Portada - Últimas noticias

La prensa española se esfuerza en demonizar a Irán y en tratar bien a Arabia Saudí, explica SharojHabibi, fundador de Ibero-Persia. Los medios de comunicación españoles le piden entrevistas que al final no publican porque lo que se explica va en contra del guion de establecido, revela a Sputnik.

"Me ha pasado muchas veces: que llegue un periodista muy, muy conocido en España y que me diga 'me parece muy interesante lo que comentas porque es una visión que no estamos dando' para a los dos días llamarme y decirme que no se publica o que se publica otra cosa. Ya estoy acostumbrado", asegura Habibi, un empresario iraní que asesora a empresas españolas en Teherán y que reside en España desde siempre.

En ese sentido, añade que el guion que por regla general sigue la prensa española es el de "demonizar" a Irán en favor de Arabia Saudí, de quien reconoce que "ha hecho un buen trabajo de 'lobby' absolutamente fabuloso" presionando y poniendo de su parte al tejido empresarial español.

Parte del objetivo, señala, "es generar una imagen de miedo e inseguridad de ir a Irán".

"Cada vez que quiero comentarlo en un medio español, es nombrar o decir algo negativo sobre Arabia Saudí, y vetarme. Muchas veces los periodistas me han dicho que si decía esto o aquello [sobre Arabia Saudí] no lo podrían publicar y que era mejor decir esto o lo otro", revela a Sputnik.

La línea editorial que sigue la gran mayoría de la prensa española, siempre en detrimento de Irán, contribuye a un desconocimiento tremendo acerca de lo que es Irán y de la situación que vive el país persa. "Los medios de comunicación españoles te vetan", asegura. "Existe un relato que deben seguir".

Parte de ese relato se ha impuesto gracias a la gran presencia que Riad se ha cosechado en España, uno de los países que exporta armas al país árabe.

Sin ir más lejos, en diciembre de 2017 se firmaba un acuerdo por el que el Gobierno español —entonces en manos del Partido Popular— autorizaba la venta de armas por 141 millones de euros —unos 166 millones de dólares—. En el primer semestre de 2015, se vendieron a Arabia Saudí aviones por valor de 447,6 millones de euros —unos 527 millones de dólares—.

"En España, Arabia Saudí está bien presente desde hace muchísimo tiempo. Aquí los saudíes tienen la maquinaria bien engrasada. Desde la Casa Real y el Rey emérito —Juan Carlos I— pasando por las principales empresas españolas, Arabia Saudí tiene mucha presencia", revela.

De ahí que sea necesario hacer pedagogía a las empresas españolas que quieren vender sus productos en Irán, dada la mala prensa que el país persa cosecha en España a expensas de Arabia Saudí. Después de que las empresas hacen su primer viaje a Teherán, vuelven a España "con una visión muy, muy cambiada", añade.

"En España es más fácil faltarle al respeto a la monarquía española que decir algo en contra de Arabia Saudí", concluye.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente