Portada - Últimas noticias

El ex primer ministro israelí Ariel Sharon buscaba, a toda costa, asesinar al antiguo líder de la Organización para la Liberación Palestina (OLP), Yasser Arafat, y, en los años 80, consideró derribar aviones de pasajeros, revela un artículo de The New York Times.

El periodista israelí Ronen Bergman, en su libro ‘Rise and Kill First: The Secret History of Israel’s Targeted Assassinations’ (Levántate y mata: la historia secreta de los asesinatos selectivos de Israel), ha mencionado los intentos infructuosos del régimen israelí para asesinar a Arafat.

De acuerdo con algunos fragmentos del libro, publicados el martes por el diario estadounidense, el difunto líder de la OLP consiguió salir ileso de bombardeos u otras operaciones militares, ya sea por medios clandestinos o porque el ejército israelí canceló los ataques.

Finalmente, Arafat murió en 2004 a los 75 años. Todavía continúa la polémica en torno a las causas de su muerte. Muchos palestinos acusan al régimen de Israel de haberlo envenenado.

Un caso que muestra la determinante intención del régimen de Tele Aviv para acabar con la vida de Arafat, según Bergman, fue cuando Sharon consideró derribar vuelos comerciales en los que iba el líder palestino.

“Cuando el Mosad (servicio de inteligencia del régimen de Israel) informó que Arafat usaba vuelos comerciales, en los que él y su equipo usaban toda la cabina de primera clase o clase ejecutiva, Sharon decidió que tales vuelos serían objetivos legítimos”, agrega.

Según revela el libro, la aeronave tendría que ser derribada sobre mar abierto, cuando esté alejada de la costa, de manera que tardase encontrar los restos del avión y determinar si había sido alcanzado por un misil o si se había estrellado por una falla en el motor.

Además, en 1982, Sharon, que en aquel entonces era ministro de asuntos militares, ordenó la operación militar para derribar un avión en el que supuestamente viajaba Arafat. Pero, las fuerzas aéreas israelíes no cumplieron con la orden, al darse cuenta de que Arafat no estaba en el vuelo, sino el que viajaba era su hermano menor, Fathi.

Al respecto, Bergman apuntó en su libro que “desde la Segunda Guerra Mundial, Israel ha utilizado el asesinato selectivo más que cualquier otro país en el Occidente, en muchos casos poniendo en peligro la vida de civiles”.

Kushner hizo inversiones en la mayor aseguradora israelí tras entrar en la Casa Blanca

El activista y escritor israelí Meron Benvenisti escribió en una columna de Haaretz que la primera persona en beneficiarse de las consecuencias de la decisión de Donald Trump de reconocer a Al Quds como la capital de la entidad sionista era su yerno y consejero Jared Kushner.

La orientación de los diplomáticos estadounidenses no es importante en sí misma, pero es difícil ignorar el hecho de que la administración Trump encargó a cuatro personalidades judías que se ocupen del problema palestino-israelí. Y al menos uno de los miembros del Departamento de Estado fue elegido para representar a los judíos, señaló.

Él habló de la gran influencia de los judíos en la era Clinton, quienes lograron cambiar la definición de territorios ocupados a “tierras en conflicto” en la terminología norteamericana.

Temiendo las acusaciones de “antisemitismo”, los palestinos no se atrevieron a discutir la relación de Clinton con los judíos. La condena de los crímenes del régimen de Israel en Cisjordania y Al Quds ya les hizo ganar todas los insultos.

Los medios informaron que Kushner acompañó a Trump en mayo pasado en su primer viaje a la Palestina ocupada.

Según el New York Times, poco antes del viaje, la empresa familiar Kushner propuso una inversión de 30 millones de dólares a la mayor aseguradora israelí de Tel Aviv, Menora Mivtachim.

El acuerdo, que no se ha hecho público, condujo a la construcción de 10 complejos residenciales propiedad de la Compañía Kushner en Maryland.

Aunque ha vendido muchas de sus propiedades desde que ingresó en la Casa Blanca en 2017, Kushner todavía tiene una participación significativa en el imperio de su familia, revela el New York Times.

El acuerdo entre la Compañía Kushner y Menora Mivtachim se firmó la primavera pasada, incluso después de que Jared asumiera su cargo en la Casa Blanca.

Irán critica neutralidad del CSNU ante Israel y Arabia Saduí

El embajador adjunto iraní ante las Naciones Unidas crítica la postura ‘neutral’ del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) ante la ocupación israelí y la agresión saudí a Yemen, y asegura que la inacción de este ente internacional tiene sus raíces en el sabotaje de Estados Unidos.

“Lamentablemente, el Consejo de Seguridad actúa de forma neutral ante la permanente ocupación de (territorios de) Palestina o los bombardeos contra Yemen (realizados) desde hace tres años (…). La inacción del Consejo de Seguridad es resultado directo del sabotaje de Estados Unidos en este ente”, aseveró el embajador adjunto de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Eshaq Ale-Habib.

En una sesión del CSNU celebrada el jueves sobre la situación en Oriente Medio, incluida Palestina, Ale-Habib enfatizó que la continuación de las políticas expansionistas y racistas de este régimen usurpador de Israel, es “la principal causa” para todos los conflictos que emergen en la región del suroeste de Asia.

El diplomático persa consideró la declaración de la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) como “capital” de un Israel sin tierra, como el ejemplo más reciente de estas políticas y condenó la decisión de Washington anunciada por su presidente Donald Trump.

Al subrayar que Estados Unidos nunca ha sido un socio fiable de Palestina para la paz y justicia, Ale-Habib consideró “innegable” el papel de la Casa Blanca en los conflictos internacionales, en concreto, los de la región del suroeste de Asia.

Sobre la ejecución de los proyectos de los asentamientos ilegales israelíes uno tras el otro, Ale-Habib matizó que la expansión israelí en los territorios ocupados “viola” el IV Convenio de Ginebra (1949), además supone “un crimen de guerra”.

A su juicio, esta verdad pone de relieve que el régimen de Tel Aviv nunca ha estado interesado en la paz.

Ale-Habib reiteró el apoyo que brinda Teherán a la oprimida nación palestina y acotó que el país persa comprende su sufrimiento de una injusticia que ha durado por décadas. Asimismo, añadió el diplomático, respalda el derecho de los palestinos respecto a su soberanía y su reivindicación legitima que es crear un Estado independiente con Al-Quds como su capital.

En diciembre pasado, la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles) aprobó por unanimidad un proyecto de ley para reconocer a Al-Quds como la “capital eterna” de Palestina.

El país persa advierte que el destino de Palestina lo define el pueblo palestino con su “levantamiento y resistencia”, no EE.UU. o su Administración proisraelí.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19