Portada - Últimas noticias

El portavoz del gobierno iraní Ali Rabiei reveló el viernes que el príncipe heredero saudí, Mohammad bin Salman propuso iniciar un diálogo con Irán, y agregó que el primer ministro pakistaní, Imran Khan, entregó una carta con la propuesta a la República Islámica.

Al mismo tiempo, Arabia Saudí ha estado manteniendo conversaciones con el popular movimiento Ansarulá de Yemen por primera vez en más de dos años en una señal de que el reino está dispuesto a poner fin a las hostilidades, informó The Financial Times.

Las negociaciones secretas comenzaron después de que los huzíes anunciaran que dejarían de lanzar ataques de represalias con drones y misiles contra posiciones dentro de Arabia Saudí si Riad detenía su agresión, dijo el periódico el sábado.

“Ha habido un gran progreso en las conversaciones”, dijo un comentarista político con sede en Dubai.

“Ahora estamos en los últimos cinco minutos de la guerra de Yemen”, manifestó Abdul Jaliq Abdulla al periódico británico.

El periódico, citando a un diplomático occidental, dijo que los ataques con drones en las instalaciones petrolíferas saudíes fueron determinantes para el cambio en la posición de Riad.

“Otro factor detrás del cambio de Riad ha sido el debilitamiento de su coalición con los Emiratos Árabes Unidos”, que han apoyado a los separatistas del sur en contra del gobierno del dimitido ex presidente Abed Rabbo Mansur Hadi respaldado por los saudíes.

Los Emiratos Árabes Unidos han sido el principal aliado de Arabia Saudí en la campaña militar contra Yemen. Pero Abu Dhabi anunció en julio que reduciría la presencia de sus tropas en Yemen.

La guerra liderada por Arabia Saudí ha estado estancada durante años y los expertos han dicho persistentemente que Riad no tiene la capacidad para lograr una victoria en Yemen.

Altos funcionarios estadounidenses visitaron Arabia Saudí después de los recientes ataques con aviones no tripulados en el corazón de la industria petrolera de Arabia Saudita y, según los informes, los instaron a abrir canales de negociación con los huzíes de Yemen.

En julio, el Wall Street Journal dijo que los funcionarios del Pentágono habían concluido que la guerra en Yemen se había degenerado en “un atolladero imposible de ganar” y dijo que EEUU había instado a Riad a negociar el fin del conflicto.

Los huzíes, mientras tanto, han liberado a casi 300 prisioneros, incluidos tres saudíes, “en un gesto de buena voluntad”.

Sistemas Patriot, THAAD y 3.000 tropas: el Pentágono confirma el despliegue masivo de sus fuerzas en Arabia Saudita

El secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, ha informado al príncipe heredero y su homólogo saudita, Mohamed bin Salman, sobre el despliegue adicional para reforzar la defensa de la monarquía.

El Pentágono reforzará su contingente desplegado en Arabia Saudita en 3.000 efectivos además de enviar material bélico adicional a su aliado en Oriente Medio, ha comunicado el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Por solicitud del Mando Central de EE.UU., el secretario de Defensa, Mark Esper, ha autorizado el despliegue de fuerzas adicionales en el país saudita, así como de dos escuadrones de cazas, un ala aérea expedicionaria, dos baterías de sistema antiaéreo Patriot y un sistema antimisiles THAAD.

Se detalla en el comunicado que Esper avisó esta mañana al príncipe heredero y su homólogo saudita, Mohamed bin Salman, sobre el despliegue adicional destinado a reforzar la defensa de la monarquía.

En el documento se subraya que EE.UU. "no está buscando un conflicto con el régimen iraní pero mantendrá capacidades militares robustas en la región que estén listas a responder a cualquier crisis y defiendan a las fuerzas de EE.UU. y sus intereses en la región".

Los planes de aumentar el contingente y arsenal estadounidense en Arabia Saudita fueron anunciados por Washington el mes pasado, luego de que un grupo de drones lanzara el 14 de septiembre un ataque contra dos refinerías de petróleo de la compañía Saudi Aramco ubicadas al este del país árabe.

El ataque hizo que la producción de crudo saudita se desplomara durante varios días casi a la mitad, sacudiendo los mercados.

Aunque la acción fue reivindicada por las fuerzas rebeldes hutíes de Yemen, Washington acusa a Teherán de estar detrás de estos ataques. Desde el país persa lo niegan y tachan las acusaciones de "mentiras absolutas".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS