Portada - Últimas noticias

MOSCÚ (Sputnik) — El centro ruso para la coordinación de la seguridad aérea enviará el Reino Unido una solicitud para explicar las causas de la inspección del avión de la compañía aérea rusa Aeroflot en Londres, dijeron a Sputnik en el Ministerio de Transporte de Rusia.

"Este centro (…) enviará una solicitud a sus colegas en el Reino Unido de explicar las causas de la inspección del avión de la compañía aérea Aeroflot en Londres el 30 de marzo de 2018", dijeron en el ente.

Añadieron que en el caso de la falta de explicaciones por parte de Londres, Moscú se reserva el derecho de aplicar medidas similares respecto a las compañías aéreas británicas.

Este 30 de marzo la compañía aérea Aeroflot denunció que la policía británica realizó una inspección sin justificar de un avión suyo que debía salir en un vuelo Londres-Moscú, obligando a los tripulantes a bajar de la aeronave.

Tras el registro, el avión salió del aeropuerto con dos horas de retraso.

Fuente de Aeroflot denuncia inspección no motivada de su avión en el aeropuerto de Londres

MOSCÚ (Sputnik) — Las autoridades británicas realizan una inspección no motivada de un avión de la aerolínea rusa Aeroflot en el aeropuerto de Londres, comunicó a Sputnik una fuente en la compañía aérea.

"La parte británica no presentó ningún motivo para inspeccionar la aeronave", dijo el interlocutor de este agencia.

Agregó que una vez que las autoridades británicas finalicen la inspección, los tripulantes del avión en cuestión junto con los representantes de Aeroflot realizarán una inspección adicional.

Esa decisión fue adoptada después de que los británicos "obligaran a todos los tripulantes a abandonar la aeronave".

El registro a un avión de Aeroflot en el aeropuerto de Londres es una nueva provocación de las autoridades británicas, declaró la portavoz del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, María Zajárova.

"Informamos de otra provocación por parte de las autoridades británicas, los aduaneros y los agentes de la policía británica subieron a bordo del avión de la aerolínea Aeroflot que se prepara para recibir pasajeros del vuelo Londres-Moscú", dijo Zajárova a la cadena Rossiya 24.

Agregó que las autoridades británicas declararon que es necesario realizar el registro del aeronave sin informar de las causas ni los objetivos de sus acciones.

"En estos momentos los británicos empezaron a realizar el registro, bloqueando al piloto en la cabina sin permitirle observar sus acciones", comunicó.

La portavoz añadió que "la actuación de la policía británica delata que pretende realizar sin testigos ciertas manipulaciones a bordo".

"Exigimos que las autoridades británicas devuelvan la situación al cauce legal y acaben con las acciones provocadoras, llamamos la atención de la comunidad mundial al comportamiento inaceptable, peligroso e irresponsable de Londres", subrayó Zajárova.

Por su parte la policía británica desmintió que registre un avión ruso en Heathrow.

La policía británica no lleva a cabo registro de avión ruso en el aeropuerto de Heathrow en Londres, comunicó Scotland Yard.

Minutos antes la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, denunció que las autoridades británicas, los aduaneros y los agentes de la policía británica subieron a bordo del avión de la aerolínea rusa Aeroflot para realizar un registro del aeronave "sin informar de las causas ni los objetivos de sus acciones".

"Estamos al tanto de la historia que circula en las redes sociales, por favor tengan en cuenta que la Policía Metropolitana no lleva a cabo registro de un Airbus procedente de Moscú en Heathrow", tuiteó Scotland Yard.

La aerolínea rusa Aeroflot afirmó que las acciones de la policía británica respecto a su avión en el aeropuerto Heathrow violan las normas internacionales.

La compañía aérea confirmó que la policía británica realizó una inspección no motivada de un avión suyo que debía salir en un vuelo Londres-Moscú obligando a los tripulantes a bajar de la aeronave.

"Ese tipo de acciones por parte de representantes del Reino Unido no corresponde absolutamente a las prácticas aceptadas a nivel mundial", dijeron en Aeroflot.

Señalaron, además, que "si la parte británica presentara motivos y explicaciones claros de sus acciones, Aeroflot estaría dispuesta a cooperar".

El avión en cuestión cuya salida estaba prevista para las 16.15 GMT salió del aeropuerto londinense con más de dos horas y media de retraso, a las 18.54 GMT, según la información publicada en el sitio web de la aerolínea rusa.

La policía británica buscó objetos prohibidos a bordo de avión ruso

MOSCÚ (Sputnik) — La policía británica dijo que buscaba artículos prohibidos a bordo de avión ruso en el aeropuerto londinense Heathrow, declaró el capitán del aeronave, Vitali Mitrofánov.

"Llegó un grupo de personas con un perro y dijo que tiene que inspeccionar el aeronave para controlar si están presentes los artículos prohibidos para el transporte", dijo a la cadena televisiva Rossiya 24.

Según el capitán, el registro duró "cinco o siete minutos", después los especialistas controlaron los compartimientos técnicos durante dos o tres minutos.

"No hubo ningunas actas de registro (…) ningunos motivos, no me dijeron nada", señaló.

"Ni siquiera pude hacerlo, no tuve posibilidad de ver lo que hacían", dijo, "según nuestras reglas, cada inspector debe estar acompañado por auxiliares del vuelo (…) solo tras acordarlo con el cónsul y con los servicios de seguridad del vuelo lo aceptamos para finalizar el vuelo".

El capitán añadió que a través de la puerta abierta de su cabina pudo ver que hacían en el pasillo pero "muchos compartimientos que inspeccionaban ya no pude ver, no tuve posibilidad".

Los que inspeccionaron un avión ruso en Londres no tenían derecho a hacerlo, declaró Vitali Mitrofánov.

"Se presentaron como Border Force, es decir, el servicio aduanero", dijo el capitán, al señalar que ese avión pueden inspeccionar LBA (servicio alemán para el tráfico aéreo), SAFA (programa europeo para la seguridad del transporte aéreo) y Rosaviatsia (agencia federal rusa de transporte aéreo).

"Eso ha superado todos los límites", comentó.

Rusia expulsará a 50 diplomáticos británicos

MOSCÚ (Sputnik) — Moscú expulsará a 50 diplomáticos británicos para igualar la cantidad de empleados de misiones británicas en Rusia y de empleados de esas oficinas rusas en el Reino Unido, afirmó la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

En una declaración publicada en su cuenta de Facebook, Zajárova recordó que Londres ya expulsó a 23 diplomáticos rusos y Moscú respondió con expulsión de la misma cantidad de diplomáticos británicos.

"Fue propuesta una paridad; la diferencia entre la cantidad (de diplomáticos) es de más de 50 personas a favor de la parte británica", escribió.

El pasado 14 de marzo Londres responsabilizó a Moscú de estar detrás del envenenamiento del ex agente doble Serguéi Skripal y su hija Yulia en la ciudad británica de Salisbury.

A raíz de ese suceso, el Reino Unido y otros 28 países, así como la OTAN, tomaron la decisión de expulsar a un número considerable de diplomáticos rusos.

Moscú, que considera infundadas estas acusaciones, respondió de manera simétrica a 25 países y se reservó el derecho a responder a los cuatro países restantes.

Rusia tilda de hipocresía la negativa de Reino Unido de proporcionar acceso a Skripal

MOSCÚ (Sputnik) — El Reino Unido niega a Rusia la información sobre la salud del exespía ruso Serguéi Skripal, debido a que éste tiene la nacionalidad británica, lo que demuestra hipocresía por parte de las autoridades del reino, dice el comunicado de la Embajada de Rusia en Londres.

Las relaciones entre Gran Bretaña y Rusia empeoraron después de que la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, responsabilizara a Moscú de "un intento de asesinato" de Skripal y su hija en Salisbury y ordenara la salida de 23 diplomáticos rusos y la cancelación de todos los contactos de alto nivel entre ambos países como represalia.

"En el caso de Skripal (que tiene doble nacionalidad) la parte británica se niega dar cualquier tipo de información alegando que éste tiene la nacionalidad británica", dice el comunicado publicado en la página web de la Embajada.

Añade el comunicado que las autoridades británicas siempre exigen en el exterior el acceso a las personas que tienen pasaporte del Reino Unido y de cualquier otro país, "sin embargo este derecho le niegan a Rusia, seguiremos insistiendo hasta lograr un resultado positivo".

Londres insiste en que los Skripal fueron envenenados con una sustancia que supuestamente pertenece a una familia de armas químicas desarrollada por Moscú.

La OPAQ celebrará una reunión especial por la propuesta rusa

MOSCÚ (Sputnik) — El Comité Ejecutivo de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) celebrará una sesión especial el 4 de abril por la iniciativa rusa.

El 29 de marzo, Rusia propuso convocar una sesión extraordinaria de la organización sobre el caso Skripal.

"La reunión, tal y como está previsto, se celebrará el 4 de abril", confirmó a Sputnik el servicio de prensa de la OPAQ.

El 29 de marzo el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, denunció que Londres, igual que los países que le apoyan en acusaciones contra Rusia por el caso Skripal, evita dialogar y cooperar para investigar el ataque en Salisbury.

Para "lograr un diálogo y encontrar la verdad", añadió, Moscú propuso convocar para el 4 de abril una sesión extraordinaria del Consejo Ejecutivo de la OPAQ.

El 4 de marzo el exagente doble Serguéi Skripal (ciudadano británico) y su hija Yulia de 33 años (ciudadana rusa) fueron hallados inconscientes en la ciudad británica de Salisbury, supuestamente envenenados con una sustancia tóxica de acción paralizante.

Mientras Serguéi Skripal sigue crítico, mejoró el estado de salud de su hija, según confirmó el 29 de marzo la embajada británica.

Apenas empezada la investigación del caso, el Gobierno británico acusó a las autoridades rusas de estar detrás del ataque a los Skripal, alegando que la sustancia con que fueron envenenados pertenece supuestamente a una familia de armas tóxicas desarrollada por Moscú.

Desoyendo los llamamientos de Rusia de investigar el caso conjunto en el marco de la Convención de Prohibición de Armas químicas, Londres ordenó la salida de 23 diplomáticos rusos, a los que identificó como agentes de inteligencia encubiertos, y la cancelación de todos los contactos de alto nivel entre ambos países como represalia.

En apoyo a Londres, desde el 26 de marzo 28 países, así como estructuras internacionales como la OTAN, anunciaron la expulsión de un total de 130 diplomáticos rusos.

Aunque considera que los demás países expulsaron a diplomáticos rusos porque fueron sometidos a una "colosal presión de Londres y Washington", este 30 de marzo el Ministerio de Exteriores ruso convocó a embajadores de varios países para anunciarles medidas de respuesta.

El teatro entre bambalinas que se desarrolla detrás del caso Skripal

El caso Skripal ha hecho que más de una docena de países occidentales expulsen a sus diplomáticos rusos y que Moscú responda de manera semejante. Geoffrey Roberts, profesor especialista en historia de la URSS, en una entrevista para Sputnik, califica las medidas de Occidente de "obra de teatro político".

Advierte que las acusaciones de Londres son infundadas y que han llegado antes de que se complete la investigación y antes de que se presenten las pruebas, lo que supone "precipitarse en las conclusiones".

Todo ello responde a una campaña oculta del Reino Unido; de una cortina de humo para ocultar las negociaciones sobre el Brexit con la Unión Europea. De ahí que califique las represalias occidentales de "una gran obra de teatro político". De una gran distracción de "todo el problema del Brexit".

Señala que la primera ministra británica, Theresa May, y el ministro de Exteriores, Boris Johnson, "están mucho más cómodos denunciando a Putin y a Rusia" que atendiendo "los espinosos asuntos en torno al Brexit".

El historiador irlandés intenta quitarle hierro al asunto a la crisis diplomática entre Occidente y Rusia.

"Lo que ocurre normalmente cuando tienes a diplomáticos abandonando el país es que al cabo de unas semanas o meses ocupan su lugar otros diplomáticos. Así que, sin que nadie diga nada, el cuerpo diplomático de los países se reestablecerá. Debido a las malas relaciones entre Estados Unidos y Rusia y el Reino Unido y Rusia, puede que eso no pase", explica a Sputnik Roberts.

Campaña para demonizar a Putin

Añade que las represalias del Reino Unido también tienen como objetivo seguir con la narrativa que prevalece entre los países occidentales: la de que Rusia es un país con malas intenciones y que el gobierno de Putin intenta romper las reglas, ser transgresor, agresivo y expansionista. Advierte que esa misma narrativa es, desde su punto de vista, falsa, y que el caso de Skripal es el último episodio en esa narrativa.

"Parten de esa premisa y es así como presentan el asunto: como la última violación del orden internacional por parte de Rusia", concluye.

Rusia, que rechaza todas las acusaciones y llama a investigar el atentado contra sus ciudadanos conjuntamente con Londres, como lo exigen las normas de la OPAQ, respondió de manera recíproca al Reino Unido y EEUU, así como a sus aliados que también expulsaron a diplomáticos rusos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente