Portada - Últimas noticias

Carlos Carrizosa, diputado de Ciudadanos; David Pérez, del PSC, Sergio Santamaría, del PP… También catalanes comprometidos contra el 'procés' como Mariano Gomà, Francesc de Carreras, Joaquim Coll, el periodista Albert Castillón y el abogado José María Fuster Fabra. Todos ellos figuran en un informe "reservado" y "clasificado" realizado por la Comisaria General d'Informació de los Mossos d'Esquadra sobre una manifestación organizada en Barcelona por Societat Civil Catalana el 19 de marzo del 2017 bajo el lema 'Paremos el golpe separatista. En defensa de la libertad, la democracia y la convivencia'.

El dosier reservado sobre la manifestación, de 14 folios, es uno de los 30.000 documentos que agentes de la Comisaria General d'Informació de los Mossos d'Esquadra habían roto y llevaban a quemar el 26 de octubre en la incineradora de Sant Adrià del Besós, un día antes de que el Parlament aprobara la declaración unilateral de independencia. Agentes de la Policía Nacional interceptaron a los mossos y evitaron la destrucción de la documentación. Un informe policial entregado a la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela y desvelado el pasado 28 de febrero por EL PERIÓDICO concluía que los Mossos habían creado un "departamento de espionaje ilegal" para vigilar a personas y entidades contrarias al proceso de independencia de Catalunya.

La caja número 4

Los 14 folios estaban "rotos y mezclados" con otros cientos de documentos en la caja número 4 que iba oculta en el maletero de un coche camuflado de los Mossos. La policía nacional tuvo que "reconstruirlos", como se aprecia en las imágenes que publica EL PERIÓDICO. El informe "de cobertura de la manifestación realizada por parte de Sociedad Civil Catalana" reservado y clasificado, fue realizado por la unidad de información de los Mossos en Barcelona, figura sin número de registro y fue enviado hasta a ocho unidades policiales más (de los servicios de información y apoyo operativo). Eso sí, en su primer folio especifica que no pueden hacerse copias y que deberá ser destruido 15 días después. Y también que "la información contenida aquí podrá ser referenciada (especificando el origen) solo en documentos con nivel clasificado igual o superior".

El informe recoge todas las entidades que participaron en la manifestación y que están "en contra de la posible celebración de un futuro referéndum por la independencia". Añade que en la marcha estuvieron "líderes destacados de Ciudadanos, Partido Popular de Catalunya, Partido Socialista de Catalunya y Unión Progreso y Democracia". También incluye todo tipo de entidades cívicas (Impulso Ciudadano, Asamblea Social de la Izquierda, Asamblea por una Escuela Bilingüe…).

La vigilancia sobre la manifestación fue exhaustiva. Los agentes de los mossos toman nota incluso de la identidad de la persona que organizaba la marcha desde un camión, pese a que se trata de una ciudadana anónima llamada Isabel y aparentemente sin interés policial. En el informe recogen su nombre y apellidos, su profesión (abogada de Derecho Administrativo y Urbanístico), el despacho donde trabaja y hasta su puesto anterior en el Departament de Justicia de la Generalitat. Los mossos rastrearon incluso la matrícula del remolque y la empresa a la que pertenecía.

Fotografías de la marcha

Los agentes de Información de la policía catalana realizaron varias fotografías de la cabecera de la marcha. Una de ellas figura a toda página en el dosier. Colocaron números sobre las personas que aparecían (del uno al once) y fueron identificándolas. Así, figuran Sergio Santamaría Santigosa ("diputado en el Parlament de Catalunya, PPC"), José María Fuster Fabra ("vinculado al partido de Ciudadanos"), Miriam Tey ("Vicepresidente segunda de Societat Civil Catalana"), Alberto Fernández Díaz ("Presidente del Partido Popular de Catalunya"), Albert Castillón Goñi ("Vinculado al partido de Ciudadanos y presentador de Antena 3 Televisión"), Mariano Gomà ("Presidente de Societat Civil Catalana"), José Domingo Domingo ("Vicepresidente"), Susana Beltrán García ("Diputada en el Parlament por Ciudadanos"), Carlos Carrizosa Torres ("Diputado en el Parlament por Ciudadanos"), Francesc de Carreras Serra ("Fundador y militante de Ciudadanos"), David Pérez Ibáñez ("Secretario segundo del Parlament por el Partido Socialista de Catalunya") y Joaquim Coll Amargós ("Vocal de Societat Civil Catalana").

Los Mossos informan también de personas que iban en la cola de la manifestación con otro lema e identifican al hombre que lleva un megáfono. Es Bartolomé Fraile, a quien definen como "militante de UPyD". Al igual que con la cabecera, los policías catalanes toman la matrícula del coche de remolque y comprueban que está a nombre de una mujer llamada María del Carmen (a la que ellos identifican con sus dos apellidos) y a quien califican como "persona no conocida por esta unidad".

El informe reservado recoge muchas otras personas a las que clasifica por su pertenencia a algún grupo. Álex RamosRafael ArenasSixto CadenasJosep LagoErnesto López Vallet (de Societat Civil Catalana y sus juventudes), Rosa Ortiz Reigada, Encarnación Ruiz Aznar (de Barcelona con la Selección y de las que se dice que "fueron agredidas en la Avenida Meridiana por miembros del grupo radical de la UE Sant Andreu Desperdicis").

Entre los militantes de Ciudadanos, los mossos sitúan a Dolores Agenjo Recuero, de quien escriben "es directora del Instituto Pedraforca de L’Hospitalet de Llobregat que se negó a dejar las aulas para la consulta del 9-N". Entre los del PSC, incluye, además de David Pérez, a Joan Ferran Serafí ("diputado en el Parlament") y Álex Ramos ("militante"). Todos ellos aparecen en el "anexo fotográfico de asistentes" que cierra el informe que los mossos no pudieron quemar.

El análisis policial concluye con un matiz político: "Societat Civil tiene un flujo de asistentes irregular", pero "el número de personas vinculadas a Ciudadanos ha crecido en los últimos años, han sabido movilizar tanto a personas mediáticas relacionadas con medios de comunicación como a políticos en activo de partidos de centro derecha".  Y añade que "tanto Societat Civil Catalana como el resto de entidades contrarias al proceso soberanista han intensificado su ofensiva en esta recta final, están teniendo más fuerza en las redes sociales y se ha detectado un incremento de pequeños actos en las calles".

Preguntados sobre este dosier, fuentes de los Mossos d'Esquadra explican que están atendiendo a todos los requerimientos judiciales que les están llegando sobre los papeles de la incineradora, motivo por el cual no pueden pronunciarse acerca de este documento en concreto.

Bronca monumental entre Torra y Morenés en un acto en Washington

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha llevado a Washington su campaña independentista al protagonizar una escena que dejó atónitos a los asistentes a la apertura de un festival folklórico en el que también participaba el embajador de España en Estados Unidos, Pedro Morenés.

El incidente ocurrió esta noche durante la inauguración del Smithsonian Folklife Festival, del que Cataluña es la cultura invitada junto a Armenia. En su intervención, en inglés, Torra aprovechó para transmitir sus habituales reclamaciones independentistas y para referirse a los dirigentes del procés en prisión preventiva, a los que llamó "presos políticos". Según informan personas presentes en el acto, calificó de "represión" el procedimiento judicial contra los acusados de rebelión y malversación, y señaló que algunos de los prófugos de la justicia, como el ex presidentCarles Puigdemont, están en el "exilio".

Acto seguido habló Morenés, también en inglés, quien le rebatió sus argumentos y negó que en España haya presos políticos. Tras ensalzar "la grandeza de la cultura catalana", señaló que Cataluña "goza ahora de la etapa de mayor autogobierno, mayor libertad y mayor prosperidad de la historia" en el contexto del sistema "autonómico" nacido en la transición democrática española. "Es uno de los más descentralizados del mundo, más incluso que algunos Estados que se etiquetan como federales", explicó el embajador, según el discurso que publica íntegramente La Vanguardia, diario que sí esta en el acto aunque los medios no habían sido convocados.

A continuación, Morenés citó diversos reconocimientos internacionales de la calidad democrática en España, como el de la organización Freedom House, The Economist Unit y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. También recordó que la Constitución de 1978 fue aprobada con el 88,45% de los votos a favor, un porcentaje que llegó al 90% en Cataluña.

"Por eso, con hechos y datos, permítanme que corrija esta propaganda que difunde el Sr. Torra, porque nuestros amigos americanos gustan de tener datos y hechos para aseverar sus opiniones", continuó el embajador. "En España no hay presos políticos. No lo digo yo. Lo han dicho los informes de Amnesty Internacional y Human Rights Watch. Hay unos políticos que, a pesar de haber sido reiteradamente advertidos por sus propios servicios jurídicos, decidieron retorcer el Reglamento del Parlamento y violar el estatuto de Autonomía de Catalunya y la Constitución. Si se permitiera hacer política fuera de la ley, violando la ley, se acabaría la democracia. Y por eso actúan los jueces: para defender la democracia y el Estado de Derecho. Por eso hay políticos en prisión: por violar las leyes".

Pedro Morenés siguió su intervención con una explicación del artículo 155 de la Constitución, al que calificó como "mecanismo de coerción que tienen todas las Constituciones federales europeas". Fue, según sus palabras, una toma de "medidas excepcionales" para "devolver Catalunya a la legalidad".

"Sr. Torra, su petición de autodeterminación no tiene eco en este escenario. Debe Vd. Recordar que la mayoría de la población catalana no vota a favor de posiciones secesionistas. Respete Vd. a la mayoría, es un principio de la democracia y gobierne para todos, no sólo para los suyos. Porque los catalanes no independentistas resulta que existen, que son libres y merecen su respeto", concluyó Morenés antes de pasar a los asuntos culturales que centran el festival que se inauguraba.

El presidente catalán reaccionó abandonando el acto junto a la delegación que le acompañaba, molesto con el discurso "ofensivo" del embajador.

Según varios asistentes, Morenés fue abucheado por los acompañantes del presidente catalán mientras éste se levantaba de la mesa para abandonar el lugar. Finalmente, Torra y su comitiva acabaron en el exterior del Museo Nacional de Historia Afroamericana, donde se había celebrado la inauguración, reclamando con palmadas la "libertad para los presos políticos".

La jefa de prensa de Quim Torra, Anna Figuera, ha publicado en Twitter varios mensajes en los que transmite las impresiones del presidente catalán.

Torra ha criticado que el embajador le haya dejado por mentiroso: "No podemos tolerar el grado de insulto al que se ha llegado", ha resaltado, para a continuación reclamar su dimisión.

Por ello, ha preguntado al PSOE, al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al ministro de Exteriores, Josep Borrell, si comparten el discurso de Morenés: "De seis folios y que venía ya preparado para tildarnos de mentirosos y continuar falseando la historia de lo que sucede en Cataluña".

Fuentes de la embajada española en Estados Unidos no quisieron comentar el incidente, aunque lamentaron que los medios de comunicación no tuvieran acceso al acto para corroborar lo sucedido.

Los separatistas, cabreadísimos con un artículo del Financial Times: “City of Spies”


Ellos que están acostumbrados a manipular, a  intentar internacionalizar sus mentiras, a intentar ganarse adeptos entre los políticos y medios de prensa europeos, no pueden soportar,  que  nada menos que el Financial Times, el periodico de la City londinense haya hecho un artículo bastante largo  titulado “City of spies”. En el que al estilo del Tercer Hombre, llega incluso a comparar Barcelona con la Viena de posguerra,  lugar donde se desarrollaba el libro de Grahan Greene.

El articulista dice que el procés ha dejado “otra Barcelona, un país de espionaje, de tribus políticas en guerra y de grabaciones secretas”. Más adelante, insiste: el procés es “una profunda crisis política y social”, que ha transformado “una de las más ricas y cosmopolitas regiones de Europa en una de las más turbulentas…  se ha abocado a Cataluña al caos político y social”. En el independentismo catalán esta versión de los hechos no interesa, y considera que el Financial Times, se ha dejado engatusar por los informes policiales españoles,  y lo ha plasmado en un artículo interesado. Lo cual se les hace raro en un diario de esa categoría.

Se  hace referencia en el artículo a una noticia que a los separatistas no les interesa que se sepa, un Mosso de escuadra, un tal Jordi Cruz,  habría dicho al redactor: “mis colegas pueden matarme por hablar con un periodista”.  “Cruz” explica que tanto el Gobierno Catalán como los Mossos querían levantar “un servicio secreto de espionaje que competiera con el del estado español”  y que había obtenido información muy directa de amigos que estaban dentro del mismo.

En dicho artículo se cita también el informe de la policía española donde se afirma que los Mossos tenían un “departamento de espionaje ilegal”. Los ofendidos soberanistas dicen que todo eso estaba desmentido, y que se lo han vendido y endosado al FT.  Pero lo cierto es que a poco que se lea, lo que uno extrae es la conclusión de que parte de la trama independentista queda al descubierto. El FT, habla de como eran espiadas y presionadas  un montón de víctimas de este servicio secreto, que eran “abogados, políticos, profesores, periodistas y entidades de la sociedad civil consideradas oponentes al procés”.

Gente como José María Fuster -Fabra, del que dicen que es ex militante de Fuerza Nueva y defensor del General Rodríguez Galindo (Como si ser facha o defensor de Galindo, fuese ya motivo de fusilamiento.) sobre todo si FT, dice que Fuster-Fabra es un “prominente abogado que ha hecho su nombre defendiendo a víctimas del grupo terrorista vasco ETA, así como a policías catalanes y a sus familias” (Insoportable de resistir por parte de los “estelados”.

El artículo no es baladí, 3.500 palabras recogidas en seis folios y medio, a estos les va a dar un “perrenque”, sobre todo porque en él no se menciona a los golpistas detenidos o a los fugitivos, bueno… porque no se los menciona como políticos presos o exiliados. Y como no… tampoco se menciona a las fuerzas represivas españolas con su svástica en el brazo, pegando a niños y a ancianos, cachissss.

Llegan incluso a decir que no se entiende como es posible que  todo un periodista con más de ocho años de experiencia, educado en Cambridge, que ha trabajado en París… inconcebible que alguien tan cosmopolita, haya sido engañado por los unionistas. ¿Será porque habla inglés y francés, pero nada de catalán?, se preguntan

Hala, ajo y agua.

Fuentes: El muro del pueblo español, El Periódico de Catalunya, El Mundo