Portada - Últimas noticias

DONETSK, UCRANIA (Sputnik) — La ley de reintegración de Donbás deja las manos libres a los militares ucranianos, declaró Denís Pushilin, representante permanente de la autoproclamada República Popular de Donetsk en el Grupo de Contacto Trilateral.

"Por ahora, esa ley puede considerarse un intento tardío de legitimar la violencia y la vulneración de los derechos humanos, dejar las manos libres a los militares y permitir emprender en cualquier momento acciones bélicas a plena escala", dijo en una rueda de prensa.

Pushilin afirmó que semejantes medidas no exonerarán al presidente ucraniano, Petró Poroshenko, ni al secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Alexandr Turchínov, de la responsabilidad por el genocidio del pueblo de Donbás.

Poroshenko firmó el 20 de febrero la ley de reintegración de Donbás en la que Rusia se denomina como país agresor.

En enero, la Rada Suprema (Parlamento ucraniano) aprobó la ley sobre reintegración de Donbás que cataloga ese territorio como "ocupado" y otorga al presidente ucraniano el derecho de enviar Fuerzas Armadas a la región en tiempo de paz para asegurar la soberanía del país.

Entretanto, las tropas ucranianas ya están presentes en Donbás en el marco de una operación que Kiev califica de "antiterrorista".

Desde abril de 2014 Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en el este de su territorio donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk en respuesta al violento cambio de Gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia cuyo resultado la ONU estima en más de 10.300 muertos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS