Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

MOSCÚ (Sputnik) — El Comité de Investigación ruso reunió pruebas suficientes para rebatir las denuncias del informante de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), Grigori Ródchenkov, sobre supuesta falsificación de las pruebas de los atletas rusos en los Juegos Olímpicos de Sochi en 2014.

"La investigación reunió testimonios adicionales de que no son fehacientes las declaraciones de Ródchenkov sobre falsificación de las pruebas en Sochi", dijo.

Añadió que las pruebas de dopaje llegaron al laboratorio de Sochi de día y no de noche cuando las habrían falsificado, según lo afirmado por Ródchenkov.

Petrenko afirmó además que las solicitudes de Rusia para interrogar a Ródchenkov, al presidente de la comisión independiente de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) Richard McLaren, al periodista alemán Hajo Seppelt, así como la solicitud de presentar pruebas de la supuesta culpa de Rusia, no se tuvieron en cuenta.

La denuncia de Ródchenkov, quien acusó de dopaje a 15 medallistas olímpicos de los Juegos de Sochi 2014, desencadenó una investigación de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), que llevó a la suspensión de los atletas rusos de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, así como de la selección paralímpica de Rusia en su conjunto.

El 22 de diciembre del año pasado una comisión del Comité Olímpico Internacional, encabezada por Denis Oswald, decidió suspender de por vida a 11 atletas rusos de la participación en las ediciones posteriores a los Juegos Olímpicos de Sochi por infringir las reglas antidopaje, aunque anteriormente ya fueron suspendidos otros atletas rusos.

Antes, el 5 de diciembre pasado, el COI prohibió a la selección rusa participar en los Juegos Olímpicos 2018 bajo la bandera nacional pese a no haber encontrado pruebas del llamado "dopaje institucional" del que acusan a Rusia.

El COI declaró además que solo los atletas "limpios" de Rusia podrán actuar en Corea del Sur bajo bandera neutral, una vez que sean autorizados por una comisión especial.

Según el organismo, los deportistas rusos autorizados competirán en los JJOO 2018 bajo la bandera olímpica en un equipo de Deportistas Olímpicos de Rusia y, si ganan una medalla de oro, se escuchará el himno olímpico.

La portavoz del comité, Svetlana Petrenko, afirmó a los periodistas que de los protocolos de toma y registro de muestras "se desprende que las muestras fueron entregadas al laboratorio de Sochi durante el día, y que fueron registradas y mandadas a analizar en un plazo de entre media hora y dos horas".

De esta manera, explicó, "se desmiente el testimonio de [Grigori] Ródchenkov de que las muestras de los mencionados deportistas rusos fueron retenidas tras la recogida para ser sustituidas por muestras 'limpias' durante la noche, después de lo cual habría sido analizada la posible presencia de sustancias prohibidas".

Ródchenkov, exdirector del laboratorio antidopaje de Moscú, fue acusado por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) de haber destruido más de 1.400 muestras de dopaje tres días antes del control, tras lo cual renunció a su cargo y se fugó a Estados Unidos a finales de 2015. En los meses posteriores, concedió entrevistas en las que acusó a los más altos funcionarios rusos de instigar al uso del dopaje para triunfar en los Juegos de Invierno en Sochi.

Sus declaraciones sirvieron de fundamento para que la WADA certificara un informe realizado por el experto independiente Richard McLaren, que llevó a la prohibición de que varios atletas rusos participaran en los JJ.OO. y Paralímpicos de Río de Janeiro (Brasil) en 2016.

La vocera del máximo organismo de investigación ruso subrayó que las solicitudes de Moscú para interrogar a Ródchenkov, McLaren y Hajo Seppelt (un periodista alemán autor de una serie de documentales sobre el dopaje internacional) y estudiar las pruebas de la WADA contra Rusia no han sido satisfechas.

Rusia ha emitido una orden de arresto en ausencia contra Ródchenkov y ha decretado su búsqueda y captura internacional.

Los 'hackers' Fancy Bears difunden nuevas acusaciones contra la WADA

El grupo de 'hackers' Fancy Bears ha publicado en su cuenta de Twitter una carta de Hein Verbruggen, quien fue miembro honorífico del Comité Olímpico Internacional (COI), en la que señala que la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus signas en inglés) es un organismo con motivaciones políticas.

En ese documento, fechado en octubre de 2016 y dirigido al presidente del COI, Thomas Bach, el neerlandés dejó clara su opinión respecto a que, desde su creación, la WADA solo se ha utilizado con fines políticos más que para luchar contra el dopaje.

Verbruggen, fallecido el año pasado, también acusó al expresidente de la WADA, Richard Pound, de emplear recursos de su agencia para luchar contra el COI.

La semana pasada, Fancy Bears filtró una nueva remesa de correos electrónicos de miembros del organismo olímpico que revelarían los motivos políticos del informe elaborado por Richard McLaren, jefe de la comisión independiente de la WADA que investigó el presunto dopaje de los atletas rusos.

Según esa filtración, el objetivo de esas averiguaciones era apartar a Rusia de los Juegos Olímpicos y desacreditar al COI.

Los deportistas rusos podrían participar en los JJ.OO. de Invierno con bandera soviética

Una comisión especial del COI decidirá si los deportistas rusos pueden utilizar los símbolos soviéticos en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018 después de que se les prohibieran representar a su país.

La posibilidad de que la simbología soviética sea utilizada por parte de los deportistas rusos en los JJ.OO de Invierno de Pyeongchang (Corea del Sur) será decidida por una comisión especial del Comité Olímpico Internacional (COI), han informado en el servicio de prensa del organismo citado por la agencia RIA. La idea de usar la bandera y el himno de la Unión Soviética ha sido sugerida por usuarios de las redes sociales, indignados después de que el COI prohibiera a los rusos representar a su país.

El pasado 5 de diciembre el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, anunció que la delegación olímpica rusa no podrá participar en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018. En cambio, el COI determinó que los llamados deportistas "limpios" de este país pudieran tomar parte en la competiciones de manera individual. Esta decisión del organismo olímpico fue un intento de encontrar un equilibrio entre castigar a Moscú por su supuesta "manipulación sistemática de las normas antidopaje" y "proteger los derechos de los atletas limpios".

Por el momento, a los deportistas de la Federación de Rusia que han obtenido la invitación de participar en las competiciones no les quedará otra que verse obligados a hacerlo bajo bandera olímpica. Igualmente, en las ceremonias de entrega de medallas los rusos no podrán escuchar su himno ni podrán ir vestidos con su uniforme nacional.
Mientras que una parte de los deportistas rusos han optado por boicotear los JJ.OO. de Pyeongchang al considerar que las condiciones son "humillantes", otros han decidido competir bajo las circunstancias actuales.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES