Portada - Últimas noticias

En los últimos días, el ex príncipe heredero Mohammad Bin Nayef ha salido del silencio para criticar a su sucesor, Mohammad Bin Salman, que promovió su destitución, por su posición en contra de la ciudad santa de Al Quds, y también le reprochó haber puesto en peligro al reino.

“La mezquita de Al Aqsa no tiene nada que envidiar a Meca en términos del amor y el apego que los musulmanes sienten hacia ella. Ningún príncipe árabe o musulmán se había atrevido a mostrar una renuncia tal como Bin Salman y sus parientes han hecho. Al Quds es la capital eterna de Palestina”, escribió en su cuenta de Twitter.

Según él, la transferencia de la Embajada de EEUU de Tel Aviv a la ciudad santa de Jerusalén es uno de los obstáculos más importantes para el “acuerdo del siglo” propugnado por el presidente estadounidense, Donald Trump, y cuyo contenido es inaceptable para los palestinos.

“Sin embargo, gracias a la participación y a la bendición árabes, la vía hacia este desarrollo ha quedado más despejada más que nunca”, deploró Bin Nayef.

Él descartó además que Irán constituya una amenaza para el reino y señaló que el peligro más amenazante proviene del propio Mohammed bin Salman y su política.

“Bin Salman y su entorno, que pretenden hacer política, han empujado con sus medidas y sus orientaciones al Estado hacia el precipicio”, señaló.

Él acusó también al príncipe heredero actual de haber destruido “décadas de autoridad del reino”.

“100.000 millones de dólares. Ese es el montante de la fortuna de los inversores yemeníes que buscan en la actualidad abandonar Arabia. ¿Por qué? A causa de las políticas estériles de Bin Salmán”.

El reino wahabí ha bajado en la clasificación de los países seguros para invertir.

“Un estado lo es mientras tenga el apoyo del pueblo. Toda restricción o intento de cambiar la identidad de un pueblo, que está sólidamente vinculada al mismo, es un ataque a su supervivencia”, añadió en relación a algunas reformas de Bin Salman.

Según Bin Nayaf, son los Emiratos Árabes Unidos los que constituyen el mayor peligro que acecha al reino. “Ellos intentan desmantelar el Estado controlando la alta esfera del poder y los centros de decisión en Arabia Saudí. En Yemen, intentan apoderarse de los puertos del Mar Rojo. Todo esto constituye una amenaza contra la seguridad nacional del reino”, explicó.

Bin Nayef también reprochó a Bin Salman su política de tratar de imponer su hegemonía a los otros estados árabes e islámicos que la rechazan.

En lo que se refiere al equilibrio de fuerzas entre Arabia Saudí e Irán, el príncipe saudí estima que este último país goza de una clara ventaja.

“Irán ha expandido el campo de hegemonía beneficiándose de las ocasiones que se le han presentado por los acontecimientos que atraviesa la región. Esto es debido principalmente a su política exterior independiente”, dijo Bin Nayef, que reprochó a la actual dirección saudí “su debilidad y su ausencia de visión y proyecto”.

¿Dónde está Mohammed bin Salman?

Según la agencia iraní Fars News, un intento de asesinato habría tenido lugar contra el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman, conocido por las iniciales de MBS, hace un mes durante el ataque perpetrado el 21 de abril en su palacio y cuyas circunstancias no han sido aún aclaradas.

Según la agencia rusa Sputnik, la agencia Fars News se refiere a una noticia publicada en el diario iraní Keyhan, que cita un informe de un servicio de inteligencia enviado a los altos responsables de un estado árabe que no es citado.

El informe afirma que MBS habría sido alcanzado por dos balas durante el ataque.

Lo cierto es que desde el famoso 21 de abril, nadie ha visto al príncipe heredero, que tiene la costumbre de aparecer en los medios y enviar tuits. Esto supondría que podría estar herido. Desde los acontecimientos en el Palacio Real, los medios saudíes no han informado acerca de ninguna actividad en la que MBS haya participado.

Además, el ex príncipe heredero saudí, Mohammed bin Nayef, ha lanzado un ataque sin precedentes contra MBS en su Twitter, algo que no había hecho hasta ahora.

El pasado 21 de abril, varios disparos fueron escuchados cerca del Palacio Real en Riad y algunos vídeos mostraron este hecho en Internet. Los informes indicaron entonces que el rey y su hijo, MBS, habían sido evacuados hacia un búnker por tropas estadounidenses.

Mientras que los funcionarios y los medios de comunicación saudíes permanecieron en silencio, surgieron informaciones contradictorias. Testigos y residentes de los barrios vecinos al palacio dijeron que se estaba llevando a cabo un golpe de Estado, y agregaron que los soldados que atacaban el palacio estaban guiados por la información que recibían de un dron que volaba sobre el mismo, informó Sputnik.

La agencia rusa agregó que los miembros de la oposición saudí luego afirmaron que “un alto oficial de las fuerzas terrestres asaltó el palacio para asesinar al rey y al príncipe heredero”.

Varios vídeos mostraron varios vehículos blindados desplegados alrededor del palacio, precisó la agencia. A continuación, la guardia especial de MBS tomó a su cargo la seguridad en la capital. El cielo de Riad quedó cerrado a todos los vuelos civiles.

Según Press TV, los analistas han detectado otros hechos sospechosos en torno a la misteriosa desaparición del sucesor del trono: la visita apresurada del secretario de Estado de los EEUU, Mike Pompeo, a Riad, donde se dijo que se reunió con Bin Salman sin que se tomase la menor imagen de televisión de este encuentro. También se ha producido un endurecimiento de las posiciones de Qatar, que hasta ahora prefería mantener una postura suave para evitar una escalada con Arabia Saudí. Y finalmente, una carta secreta de Trump a los líderes del Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico, donde el autor se contenta con reiterar todo lo que ya ha dicho, que es el uso de la diplomacia estadounidense solo cuando ocurre un incidente grave. que amenaza a los aliados.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente