Portada - Últimas noticias

alt

Las reacciones de EEUU tras la prueba de Corea del Norte van más allá de la contención de Pyongyang y persiguen metas ambiciosas, según afirman algunos expertos.

No se puede estar seguro de que Corea del Norte tenga de verdad lo que afirma tener: misiles balísticos intercontinentales. Así lo afirmó el analista del Instituto Ruso de Estudios Estratégicos, Serguéi Ermakov, en Svobodnaya Pressa.

"Sí, Corea del Norte afirma que tiene un MBI, es decir, un misil con un alcance de entre 8.000 y 10.000 kilómetros. Pero Pyongyang nunca ha presentado evidencia de este hecho", insiste el especialista.

Corea del Norte acaba de informar de una prueba de un misil balístico intercontinental capaz de llegar a cualquier punto del territorio continental de EEUU. El mensaje transmitido por la Televisión Central del país decía que la RPDC "ha realizado una gran tarea histórica, completando la creación de las fuerzas de misiles nucleares".

La prueba ha provocado un profundo descontento en Washington y ha desatado la agresividad. EEUU ha declarado que estudia la posibilidad de implementar medidas adicionales contra Pyongyang tras el nuevo lanzamiento de prueba.

Ermakov considera la lógica de los estadounidenses bastante clara: en su opinión, el programa nuclear norcoreano no está dirigido hacia Corea del Sur, sino directamente hacia EEUU.

"Ahora, Corea del Norte confirma los cálculos de los analistas militares de EEUU, quienes creen que, con el tiempo, la amenaza va a ser cada vez mayor. Este hecho explica la unidad de demócratas y republicanos en el Congreso sobre el problema: ambas partes están convencidas de que el programa nuclear de la RPDC es una amenaza para el futuro de América", comenta Ermakov.

Desde el punto de vista estratégico, antes, la paridad en las armas nucleares se formaba entre Estados Unidos y Rusia. Sin embargo, con el advenimiento de los misiles nucleares de Corea del Norte ha aparecido un nuevo centro de poder, que está más allá del alcance de los acuerdos y mecanismos de consulta, continúa el experto.

"De hecho, todo se inclina hacia la policentralidad del mundo nuclear. Y nadie sabe cómo vivir en un mundo así", recalca Ermakov.

La única salida de la crisis es revisar el régimen de control existente sobre las armas nucleares. Pero no es nada fácil, ya que hay muchos países con armas nucleares ahora, agrega.

"Cómo construir un mecanismo de contención en un mundo nuclear policéntrico es un desafío tanto para los políticos como para los expertos. Corea del Norte ya ha demostrado que el rol político de las armas nucleares sigue estando allí, contrariamente a las garantías del expresidente estadounidense Barack Obama", expone Ermakov.

En el mundo nuevo que se ha creado es necesario dar a los países garantías claras de que su soberanía no se verá afectada. Es así como Rusia propone buscar una solución al conflicto de Corea del Norte.

"Pyongyang tiene un programa para desarrollar, probar y adoptar misiles de mediano alcance, y nada más. Yo no me apresuraría a decir que sea una amenaza para nadie", dijo a Svobodnaya Pressa el integrante de la Academia de Problemas Geopolíticos, el general coronel Leonid Ivashov.

A su juicio, debemos entender que la presencia de armas nucleares en países pequeños es, por supuesto, una garantía de su propia seguridad. Corea del Norte no quiere repetir el destino de Yugoslavia, Libia o Siria.

Mientras tanto, Washington lo ve como una oportunidad más para justificar un ataque contra Pyongyang. Estados Unidos ya ha destrozado la paz en Oriente Medio, los Balcanes, Ucrania, y ahora le beneficiaría que la zona de inestabilidad se forme alrededor de China, sigue Ivashov.

"En esta situación, Rusia necesita mantener la calma. La posición de Moscú y Pekín es obvia: condenamos el deseo de la RPDC de convertirse en una potencia nuclear, pero al mismo tiempo defendemos la resolución del problema por medios exclusivamente políticos", concluye.

Corea del Norte tiene un as en la manga

No solo de misiles vive el Gobierno norcoreano. La maquinaria de inteligencia y de contrainteligencia de Pyongyang no es ninguna broma y ha demostrado que es capaz de golpear lejos de casa, apunta Dave Majumdar en The National Interest.

"Pyongyang tiene dos agencias [de inteligencia] principales. Una se dedica a recabar inteligencia del exterior y a dirigir operaciones clandestinas y la otra se centra en la contrainteligencia. También hay dos organizaciones, más pequeñas, que se dedican única y exclusivamente a infiltrarse en Corea del Sur", revela Majumdar.

Según un informe del Pentágono del 2015 dirigido al Congreso de Estados Unidos sobre las capacidades de Corea del Norte, la inteligencia norcoreana y sus servicios de inteligencia recopilan información militar, política, económica y técnica de fuentes públicas.

"Los principales blancos de los que Corea del Norte recopila información siguen siendo Corea del Sur, Estados Unidos y Japón", asegura ese mismo informe.

El organismo más importante de los que se dedican a recopilar material crítico es el Reconnaissance General Bureau.

"El Reconnaissance General Bureau (RGB) es el principal servicio de inteligencia extranjera de Corea del Norte y es el que se encarga de dirigir operaciones clandestinas y de recopilar información", revelan desde el Pentágono. "El RGB lo componen seis departamentos que se reparten las tareas de operaciones, las relaciones entre las dos Coreas y las funciones de reconocimiento, espionaje tecnológico, ciberespionaje y asistencia".

Majumdar añade que el Ministerio de Seguridad del Estado (MSE) desempeña las funciones propias de una agencia de inteligencia interna.

Ese ministerio es el arma de contrainteligencia principal en Corea del Norte e informa de primera mano a Kim Jong-un. El informe del Pentágono explica que el MSE supuestamente "se encarga de los campos de concentración, de investigar los casos de espionaje dentro de las fronteras norcoreanas, de repatriar a desertores y de dirigir operaciones de contraespionaje en las operaciones que Corea del Norte lleva a cabo en el exterior".

El aparato de inteligencia de Pyongyang comprende también otras dos unidades diseñadas exclusivamente para infiltrarse en su vecino del sur. Uno trabaja al descubierto y el otro en las sombras, explica Majumdar en The National Interest.

"El Departamento del Frente Unido se dedica a establecer grupos favorables a Corea del Norte al descubierto en Corea del Sur (…) y es el principal organismo que se encarga del diálogo entre las dos Coreas y de la política de Corea del Norte con Corea del Sur", explica Majumdar.

Así que no es de extrañar que toda esta maquinaria de inteligencia sea uno de los ases en la manga de Corea del Norte. Una maquinaria que será muy efectiva en un posible conflicto en la península coreana, concluye Majumdar.

Mientras, los expertos opinan que será EEUU el que empezará un ataque contra Corea del Norte.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente