Portada - Últimas noticias

La demolición tuvo como objetivo preparar el terreno para el proyecto de un asentamiento israelí.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han demolido la única instalación educativa de la que disponía una comunidad palestina beduina en Cisjordania. Según los informes, la demolición tuvo como objetivo preparar el terreno para el proyecto de un asentamiento israelí.

La Policía israelí y miembros de la Administración Civil de las FDI, respaldados por un helicóptero, irrumpieron en la comunidad de Abu Al Nawwar, al este de Jerusalén, acordonaron el área y demolieron el edificio de dos aulasque albergaba la única escuela de la comunidad, informa la agencia de noticias jordana Petra.

Tras la demolición, los alumnos del centro se manifestaron ante las ruinas de la escuela con banderas palestinas y carteles con los mensajes: "Es mi derecho. No demuelan mi escuela" y "Somos firmes a pesar de todo. No nos iremos de nuestra tierra".

Israel empieza el proceso de deportación de miles de inmigrantes africanos

El Ministerio del Interior israelí envió un aviso de deportación a los solicitantes de asilo sin hijos de Eritrea y Sudán, de donde provienen la mayor parte de los indocumentados que cruzan la frontera.

Israel ha comenzado este domingo el proceso de deportación de miles de inmigrantes africanos, informó el primer ministro Benjamín Netanyahu en un comunicado publicado en Facebook.

"Hoy hemos comenzado el proceso de deportación de inmigrantes ilegales en Israel, similar al que han llevado a cabo naciones desarrolladas como Estados Unidos. Hemos evitado el ingreso a Israel de inmigrantes ilegales con la ayuda de una barrera construida en la frontera con el Sinaí. Además, mantendré mi promesa de expulsarlos de nuestro país", afirmó Netanyahu.

En esta misma jornada el Ministerio del Interior envió un aviso de deportación a los solicitantes de asilo eritreos y sudaneses sin hijos. Eritrea y Sudán son los países de donde provienen la mayor parte de los indocumentados que cruzan la frontera israelí. De acuerdo con el documento, se les ha otorgado un plazo de 60 días para abandonar la nación y dirigirse a "terceros países", que según grupos de derechos humanos son Ruanda y Uganda.

En Israel viven unos 38.000 inmigrantes indocumentados, y unos 1.420 se encuentran en dos centros de detención. A comienzos de enero, Netanyahu aseguró que pagaría a los inmigrantes indocumentados 3.500 dólares para que dejen el país, o de lo contrario los encarcelará si son capturados después de finales de marzo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19