Portada - Últimas noticias

China informa de la expulsión de un destructor estadounidense después de que este se adentrara en aguas cercanas a las islas Paracelso.

El portavoz del Ministerio de Defensa de China, el coronel Li Huamin, aseguró el viernes que los efectivos de la Marina y de las Fuerzas Aéreas se presentaron en el lugar, se identificaron, investigaron, advirtieron y expulsaron al destructor estadounidense ‘USS Wayne E. Meyer’, luego de que penetrase en las aguas cercanas a las islas Paracelso sin permiso de Pekín.

“Desde hace mucho tiempo, Estados Unidos ignora las leyes y normas internacionales para ejercer una ‘hegemonía naval’ en el mar de la China Meridional. Tales acciones han socavado gravemente los intereses soberanos de China y demuestran que Estados Unidos carece completamente de sinceridad en el mantenimiento de la paz global y la seguridad y estabilidad regionales”, subrayó Li.

El portavoz reiteró que las fuerzas chinas adoptarían todas las medidas necesarias para defender con decisión la soberanía y la seguridad nacionales, y salvaguardar la paz y la estabilidad en el mar de la China Meridional.

Este mar, bajo el cual hay vastas reservas de petróleo y gas, es en parte reclamado por Taiwán, Brunéi, Vietnam, Malasia y la República de las Filipinas. China reclama en él sus derechos sobre las islas Paracelso y siete islas artificiales del archipiélago Spratly.

Desde hace mucho tiempo, Estados Unidos ignora las leyes y normas internacionales para ejercer una ‘hegemonía naval’ en el mar de la China Meridional. Tales acciones han socavado gravemente los intereses soberanos de China y demuestran que Estados Unidos carece completamente de sinceridad en el mantenimiento de la paz global y la seguridad y estabilidad regionales”, subrayó el portavoz del Ministerio de Defensa de China, el coronel Li Huamin.

La región es escenario de incesantes tensiones entre China y EE.UU. En los últimos años, Washington ha enviado varias veces buques de guerra a las proximidades de los islotes controlados por Pekín, so pretexto de defender “la libertad de navegación”.

A finales de agosto pasado, el aludido destructor realizó un acto provocativo navegando a menos de 12 millas náuticas (22,2 kilómetros) de Mischief y Fiery Cross, arrecifes en las islas Spratly, otro archipiélago reclamado por Pekín en el mar de la China Meridional.

Pekín, a su vez, acusa a Washington de desestabilizar la zona con sus movimientos, de violar su soberanía y de pretender controlar las aguas de la región.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente