Portada - Últimas noticias

Durante su primera sesión, el nuevo Gobierno húngaro preparó y envió al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, un memorándum que apunta a la necesidad de defender los derechos de los húngaros en Ucrania. De esta manera, Budapest dobla la apuesta en su disputa con Kiev, involucrando no solo a la UE, sino a la organización militar.

La primera sesión del nuevo gabinete de ministros de Hungría transcurrió en un ambiente poco formal en el Centro Cultural de Klebelsberg, Budapest.

Después de las formalidades, el primer asunto que tocaron fue el de la discriminación que sufren los húngaros en Transcarpatia, una región fronteriza de Ucrania. Los reclamos acumulados son varios. Uno de los más polémicos es el referente a la ley de educación ucraniana que deja a cerca de 150.000 húngaros sin la posibilidad de estudiar en su idioma natal.

"El primer ministro, Viktor Orban, y su gabinete de entrada demostraron que Kiev no debería contar con que Budapest retire sus exigencias. Aunque están listos para llegar a un acuerdo, si Ucrania escucha sus demandas", explicó a Sputnik el politólogo húngaro GaborShtir.

Sin encontrar apoyo en la Unión Europea, el primer ministro húngaro acudió a la OTAN. El Gobierno actual de Kiev busca a toda costa integrarse con esa organización, pero Budapest ya ha insinuado que bloqueará su participación en el próximo foro de la alianza, agregó el profesor de la Academia de Ciencias de Hungría, Tamas Pal.

Desde el golpe de Estado en 2014, Ucrania ha venido perdiendo el apoyo de sus vecinos europeos. Además de Hungría, los polacos también acumulan muchos reclamos de carácter histórico e ideológico. El principal punto de discordia es la glorificación del colaborador nazi Stepán Bandera, que ha tomado carácter oficial en la Ucrania actual y que Polonia considera un delito.

De acuerdo con Tamas Pal, los problemas de Ucrania radican en la "mentalidad provincial" de sus dirigentes. El frenesí nacionalista que se ha apoderado de sus mentes les impide ver más allá de sus fronteras, donde recuerdan bien las lecciones de la historia, resumió el académico.

"Nadie quiere volver a cambiar el mapa de Europa del Este, pero esto no significa que Ucrania pueda ignorar las realidades históricas. Por ejemplo, olvidarse que Mukácheve anteriormente era una ciudad húngara, país con el cual mantienen estrechos lazos históricos. Para poder integrarse a la UE, [Ucrania] debería acudir al diálogo y no a consignas", sostuvo Tamas Pal.

El problema más notable en Ucrania es la incapacidad de controlar las fuerzas nacionalistas cuyas actividades son cada vez más destructivas. Tales fuerzas están presentes en todos los países sin exclusión, pero el Gobierno debe tener la capacidad de mantener esas fuerzas dentro de ciertos límites. Y hasta ahora Kiev no parece poner mucho esfuerzo.

Exteriores ruso: la salida de Kiev de la CEI afectará a los ucranianos de a pie

MOSCÚ (Sputnik) — La salida de Ucrania de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) afectará a los ciudadanos de a pie de ese país, declaró la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

El pasado 19 de mayo, el presidente de Ucrania, PetróPoroshenko, promulgó un decreto que ordena retirar a los representantes ucranianos de las instituciones de la CEI.

Al mismo tiempo la representante del líder ucraniano en la Rada, Irina Lutsenko, aseguró que su país no piensa suspender los acuerdos mutuos que reconocen los diplomas u otro tipo de documentos.

"Resulta triste que gracias a esas acciones de Kiev, evidentemente de carácter político, resultarán afectados los ciudadanos de a pie de Ucrania, a los cuales la salida de la CEI se les presenta como la única posibilidad de lograr el objetivo anhelado, la integración en la UE", dijo la portavoz en una rueda de prensa.

Zajárova destacó que la permanencia en la CEI en ningún momento impidió que Ucrania siguiera ese rumbo, sino por el contrario, aumentó o aumentaba el potencial del país, ayudaba a combatir la corrupción.

"Ese momento las actuales autoridades ucranianas, por lo visto, no lo aceptan, ya que se rigen por el principal objetivo estratégico de los sucesos de Ucrania, que consisten en romper del todo los lazos que unen a Kiev con Moscú y la CEI", subrayó la diplomática.

La portavoz destacó que el proceso de salida de Ucrania de la CEI durará cerca de un año, y recordó que Kiev no pagó al presupuesto de ese organismo más de 300 millones de rublos.

La CEI es un bloque internacional que incluye a la mayoría de las antiguas repúblicas de la Unión Soviética, con excepción de las tres del Báltico (Estonia, Letonia y Lituania) y Georgia.

Kiev bloquea Sputnik y RIA NovostiUkraina en el territorio del país

MOSCÚ (Sputnik) — La agencia RossiyaSegodnya, de la que forma parte Sputnik, así como el portal RIA NovostiUkraina, han sido incluidos en la lista de sanciones de Kiev y el acceso a sus sitios está bloqueado, según informa la página web del presidente de Ucrania, PetróPoroshenko.

El Gobierno de Ucrania incluyó el grupo mediático ruso RossiyaSegodnya, matriz de la agencia Sputnik, en la lista de sancionados por tres años y bloqueó sus activos y sitios web en el territorio ucraniano.

Así se desprende del documento correspondiente publicado este jueves en la web de la presidencia ucraniana.

También fue incorporado a la misma lista negra el portal RIA NovostiUkraina cuyo director KirilVishinski se encuentra arrestado en Ucrania desde la semana pasada.

Los operadores de telecomunicaciones ucranianos deberán bloquear el acceso a las páginas web vinculados a ambos medios (Россиясегодня.рф, Sputniknews.com, Ria.ru, Rsport.ria.ru, 1prime.ru, Realty.ria.ru y rian.com.ua).

Por su parte, el director general de RossiyaSegodnya, DmitriKiseliov, declaró que la inclusión de la agencia RossiyaSegodnya y el portal RIA NovostiUkraina en la lista de sanciones de Kiev es prueba de la impotencia de las autoridades ucranianas.

"Es una muestra de la impotencia del régimen que llegó al poder como resultado de un golpe de estado sangriento y no pudo normalizar la vida de acuerdo a las normas democráticas actuales", dijo.

El Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) irrumpió el 15 de mayo en la sede de la corresponsalía de RIA NovostiUkraina en Kiev y llevó a cabo un registro que duró alrededor de ocho horas.

​El SBU arrestó al jefe del portal, el periodista KirilVishinski, al que acusó de alta traición y de haber apoyado las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk (RPD y RPL).

El 16 de mayo se informó de su traslado a la ciudad ucraniana de Jersón, donde el tribunal municipal lo condenó a 60 días de arresto.

Además, fueron registrados los domicilios de la corresponsal de RIA NovostiUkraina, LiudmilaLisenko, y del responsable de la delegación de la agencia en este país, AndréiBorodín. Ambos periodistas fueron citados a declarar.

Los agentes ucranianos también detuvieron el 23 de abril a la jefa del movimiento 'Voluntarios de la Victoria' en Crimea, Elena Odnovol, quien también fue acusada de alta traición.

La portavoz del SBU, Elena Guitliánskaya, explicó que el servicio de seguridad investiga "una red de medios de comunicación controlados por Rusia" y utilizados en "una guerra híbrida contra Ucrania".

Por su parte, la directora de la agencia de noticias Sputnik, Margarita Simonián, considera que el incidente ocurrido es un acto de venganza de Kiev por la construcción del puente de Crimea. Simonián destacó que el portal RIA NovostiUkraina no está vinculado jurídicamente con la agencia RossiyaSegodnya, pero actúa como su socio informativo.

A su vez, DmitriKiseliov, director general de RossiyaSegodnya, exigió a Kiev la liberación inmediata de Vishinski y el fin de la persecución a los medios.

El Kremlin condenó las medidas del SBU respecto a los medios rusos y sus socios en Ucrania y espera que las organizaciones internacionales respondan de forma contundente a Kiev.

En las redes sociales fue lanzado el hashtag #TruthNotTreason —VerdadNoTraición— para mostrar apoyo a Vishinski.

El representante para la libertad de prensa de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Harlem Désir, se mostró preocupado por lo ocurrido y recordó a Ucrania que los países de la OSCE deben respetar la movilidad profesional de los periodistas.

La organización Human RightsWatch (HRW) coincidió con la OSCE y también expresó su "extrema" preocupación.

Además, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) instó a los autoridades ucranianas a poner en libertad a Vishinski al subrayar que "es inadmisible que en un país democrático se detenga a los periodistas que cumplen su deber profesional de informar a la sociedad.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS