Portada - Últimas noticias

La deuda global estableció nuevo récord al ascender a 184 billones de dólares el año pasado. Descubre cuáles fueron los países más endeudados en el 2017, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En términos per cápita, la deuda global supera los 86.000 dólares, mientras que el volumen conjunto de la deuda pública y la deuda privada constituye el 225% del volumen del PIB mundial, informa Bloomberg.

Los países que contrajeron la mayor cantidad de créditos en 2017 fueron las tres mayores economías del mundo: EEUU, China y Japón, comunicó el FMI. Además, el ente destacó que la deuda de estos países  —que supera su producción— representa potenciales riesgos para la expansión global.

La actual cifra de la deuda global supera en 2 billones de dólares las estimaciones que el FMI hizo en octubre de 2018. Los nuevos datos estadísticos incluyen información acerca de la deuda que fue registrada a finales de 2017 y la de los países que previamente no habían reportado al ente sus cifras actualizadas.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, declaró en su discurso pronunciado en la cumbre del G20 que el crecimiento de la deuda global es uno de los desafíos que los líderes mundiales tienen que abordar.

China tiene más oro del que te puedes imaginar

No está muy lejos el momento en el que el sistema monetario internacional se verá estresado. Entonces, será importante saber dónde está el oro y quién lo tiene.

Los bancos centrales del mundo han estado abasteciéndose de oro y China no lo ha despreciado como activo en un mundo digital moderno. Desde la crisis financiera, el 'gigante dormido'  ha estado haciendo acopio del metal precioso  a un ritmo vertiginoso y las implicaciones son considerables, explica DominicFrisby para MoneyWeek.

Las reservas mundiales totales de oro del Banco Central suman poco menos de 34.000 toneladas, aproximadamente el 20% de las 175.000 toneladas del suministro total sobre el suelo.

Estados Unidos se mantiene  a la cabeza con un total de 26.000 — 27.000 toneladas, según los cálculos  del analista de metales preciosos, Nick Laird.

Según la tabla de tenencias de oro del Banco Central, con datos del World Gold Council, de entre las 20 naciones más ricas, el Reino Unido se encuentra en el puesto 17, dos lugares por debajo de Kazajistán y uno por encima del Líbano, Alemania el segundo, y Rusia y China el sexto y séptimo respectivamente.

En 2007, China superó a Sudáfrica y ahora representa alrededor del 15% del total anual de la producción mundial de oro.  El secreto del éxito está en que China se queda con todo el oro que extrae. No vende una sola onza al exterior, y además ha aumentado sus importaciones, superando a la India en 2014, explica Frisby.

Hay que señalar que no todo el oro que se abre camino hacia China va al Banco Central, de hecho, China ha fomentado la acumulación privada de oro. La cuestión es que el Banco Central de China prefiere las aguas turbias y no revelar todas sus compras de oro, algo que en el SGE tendría que hacer, es decir, prefiere el "oro monetario" que no requiere divulgación en los informes de aduanas.

Ross Norman, director ejecutivo de SharpsPixley, explica que el juego con las cifras consiste en que su objetivo es que el número que dan debe ser suficientemente alto como para obtener la credibilidad del FMI, pero no tan alto como para desafiar a Estados Unidos. Las tenencias oficiales de oro de China ascienden actualmente a solo el 2% de sus reservas de divisas. 10.000 toneladas equivaldrían al 11% de las tenencias de divisas. Eso es sobre el promedio internacional. En esos términos, 10,000 toneladas no es un número tan extraordinario.

El caso es que si China declara que tiene 10.000 toneladas hoy, establecería el precio del oro mucho más alto, lo que no querrá hacer mientras aún está acumulando. Tampoco quiere un yuan respaldado por oro que podría fortalecerse significativamente porque le interesa que el yuan esté bajo para fines comerciales. Y en tercer lugar, y quizás más que todo, declarar que tiene más oro que Estados Unidos sería un desafío directo a la supremacía estadounidense, casi una declaración de guerra. China no está lista para eso, concluye el experto.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS