Portada - Últimas noticias

Hablando en el Pentágono este jueves, Trump anunció los detalles de la 'Revisión de Defensa de Misiles' emprendida por su Administración.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado que en Alaska se instalarán 20 nuevos interceptores en tierra que podrán "proteger a todas las ciudades" del país.

"Estamos comprometidos a establecer un programa de defensa de misiles que pueda proteger a todas las ciudades de Estados Unidos y nunca negociaremos nuestro derecho a hacer esto", aseguró Trump mientras anunciaba desde el Pentágono los detalles de la 'Revisión de Defensa de Misiles' emprendida por su Administración. El nuevo informe describe "seis cambios importantes" en la estrategia de defensa antimisiles de EE.UU.

Estamos comprometidos a establecer un programa de defensa de misiles que pueda proteger a todas las ciudades de EE.UU. y nunca negociaremos nuestro derecho a hacer esto El presidente de EE.UU., Donald Trump

Además, señala que el país norteamericano no aceptará ninguna limitación en el desarrollo de la defensa de misiles contra los Estados canalla. Según Trump, el objetivo es que EE.UU. pueda "poner fin a cualquier lanzamiento de misiles desde potencias hostiles, o incluso desde potencias que cometan un error".

"Nuestro objetivo es simple: asegurarnos de que podemos detectar y destruir cualquier misil lanzado contra EE.UU., en cualquier lugar y en cualquier momento", dijo Trump al revelar el informe. Entre sus anuncios se destacó también la instalación de un sistema de radar en el Océano Pacífico.

"El mundo está cambiando, y nosotros vamos a cambiar mucho más rápido que el resto del mundo", declaró el presidente de Estados Unidos, agregando que su país no puede "simplemente construir más de lo mismo o solo realizar mejoras incrementales".

Si bien el presidente no hizo mención a Corea del Norte el documento plantea que aunque "ahora existe una posible nueva vía para la paz" con Piongyang, "sigue planteando una amenaza extraordinaria" por lo que Washington "debe permanecer vigilante". Asimismo se advierte sobre el desarrollo de la capacidad militar de Rusia, China e Irán.

Además, Trump ha asegurado a la OTAN que EE.UU. mantiene su apoyo a la Alianza, pero ha enfatizado la necesidad de que los demás países miembro incrementen su participación dentro de la organización.

El espacio es "el nuevo dominio de combate"

Trump también anunció que el espacio sería reconocido como el "nuevo dominio de combate" y que la Fuerza Espacial cuya creación prometió anteriormente "liderará el camino". Su próximo presupuesto invertirá en una "capa de defensa de misiles basada en el espacio".

La estrategia de misiles de Trump destaca la necesidad de invertir en tecnologías avanzadas, entre ellas sensores basados en el espacio. En esa línea el informe presentado recomendó estudiar tecnologías experimentales para ese campo lo que parece un regreso a la 'Guerra de las Galaxias' planteada por el presidente Ronald Reagan en los años ochenta.

El Pentágono anunció que EE.UU. comenzará a trabajar este año en el desarrollo de la capa de sensores espaciales para la defensa antimisiles y tiene programado realizar los primeros ensayos del sistema en 2021.

El presidente aseguró que su país es un "jugador bueno" en el escenario mundial, pero que puede ser "mucho peor que cualquier otro si es necesario".

EE.UU. desarrolla un láser para que sus drones destruyan misiles balísticos mientras despegan

Su Agencia de Defensa contra Misiles estudiará si es posible crear un sistema para interceptar proyectiles en el espacio.

El Ministerio de Defensa de Estados Unidos desarrolla tecnologías de láser para instalarlas en drones con el objetivo de que sigan y destruyan proyectiles enemigos durante la fase temprana de su vuelo, según aparece en un informe sobre el escudo antimisiles de ese país.

Según ese documento, el Pentágono "elabora prototipos" de baja potencia para establecer "las tecnologías necesarias para instalar un láser en aparatos voladores espaciales no tripulados que sigan y destruyan misiles en la fase temprana de su vuelo".

El resumen de ese texto elaborado por la Agencia de Defensa contra Misiles indica que otra vía para reforzar la defensa de EE.UU. y sus aliados contra misiles balísticos hostiles sería equipar los cazas F-35 que patrullen las zonas de lanzamiento potencial —como la península coreana— con un nuevo tipo de proyectil.

Ese organismo también asegura que realizará un estudio de viabilidad sobre la creación de un sistema de interceptores espaciales, cuyos orbitadores estarían dotados de misiles capaces de derribar las ojivas que alcancen la estratosfera.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente