Portada - Últimas noticias

MOSCÚ (Sputnik) — El presidente ruso, Vladímir Putin, declaró que no es partidario de obligar a todas las generaciones alemanas arrepentirse por el pasado nazi de su país.

"No soy partidario de obligar a todas las generaciones de alemanes de echarse ceniza sobre la cabeza y azotarse con cilicios por el terrible pasado que tuvo su país, toda la Europa y el mundo entero, por el pasado del nazismo", afirmó en una entrevista en el documental 'Putin' publicado en las redes sociales.

El mandatario dijo creer que "el pueblo ruso no tiene ningún odio hacia Alemania, los alemanes, no siente aversión interna".

Al mismo tiempo, el presidente subrayó que "todos debemos sacar conclusiones del pasado".

"No permitir nada parecido en el futuro, debemos cuidar de la historia, de su pureza, no permitir que se distorsione", dijo.

La 'pista de la KGB' que da al traste con la teoría de que Hitler se refugió en América Latina

En abril de 1945 los días de la Alemania nazi y de Adolf Hitler estaban contados. Para entonces, la contrainteligencia soviética había creado unos 20 grupos de operaciones especiales cuya misión consistía en encontrar y atrapar al führer. Pero nunca lograron su objetivo.

Según la versión oficial, Adolf Hitler se suicidó en su bunker de Berlín el 30 de abril de 1945. Previamente había dado instrucciones a su ayudante, Otto Günsche, para que incinerara su cuerpo y que no cayera en manos de sus enemigos. De acuerdo con los testimonios de las personas que acompañaron a Hitler en las últimas horas de su vida, su cuerpo fue incinerado y enterrado en el jardín de la entonces Cancillería de Berlín.

No obstante, una vez finalizada la guerra, a pesar de las intensas búsquedas, nunca se lograron encontrar sus restos completos. Esto dio paso a toda una serie de especulaciones sobre que el führer logró en realidad escapar de Berlín e incluso se refugió en alguna parte de América Latina. Sin embargo, el investigador principal del Instituto de Historia de la Academia de Ciencias de Rusia, Vasili Jristofórov, reveló a Sputnik que estas teorías no toman en consideración una importante pieza del rompecabezas.

Si bien el cuerpo entero de Hitler no fue recuperado, a día de hoy entre los especialistas se sabe que en el Archivo Central del Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia se almacenan las evidencias recopiladas durante el proceso de investigación del suicidio de Hitler. Entre ellas, una mandíbula encontrada en el jardín de la antigua Cancillería de Berlín. La ubicación y el estado de sus dientes y puentes coinciden con la descripción proporcionada por los odontólogos de Hitler.

Por si fuera poco, Jristofórov compartió que en la década de los años 2000 al Archivo Central llegó un estudioso estadounidense que pidió que se le mostrara la mandíbula del dictador alemán. El científico tenía en sus manos una copia de una radiografía de la mandíbula de Hitler hecha en vida y los fragmentos del Archivo coincidían perfectamente con lo reflejado en la radiografía.

Respecto a la 'hipótesis latinoamericana' sobre la vida de Hitler, Jristofórov apuntó a que nunca se han mostrado pruebas más sustanciales para sostenerla que la que se guarda en Rusia.

"No se muestran evidencias consistentes [a favor de la hipótesis latinoamericana]. En vez de eso se citan testimonios de personas que o han muerto o cuya misma existencia es difícil de probar", concluyó.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS