Portada - Últimas noticias

Tras el ataque aéreo israelí del viernes contra un cargamento de sofisticados misiles-Fateh 110 enviados por Irán a Damasco, la televisión nacional siria asegura que el centro de investigación militar de Jamraya fue atacado la madrugada del domingo por la aviación israelí con el apoyo del belicista Premio Nobel de la Paz, Barak Obama.

Según una fuente de un servicio de Inteligencia occidental, el raid israelí tuvo como objetivo misiles iraníes que fueron trasladados a Siria para acabar en manos de Hizbulá. Una excusa como otra cualquiera de las que utilizan los sionistas para atacar a sus vecinos.

Citando a un alto funcionario de la Administración norteamericana, la cadena de televisión NBC ha confirmado que la instalación militar de Jamraya, situada en el norte de Damasco, ha sido el objetivo de los misiles de los cazas de combate de Israel.

Ante el temor de represalias por parte de Asad o de Hizbulá, Israel ha elevado su estado de alerta en la frontera con Siria y el Líbano. El Ejército israelí ha desplegado dos baterías defensivas antimisiles "Cúpula de Hierro" en las ciudades de Safed y Haifa, al norte del país.

La agencia estatal siria Sana ha condenado el ataque: "La agresión israelí es un claro intento de ayudar a los grupos terroristas armados después de los fuertes golpes que han recibido". "El nuevo ataque israelí es un intento de elevar la moral de los grupos terroristas que se han desestabilizado gracias a los ataques de nuestro noble Ejército", denuncia la televisión siria en alusión a su masiva ofensiva militar contra los opositores.

Esta es la realidad que está detrás de los ataques sionistas a Siria, además de la intención de extender el conflicto y provocar una intervención de las potencias atlantistas a órdenes de los norteamericanos.

Hay que recordar que el centro militar de Jamraya fue atacado el pasado mes de enero en una acción atribuida también a la Fuerza Aérea israelí. Entonces, los cazas F-16 bombardearon un convoy de armas (misiles antiaéreos SA-17, de fabricación rusa) que se encontraba en el centro de Jamraya antes de partir supuestamente hacia la frontera libanesa donde era esperado por Hizbulá. Según informó la revista Time, fue atacado un edificio que almacenaba equipamiento necesario para el uso de armas químicas o biológicas.

En su primera y reciente visita a Israel, el secretario de Defensa norteamericano Chuck Hagel reafirmó la luz verde del presidente Barack Obama para atacar en tal caso. "Israel tiene derecho a protegerse. Los israelies tienen razón para evitar la transferencia de armamento avanzado a las organizaciones terroristas como Hizbulá", dijo Obama a la cadena Telemundo sin referirse a las informaciones sobre el ataque aéreo.

Autoridades israelíes confirman ataque a Siria

Autoridades del régimen israelí han confirmado este sábado haber llevado a cabo la madrugada del viernes un ataque aéreo contra el territorio sirio, aseguran que su objetivo era un cargamento de misiles ultramodernos.

Los funcionarios isrealíes, que desean permanecer en el anonimato, han comentado este sábado que los aviones de combate israelíes realizaron un ataque aéreo y su blanco era el interior del país árabe.

El ataque israelí se aprobó en la reunión secreta del gabinete de seguridad del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, el jueves por la noche.

Horas antes, dos funcionarios estadounidenses precisaban que es “muy probable" que el régimen israelí haya llevado a cabo un ataque aéreo contra Siria, entre el jueves y el viernes", asegurando a un tiempo que los aviones de combate israelíes "no entraron en el espacio aéreo sirio."

Por otra parte, la cadena estadounidense 'CBS News', citando fuentes estadounidenses, informa de que los aviones de combate israelíes atacaron "un almacén de municiones".

También el canal de noticias CNN informó de que el Pentágono había recogido información que muestra aviones israelíes sobrevolando el espacio aéreo de El Líbano.

El senador republicano de Carolina del Sur, Lindsey Graham, ha confirmado, a su vez, que aviones de combate israelíes bombardearon el territorio sirio.