Portada - Últimas noticias

Un exagente israelí de la CIA estaría involucrado en el fallido golpe de Estado de 2016 en Montenegro para impedir el ingreso del país a la OTAN.

El Gobierno de Montenegro ha señalado recientemente al asesor senior israelí Aron Shaviv, del partido Frente Democrático, como el sospechoso de haber participado en el conato de golpe de Estado que se habría gestado durante la campaña electoral en octubre de 2016 para impedir el ingreso del país europeo a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Shaviv estuvo enredado en el citado complot para derrocar al Gobierno montenegrino junto al Joseph Assad, exfuncionario de la Agencia de Inteligencia Central (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU., cuatro exagentes del Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) y otros ocho extranjeros más, según ha explicado el fiscal general montenegrino Sasa Cadenovic.

“Durante una investigación que se inici​​​​​​ó contra Joseph Assad y otras ocho personas acusadas de haber creado y pertenecido a una organización criminal y terrorista, los fiscales encontraron evidencia de que Shaviv, ciudadano británico-israelí, tuvo relación con este grupo. Así que a este individuo también se investigó”, ha subrayado Cadenovic.

Durante una investigación que se inici​​​​​​ó contra Joseph Assad (exfuncionario de la Agencia de Inteligencia Central de EE.UU.) y otras ocho personas acusadas de haber creado y pertenecido a una organización criminal y terrorista, los fiscales encontraron evidencia de que Shaviv, ciudadano británico-israelí, tuvo relación con con este grupo. Así que a este individuo también se investigó”, señala el fiscal general montenegrino, Sasa Cadenovic.

El 16 de octubre de 2016, durante la celebración de las elecciones legislativas en Montenegro, las autoridades informaron de la detención de 20 ciudadanos serbios sospechosos de haber preparado un golpe de Estado durante los comicios para “privar de libertad al entonces primer ministro de Montenegro, Milo Djukanovic”.

Tras el incidente, el diario británico The Telegraph acusó a los servicios rusos de implicar en el intento del golpe en Montengro. Si bien, la fiscalía de Montenegro declaró que no dispone de pruebas de la implicación de las autoridades rusas en lo sucedido.

Por su parte, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, rechazó en su momento las acusaciones sobre el supuesto papel de Moscú en el fallido golpe de Estado en Montenegro y las tachó de “infundadas”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente