Portada - Últimas noticias

Moscú y Madrid recorrieron un gran camino tras el restablecimiento en 1977 de sus relaciones diplomáticas, llegando las dos partes a firmar en 2009 un acuerdo de asociación estratégica.

El documento se suscribió durante la visita a España del expresidente ruso Dmítri Medvédev, la cual siguió la de Vladímir Putin, en 2006, algo que demostró el enorme interés de Moscú por desarrollar los lazos con la nación ibérica. Madrid, por su parte, ansiaba lo mismo, según demostró el viaje a Rusia del rey Juan Carlos, efectuado en 2012.

Y ello estaba dando frutos concretos. El comercio bilateral y el turismo ruso al país ibérico crecían a un ritmo vertiginoso, al igual que la imagen positiva de Rusia en España y viceversa.

"Han sido 40 años muy bien aprovechados", indicó el embajador de España ante el Kremlin, Ignacio Ybáñez, uno de los protagonistas de un panel de discusión sobre las relaciones entre las dos naciones que acaba de celebrarse en el marco del Foro Gaidar, el cual se lleva a cabo anualmente en Moscú y representa una de las citas de expertos más importantes a nivel internacional.

Pero todo cambió después de que la Unión Europea (UE) impusiera sus sanciones al Kremlin por la cuestión de Ucrania, constató José Antonio Vera, presidente de la agencia española EFE, al intervenir en el panel. Indicó que las contramedidas que tuvo que adoptar Rusia "han tenido un impacto potente" sobre "los países miembros de la UE", precisando que "en valores absolutos, en 2015, la pérdida comercial para el conjunto" de los países comunitarios "ha sido de entre 70.000 y 100.000 millones de euros".

En particular, resultó perjudicado el comercio entre España y Rusia, el cual se ha reducido "hasta la mitad", pasando de 11.000 millones de euros en 2013 a 4.700 millones en 2016, dijo José Antonio Vera, al mencionar entre los sectores españoles más dañados al de la agricultura.

De forma paralela, se va dañando la percepción mutua entre ambos países, jugando la prensa quizás el papel principal en este proceso. Las constantes acusaciones sobre la supuesta injerencia de Moscú en el proceso soberanista catalán, algo que afirman casi diariamente medios españoles, no contribuyen en nada a que Rusia esté bien vista en ese país, según se desprende de las palabras de José Antonio Vera.

Rusia tampoco ve positivamente que se arremeta en contra de sus autoridades y sus medios internacionales como Sputnik y RT que "son considerados medios que hacen más propaganda que información" y son acusados "por parte de medios españoles" y "dirigentes" de ese país de incidir "en el conflicto catalán de una forma negativa para España y favoreciendo los intereses de los independentistas", algo a lo que la Cancillería rusa "respondió con dureza",  señaló el director de EFE.

Agregó, asimismo, que lo que "ha contribuido" mucho a que "en los últimos tiempos" se haya "enardecido bastante" el "clima político" entre Moscú y Madrid es un informe "presentado hace apenas unos días en la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado de EEUU", que "responsabiliza a Rusia de una campaña de desinformación en apoyo del independentismo catalán con objetivo de debilitar a España, uno de los principales países de la UE".

Se puede deducir de las declaraciones de José Antonio Vera que la activa participación de EEUU en la investigación de la presunta interferencia rusa en Cataluña, así como en procesos políticos de otros países comunitarios, persigue el objetivo de tensar aún más las relaciones bilaterales.

"La unión de Rusia a la UE permitiría crear una macropotencia, que sería, sin duda, temible para EEUU" fundamentalmente, país que "no ha tenido nunca demasiado interés" en "la aproximación" entre las dos partes.

AUDIO COMPLETO


CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS