Portada - Últimas noticias

Los agresores pro-Riyad, abastecidos a través de rutas marítimas, aéreas y terrestres, han estado intentando cortar los vínculos entre el Ejército yemení y Ansarulá con el mundo exterior, pero han quedado bloqueados en los suburbios del sur del aeropuerto de Al Hudaidah, situado a unos 10 kms de la ciudad portuaria.

Las fuerzas de la coalición militar liderada por Riad llegaron hace semanas a la zona de Al Mandhar, al sur del aeropuerto de Al Hudaidah, e intentaron tomarlo. Pero gracias a la reacción de los combatientes yemeníes, no pudieron llegar a la pista y controlar las torres del aeropuerto. Pese a ello, la coalición ha anunciado en seis ocasiones haber capturado el aeropuerto, sin ofrecer nunca imágenes de este hecho.

Las unidades de artillería y balística del Comité Popular y del Ejército (Ansarulá) han llevado a cabo ataques violentos contra posiciones saudíes en el área de Al Mandhar y al Sudoeste del aeropuerto para obligar a los saudíes y sus mercenarios a evacuar estas áreas ocupadas.

En el eje sureste del aeropuerto, las fuerzas pro-Riad contornearon el distrito de Al Duraihami y se acercaron a la pista del aeropuerto, pero sus ataques fueron repelidos por el fuego de artillería y misiles de las fuerzas yemeníes. Estas últimas emboscaron y atacaron un convoy de las fuerzas enemigas en el eje norte de Al Duraihami causando graves daños a su material pesado y grandes bajas: decenas de mercenarios resultaron muertos o heridos y 10 tanques fueron destruidos.

935 mercenarios abatidos el pasado mes en la costa oeste

Según Mashregh News, durante los enfrentamientos del mes pasado en la costa oeste de Yemen, unos 935 elementos pro-Riad fueron abatidos. Mientras tanto, durante los combates de la semana pasada, 93 tanques y vehículos blindados de la coalición saudo-emiratí fueron destruidos en la franja fronteriza de la provincia de Al Hudaidah.

La operación militar lanzada en los últimos tres días por la coalición pro-saudí, en la que participaron 13 brigadas, ha fracasado. En este sentido, dos grupos de la coalición, uno situado cerca del aeropuerto de Al Hudaidah y el otro en la zona montañosa de Rihami, todavía están sitiados por el Ejército y la Resistencia yemeníes.

Las fuerzas yemeníes lograron detener también los asaltos de los atacantes cerca del aeropuerto de Al Tuhaita, a 50 km de Al Hudaidah. Durante tres días, los soldados de la coalición saudo-emiratí habrían intentado abrirse paso hacia la instalación, pero sus intentos fueron desbaratados.

Fracasa el último intento de avance saudí

El último intento tuvo lugar en la noche del jueves. La coalición atacó las localidades de Al Tuhaita, Al Faza y Al Muyailes, situadas cerca de Al Hudaidah, pero esta operación sufrió un nuevo fracaso.

Según una fuente militar, más de 50 mercenarios pro-saudíes fueron abatidos a tiros y 16 de sus vehículos blindados fueron destruidos durante esta operación por las fuerzas yemeníes.

“Los cuerpos de los muertos y heridos todavía están esparcidos en el suelo”, dijo la fuente.

Nasser Ali al Zaybani, jefe de los mercenarios, murió el miércoles 27 de junio en la región de Nehm, al este de Sanaa.

EAU suspende su agresión militar al puerto yemení de Al-Hudayda

Emiratos Árabes Unidos (EAU) ha anunciado este domingo la suspensión de su agresión militar contra la ciudad yemení de Al-Hudayda tras sufrir grandes pérdidas.

El ministro de Asuntos Exteriores de EAU, Muhamad Anwar Gargash, ha alegado que esta “pausa” comenzó hace una semana a fin de facilitar los esfuerzos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para resolver la crisis en este país árabe.

Horas antes, el enviado especial de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, había informado de que prevé organizar, en las próximas semanas, las negociaciones entre las partes involucradas en el conflicto de Yemen.

“Hemos suspendido nuestra campaña para dar el tiempo necesario a fin de considerar detalladamente esta opción”, ha indicado Gargash en una publicación emitida en su cuenta de Twitter, en la que también ha instado a la salida incondicional de las fuerzas populares yemeníes de Ansarolá de la ciudad y del puerto de Al-Hudayda, en el oeste de Yemen.

Esta suspensión se produce, no obstante, después de que las fuerzas yemeníes infligieran, en días recientes, importantes pérdidas entre las filas de los mercenarios y las tropas de Arabia Saudí y su principal aliado, EAU, que lanzaron el pasado 12 de junio un operativo para hacerse con el control de la estratégica urbe de Al-Hudayda.

Hemos suspendido nuestra campaña para dar el tiempo necesario a fin de considerar detalladamente esta opción”, anuncia el ministro de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Muhamad Anwar Gargash, refiriéndose a la suspensión de la agresión militar de su país contra la ciudad yemení de Al-Hudayda.

La ofensiva de Riad y sus aliados contra Al-Hudayda, principal puerto de entrada a Yemen de importaciones y ayuda humanitaria, provocó la ira y la condena de muchos países y organizaciones pro derechos humanos, que alertan del riesgo que esta operación entraña para la vida de millones de yemeníes.

La comunidad internacional, sobre todo la ONU, ha hecho insistentes llamados a Riad para que ponga fin a su “estúpida guerra”, iniciada en marzo de 2015 y que, hasta el momento, ha dejado 11 000 muertos y cerca de 23 000 heridos.

‘EEUU no busca acabar guerra en Yemen por su venta de armas’

Las autoridades yemeníes denuncian que EE.UU. no busca acabar la crisis en Yemen debido a los beneficios que obtiene por la venta de armas a países agresores.

“La parte extranjera, incluidos los Estados Unidos y los partidarios de la agresiva coalición saudí, nunca querrán que cesen las exportaciones de armas y acabar así con el flujo de enormes fondos provenientes del Golfo Pérsico”, según ha argumentado el presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, Mahdi al-Mashat.

En una reunión mantenida el sábado con el enviado especial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Suecia en Yemen y Libia, Peter Semneby, el funcionario yemení también condenó las tramas de ciertos países occidentales para obstaculizar una solución política en la crisis de Yemen.

“Su beneficio se halla en la continuación de la violenta agresión que protagoniza Riad contra el pueblo yemení, por ello, ninguna solución será a favor de los estadounidenses”, agregó.

Al-Mashat instó, asimismo, a la comunidad internacional a impulsar un proceso político para encontrar una solución a esta larga crisis, además de presionar a los países agresores a detener su ofensiva militar contra Yemen.

La parte extranjera, incluidos los Estados Unidos y los partidarios de la agresiva coalición saudí, nunca querrán que cesen las exportaciones de armas y acabar así con el flujo de enormes fondos provenientes del Golfo Pérsico”, denucnia el presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, Mahdi al-Mashat.

El apoyo logístico y armamentístico de EE.UU. a Arabia Saudí ha sido objeto, en reiteradas ocasiones, de duras críticas a nivel internacional, ya que el país árabe lidera una guerra contra Yemen, lo que ha sumido en una situación catastrófica al país más pobre del mundo árabe.

La comunidad internacional, sobre todo la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha llamado una y otra vez al régimen de los Al Saud a poner fin, de una vez por todas, a esta “estúpida guerra”, que ha dejado más de 11 000 muertos y cerca de 23 000 heridos, de acuerdo con el último balance ofrecido por el Ministerio de Sanidad de Yemen.

Ejercito yemení ataca a tropas saudíes con nuevo misil balístico

alt

Apoyado por el movimiento popular Ansarolá, el Ejército de Yemen ha probado con éxito un nuevo misil balístico en un contexto de alta tensión con Arabia Saudí.

La unidad de misiles del Ejército yemení lanzó el viernes un nuevo misil balístico de corto alcance contra posiciones de los mercenarios de Riad en las costas de la provincia occidental de Al-Hudayda, según ha informado la cadena de televisión local Al Masirah.

El ataque alcanzó con precisión con precisión sus objetivos, según el Ministerio de Defensa de Saná, e infligió grandes pérdidas en las filas de los milicianas apoyados por Arabia Saudí y sus aliados presentes en Yemen.

La cartera militar ha resaltado que el nuevo misil, de fabricación nacional, tiene características únicas y que se presentará en un futuro muy cercano, para ser usado a gran escala en los campos de batalla.

Esta información sale a la luz en momentos que Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos han lanzado una gran ofensiva contra la ciudad portuaria de Al-Hudayda, provocando la ira y la condena de muchos países y organizaciones pro derechos humanos que alertan del riesgo que esta operación supone para la vida de millones de personas.

Desde el inicio de la agresión saudí a Yemen, en marzo de 2015, las fuerzas populares y el Ejército yemení han llevado a cabo numerosos ataques de represalia contra las tropas saudíes, obteniendo importantes victorias.

La mayoría de estos ataques se han efectuado con equipamiento militar tal como misiles Qaher-1, Qaher M-2, Scud (misiles balísticos), Tochka y Kornet (misiles antitanques).

La coalición árabe intercepta lanchas hutíes con armamento en el mar Rojo

MOSCÚ (Sputnik) — La coalición árabe que lucha contra los hutíes en Yemen dijoeste 30 de junio haber prevenido un ataque con el uso de embarcaciones pesqueras en el mar Rojo, publicó el diario Saudi Gazette.

Desde su cuenta de Twitter, el periódico precisó que las fuerzas de la coalición interceptaron lanchas enemigas con misiles y granadas propulsadas por cohetes a bordo.

Paralelamente, la coalición confirmó haber emitido el permiso para que un petrolero pueda ngresar al puerto de Al Hudaida.

Seis embarcaciones habían atracado para descargar en el puerto de Al Hudayda y otras ocho estaban esperando el permiso para entrar, aclara el comunicado.

Yemen vive desde 2014 un conflicto armado entre los partidarios del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi y los rebeldes hutíes del movimiento Ansar Alá.

En marzo de 2015, intervino en el conflicto del lado del gobierno legítimo una coalición encabezada por Arabia Saudí e integrada mayormente por países del golfo Pérsico.

Desde mediados de junio, la coalición árabe continúa una operación que busca expulsar a los rebeldes de Al Hudaida.

Un 70% de las importaciones, incluidos los bienes comerciales y humanitarios, entran en Yemen a través de Al Hudaida y otro puerto, Al Salif, situado más al norte.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente