Portada - Últimas noticias

CARACAS (Sputnik) — Dos policías murieron y 10 resultaron heridos durante un operativo para capturar al piloto venezolano Óscar Pérez, prófugo desde junio de 2017 por secuestrar un helicóptero y atacar dos edificios gubernamentales, dijo el dirigente oficialista y militar retirado Diosdado Cabello.

El Gobierno venezolano informó que "desmanteló" al grupo calificado como "terrorista" que acompañaba al piloto y actor venezolano Óscar Pérez, quien perpetró dos atentados contra sedes de poderes públicos de ese país, en junio de 2017.

En un comunicado del Ministerio e Interior y Justicia, transmitido por el canal estatal VTV, se informó que "los integrantes de esta célula terrorista que hicieron resistencia armada fueron abatidos y cinco criminales fueron capturados y detenidos" tras el operativo policial de captura de Pérez.

El operativo policial

Previamente, el exagente de inteligencia, quien hasta hoy tenía casi siete meses prófugo de la justicia venezolana, explicó en un clip que se encontraba atrincherado en una vivienda en la carretera de El Junquito, zona montañosa en el noroeste del municipio Libertador, en Caracas.

Durante el proceso de negociaciones entre los cuerpos de seguridad y el grupo armado liderado por Pérez, quienes lo acompañaban, abrieron fuego, matando a dos policías y dejando a cinco heridos de gravedad, según el citado comunicado.

"El terrorista Óscar Pérez y su banda abrieron fuego contra la policía, asesinando a un policía, hiriendo a 10, tres de ellos de gravedad", dijo Cabello en su cuenta de Twitter.

​Mientras, fuentes policiales dijeron a Sputnik que los policías muertos eran dos.

A través de las redes sociales circulaban informaciones de que Pérez se habría entregado a las autoridades.

El constituyente Diosdado Cabello publicó otro mensaje en el que señaló que el expiloto del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) se enfrentará a la justicia.

"El asesino Oscar Pérez y su banda de terroristas pagarán con todo el peso de la ley por todo el daño que han causado cegando la vida a funcionarios, aquí no vale el llanto ni el arrepentimiento", apuntó.

Además, dijo Cabello, "urge" capturar al exministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres (2013 — 2014), "tanto o más peligroso que esta lacra (en referencia a Pérez)".

Según constató Sputnik, agentes del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (CONAS), de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), de la Policía Nacional y del CICPC, se encuentran en el lugar.

De acuerdo a la información recabada por esta agencia Pérez, se encontraba en el kilómetro 16 de la carretera Manera — El Junquito, en una zona montañosa situada en el oeste de la capital.

En las redes sociales circularon videos hechos por el propio Pérez donde informa, con el rostro lleno de sangre, que los funcionarios policiales y militares mantienen sitiado el lugar donde se escondía junto a otras personas y que les "están disparando".

En su clip muestra a otro hombre con chaleco antibalas y un arma larga, que se resguarda tras una estufa, y afirma: "Nos quieren asesinar".

Sin embargo, el constituyente y líder chavista Diosdado Cabello, escribió en su cuenta de Twitter que Pérez atacó a miembros del grupo de acciones especiales FAES y que estos respondieron con fuego.

Más temprano, Pérez había manifestado que se encontraba "negociando su entrega".

Pérez, quien hasta hoy tenía casi siete meses prófugo de la justicia venezolana, explicó en un clip que se encuentra en la carretera de El Junquito, zona montañosa en el noroeste del municipio Libertador, en Caracas, y que supuestamente no enfrentaría a los funcionarios de los cuerpos policiales.

Este exfuncionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), que ha sido catalogado por el Gobierno como "terrorista", adelantó en el video que esperaba la presencia de fiscales y medios de comunicación.

Las autoridades venezolanas habían colocado en distintos sitios de la ciudad afiches donde se ofrecía una recompensa por la captura de Pérez, quien en varias oportunidades fue entrevistado por medios internacionales como TVE y CNN. Desde sus atentados hasta ahora difundió videos en las redes sociales donde ratificaba su llamado al derrocamiento del Gobierno de Nicolás Maduro.

El atentado

Pérez, a bordo de un helicóptero sustraído de la base aérea Generalísimo Francisco de Miranda, conocida como 'La Carlota', en Caracas, lanzó cuatro granadas contra el Tribunal Supremo de Justicia y efectuó 15 disparos contra la sede del Ministerio de Interior y Justicia, la tarde del 27 de junio del año pasado.

Un día después, la aeronave fue localizada por cuerpos de seguridad venezolanos en una zona boscosa del estado Vargas, a unos 45 minutos de Caracas.

El atentado, que no causó víctimas, fue adjudicado a "factores extremistas de la derecha venezolana", según el ministerio de Comunicación de ese país suramericano.

Este hecho ocurrió durante las protestas organizadas por la oposición en contra del Gobierno de Maduro, que se extendieron desde abril hasta finales de junio, y que causaron unos 130 muertos y cuantiosas pérdidas materiales en estructuras públicas y privadas.

Reaparición de Pérez

El pasado 18 de diciembre un grupo de desconocidos vestidos de negro sustrajo 26 fusiles, tres pistolas y municiones del comando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) del sector Laguneta de la Montaña, en el estado Miranda, a una hora de Caracas. Pérez se atribuyó por medio de un video la autoría de este robo.

Dos militares venezolanos estarían heridos en operativo de captura de piloto

CARACAS (Sputnik) — Dos integrantes de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) venezolanas habrían sido heridos durante el operativo de captura del piloto Óscar Pérez, prófugo de la justicia desde junio del año pasado, cuando secuestró un helicóptero y atacó dos edificios gubernamentales.

"El terrorista Óscar Pérez, atacó a quienes lo rodean, hiriendo a dos funcionarios del FAES, los cuerpos de seguridad respondieron al fuego", escribió en su cuenta de la red social Twitter el integrante de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello.

Según constató Sputnik, agentes del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) se encuentran en el lugar, una carretera en el oeste de la capital, donde no se ha permitido el ingreso a la prensa, aunque sí está habilitado el paso para otros vehículos.

Minutos antes, Pérez publicó un videoen redes sociales, en el que se lo puede ver con sangre en el rostro, en el que asegura que las fuerzas de seguridad no aceptan su rendición y lo quieren muerto.

"Venezuela, no quieren que nos entreguemos, literalmente nos quieren asesinar, nos lo acaban de decir. Fuerza", dice Pérez en el video, donde se escucha una detonación.

Pérez, exfuncionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, secuestró el 27 de junio un helicóptero de esa fuerza, desde el cual arrojó granadas y disparos contra las sedes del Tribunal Supremo de Justicia y el Ministerio del Interior, sin causar víctimas.

Desde entonces es buscado por las autoridades, pero ha reaparecido varias veces con videos que ha publicado en las redes sociales.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS