Portada - Últimas noticias

Estados Unidos está realizando coordinaciones con varios países asiáticos con el objetivo de expandir y aumentar sus esfuerzos para interceptar buques de Corea del Norte, que de acuerdo con Washington, están violando las sanciones impuestas contra Pyongyang, afirma un informe.

Según ha informado este domingo la agencia británica Reuters, la Administración estadounidense ha preparado un plan y está coordinando con sus aliados en Asia con el fin de aumentar las intercepciones de buques, que se sospecha que los norcoreanos usan para evadir las sanciones impuestas en su contra.

“No hay duda de que tenemos que hacer mucho más, excepto una acción militar directa, para mostrarle al líder norcoreano, Kim Jong-un, que actuamos con seriedad”, ha dicho a Reuters un alto cargo estadounidense bajo condición de anonimato.

Fuentes citadas por dicho medio señalan que Estados Unidos está conversando con Japón, Corea del Sur, Australia y Singapur para coordinar sus esfuerzos e impedir que buques norcoreanos transfieran de o a Corea del Norte bienes que son considerados ilegales debido a las sanciones.

No hay duda de que tenemos que hacer mucho más, excepto una acción militar directa, para mostrarle al líder norcoreano, Kim Jong-un, que actuamos con seriedad” ha dicho a Reuters un alto cargo estadounidense bajo condición de anonimato.

El presidente estadounidense anunció el viernes el “mayor conjunto de sanciones” a Corea del Norte hasta la fecha, que incluye a 28 buques, 27 compañías navieras y a un individuo, en un esfuerzo por obligar a Pyongyang a abandonar su programa nuclear. El inquilino de la Casa Blanca amenazó, además, con ir a la “fase dos”, si los embargos no funcionan.

Entre las compañías e individuos sancionados figuran las empresas de energía y navales en China continental, Hong Kong, Taiwán y Singapur. Las acciones bloquean los activos que poseen las firmas y los particulares en Estados Unidos y prohíben que los ciudadanos estadounidenses negocien con ellos.

El gigante asiático, igual que Rusia, dos actores clave en la crisis de la península de Corea, denuncian la retórica bélica de la Administración estadounidense contra Pyongyang y coinciden en que el problema se puede resolver por vía diplomática y no militar.

Pyongyang califica de ‘acto de guerra’ nuevas sanciones de EEUU

Corea del Norte ha condenado este domingo las nuevas sanción impuestas por la Administración de Estados Unidos, presidida por Donald Trump, contra Pyongyang y ha asegurado que todo tipo de ‘bloqueo’ por parte de Washington en su contra se considerará un ‘acto de guerra’.

“Como ya hemos dicho repetidamente, consideraremos cualquier tipo de restricción contra nosotros como un acto de guerra”, ha indicado un portavoz del Ministerio de Exteriores de Corea del Norte en un comunicado publicado por la agencia estatal de noticias KCNA.

El alto funcionario norcoreano, asimismo, ha prometido represalias, si Estados Unidos “realmente tiene la osadía” de enfrentarse al Norte de forma “severa”.

Trump advirtió el sábado que Washington implementaría la “fase 2”, la cual será “muy difícil y desafortunada para el mundo”, si las sanciones impuestas a Corea del Norte no tienen los efectos deseados.

En respuesta, Pyongyang ha prometido “contener a EE.UU. a (su) manera”, de ser provocado. “Trump está intentando cambiarnos con tales declaraciones y comentarios hostiles, lo que demuestra su desconocimiento sobre nosotros”, ha asegurado.

Como ya hemos dicho repetidamente, consideraremos cualquier tipo de restricción contra nosotros como un acto de guerra (por parte de Estados Unidos)”, ha dicho un portavoz del Ministerio de Exteriores de Corea del Norte.

El portavoz también ha subrayado que Pyongyang posee armas nucleares, “una valiosa espada justiciera” para hacer frente a las amenazas de Estados Unidos, ha dicho.

En su “campaña de máxima presión” contra el Gobierno norcoreano por su programa nuclear y de misiles balísticos, EE.UU.anunció el viernes el ‘mayor’ conjunto de sanciones a Corea del Norte hasta la fecha, que incluye a 28 buques, 27 compañías navieras y un individuo, en un esfuerzo por obligar a Pyongyang a abandonar su programa nuclear.

Asimismo, un informe publicado la semana pasada en la revista estadounidense Foriegn Policy advirtió de que Washington ha estado elaborando durante seis meses planes para lanzar ataques, bautizados como “nariz ensangrentada", contra objetivos en Corea del Norte, que se centran en una guerra digital, en vez de un conflicto convencional.

Corea del Norte ha asegurado en varias ocasiones que su arsenal nuclear y balístico no representa ninguna amenaza para otros países, en particular para Corea del Sur, ya que va dirigido “solo a un enemigo: Estados Unidos”.

Pionyang: EE.UU. y Japón "llevan el furioso viento de la guerra a la península coreana"

Según subrayó Pionyang, los reaccionarios de estos dos países "no deben actuar de manera imprudente".

Pionyang ha acusado a Estados Unidos y Japón de "llevar el furioso viento de la guerra" a la península coreana, reporta The Independent, citando a medios estatales de Corea del Norte.

"Los reaccionarios estadounidenses y japoneses no deben actuar de manera imprudente", citaron los medios norcoreanos a un funcionario de Gobierno, indicando que si se atreven a provocar a Corea del Norte, "solo pondrán su seguridad y existencia en peligro".

Los medios advirtieron que el país contemplaría cualquier bloqueo marítimo como un acto de guerra, y condenaron las nuevas sanciones estadounidenses.

Según se explicó, la declaración fue emitida debido a que "EE.UU. y Japón van hasta el extremo para llevar el furioso viento de la guerra a la península coreana".

Trump lanza el mayor paquete de sanciones contra Corea del Norte

Este viernes Trump anunció el mayor paquete de sanciones contra Corea del Norte hasta la fecha para aumentar la presión sobre Pionyang y conseguir que abandone las pruebas de misiles nucleares y balísticos.

Estas sanciones se refieren a una persona, 27 empresas y 28 naves vinculadas a la nación asiática, según ha publicado el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos en su sitio web.

Según un extracto del anuncio de Trump, publicado por Bloomberg, el mandatario dijo: "El Departamento del Tesoro pronto tomará nuevas medidas para reducir aún más las fuentes de ingresos y combustible que utiliza el régimen para financiar su programa nuclear y mantener sus fuerzas armadas, al apuntar a 56 buques, compañías navieras y negocios comerciales que ayudan a Corea del Norte a evadir sanciones".

Las dos Coreas realizan negociaciones a puerta cerrada

TOKIO (Sputnik) — La delegación norcoreana que llegó a Corea del Sur para la clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang se reunió con altos funcionarios del Gobierno de Seúl, informa el canal de televisión NHK.

A la cita acuden los representantes de Pyongyang al frente de Kim Yong-chol, vicepresidente del Comité Central del Partido del Trabajo, el viceministro surcoreano para la Reunificación, Chun Hae-sung, y el enviado del Ministerio de Exteriores de Corea del Sur para la paz y la seguridad en la península, Lee Do-hoon.

El canal señala que los reunidos podrían analizar la reanudación del diálogo con Estados Unidos y la desnuclearización de la península de Corea.

El 25 de febrero la delegación norcoreana en una reunión con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, anunció la intención de su país de retomar las negociaciones con Washington.

La Casa Blanca reaccionó con reservas a la declaración norcoreana, sin embargo, admitió que la desnuclearización de la península de Corea debe ser resultado de negociaciones con el Gobierno de Pyongyang.

Las negociaciones entre EEUU, China, Rusia, Japón, y las dos Coreas se desarrollaron desde 2003 hasta 2007.

Las conversaciones quedaron paralizadas en 2009 cuando Pyongyang se negó a continuarlas molesto por el recrudecimiento de las sanciones internacionales por sus pruebas nucleares y balísticas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente