Portada - Últimas noticias

El Ejército y el movimiento popular de Yemen Ansarolá han lanzado este lunes un misil balístico de corto alcance que, según afirman, ha impactado contra la base militar rey Faisal en la provincia de Asir, en el suroeste de Arabia Saudí, mientras Riad alega que lo ha podido interceptar.

Fuentes militares consultadas por la televisión local Al Masirah han precisado que el misil yemení ha alcanzado su objetivo con alta precisión, causando pérdidas directas en la base militar saudí en la localidad Jamis Mushait, en Asir.

De acuerdo con los medios de comunicación yemeníes, se trata del sexto misil que ha podido golpear en el interior de Arabia Saudí desde el comienzo de este año. El dramático aumento de ataques con misiles de Yemen es una respuesta a la agresión saudí en su contra.

Por su parte, los medios de comunicación saudíes han asegurado que el sistema de defensa aérea del reino árabe ha conseguido interceptar el misil yemení en el cielo de la región Jamis Mushait, sin que pueda provocar daños en esta base.

No obstante, el Ejército del régimen de Riad —responsable de la invasión contra Yemen— no se ha pronunciado al respecto hasta el momento.

Los días 18 y 20 de enero, yemeníes atacaron con dos misiles de corto alcance los blancos militares de Arabia Saudí en Najran (suroeste) y el tercero impactó el 16 del mismo mes el aeropuerto saudí en Jizan, también ubicado a la parte suroccidental de este país.

Además, las fuerzas yemeníes lanzaron dos misiles balísticos de medio alcance, bautizados Qaher-2M los días 11 y 17 del pasado mes de enero contra la base de helicópteros saudí y el centro de operaciones del Ejército saudí en Najran.

Los ataques con misiles se producen en represalia por los bombardeos saudíes a la población civil yemení, como los de ayer domingo que golpearon las provincias de Saná (oeste) y Saada (noroeste), matando a un total de siete civiles e hiriendo a 62.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha urgido en reiteradas ocasiones el fin de esta “estúpida guerra” contra Yemen, que cuenta con la luz verde de EE.UU., y que ha dejado más de 10.000 yemeníes muertos, de acuerdo con el último balance ofrecido por el Ministerio de Sanidad de Yemen.

Doha: Arabia Saudí y EAU planearon invadir militarmente Catar

El ministro de Defensa de Catar señala que Arabia Saudí y los Emiratos Árabes ‎Unidos (EAU), nada más comenzar la crisis diplomática con Doha, había planeado, ‎entre otras formas de desestabilización, perpetrar una invasión militar contra su país, ‎según un medio estadounidense.‎

Abu Dabi y Riad lo “intentaron todo” para desestabilizar a Catar, dice el titular de Defensa catarí, Jalid bin Mohamad Al-Attiyah, en declaraciones realizadas en una entrevista que publicó el viernes el diario estadounidense The Washington Post.

“Ellos tenían la intención de intervenir militarmente” en Catar, alega Al-Attiyah, al tiempo que señala que Doha conocía sus intenciones.

Por otro lado, el funcionario catarí denunció que sus vecinos pretendían “provocar a las tribus”. “Utilizaron las mezquitas en nuestra contra. Luego intentaron conseguir algunos títeres para traer y reemplazar a nuestros líderes”, añade.

“Ellos pusieron a su títere (Abdolá bin Ali Al Zani, uno de los allegados del antiguo emir catarí). Lo presentaron en la tele (…) no llegarán a nada, el pueblo catarí ama a su emir”, alegó.

En todo caso, Al-Attiyah dio por “fallidos” los intentos de sus vecinos árabes para reemplazar al emir catarí, Tamim bin Hamad Al Zani.

El ministro catarí, que realizó la semana pasada una visita a Estados Unidos y se reunió con su homólogo norteamericano, James Mattis, calificó el comienzo de la crisis y el bloqueo contra Catar en junio pasado como una “emboscada” que fue “mal calculada”.

Ellos (los saudíes y emiratíes) tenían la intención de intervenir militarmente” en Catar, dijo el ministro catarí de Defensa, Jalid bin Mohamad Al-Attiyah.

En junio de 2017, Arabia Saudí, Bahréin, EAU y Egipto rompieron sus relaciones diplomáticas con Catar, tras acusar a este país de apoyar al terrorismo, y le impusieron un férreo boicot económico.

Catar, que niega tajantemente cualquier apoyo de su parte al terrorismo, ha anunciado una y otra vez su disposición a solventar la disputa con sus vecinos árabes por medio del diálogo, pero la crisis sigue su curso pese a los esfuerzos de algunos mediadores.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19