Portada - Últimas noticias

DONETSK (Sputnik) — Los militares de Kiev violaron la tregua en Donbás vigente a partir de la medianoche con motivo de la Navidad, declaró un representante del mando operativo de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD).

"A pesar de los acuerdos sobre el cese del fuego desde el 23 de diciembre, las unidades del Ejército ucraniano a partir de las 00.00 atacaron a una parte de la localidad de Yasinovátaya de armas ligeras y lanzagranadas automáticos", indicó.

Agregó que cerca de las localidades de Górlovka y Gólmovski se detectó también el uso de morteros de varios calibres.

Además, el mando operativo de la RPD se dirigió a la misión de la OSCE en Donbás y al Centro Conjunto para el Control y la Coordinación (CCCC) para que registren las infracciones por Kiev.

Al mismo tiempo, el servicio de prensa de las milicias populares de la República Popular de Lugansk (RPL) confirmó que Kiev cumple con el armisticio anunciado.

"No detectamos ataques por las Fuerzas Armadas de Ucrania el 23 de diciembre, la tregua se respeta", afirmó la entidad.

El 20 de diciembre, el representante especial de la OSCE en el Grupo de Contacto Trilateral sobre Ucrania, Martin Sajdik, confirmó que el nuevo alto el fuego en Donbás entrará en vigor el 23 de diciembre a partir de las 00.00 hora local.

Desde abril de 2014 Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en el este de su territorio donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk en respuesta al violento cambio de gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia cuyo resultado la ONU estima en más de 10.300 muertos.

"Un paso hacia la guerra": Rusia se opone al suministro de armas letales de EEUU a Ucrania

La decisión de las autoridades estadounidenses de enviar armamento letal a Ucrania tiene "claras connotaciones políticas" y constituye un paso hacia la guerra, declaró el jefe del Comité de Asuntos Internacionales del Consejo de la Federación (Senado) de Rusia, Konstantín Kosachiov.

El político ruso indicó en su cuenta de Facebook que "una interpretación errónea de la situación en el sureste [de Ucrania]" y las "ambiciones rusófobas" de Kiev y Washington mantienen como rehenes a millones de personas —que esperan de los políticos la paz, y no la guerra—". Subrayó que la reciente decisión del Pentágono es un paso más hacia la confrontación.

Al mismo tiempo, afirmó que "pese al uso del término 'carácter defensivo'", el reciente acuerdo entre Kiev y Washington no tiene nada que ver con la realidad, ya que "nadie tiene ninguna intención de atacar a Ucrania".

El portavoz del presidente de Rusia, Dmitri Peskov, a su vez, dio la voz de alarma porque "la decisión de EEUU desataría un nuevo baño de sangre".

El viceministro de exteriores ruso Serguéi Riabkov, por su parte, declaró que EEUU "ha cruzado la línea roja".

"Esta vez no a través de contratos comerciales, que las compañías estadounidenses han estado cumpliendo silenciosamente durante mucho tiempo, sino mediante un programa estatal", señaló.

El 22 de diciembre, la portavoz del Departamento de Estado (Pentágono) de EEUU, Heather Nauert, indicó que Washington decidió suministrar armas letales a Ucrania para garantizar la seguridad territorial y la soberanía del país europeo. También afirmó que Washington sigue respetando los acuerdos de Minsk que buscan resolver la crisis en el este del país eslavo.

"EEUU decidió suministrar a Ucrania capacidades defensivas ampliadas como parte de nuestros esfuerzos por ayudar a Kiev a crear sus propias capacidades defensivas a largo plazo para que defienda su soberanía e integridad territorial y repela nuevas agresiones", según Nauert.

Anteriormente, el periódico The Washington Post informó de que el Pentágono había dado su visto bueno a la venta a Ucrania de fusiles Barret M107A1 y municiones y accesorios por valor de 41,5 millones de dólares.

A su vez, el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, afirmó que las armas letales de EEUU son necesarias para "defender a los militares y los civiles ucranianos".

Envío de armas letales: EEUU "ha cruzado la línea" respecto a Ucrania

EEUU ha traspasado todos los límites al permitir la venta de armas letales a Kiev, compartió el viceministro de Exteriores ruso Serguéi Riabkov. Con esta decisión, Washington provocará más muertes en el este de Ucrania y se convertirá en "cómplice de los que incitan a la guerra", aseguró.

El diplomático expresó su confianza en que la historia "inevitablemente pondrá a cada uno en su lugar". "Sin embargo, ¿cómo podemos hablar de una papel 'reconciliador' de EEUU para la resolución del conflicto en Ucrania?".

"En cierto sentido, EEUU ha cruzado la línea al anunciar su intención de entregar armas ofensivas a Ucrania. Esta vez no lo hará a través de contratos comerciales, que las compañías estadounidenses han estado firmando silenciosamente durante mucho tiempo, sino mediante un programa estatal", señaló Riabkov.

El viceministro recordó la implicación de los funcionarios estadounidenses en el golpe de Estado de Kiev en febrero de 2014 y su "cuidadosa paciencia" ante las nuevas autoridades ucranianas cuando prohibían el idioma ruso y bombardeaban a aquellos "que no querían marchar bajo las insignias [nacionalistas ucranianas] de Bandera". "Los revanchistas de Kiev día a día bombardean Donbás, sin tener ningún interés en poner en marcha las conversaciones de paz y soñando con desquitarse con la población que no les obedece. Y EEUU ha decidido darles armas".

Riabkov culminó su intervención alegando que "lamentablemente, la rusofobia ha rebajado a los políticos estadounidenses a tal nivel que aplauden con entusiasmo a los batallones de 'castigadores' nacionalistas".

El pasado 21 de diciembre un funcionario del Departamento de Estado de EEUU confirmó a Sputnik que Washington aprobó licencias para la exportación comercial de armas letales a Ucrania. The Washington Post informó que el organismo aprobó la venta de sistemas de francotiradores M107A1, municiones y accesorios a Ucrania por un valor de 41,5 millones de dólares.

Poroshenko: Combatiremos el ‘virus ruso’ con armas letales de Trump

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, agradece a su par estadounidense, Donald Trump, el envío de armas letales para combatir la ‘agresión del virus ruso’.

Poroshenko agradeció al Gobierno norteamericano el compromiso con Ucrania en el conflicto con los independentistas después de saberse que el país europeo recibirá “armas de guerra letales” de Estados Unidos para combatir, lo que califica el mandatario ucraniano “la agresión del virus ruso”.

“Como hemos acordado con el presidente Trump, con calma y sin ruido innecesario, Ucrania recibirá armas de guerra letales de Estados Unidos. Esta decisión fundamental y tan esperada de la Administración estadounidense fue confirmada durante mi charla con el secretario de Estado Rex Tillerson”, afirma Poroshenko a través de su cuenta de Facebook.

El presidente ucraniano aplaude el firme posicionamiento de Estados Unidos en este aspecto y aboga por fortalecer las sanciones internacionales contra Rusia. “Junto con el fortalecimiento de las sanciones contra Rusia, este paso es una respuesta adecuada a la continuación de la ocupación del país”, señala.

Como hemos acordado con el presidente Trump, con calma y sin ruido innecesario, Ucrania recibirá armas de guerra letales de Estados Unidos. Esta decisión fundamental y tan esperada de la Administración estadounidense fue confirmada durante mi charla con el secretario de Estado Rex Tillerson”, afirma el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko.

Además, enfatiza que su intención no es ofensiva, sino de defensa en conformidad con el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas.

“Las armas estadounidenses en manos de los soldados ucranianos no son para realizar una ofensiva, sino para un mayor rechazo del agresor, para proteger a los soldados y civiles ucranianos y para una autodefensa efectiva (...)”, recalca.

Mientras tanto, Rusia advierte que la decisión de las autoridades estadounidenses conducirá a Ucrania a un “baño de sangre” y pondrá en peligro el “proceso de paz” obstaculizando el cumplimiento de los acuerdos de Minsk.

Desde 2014, año en que la península de Crimea se adhirió a Rusia, Kiev lleva adelante una campaña militar para hacer frente a los independentistas del este. Ucrania y el Occidente acusan a Rusia de haber enviado fuerzas a las zonas orientales para ayudar a los secesionistas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS