Portada - Últimas noticias

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, firmaron una declaración conjunta tras el histórico encuentro en la zona desmilitarizada que separa ambos países desde 1953. Sputnik les ofrece los puntos clave de este documento histórico que, según se espera, inaugurará una nueva época en la región.

En su declaración final, los mandatarios afirmaron ante los coreanos que a partir del 27 de abril no habrá más guerras en la península y se abrirá una era de paz.

  1. Seúl y Pyongyang confirmaron la importancia de decidir de manera independiente el destino de la nación y acordaron organizar lo antes posible negociaciones al más alto nivel y entablar un diálogo en varios ámbitos para garantizar la aplicación de lo acordado durante la cumbre. Entre otras cosas, se abordará la creación de un centro de coordinación en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong, donde habrá de manera permanente funcionarios norcoreanos y surcoreanos. Además, se intensificarán la cooperación y las visitas e intercambios entre representantes coreanos de distintos ámbitos.
  2. Las dos Coreas se comprometieron a suspender cualquier actividad hostil en tierra, mar y aire. En particular, está previsto dejar de emitir propaganda en la zona desmilitarizada a partir del 1 de mayo. Asimismo, ambos países tomarán medidas para convertir una parte de las aguas del mar Amarillo cerca de la línea de separación del norte en una "zona de paz" y prevenir los posibles enfrentamientos militares accidentales. Además se prevé poner en marcha una serie de intercambios y visitas en el ámbito militar.
  3. Ambos países van a colaborar de manera activa para crear en la península un sistema de paz duradera y permanente. Asimismo, demostrarán un firme compromiso con los acuerdos de no agresión. También van a realizar un desarme gradual con el fin de reducir la tensión militar en la región.
  4. En el 65 aniversario de la firma del Acuerdo de Armisticio de Corea, Pyongyang y Seúl declararon oficialmente el fin de la guerra. Asimismo, van a promover activamente la convocatoria de una reunión a tres bandas con EEUU y a cuatro con China, para convertir el acuerdo de armisticio en un acuerdo de paz duradero y permanente.
  5. Los líderes de ambos dos países afirmaron que su objetivo común es desnuclearizar plenamente la península de Corea y acordaron que las medidas tomadas por Pyongyang para desnuclearizar la península "son muy importantes". En el futuro, tanto Corea del Norte como del Sur harán todo lo posible para cumplir con sus compromisos. Los líderes de los dos países también consensuaron usar regularmente una línea telefónica directa para resolver cuestiones importantes para la nación. En particular, convinieron en estudiar la visita del presidente surcoreano, Moon Jae-in, a Pyongyang en otoño —entre los meses de septiembre y diciembre—.
  6. Moon y Kim también van a promover activamente la celebración de eventos nacionales conjuntos con la participación de funcionarios, parlamentarios y organizaciones civiles. Estos encuentros se mantendrán con motivo de algunas fechas importantes como el 15 de junio —día de la firma de la primera declaración conjunta de Corea del Norte y Corea del Sur después de la cumbre celebrada en el año 2000—. Asimismo, acordaron desfilar bajo una misma bandera durante los eventos deportivos internacionales, como la Asiada 2018 —los Juegos Asiáticos—.
  7. En cuanto a los problemas humanitarios fruto de la separación de la nación coreana, ambos afirmaron que tienen previsto celebrar negociaciones entre los representantes de la Cruz Roja de los dos países para estudiar la posibilidad de reunir a los miembros de las familias separadas por la contienda. Está previsto que la primera reunión de este tipo se celebre el 15 de agosto, día de la rendición de Japón y la liberación de Corea.

Kim Jong-un: "Creo que Corea del Norte y Corea del Sur se reunificarán en el futuro"

El líder norcoreano Kim Jong-un ha declarado este viernes que tiene la esperanza de una prosperidad conjunta y la reunificación de Corea del Norte y Corea del Sur.

"Yo creo en que Corea del Norte y del Sur se reunificarán en el futuro", dijo Kim Jong-un en la conferencia de prensa tras la cumbre intercoreana, en declaraciones citadas por la agencia Interfax. Además confía en que un día los ciudadanos de las dos Coreas puedan cruzar la frontera entre ambas naciones libremente. "Somos un pueblo, una sangre, no podemos estar divididos", agregó.

Este 27 de abril, Kim Jong-un se convirtió en el primer líder norcoreano en visitar Corea del Sur desde que la península fue dividida. Bajo el lema "un nuevo comienzo para la paz", esta corresponde a la tercera cumbre intercoreana de las últimas siete décadas.

Kim llegó a la Zona Desmilitarizada de Corea (ZDC) y ha cruzado a pie la línea de demarcación militar (LDM), siendo recibido al otro lado de la frontera por el presidente surcoreano, Moon Jae-in, con un fuerte apretón de manos.

"Una nueva era de paz"

La declaración conjunta de la dos Coreas presentada al final de la cumbre intercoreana, postula que ambas naciones cesan cualquier acción hostil entre ellas.

Además, el documento plasma que ambas partes firmarán un tratado de paz para finalizar formalmente la Guerra de Corea a finales de este año, 65 años después del cese de las hostilidades.

{youtube]ckucOFqCDDM{/youtube]

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un arribó a Panmunjom donde se reunió con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, según informó el corresponsal de Sputnik.

En el transcurso de la jornada ambos jefes de Estado han debatido las relaciones entre ambos países y las perspectivas de la reunificación.

Esta reunión es la tercera cumbre intercoreana, las anteriores tuvieron lugar en junio de 2000 y en octubre de 2007.

La RPDC anunció la semana pasada que deja de efectuar los ensayos de armas nucleares y de misiles balísticos y cierra el campo de pruebas nucleares de Punggye-ri.

También se estudia la posibilidad de organizar una reunión entre Kim Jong-un y el presidente de EEUU, Donald Trump.

Los dos mandatarios realizan un paseo por la zona desmilitarizada

Kim Jong-un y Moon Jae-in se sientan en un banco y mantienen una conversación a solas.

La delegación norcoreana, encabezada por Kim Jong-un, regresó a la parte surcoreana del puesto fronterizo de Panmunjom. Allí el líder de Corea del Norte plantó, junto con su par surcoreano, el ábrol de la paz y la prosperidad.

Los líderes coreanos depositaron tierra del monte Paektu —la montaña sagrada de los coreanos, ubicada en Corea del Norte— y del monte Hallasan —un volcán en la isla surcoreana de Jeju—, así como virtieron agua de los ríos Taedong —que atraviesa Pyongyang— y Han —que atraviesa Seúl— en la base del árbol de la paz.

"Espero que al plantear este pino nuestras relaciones también empiezan a florecer", declaró Kim.

Empresas surcoreanas esperan la reanudación del funcionamiento del complejo industrial de Kaesong

Las compañías surcoreanas que operaban en el complejo industrial de Kaesong —proyecto conjunto de Pyongyang y Seúl en la ciudad norcoreana homónima, suspendido en 2016— organizará un grupo de trabajo que se ocupará de los preparativos para la posible reanudación del funcionamiento de la instalación, declaró el jefe de dicha asociación, Shin Han-yong, citado por el medio KBS.

En caso las partes acuerdan reanudar las operaciones del complejo de Kaseong, las operaciones pueden normalizar dentro de un plazo de dos meses.

Rusia apoya la cumbre intercoreana

Moscú apoya completamente los esfuerzos diplomáticos de las dos Coreas, declaró la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova.

La vocera de la Cancillería rusa también expresó sus mejores deseos de que el evento sea exitoso.

Kim propuso reunificar Corea "a la velocidad de un caballo alado"

El mandatario de Corea del Norte, Kim Jong-un, propuso reunificar los dos estados de la península de Corea "a la velocidad de un caballo alado", informa el medio KBS.

La nota agrega que Moon Jae-in, por su parte, coincidió con los comentarios de su par norcoreano y se comprometió a hacer todo lo posible basándose en las lecciones aprendidas del pasado.

Las partes discutieron la desnuclearización y la paz permanente en la península

Durante la primera parte de la cumbre intercoreana los líderes de los dos países de la penínusla, Kim Jong-un y Moon Jae-in, discutieron la paz permanente y la desnuclearización en formato de una discusión "seria y honesta", declaró un representante de las autoridades surcoreanas.

Agregó que los líderes están preparando una declaración conjunta. Los dos líderes la presentarán juntos una vez esté completada.

La reunión de los líderes de las dos Coreas comprueba que existe la posibilidad de unificar la península, afirma un experto

"Dos líderes de una nueva formación de países ya han alcanzado el nivel [tan alto]. Esto señala que es posible la unificación de los dos países como una sola nación", dijo el jefe del Comité para la defensa de la Duma Estatal —Cámara baja del Parlamento ruso—, Vladímir Shamánov.

El político recordó que en los años 1950 Alemania también estaba dividida en dos partes, pero los siguientes acontecimientos llevaron a la reunificación de este país.

"No fue un camino veloz pero se creó un precedente en la historia contemporánea", afirmó.

El político señaló que se dieron los primeros pasos hacia la unificación de las dos Coreas y ahora hay que ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

"Una nueva historia comienza ahora": El histórico cara a cara entre las dos Coreas

El líder norcoreano y sus acompañantes han sido escoltados hacia la Casa de Paz, donde ya han dado inicio las conversaciones de la cumbre. Como parte de las actividades, Kim puso no solo su firma en el libro de visitas de ese complejo, sino también un mensaje de esperanza.

"Una nueva historia comienza ahora", escribió Kim Jong-un. "Una era de paz", agregó el líder de Corea del Norte, según informa Reuters.

Tras pasar a la sala de reuniones, el líder norcoreano expresó el mismo sentimiento. "Llegamos aquí con la sensación de que está comenzando una nueva historia en el camino hacia la paz y la prosperidad", afirmó Kim. "Espero que nos reunamos regularmente para que los últimos 11 años no hayan sido una pérdida de tiempo", agregó, según cita UPI.

Moon externó su deseo de que la cumbre intercoreana dé como resultado un acuerdo que satisfaga las esperanzas de la gente que aboga por la paz. Por su parte, Kim afirmó al presidente surcoreano que no quiere que se repita el pasado "en el que no pudimos cumplir nuestros acuerdos", recoge AP.

Localizado en la aldea fronteriza de Panmunjom —un territorio sin jurisdicción de parte del Norte o del Sur—, la Casa de la Paz ha sido especialmente remodelada para la cumbre.

Acompañando al líder norcoreano se encuentra una delegación de nueve oficiales de alto rango, entre ellos el jefe de Estado nominal, Kim Yong-nam, y la hermana menor del líder norcoreano, Kim Yo-jong. Para el final de la cumbre se prevé que los equipos de ambas naciones firmen un documento que contendría una declaración conjunta con promesas de ambas partes.

El camino hacia la paz

Las anteriores cumbres intercoreanas fueron llevadas a cabo en Pionyang en el 2000 y el 2007. En la última de ellas, el fallecido líder norcoreano Kim Jong-il, padre de Kim Jong-un, firmó una declaración de paz con el entonces mandatario surcoreano RohMoo-hyun.

Ese documento instaba a mantener conversaciones internacionales para reemplazar la tregua que puso fin al conflicto de los años 1950-1953 —que técnicamente mantiene a ambos países en guerra— con un tratado de paz permanente.

Se prevé que en la cumbre intercoreana de 2018 los esfuerzos de ambos países se centren en mejorar las relaciones bilaterales, poner fin a los actos hostiles entre el Norte y el Sur, e incluso discutir el funcionamiento de la ZDC. Sin embargo, los analistas han puesto en duda que esta cumbre de las Coreas resulte en un tratado de paz en el corto plazo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente