Portada - Últimas noticias

El Ejército sirio logró repeler el ataque de los terroristas del Frente al Nusra —organización proscrita en Rusia— en las montañas de Latakia.

Según informó a Sputnik una fuente militar, "a lo largo de los últimos días varios cientos de terroristas atacaron las posiciones del Ejército desde el lado de la frontera con Turquía".

Sin embargo, con la ayuda de artillería pesada y tanques, las fuerzas armadas de Siria repelieron con éxito el ataque y no les dejaron ocupar posiciones en la aldea de Al Saraf y los altos cercanos.

La fuente destacó que los terroristas temen que se lleve a cabo una operación en la provincia de Idlib y atacando Latakia intentan salvar sus rutas de abastecimiento. Por dichas rutas los terroristas de Idlib y Hama reciben armas y municiones, añadió el entrevistado.

Actualmente, el Ejército de Siria tiene bajo control los principales montes de Latakia a pesar de los regulares ataques del Frente al Nusra, que intenta ocupar puntos estratégicos de la región.

Civiles celebran liberación de ciudad más antigua en el sur sirio

Los civiles sirios se congregaron en la plaza central de Busra al-Sham en la provincia de Daraa para celebrar la liberación de esta ciudad, 18 de julio de 2018.

La recuperarción de Busra al-Sham, la ciudad más antigua en el suroeste de Siria, cuenta con gran importancia debido a su cercanía a los altos del Golán sirios. Tras la victoria del Ejército sirio, el gobernador de Daraa, Mohammad Jaled Hanus, izó la bandera en presencia de cientos de civiles y de una unidad de efectivos de las Fuerzas Armadas de Siria.

Además de recuperar el 90 por ciento de Daraa, las fuerzas sirias ya han avanzado en algunas zonas de la parte siria del Golán (la otra parte está ocupada por el régimen de Israel).

El progreso de las fuerzas sirias en las regiones sureñas del país tiene muy preocupado a Israel, que teme que las tropas sirias avancen hasta la parte ocupada del Golán tras recuperar las zonas sureñas del país.

 

Siria evacúa a habitantes de 2 aldeas sitiadas por terroristas

Las autoridades sirias concluyen la evacuación de los habitantes de Al-Fua y Kefraya, localidades sitiadas por terroristas y “rebeldes” en la provincia de Idlib.

De acuerdo con medios oficiales sirios, ha terminado hoy jueves el proceso de evacuación, en autobuses, de los civiles de Al-Fua y Kefraya (en la provincia noroccidental de Idlib), mientras los heridos han sido trasladados en ambulancias.

La televisión estatal siria ha reportado que durante la jornada del miércoles un total de 121 autobuses habían llegado a las mencionadas localidades para proceder a la salida de los civiles.

Estas aldeas “han quedado completamente vacías” después de que unos 6900 civiles se marcharan, conforme a un acuerdo de evacuación alcanzado entre Damasco y los grupos armados, ha indicado el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los evacuados se refugiarán de manera temporal en áreas bajo control del Ejército nacional en las provincias de Homs (centro) y Alepo (norte), de acuerdo con medios locales.

Fuentes opositoras afirmaron el martes que las evacuaciones tendrían lugar a cambio de la excarcelación de unos 1500 miembros de grupos armados.

En abril de 2017, miles de personas fueron evacuadas de dichas aldeas y, como contraparte, cientos de hombres armados y sus familias abandonaron Madaya y Zabadani, situadas al norte de Damasco, la capital del país.

Sin embargo, la evacuación de otros 7000 residentes de Al-Fua y Kefraya a cambio de la liberación de 1500 detenidos no se produjo, por lo que el acuerdo actual tiene como objetivo finalizar dicho pacto.

Al-Fua y Kefraya son dos localidades de mayoría chií localizadas en la provincia de Idlib, considerada el último feudo de los grupos armados y terroristas en Siria. Unas 10 000 personas vivían en estas ciudades, sitiadas desde marzo de 2015. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), eran hasta ahora los únicos lugares que permanecen asediados en el país árabe.

La Fuerza Aérea de Siria y Rusia comienza a bombardear a los terroristas en Nawa al Norte de Daraa

El 18 de julio, aviones de combate de la Fuerza Aérea Arabe Siria (SyAAF) y las Fuerzas Aeroespaciales Rusas llevaron a cabo una serie de ataques aéreos contra docenas de posiciones de Hay’at Tahrir al-Sham (HTS) y sus aliados de Free Syrian, respaldado por Estados Unidos. Ejército (FSA) en la ciudad de Nawa, en la zona noroeste de Daraa, según fuentes progubernamentales sirias.

Ejército Árabe Sirio (SAA) con un misil guiado antitanque (ATGM) alrededor de la ciudad.

El comportamiento agresivo de HTS provocó una ola de ira entre los activistas de la oposición y los civiles desplazados, que se preparaban para regresar a sus hogares en Nawa en virtud del acuerdo.

La SAA probablemente lanzará un gran ataque terrestre contra Nawa, si los combatientes locales no logran expulsar a HTS. La ciudad se considera muy importante ya que domina las áreas controladas por Jaysh Khalid ibn al-Walid, afiliado al ISIS, en el campo occidental de Daraa.

Terroristas se rinden ante el Ejército sirio en Al-Quneitra

Las bandas armadas han firmado un acuerdo de rendición con las autoridades sirias en la provincia de Al-Quneitra, cerca del Golán ocupado por Israel.

La agencia oficial siria de noticias SANA ha reportado este jueves que las agrupaciones terroristas que han aceptado los términos de la rendición corresponden a las que han tenido bajo su control varias áreas en las inmediaciones de la ciudad de Al-Quneitra, capital de la homónima provincia suroccidental.

Según el mismo medio, que cita a su corresponsal, los hombres armados han accedido a entregar las armas, incluidas las pesadas. Los llamados rebeldes tendrán la oportunidad de regular su estatus al pasar una inspección en agencias gubernamentales

El pacto permitirá al Gobierno de Damasco regresar a la zona y retomar sus posiciones de antes de 2011, año en que estalló la crisis en el país árabe.

Cierta parte de las facciones armadas se opone a deponer las armas, pero las autoridades les permitirán abandonar las zonas, cerca de los altos del Golán, y marcharse junto con sus familias a la provincia noroccidental de Idlib, el principal bastión de los grupos armados en el territorio sirio.

La tregua se produce mientras las Fuerzas Armadas sirias han liberado el 90 % de la vecina provincia de Daraa, en el marco de una operación iniciada el pasado 19 de junio para limpiar las zonas fronterizas con Jordania. Estos avances han provocado la rendición en masa de milicianos, muchos de los cuales se han unido al proceso de reconciliación.

En los últimos días, centenares de desplazados sirios han retornado del exilio a sus localidades liberadas del terrorismo en el sur del país, además se prevé el pronto regreso de otros miles de civiles a sus pueblos de origen.

Rusia rechaza petición israelí para alejar a Irán y Hezbolá del límite de los Altos del Golán ocupados

Rusia ha dicho “no” a la solicitud de Israel de “mover las fuerzas de Irán y Hezbolá lejos de las fronteras de Siria con la Palestina ocupada”.

El diario israelí Yediot Aharonot informó el viernes que Rusia había rechazado una propuesta de Israel para “expulsar a las fuerzas de Irán y Hezbolá hasta 80 km de los límites” de los Altos del Golán ocupados.

Al mismo tiempo, el Ejército sirio continúa avanzando en la provincia de Al Quneitra, en el límite de los Altos del Golán, con el objetivo de recuperar el control total sobre la misma.

Yediot Aharonot predijo que las fuerzas del presidente sirio, Bashar al Assad, “pronto tomarán el control total de los puestos fronterizos en el Golán”.

“Israel intentará aprovechar una buena oportunidad para intentar suscribir un acuerdo con los sirios en el caso de que las fuerzas de Assad lleguen a los Altos del Golán”, informó el dia.

El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, viajó a Rusia esta semana por tercera vez desde el comienzo de 2018.

Él discutió con el presidente ruso, Vladimir Putin, una serie de temas, incluido el acuerdo nuclear iraní, la situación en Oriente Medio y el conflicto palestino-israelí.

Por su parte, la revista estadounidense Foreign Policy publicó recientemente un artículo en el que decía que EEUU no obtendrá todo lo que deseaba en Siria. La revista estadounidense luego llamó “quimera” a los intentos de Washington de de “sacar a las fuerzas iraníes del territorio sirio”.

Israel abandona a sus colaboradores en Siria

Ante el avance de las tropas del Ejército Árabe Sirio, un centenar de personas que colaboraban con los israelíes en el sur de Siria tratan de replegarse hacia Israel acompañados de sus familias.

Esas personas y sus familiares se han concentrado en la línea de demarcación entre Siria y el Golán ocupado por Israel, pero el gobierno del primer ministro israelí Benyamin Netanyahu ha ordenado cerrarles el paso.

Durante la guerra en Siria, Israel reclutó colaboradores en suelo sirio, tanto para fomentar movimientos separatistas entre los pobladores drusos o beduinos como para utilizar a esos elementos como agentes de enlace con diversos grupos terroristas.

Al final de la guerra en Líbano, Israel protegió a sus colaboradores cristianos, reunidos en el Ejército del Líbano Sur (ALS) bajo las órdenes de Antoine Lahad. Sin embargo, los israelíes se niegan ahora a proteger a los colaboradores musulmanes de Israel en Siria.

600 terroristas foráneos pasan en poder de EEUU en Siria

Un nuevo informe revela que decenas de terroristas extranjeros quedan actualmente en poder de las milicias armadas apoyadas por Estados Unidos en Siria.

Según ha informado este jueves la cadena de noticias estadounidense CNN, las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por Washington, mantienen retenido a unos 600 terroristas procedentes de casi 40 países del mundo en sus bases en Siria.

“A partir de julio de 2018, casi 600 combatientes terroristas extranjeros de más de 40 países están bajo la custodia de la milicia FDS”, ha indicado a CNN Sean Robertson, portavoz de la Marina del Departamento de Defensa de Estados Unidos (el Pentágono).

El informe agrega que la mayoría de estos elementos terroristas, vinculados con el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), tienen nacionalidad europea y han llegado de países como Alemania, Francia y Rusia.

A partir de julio de 2018, casi 600 combatientes terroristas extranjeros de más de 40 países están bajo la custodia de la milicia FDS (Fuerzas Democráticas Sirias)”, ha indicado Sean Robertson, portavoz de la Marina del Departamento de Defensa de Estados Unidos (el Pentágono).

El funcionario del Pentágono no ha aclarado si estos terroristas fueron empleados por EE.UU. en las misiones contra el Ejército sirio, no obstante, ha manifestado su alta preocupación ante el retorno de los citados extremistas a sus países de origen.

A finales de diciembre de 2017, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, el general Valery Gerasimov, ya había alertado de que EE.UU. está entrenando a decenas de milicianos de Daesh en su base de Al-Tanf, en el sur de Siria para crear nuevas facciones con el fin de desestabilizar el país árabe.

El Gobierno de Siria ha denunciado sistemáticamente la presencia de militar de EE.UU. y sus aliados que, a su juicio, constituye una agresión a su soberanía. Según los informes, EE.UU., con su apoyo a los extremistas y terroristas, obstaculiza la lucha antiterrorista, y ha provocado hasta el momento un gran número de víctimas civiles.

El primer ministro al-Abadi impone estado de emergencia en Irak

Una ola de manifestaciones se ha levantado en el sur de Irak, donde la población denuncia las graves carencias de los servicios gubernamentales.

Para evitar que ese movimiento de protesta se extienda a la capital, el primer ministro Haider al-Abadi impuso el estado de emergencia el pasado fin de semana.

Las protestas comenzaron con la exigencia de que se estabilice el servicio eléctrico. En el sur de Irak las temperaturas fluctúan actualmente entre 45 y 48 grados Celsius y resulta prácticamente imposible trabajar sin aire acondicionado.

A los reclamos por la falta de electricidad se agregaron después las protestas por la ausencia de agua potable y por la presencia de trabajadores extranjeros en el sector de los hidrocarburos en un momento en que el desempleo alcanza cifras muy elevadas.

Como colofón, entre los problemas que denuncian los manifestantes está también la cuestión de la corrupción, que fue un tema predominante en la campaña electoral que antecedió las recientes elecciones legislativas en Irak.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente