Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Algunos días después de que se produjeran manifestaciones en varias ciudades iraníes, una investigación llevada a cabo por las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia ha arrojado luz sobre los autores de los disturbios violentos en Irán.

Ellos señalan que el martes por la tarde elementos del grupo terrorista Organización de los Muyahidin Jalq se habían infiltrado entre los manifestantes en Durud (provincia de Lorestán).

Estos individuos pertenecen a un grupo de unos cincuenta agitadores que han estado operando secretamente desde hace dos semanas en diversos barrios de la ciudad. El sábado, después de que las fuerzas del orden recibieran la consigna de no intervenir, algunos de ellos atacaron un camión de bomberos y obligaron a su conductor a bajar del mismo.

El camión se dirigió a una pendiente antes de ser abandonado. Luego, el vehículo descendió por la misma antes de estrellarse contra un automóvil estacionado al borde de la carretera con dos pasajeros a bordo: un hombre y su hijo que fueron aplastados.

Para los miembros de la Inteligencia de Lorestán, el incidente es una reminiscencia de los métodos terroristas utilizados por el Daesh en Francia y especialmente en Niza, donde un camión atropelló a la multitud el 14 de julio de 2016, matando a 86 personas.

La policía procedió al arresto de varios sospechosos tras el ataque llevado a cabo con el camión.

El domingo por la noche, el presidente Rohani comentó los acontecimientos de los últimos días y dijo que se debe respetar el derecho “constitucional” de todos los iraníes a expresar sus demandas, pero existe una clara diferencia entre la violencia y las demandas sociales. La infiltración de los “elementos bien organizados” también ha dado lugar a escenas de violencia inéditas: en una de ellas, un individuo intentó atacar a las fuerzas policiales con un cuchillo y en otro incidente un policía fue muerto por el disparo de una escopeta.

Durante los interrogatorios de los detenidos, los alborotadores reconocieron sus vínculos con el grupo terrorista de los Muyahidin Jalq (MKO). Este grupo, que organizó diversos atentados en Irán en los años ochenta y que han sido clasificados por la policía alemana como una secta que presta culto a sus líderes, organizó el domingo una manifestación en París, a la que acudieron una cuarenta personas. Su cuartel general se encuentra en un suburbio de la capital francesa y resulta evidente que el grupo disfruta del favor de las autoridades francesas, a pesar de que ella se hallaba en la lista de organizaciones terroristas de la UE hasta el año 2008 y en la estadounidense hasta 2012.

La presencia del MKO en París podría tener una influencia negativa en la próxima visita del presidente francés, Emmanuel Macron, a Irán.

Medio de la inteligencia israelí: El plan contra Irán se ha venido abajo

Debka, un sitio web cercano a la comunidad de inteligencia del Ejército israelí, se ha referido a los episodios de violencia que marcaron una semana de protesta social en Irán. El sitio enfatiza que Irán ha sido capaz de “controlar la crisis sin recurrir a la violencia. Los disturbios han disminuido en gran medida y el regreso a la calma parece continuar hasta el control total de la situación.”

El sitio escribe: “Las protestas planeadas para el martes contra el régimen se han quedado en nada. El martes no hubo manifestaciones, ni en las megaciudades ni en pueblos pequeños, y los lugares públicos se llenaron de gente”.

Debka luego regresa a las razones de esta colosal derrota y reconoce: “Si las protestas perdieron intensidad, es porque ni intelectuales ni los comerciantes del bazar ni la clase media y aún menos los estudiantes se han unido a las mismas”.

Este sitio web israelí luego aludió a los recientes comentarios de “altos funcionarios iraníes que han acusado a agentes de inteligencia extranjeros de proporcionar a los alborotadores por medio de dinero, armas e inteligencia” y continuó: “El gobierno iraní ha dominado el movimiento sin recurrir a la violencia. Este es un signo de extrema confianza en sí mismo para un gobierno que ha demostrado que ahora es capaz de superar situaciones difíciles.”

El miércoles, 3 de enero de cientos de miles de iraníes se manifestaron para mostrar su apoyo al gobierno agitando banderas nacionales. Ellos llenaron las calles de las principales ciudades donde tuvieron lugar los disturbios, como Ahvaz, Durud, Joram Abad, Boruyerd, Nayafabad, Isfahan, Zanjan, Kermanshah, Qom, Birjand y Jomeini Shahr, entre otros. Los manifestantes denunciaron la injerencia de los líderes estadounidenses e israelíes en los asuntos internos de Irán.

El jefe de los Guardianes de la Revolución anuncia el fin de la "sedición de 2017" en Irán

TEHERÁN (Sputnik) — El comandante en jefe de los Guardianes de la Revolución Islámica de Irán, general Mohamad Ali Jafari, declaró que la "sedición de 2017" en el país ha terminado sin resultado para los manifestantes.

"Anuncio el fracaso de la sedición de 2017… Los manifestantes eran pocos y su número no superó los 15.000 en todo Irán", dijo Jafari citado por el portal de noticias de los Guardianes de la Revolución.

El general acusó a EEUU, Israel y Arabia Saudí de haber ordenado a los terroristas de Daesh (prohibido en Rusia y otros países) penetrar en el territorio de Irán.

"Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí ordenaron a Daesh penetrar en el territorio iraní para realizar actos subversivos", afirmó Jafari.

Las grandes ciudades iraníes, entre ellas Teherán, Mashhad (este), Isfahán (centro-norte) y Rasht (noreste), son desde el 28 de diciembre escenario de multitudinarias protestas sociales.

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, declaró que las protestas se deben a los problemas internos del país, pero que además fueron "instigadas por otros países".

Según los medios, al menos 20 personas perdieron la vida durante las protestas y unos 450 manifestantes fueron detenidos en los tres últimos días.

Ankara rechaza la injerencia de Israel y EEUU en los asuntos internos de Irán

MOSCÚ (Sputnik) — El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, se pronunció contra la injerencia de Israel y EEUU en los asuntos internos de Irán.

Los mandatarios estadounidense e israelí, Donald Trump y Benjamín Netanyahu, habían declarado su apoyo a los manifestantes que salieron a las calles de las ciudades iraníes.

"En el mundo existen solo dos políticos que apoyan a manifestantes y estamos en contra de esta injerencia", dijo el ministro citado por el diario Hurriyet.

Cavusoglu indicó que "guste o no guste el régimen iraní su cambio debe efectuarse solo mediante las elecciones".

Más temprano este 3 de enero el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, expresó su apoyo a las autoridades de Irán durante una conversación telefónica que sostuvo con su par iraní, Hasán Rohani.

Erdogan dijo estar de acuerdo con Rohani quien reconoció el derecho de los ciudadanos a manifestarse siempre y cuando no se violen las leyes del país.

Las protestas, que comenzaron en Mashhad (este) y se fueron extendiendo a otras ciudades, entre ellas Teherán, Isfahán (centro-norte) y Rasht (noreste), dejaron hasta el momento 20 muertos, según diversos medios.

El vicegobernador de la provincia de Teherán, Alí Asghar Naserbakht, informó el 2 de enero que desde el 30 de diciembre fueron detenidas durante las protestas antigubernamentales unas 450 personas en esa jurisdicción.

Los manifestantes reclaman mejoras económicas y protestan por la subida de los precios.

Trump ‘respeta’ a iraníes privándolos de fruto de acuerdo nuclear

Cuando el presidente de EE.UU., Donald Trump, sostiene que su país siente ‘tanto respeto’ por los iraníes se refiere a los obstáculos que impone contra el acuerdo nuclear iraní, así ironiza el canciller persa la política de doble rasero de Washington.

“Trump tiene un modo extraño para demostrar ‘tanto respeto’ a los iraníes”, ha argumentado el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, en un mensaje enviado este jueves en su cuenta de Twitter.

De esa manera, se ha referido al mensaje enviado ayer miércoles por el mandatario norteamericano, quien había expresado “tanto respeto” al pueblo iraní y había apoyado a los alborotadores que convirtieron las recientes protestas contra la situación económica en actos violentos.

El alto diplomático iraní ha recordado que el magnate neoyorquino nunca antes había mostrado una postura respetuosa ante los iraníes, e incluso los había tachado de “terroristas” e impuesto la prohibición de entrar a Estados Unidos.

Asimismo, Trump hizo un “insulto” cuando utilizó una nomenclatura errónea para referirse al Golfo Pérsico, ha precisado el canciller iraní, quien había denunciado, con anterioridad, que tal medida se debió a “hacer feliz” a los regímenes árabes.

Trump tiene un modo extraño para demostrar ‘tanto respeto’ a los iraníes”, ha argumentado el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, en un mensaje enviado en su cuenta de Twitter.

A pesar de todo eso, el titular iraní ha recalcado que la peor postura de Trump ante el país persa se basa en los obstáculos que impone su Gobierno en contra de la implementación total del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

“Pero lo mejor de todo es ‘ayudarlos’ privándolos de los dividendos económicos del JCPOA (acrónimo en inglés del Plan Integral de Acción Conjunta)”, ha culminado Zarif.

Desde que asumió las riendas de EE.UU., Trump ha expresado en reiteradas ocasiones su rechazo al referido pacto internacional hasta que el pasado mes de octubre rechazó certificarlo. Además, su Administración no cesa en planear nuevas sanciones contra Irán, un acto que viola el espíritu del acuerdo nuclear.

Rusia: EEUU aprovecha protesta en Irán para socavar pacto nuclear

Rusia advierte a EE.UU. de que no se inmiscuya en los asuntos de Irán y dice que Washington quiere usar los recientes disturbios acaecidos en el país persa para socavar el acuerdo nuclear logrado en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1.

“Nosotros advertimos a Estados Unidos contra los esfuerzos de interferir en los asuntos internos de la República Islámica de Irán”, ha destacado hoy jueves el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Riabkov.

En palabras ofrecidas a la agencia estatal de noticias Tass, el alto diplomático ruso ha recalcado que los últimos acontecimientos en Irán son unas cuestiones domésticas, las cuales el mismo país persa superará, ya que es “un socio confiable en la solución de diversos problemas”.

Rusia se considera uno de los muchos países que han rechazado la intervención en Irán de Estados Unidos, cuyo presidente, Donald Trump, apoya abiertamente a los elementos que convirtieron las protestas contra la situación económica en actos violentos.

Nosotros advertimos a Estados Unidos contra los esfuerzos de interferir en los asuntos internos de la República Islámica de Irán”, ha destacado el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Riabkov.

Por otra parte, el vicecanciller ruso ha mencionado que las intromisiones de Washington y las nuevas sanciones que el país norteamericano tiene previsto imponer contra Irán revelan su intento de socavar el acuerdo nuclear entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

Estados Unidos “tiene la tentación de aprovechar el momento para plantear nuevas cuestiones con respecto al JCPOA (acrónimo en inglés del Plan Integral de Acción Conjunta)”, apoyado por todas otras partes firmantes.

Eso, ha proseguido el titular ruso, demuestra que los estadounidenses tratan de debilitar, “deliberadamente”, el compromiso de la comunidad internacional con este acuerdo, un acto que “no hace honor a nuestros homólogos estadounidenses”.

Análisis: Triángulo fatídico detrás de protestas violentas en Irán

Rasoul Goudarzi

Desde hace una semana varias ciudades de Irán han sido escenario de protestas contra la situación económica del país. Sin embargo, algunos factores convirtieron estas manifestaciones en actos violentos y con carácter político.

En este artículo pretendemos estudiar la raíz de las protestas en Irán, además del porqué de una gira en los lemas y la naturaleza de las marchas en el país persa.

Marchas por la situación económica

Las protestas callejeras en Irán comenzaron días después de que el presidente Hasan Rohani presentó el proyecto de presupuesto del próximo año iraní que comienza desde 20 de marzo de 2018 a marzo de 2019. En el plan propuesto hubo algunos aumentos en la tasa de impuesto, por ejemplo la impuesta a la salida del país que experimentará un incremento de 3 veces, además de la subida del precio de vectores energéticos y combustible.

En este contexto, hay que señalar que este proyecto propuesto por el gobierno viene en momentos que el país experimenta una situación económica critica por el aumento de precios de alimentos y la incapacidad de algunos institutos financieros y bancos en devolver el dinero de la gente.

De este modo y por las razones descritas, la gente en diferentes ciudades del país que consideraban como incompetente al gobierno de Rohani en gestionar la economía, decidieron expresar su rechazo mediante protestas pacíficas. Y así, comenzaron congregaciones y marchas. Si bien las protestas no estaban autorizadas, las fuerzas del orden y las autoridades no intentaron impedirlas mediante fuerza. En sus lemas se podían escuchar gritos contra la mala situación económica y la mala gestión del gobierno al respecto, sin decir algo contra el sistema del país.

Sin embargo, unos días después, la naturaleza de marchas cambió y se volvió violenta y antisistema. En este sentido, el presidente Rohani en unas palabras dirigidas a los indignados, reconoció el derecho del pueblo a expresar su opinión, pero dijo que las manifestaciones no deben ser violentas: "Irán es una nación libre y, según las leyes constitucionales, el pueblo tiene derecho a expresar su crítica y su protesta", pero la finalidad debe ser "una mejora de la situación del país y de la vida de la población".

No obstante, las protestas continuaron de forma violentas y provocaron la muerte de varias personas y decenas de heridos. Ante esta situación, las autoridades llamaron a distinguir entre las verdaderas voces que se manifiestan contra la situación económica de forma pacífica y las voces que buscan dividir el país y sumergirlo en un caos total. De esta forma, el gobierno empezó a dar la autorización para los que quieren protestar de forma libre y pacífica, además de detener a los que buscan crear violencia.

EEUU, Israel y Arabia Saudí detrás de violencia en Irán

Las primeras voces que apoyaron las protestas violentas en Irán, se escucharon desde los principales enemigos del país persa, es decir, EEUU, Arabia Saudí y el régimen israelí.

Nada más comenzadas las protestas, Donald Trump, lanzó sus mensajes en apoyo a las marchas en Irán, a través de su cuenta de Twitter. En su primer tuit escribió: “El pueblo de Irán está finalmente actuando contra el brutal y corrupto régimen. Todo el dinero que el presidente Obama les dio de forma alocada ha ido al terrorismo y a sus bolsillos. La gente tiene poca comida, mucha inflación y carece de derechos humanos. ¡Estados Unidos está vigilando!”. Y pocos días después, volvió a publicar otro tuit que se interpreta como una intervención directa en asuntos de otros países, diciendo que los manifestantes iraníes “tendrán el gran apoyo de EEUU”.

A parte de EEUU, el régimen de Al Saud fue muy activo en incitar la violencia y protestas en Irán y esto lo hizo mediante redes sociales. Un estudio realizado por los ingenieros informáticos iraníes puso de relieve que la mayoría de los mensajes convocatorios para protestas fue lanzada desde Arabia Saudí y fueron escritos en idioma árabe y persa.

A ellos se suma Netanyahu quien de forma clara e injerencista siguió los pasos de Trump y publicó un tuit para incitar la violencia en el país persa: "Valientes iraníes están saliendo a las calles. Buscan libertad, justicia y las libertades básicas que se les han negado por décadas. Tristemente muchos gobiernos europeos observan en silencio mientras que los heroicos jóvenes iraníes son golpeados en las calles. Eso no está nada bien".

¿Por qué Washington, Tel Aviv y Riad apoyaron las protestas?

El presidente estadounidense desde los primeros días de sus campañas electorales había expresado su posición hacia Irán, es decir, presionar al país persa mediante romper el acuerdo nuclear y sanciones adicionales. Además, desde su llegada a la Casa Blanca, se esforzó duramente para materializar su objetivo e incluso descertificó el acuerdo nuclear iraní, sin embargo, por falta de acompañamiento de sus aliados europeos y el rechazo internacional no pudo lograr su objetivo. Así que las protestas económicas del país persa, le dieron esta oportunidad de que pueda intervenir y mostrar al gobierno iraní como represor y contar con la comunidad internacional contra Irán o por lo menos poner al pueblo iraní frente a su sistema.

A su vez, en Arabia Saudí las riendas del poder están en la mano del príncipe, Bin Salman, quien había declarado explícitamente que se debe llevar la guerra y el caos dentro del territorio iraní. Ahora, y en una situación que ve a su rival iraní con mucha influencia en la región de Oriente Medio y ve su fracaso en Yemen, Irak, Siria y El Líbano, quiere aprovechar las protestas en Irán para materializar su objetivo que es dividir el país y debilitar al sistema gobernante. Lo mismo está pasando con el régimen israelí.

Sin embargo, algunos factores no solo motivaron el desmantelamiento de estos planes, sino resultaron en la unidad de los iraníes en la situación actual. El primero reside en las declaraciones insultantes de Donald Trump hacia iraníes. El presidente estadounidense en dos oportunidades ha insultado al pueblo iraní. En primer caso, el día de la descertificación del acuerdo nuclear llamó al pueblo iraní como terrorista y en el segundo caso durante las protestas en su mensaje llamó a los iraníes como muerto de hambre.

E este mismo contexto, el presidente iraní le llamó a recordar sus palabras dirigidas al pueblo de Irán: “Este señor (Trump), que en EE.UU. busca solidarizarse con nuestro pueblo, se ha olvidado de que hace unos meses tildó de ‘terrorista’ a la nación de Irán; él es incapaz de mostrar simpatía alguna hacia el pueblo iraní”.

El segundo factor reside en que los iraníes no tienen buena memoria de los israelíes y saudíes quienes estaban detrás de los asesinatos de sus científicos nucleares y la tragedia de Mina que fue provocada por la mala gestión saudí y resultó en el fallecimiento de cientos peregrinos iraníes, respectivamente.

En este contexto, se puede señalar las masivas marchas que se celebraron en todo el país en repudio a las protestas violentas y las injerencias de este triángulo fatídico.

Teniendo en cuenta los puntos mencionados, se puede concluir que, por un lado, en Irán hay voces que rechazan la situación económica y piden una mejoría y por el otro, hay quienes están pendiente de cualquier ocasión para crear caso y violencia en el país y poner a la gente frente al sistema. Así que el gobierno iraní tiene una gran responsabilidad para gestionar la situación económica y responder a las necesidades de su pueblo para evitar cualquier tipo de complot orquestado de parte de sus enemigos jurados para sumergir a su país en caos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS