán de la zona porque no se sentirán seguros en ella debido a la presencia turca.

Esto no quiere decir que la lucha vaya a finalizar. Nihad Ali Özgan, un analista de seguridad de la Fundación de Investigación Turca (TEPAF) cree que las FDS utilizarán tácticas de guerrilla, minas, bombas situadas junto a las carreteras y emboscadas y ataques con misiles antitanque en las zonas ocupadas por los turcos. Esto podría prolongarse en el futuro.

Pero para llevar a cabo esto, las fuerzas kurdas necesitarán en todo caso un santuario seguro en la retaguardia y apoyo militar y logístico y esto solo puede venir del Estado sirio, señalan los expertos.

Otro fracaso para “Israel” en Siria 

La actual ofensiva turca en el noreste de Siria y su efecto de eliminar la posibilidad la creación de una entidad kurda en el noreste de Siria son vistos como algo negativo dentro de “Israel”, que no ha hecho un secreto de su estrategia de alentar el separatismo kurdo en los estados árabes y musulmanes de la región.

Esta posición forma parte de la “estrategia del anillo de estados” esbozada por el fundador de la entidad sionista, David Ben Gurion. Él planteaba una alianza anti-árabe con las partes que rodeaban el mundo árabe, como el Irán del Shah, Turquía y los kurdos. En el caso de Irán y de Turquía tal proyecto ha fracasado desde el establecimiento de la Revolución Islámica de 1979 en Irán y el ascenso de Erdogan y el islamismo político en Turquía.

De este modo, ya solo quedaban los kurdos. Los líderes israelíes continuaron promoviendo esta doctrina en Iraq, donde apoyaron la creación de un estado kurdo, siendo “Israel” el único apoyo que tuvieron los independentistas kurdos en su fallido plan para separarse de Iraq en 2017. También buscaron hacer lo mismo en Siria.

En un discurso pronunciado por el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, en el Instituto de Seguridad Nacional en 2014, él dijo abiertamente que la entidad sionista apoyaba la creación  de un “Kurdistán” independiente.

“Israel” ve la división de los estados de la región como una oportunidad para establecer su hegemonía e incluso garantizar su supervivencia. Sin embargo, hoy en día tales planes parecen poco factibles dado el establecimiento de un amplio consenso internacional sobre el mantenimiento de las fronteras en Oriente Medio. Esto no impide, sin embargo, que las administraciones estadounidenses, bajo la influencia del lobby pro-israelí en EEUU, hayan tratado de apoyar tales proyectos, como sucede en el noreste de Siria.

Sin embargo, la oposición de Damasco, de Rusia y de Irán al establecimiento de una entidad kurda en el noreste de Siria ha abortado el intento de creación de una entidad kurda independiente. Aquí hay que destacar también el papel de Turquía, que ve en tal entidad una amenaza letal para su propia unidad nacional, que también está en peligro debido a los planes israelíes en la región.

Pese a que la actual ofensiva turca supone una violación inaceptable de la soberanía siria, ella tiene, sin duda, un aspecto positivo que es la destrucción o debilitamiento de los grupos separatistas kurdos sirios, que habían traicionado abiertamente a su país al aliarse con EEUU. La transferencia de refugiados sirios al noreste de Siria también tiene por objetivo el de convertir a los kurdos en una minoría en esta región, lo cual imposibilitará aún más cualquier intento de los grupos separatistas de proclamar una entidad autónoma.

En todo caso, la entidad sionista está más que preocupada dado que está rodeada cada vez por un anillo de estados hostiles, entre los cuales cabe incluir a la propia Turquía, mientras se debilita su relación con Jordania y Egipto, los únicos países árabes con relaciones diplomáticas con Tel Aviv, tras el traslado de la embajada de EEUU a Al Quds y el anuncio de planes futuros israelíes para la anexión de territorios palestinos de Cisjordania. Cabe señalar que Turquía e Irán son los estados más poderosos de la región y ellos tienen capacidad suficiente para abortar cualquier intento israelí de sembrar la división dentro de la misma.

Yair Golan, un antiguo jefe de Estado Mayor del Ejército israelí, señaló que la ofensiva turca en el noreste de Siria supone “un desarrollo muy negativo para Israel” dado que los grupos armados kurdos eran “una fuerza muy positiva” contra el régimen sirio y la presencia iraní en la región y un contrapeso a los turcos”. Él cree que el golpe a los grupos kurdos supondrá “un incremento de poder para Turquía, pero también para el régimen sirio y sus aliados, y en primer lugar Irán”. Él añadió que Israel es “un pequeño estado” y no tiene la capacidad de apoyar a las fuerzas kurdas y cualquier acción israelí no cambiará la situación sobre el terreno.

Recientemente, más de 100 oficiales en la reserva enviaron una carta a Netanyahu y al jefe de Estado Mayor, Aviv Kochavi, llamándoles a realizar un esfuerzo para ayudar a los grupos armados kurdos, incluyendo una campaña de propaganda internacional. En este sentido, la actitud hostil contra Turquía de diversos senadores pro-sionistas en EEUU es un reflejo de este llamamiento israelí. Sin embargo, esto no parece haber impresionado a los turcos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS