Portada - Últimas noticias

Después de que Washington interrumpió las conversaciones con los talibanes para poner fin a la “guerra eterna” de EEUU la semana pasada, el movimiento militante afgano afirmó que está preparado para combatir en el conflicto “impuesto” durante otros cien años, dijo su negociador jefe.

El proceso de paz de un año fue clausurado por el presidente Donald Trump solo unos días después de que se alcanzara un acuerdo formal. El borrador incluso había sido rubricado por ambas partes, dijo a RT el negociador talibán Sher Mohammad Abbas Stanikzai.

Agregó que, sin embargo, no ve la decisión de EEUU como una postura definitiva y dijo que el grupo sigue comprometido con las negociaciones.

“Nuestra postura es que no hay una solución militar al conflicto, excepto las negociaciones”, declaró Stanikzai, y señaló: “Esperamos que Trump reconsidere su anuncio y regrese adonde estábamos”.

Las conversaciones fueron aparentemente suspendidas por un atentado con coche bomba talibán que mató a un soldado estadounidense estacionado en Kabul la semana pasada, junto a casi una docena de civiles afganos. Este ataque llevó a Trump a cancelar abruptamente una reunión planificada con el grupo militante en Camp David. Los talibanes argumentan que sus ataques son una respuesta justificada a las operaciones en curso de las fuerzas estadounidenses y afganas, e insisten en que están defendiendo su país frente a un ocupante extranjero hostil.

“La guerra se nos impuso. Son los soldados estadounidenses quienes están en Afganistán. No son nuestros muyahidines los que están en Washington”, dijo.

El representante talibán declaró que Trump actuó como su predecesor, Barack Obama, quien también intentó conversaciones de paz con los militantes afganos antes de cambiar de rumbo en el último momento. Cuestionó el compromiso de Washington de poner fin a lo que ahora es una guerra de 19 años y prometió continuar luchando mientras exista una presencia estadounidense.

“Podemos hacerlo durante otros cien años”, agregó.

Solo después de que se firme un acuerdo formal y las tropas estadounidenses se retiren totalmente de Afganistán, los talibanes podrán resolver sus diferencias con otras facciones políticas afganas, incluido el gobierno respaldado por EEUU en Kabul, dijo Stanikzai, que pidió “conversaciones entre afganos” y un “alto el fuego integral”.

Una delegación talibán visitó Moscú esta semana como parte de sus reuniones periódicas con funcionarios rusos, que han continuado paralelamente a las conversaciones con los estadounidenses en Qatar.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente