Portada - Últimas noticias

alt

La intención de Washington de volver a imponer las sanciones «más duras» contra Irán parece estar siendo tenida en cuenta por los inversionistas chinos y los comerciantes de futuros del petróleo.

Los futuros de petróleo crudo de Shanghái ISCc1 han experimentado recientemente un repunte significativo en sus volúmenes comerciales, que alcanzaron un récord de 250,000 lotes el miércoles pasado, un día después de que Trump anunciara que Estados Unidos se retiraba del acuerdo nuclear con Irán en 2015. El día anterior, eran notablemente la mitad de ese marcador, los futuros del petróleo chino representaron el ocho por ciento del mercado mundial, que después del anuncio de retirada se elevó a 12.

Estados Unidos acusó a China de tratar de hacer un trato estratégico con Irán

Stephen Innes, jefe de operaciones para Asia / Pacífico en la corredora de futuros OANDA en Singapur, afirmó que el contrato petroquímico está «entrando en acción», teniendo una gran oportunidad de rivalizar eventualmente con los índices de referencia reconocidos internacionalmente como Brent LCOc1 y WTI. CLc1.

Conocida por su gran demanda de petróleo, China es el principal consumidor de petróleo iraní, un papel que la segunda economía más grande del mundo ha confirmado tras el plan de sanciones de Estados Unidos. El aumento en el volumen de operaciones es en parte el resultado de la decisión de Trump, dijo Barry White, vicepresidente senior de derivados en Singapur en la firma de servicios financieros INTL FCStone, citado por Reuters.

«Las sanciones … potencialmente pueden acelerar este proceso de establecer un tercer punto de referencia (petrolero)», dijo White.

Anteriormente, el alto funcionario iraní Pirooz Mousavi, quien dirige la Compañía Nacional de Terminales Petroleras Iraníes (NIOTC) en control de los puntos de exportación petrolera, señaló que las posibles sanciones estadounidenses no han afectado hasta ahora el flujo del petróleo iraní a los mercados globales o a China. Continuó diciendo que las exportaciones continúan manteniéndose a un promedio de 6 millones de barriles por día.

El 8 de mayo, Donald Trump anunció que Estados Unidos se retiraría del acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y los países P5 de la UNSC más Alemania. En un movimiento estrechamente relacionado con el anuncio, Washington tiene la intención de volver a imponer las sanciones iraníes levantadas en 2015 después de que el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés) fuera alcanzado en 2015 luego de la promesa de Irán de cancelar su programa nuclear. Según informes, la limitación más severa tiene que ver con que Irán se embarque en acuerdos financieros contra el dólar estadounidense, así como con las ventas de petróleo de Irán y otras inversiones relacionadas con la energía.

El grupo BRICS rechaza sanciones unilaterales de EEUU contra Irán

Los países miembros del grupo BRICS, compuesto por Brasil, Rusia, La India, China y Sudáfrica, se oponen a la decisión unilateral de Estados Unidos de reanudar sanciones contra Irán y contra cualquier país que negocie con Teherán, dijo un diplomático ruso.

Mijail Kalugin, jefe de la Oficina de BRICS en la Cancillería rusa, dijo el jueves que los integrantes de BRICS mantienen “relaciones amplias” con Irán, y rechazan cualquier multa que EE.UU. planea imponer a las compañías extranjeras con operaciones en el país persa.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció el ocho de mayo la retirada estadounidense del acuerdo nuclear suscrito por Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) y el restablecimiento inmediato de sanciones económicas contra Teherán, acusando a éste de “apoyar el terrorismo”, entre otros, afirmaciones que Irán rechaza tajantemente.

Trump además, adelantó su decisión para imponer un nuevo paquete de “sanciones económicas del más alto nivel”, lo cual afecta sobre todo al sector petrolero iraní. El Departamento del Tesoro estadounidense ha comunicado que los países que compran crudo a Irán y deseen una exención deberán “reducir el volumen de compra de petróleo crudo de Irán durante un período de 180 días”, si no quieren ser castigados.

“El BRICS se opone a la injerencia extranjera en los asuntos internos de los países, al igual que rechaza la aplicación de sanciones unilaterales poco constructivas contra otros Estados”, sostuvo Kalugin en una entrevista concedida a la agencia local de noticias Sputnik.

El diplomático ruso agregó que el grupo BRICS —que integra las cinco principales economías emergentes del mundo— defenderá el derecho de las naciones a impulsar relaciones con cualquier país que quieran, y agregó que los principales diplomáticos de este organismo debatirán el acuerdo nuclear en una reunión programada para llevarse a cabo en la ciudad sudafricana de Pretoria a principios del próximo mes.

El BRICS se opone a la injerencia extranjera en los asuntos internos de los países, al igual que rechaza la aplicación de sanciones unilaterales poco constructivas contra otros Estados”, sostuvo Mijail Kalugin, jefe de la Oficina de BRICS en la Cancillería rusa.

Tras la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear, los demás signatarios criticaron tajantemente la medida y reafirmaron su apoyo al pacto. Han insistido, igualmente, en que la salida de Trump no destruirá dicho pacto, puesto que no es bilateral.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, a su vez, ha dado un “limitado plazo” a Europa para salvaguardar el pacto nuclear y garantizar los intereses del país persa.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente