Portada - Últimas noticias

DAMASCO (Sputnik) — La coalición internacional liderada por Estados Unidos mató a 62 civiles en ataques aéreos contra dos poblados en la provincia siria de Deir Ezzor, informó la agencia SANA citando fuentes locales.

"Fallecieron 62 civiles y decenas resultaron heridos por los ataques de los aviones de la coalición internacional contra las aldeas de Al Sousse y Al Bubadran en el este de la provincia de Deir Ezzor", dice el medio.

Según la agencia, los mortíferos ataques se efectuaron en las últimas 24 horas.

"A causa del bombardeo aéreo contra la aldea de Al Sousse murieron 15 personas, entre ellas mujeres y niños", precisó.

Las bombas de la coalición, agregó, segaron 37 vidas y dejaron decenas de heridos al impactar en la mezquita Usman ibn Affan.

"Diez personas murieron por un ataque a la mezquita Ammar ibn Yasir en la aldea de Al Bubadran", indicó.

El medio no descarta que aumente la cifra de muertos debido a que muchos heridos siguen bajo los escombros de las casas destruidas.

Las fuentes de la agencia denuncian que la coalición usa la táctica de 'tierra quemada' bombardeando no solo posiciones del grupo terrorista ISIS (proscrito en Rusia y otros países) sino también zonas pobladas y la infraestructura civil.

El 18 de octubre, la televisión estatal siria comunicó sobre un ataque aéreo de la coalición de EEUU contra la aldea de Al Sousse.

La agencia no precisó la fecha en que se llevaron a cabo los mortíferos ataques de la coalición estadounidense, sin embargo el 18 de octubre la televisión estatal siria comunicó sobre un ataque aéreo contra zonas pobladas en Deir Ezzor.

El canal informó entonces de muertos y heridos civiles en Al Sousse sin precisar su número.

El 15 de octubre, el jefe del Centro ruso para la Reconciliación en Siria, Vladímir Sávchenko, criticó la inacción de las formaciones proestadounidenses después de que los terroristas se hicieran con el control de una franja de unos 20 kilómetros en la orilla oriental del Éufrates, entre las localidades de Hajin y Al Sousse.

El opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) ha comunicado este viernes que aviones de guerra de la llamada coalición contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), dirigida por Washington, han lanzado frecuentes ataques en las últimas 24 horas contra varias zonas residenciales de la provincia de Deir Ezzor, en el sureste de Siria.

“Los bombardeos contra la localidad de Al-Susah mataron el jueves antes de la medianoche a 18 civiles, entre ellos siete eran niños, mientras que 14 civiles han muerto este viernes”, ha precisado el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

La oenegé opositora agrega que la cifra de víctimas mortales podría aumentar, ya que hay decenas de heridos, muchos de ellos en estado grave, mientras otros siguen bajo los escombros, causados por los bombardeos estadounidenses.

Esta mortal ofensiva se produce mientras los milicianos kurdo-árabes de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por EE.UU., están desarrollando, desde el 10 de septiembre, la “fase III de operación Roundup”, presentada como la última etapa de la megaofensiva para terminar con la presencia de Daesh en el este de Siria.

Los bombardeos (de la coalición liderada por EE.UU.) contra la localidad (siria) de Al-Susah mataron el jueves antes de la medianoche a 18 civiles, entre ellos siete eran niños, mientras que 14 civiles han muerto este viernes”, ha explicado el director del opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman.

La coalición en cuestión publicó su propio informe el pasado septiembre, en el que reconoce la muerte de al menos 1114 civiles como resultado de las numerosas operaciones que llevan a cabo sus cazas desde 2014 en Irak y Siria.

No obstante, la organización de periodistas independientes Airwars señala que el balance de las víctimas en estos dos países árabes, en realidad, es mucho más que el reconocido por la coalición estadounidense, y asegura que supera siete veces los datos proporcionados, con más de 6 575 civiles muertos.

Experto israelí explica por qué el F-35 no es un problema para el S-300

Los cazas F-35 de la Fuerza Aérea israelí y de EEUU serán irrelevantes para el sistema de defensa antiaérea sirio actualizado, que incluirá a los S-300 rusos, señaló el analista político y exjefe del servicio secreto israelí Nativ, Yakov Kedmi, en una entrevista al canal Iton TV.

"El sistema de defensa aérea de Siria cambiará completamente", subrayó Kedmi.

Según el medio, Washington planea entregar a Israel nuevos aviones de combate F-35 de quinta generación para reforzar sus medios de ataque aéreo ante la actualización del sistema de defensa antiaérea en Siria.

Sin embargo, a pesar de que los S-300 no están diseñados para enfrentarse a los F-35, complicarán significativamente la realización de los ataques aéreos israelíes, opinó Kedmi.

El analista aseguró que el F-35 no es un problema para el S-300.

"La función principal de los S-300 es la destrucción de bombas y misiles y no de sus portadores. Así que no importa en absoluto el avión, sino las municiones que dispara", explicó el experto.

Rusia tomó la decisión de suministrar a Siria varios sistemas de defensa S-300 tras el derribo del avión ruso Il-20 con 15 militares a bordo.

El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, confirmó que cuatro lanzaderas S-300 ya se encuentran en Siria y que los militares del país árabe iniciaron un curso de capacitación que durará tres meses.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores de Rusia aclaró que el envío de los S-300 a Siria no va dirigido contra ningún país, sino que se realiza para contribuir a la estabilidad en la región y proteger a los militares rusos que se encuentran en el país árabe a petición del Gobierno sirio.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS