Portada - Últimas noticias

JERUSALÉN (Sputnik) — Israel ha inaugurado la carretera 4370, en el área de Jerusalén, tras años de retraso y en medio de la polémica porque está dividida por un muro alto que separa vehículos de colonos israelíes de vehículos palestinos.

La vía conecta la colonia judía de Geva Binyamin, en el territorio palestino ocupado de Cisjordania, con la Ruta 1, la carretera que lleva de Jerusalén a Tel Aviv.

La carretera, llamada "del Apartheid" por los palestinos, está dividida en el medio por un muro de ocho metros.

Su lado oeste sirve a los palestinos, que no pueden entrar a Jerusalén, mientras que por el lado este de la carretera pasan los colonos, que ahora pueden llegar a la colonia de French Hill, en Jerusalén, y al Monte Scopus más fácilmente desde Anatot, Geva Binyamin y la Ruta 60, al norte de la ciudad.

Cisjordania tiene muchas carreteras segregadas, pero ninguna de ellas está dividida en toda su longitud por un muro.

La carretera se construyó hace más de una década, pero se mantuvo cerrada debido a una disputa entre el Ejército israelí y la policía sobre la dotación de personal de un nuevo puesto de control, que se abrió debido a la carretera.

La carretera ha sido renovada recientemente por Moriah, la compañía de infraestructura de la ciudad de Jerusalén, a pesar de que se encuentra fuera de la jurisdicción de la ciudad y no presta servicio a sus residentes.

Se espera que la mayoría de sus usuarios sean colonos que viven al norte de Jerusalén y vienen a la ciudad todos los días para trabajar y estudiar.

En los últimos años, la congestión ha aumentado considerablemente en el punto de control militar de Hizma, por el que pasan los colonos.