Portada - Últimas noticias

La joven del vídeo más viral de la crisis catalana se llama Anna Maruny, vive en Barcelona, mide 1,72 y es actriz profesional. La organización independentista Òmnium Cultural la eligió para ponerle rostro a 'Help Catalonia, Save Europe', un anuncio de 3 minutos y 27 segundos que pretende trasladarle a la comunidad internacional el mensaje de que Cataluña están sufriendo una brutal represión de España y que las instituciones europeas deben intervenir inmediatamente para preservar los derechos fundamentales de sus ciudadanos.

Maruny ha hecho todo lo posible para que nadie la identifique, aunque horas después de que se difundiera el vídeo se prestó para hacer una versión cómica en el programa de TV3 Está pasando, de la productora Minoría Absoluta, responsable también de los exitosos formatos de humor Polònia y Crackòvia. No responde llamadas ni correos y ha cerrado sus perfiles en redes sociales. Fuentes de su entorno aseguran que está superada por la repercusión del espot de Òmnium, que acumula más de 1,5 millones de reproducciones en el canal oficial de la entidad secesionista en Youtube.

Según detalla la propia Maruny en su perfil oficial de la Asociación de Actores y Directores Profesionales de Cataluña, a la que pertenece, habla catalán, castellano, francés e inglés, el idioma con el que se dirige a los espectadores en el polémico vídeo. Asimismo, toca el piano y la guitarra, baila danza clásica y contemporánea, jazz y claqué y tiene formación de canto. Desde 2012 cursa el Grado Superior de Arte Dramático en el Instituto del Teatro de Barcelona. Antes pasó por la escuela de interpretación Eolia de la Ciudad Condal, centros de teatro de Nueva York y estudió arquitectura en la Universidad Politécnica de Catalunya.

Help Catalonia no es su primera incursión en las artes escénicas, pero nunca había logrado tanta repercusión como ahora. Ha participado en los cortos Carlota, Snapshot, Vorágine, En la casa de Medea, El Beso, The Last Shoy y Yo también te quiero. Ese mismo año representó la obra La Gente Molesta (Un barrio digno), que contó con la colaboración financiera de la SGAE y se exhibió en el Teatro Gaudí de Barcelona. Y el pasado julio formó parte del elenco del ciclo Teatro para un tiempo de emergencia, en la Sala Beckett de la Ciudad Condal, con la ayuda económica del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte entre otros organismos. También ha hecho un anuncio para Sanex.

Paradójicamente, su trabajo más visto ha terminado siendo un vídeo de propaganda política que busca realzar el dramatismo ocultando que su protagonista es una actriz y no una simple activista. Su contenido también ha favorecido a la controversia. No sólo porque Òmnium ha copiado plano a plano el vídeo de denuncia que hicieron en 2014 los manifestantes ucranianos del Euromaidán, un movimiento de protesta proeuropeo que fue reprimido por el gobierno prorruso de Kiev dejando más de un centenar de muertos. La mayor polémica reside en las afirmaciones que asume la propia Maruny. Frases como que “en Cataluña están siendo atacados los valores de libertad, democracia, derechos humanos, derechos sociales”, “el Gobierno declaró ilegal el voto”, “miles de policías asaltaron las oficinas de medios independentistas y cerraron cientos de páginas web”, “la policía arrestó a 14 funcionarios del Gobierno de Cataluña sin órdenes judiciales” y “España usó un nivel de fuerza nunca antes visto en un Estado miembro de la Unión Europea”.

Anna no era una chica normal que pasaba por allí, Anna es actriz, o al menos lo intenta y si quería salir del anonimato ya lo ha conseguido, los veranos en Llafranc, donde veranea el pijerio catalán ya no serán los mismos. Hay quien la recordará como la pobre víctima y otros le recordarán que de pobre nada, y de víctima menos.

Vamos a adjuntar el CV que Anna ha entregado a la Asociación de Actores y Directores Profesionales de Cataluña, no para intentar buscarle trabajo que sabemos ya no le faltará a estas latitudes, sino para que todo el mundo sepa cómo se monta la independencia en una región donde hasta hace dos días, los independentistas eran el 15%, y esto además de con mucho dinero recogido de tus impuestos y del recorte en hospitales de entre otros servicios, se consigue con figurantes, actores, actrices y directores.

Anna no es una actriz imparcial a la que pagan por interpretar un papel, antes de que borrara su instagram hemos podido hacer una captura de una publicación a favor de un asesinato de ETA, que últimamente las CUP y su entramado jadean en las redes y aquí se la dejamos.

 

La actriz de Save Catalonia, https://youtu.be/KLCoW_GiXAs, sabe interpretar sus lágrimas de cocodrilo, llorando por una Cataluña (sic) oprimida, esas mismas lágrimas que le niega a las víctimas de ETA.

El vídeo ha sido una cutre copia, https://youtu.be/vlfJeTlX7qg frase por frase de un original realizado en Ucrania cuando Soros -que precisamente a estos también los está financiando- y compañía montaron el Maidan, que desestabilizó el país e hizo caer al gobierno.

Pretendían crear una corriente de opinión internacional vendiendo el eterno victimismo de una Cataluña atacada por España, hoy desde Joaquin Sabina a cualquier ciudadano español sabe, que esto no es un conflicto de Cataluña contra España, sino de una parte de catalanes contra otra parte de catalanes, en los que la parte que controlan el dinero que se recauda en Cataluña controlan los medios de comunicación y crean entramado social repartiendo su dinero entre las miles ya de asociaciones separatistas que tienen mamando de la teta.

Ante esta situación cualquier espectador objetivo se da cuenta de porque los impuestos en Cataluña son más altos que en otros rincones de España, los catalanes tenemos que sostener organismos con funciones duplicadas, así como el pago de una tv con 6000 trabajadores, las radios, las asociaciones subvencionadas, la publicidad, la propaganda, sus cargos de confianza y sus funcionarios viviendo del eterno “pruses”.

 

Aquí un cartel de una de las obras donde es habitual la actriz, como podéis ver no falta dinero público en el cartel, pues es el mundillo del teatro catalán hoy un mundo tan servil y subvencionado que la falta de espectadores se suple a golpe de talonario del dinero público, para el cual no nos proponen un referéndum de si queremos o no queremos seguir subvencionándoles la vida.

Toni Albà propone utilizar fiscales como rehenes

El actor Toni Albà, col·laborabor habitual de TV3,  ha propuesto en twitter detener a los miembros de la Fiscalía de Barcelona una vez Catalunya haya declarado la independencia. "Decidme 'spoilerador' pero estos son a los primeros que deberíamos detener cuando proclamemos la República. Servirán para intercambio de prisioneros ", ha escrito en la red.

El tuit de Albà hace referencia a la decisión del ministerio público de romper con la escuela de Mossos. La fiscal jefe de Barcelona, ??Ana Magaldi, lo ha comunicado a los responsables del Instituto de Seguridad Pública de Catalunya.

La decisión provoca que el Ministerio Público provincial de Barcelona dejará de enviar fiscales y otros subordinados o representantes a dar clases o tomar parte en conferencias, ponencias o jornadas en el marco formativo de la Escuela de Mossos en las comarcas barcelonesas como sucedía hasta ahora.

 

El lenguaje etarra acampa en el separatismo catalán.

Arnaldo Otegui, el secuestrador de ETA, el amigo de los que pusieron la bomba en Vich, el portavoz de Batasuna, está encantado con el prusés separatista catalán. Otegui ha estado 6 años encarcelado por pertenencia a organización terrorista y jamás ha condenado un solo atentado de la banda criminal. No, tampoco la masacre de Vich.

Lo mismo hizo Jordi Sánchez cuando dirigía La Crida, organització ultra inspirada en HB. El ahora jefe de la ANC montaba mitines con los jefes de HB en los años del plomo para exaltar a la ETA, porque lo de Vascongadas no era terrorismo sino “un problema político”.

Tras la matanza de Hipercor en 1987, Sàntxes emitió un comunicado (“coincidía básicamente” con el de HB, según La Vanguardia) culpando a “la dirección de la empresa y la policía“. Formalmente , La Crida condenó el “ataque contra la población civil“: no quisieron llamarlo “atentado” y si hubiera sido contra policías o militares parece que no les hubiera importado.

Un año más tarde Sànchez exigió en la 5ª asamblea de La Crida, el 17 de junio de 1988, la “inmediata puesta en libertad” del terrorista Carles Castellanos, detenido por entregar 15kg de pólvora a dos asesinos de Terra Lliure.

Sántxes estaba tan enfadado con ETA por lo de Hipercor, que en septiembre de 1988  se fue a Anoeta a celebrar el cumple de HBSegún el mismísimo Ara: Al míting del desè aniversari d’HB, el 30 de setembre del 1988, al velòdrom d’Anoeta, la Crida hi va ser representada per Jordi Sánchez i Carles Riera“. El 24 de noviembre del 1989, Sántxes organizó un homenaje al diputado de HB Josu Muguruza, en el que los asistentes corearon gritos a favor de ETA.

Hace unos días Otegui dijo que Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, en la cárcel por sedición, eran en realidad “luchadores por la libertad”. El mismo calificativo que utilizaba la ETA para describir a los nacionalistas vascos que asesinaban con tiros en la nuca o coches bomba.

«Tendría que reventar la niña por ser hija de un hijoputa terrorista»

Arremete en Facebook contra una niña de tres años y le desea su muerte porque su padre es guardia civil

Una niña de tres años aguarda ansiosa la llegada de su padre al que no ve desde hace dos semanas y al verle se funden en un abrazo. La escena es, cuanto menos, entrañable. Y así lo han destacado la mayoría de personas que vieron y compartieron el vídeo a través de las redes sociales.

Sin embargo, si a esta idílica descripción añadimos que el padre es motorista de la guardia civil la historia cambia para algunos. Bueno, más bien para uno en concreto: Álex Morera. Un individuo que, «valientemente», entiéndase la ironía, arremetió contra la pequeña: «Tendría que reventar la niña por ser hija de un hijoputa terrorista». Sobra decir que el «valiente» ya ha eliminado su perfil de Facebook.

Hace aproximadamente cinco meses, un guardia civil publicaba el siguiente comentario en el foro Policías.es: «Tengo la gran suerte de contar con este compañero como amigo, su pelirroja me tiene ganado el corazón, por cantar el himno de la Guardia Civil con más arte de toda España, y ahora ya para terminar de enamorarme, éste es el recibimiento que le brinda a su padre, después de dos semanas sin verlo».

El vídeo al que hace alusión en primer lugar es el de la pequeña cantando el himno de la Guardia Civil y que recibió el elogio y comentarios, siempre respetuosos, de los seguidores de este foro.

Por este motivo, el administrador que lo publicó, conocido como #JB, se lanzó a colgar el segundo. Y fue entonces cuando el tal Álex Morera atacó. Un ataque que no quedará en el olvido, ya que desde este foro han decidido ir a por todas: «Mi compañero es mi familia, sus hijos son mis hijos, si te metes con mi familia, te metes conmigo. Y en este caso dicho agente es íntimo amigo mío, con que agravas mi enfado , voy a por ti , con la ley en la mano». Así, «hartos» de que este tipo de amenazas e insultos queden impunes, este foro ha solicitado la colaboración de todos tras ponerse en contacto con la Policía Judicial.

Y precisamente, fruto de esa colaboración han ido apareciendo algunos de los mensajes que este «valiente» dejó en las redes sociales antes de eliminar su perfil y su cuenta. Comentarios en los que ya puede verse su desprecio por la Guardia Civil y la Policía.

Prensa inglesa: “la secesión se incubó en una burbuja en los medios de comunicación”

Cuenta The Guardian el pasado 15 de octubre que “el sueño de la secesión catalana se incubó en una burbuja de medios que son como la Fox en Estados Unidos:

“Sabemos lo primero que pasa cuando dan un golpe de estado. Sus líderes toman el control de la TV y la radio estatal. Sabemos lo que el Partido Nacionalista Escocés (SNP) habría hecho si hubiera ganado su referéndum. Erigir una BBC escocesa sobre la tumba de la BBC británica. Así que este es un factor adicional a tener en cuenta tras la tumultuosa semana en España.

Cataluña ha tenido sus propios servicios de radio y televisión desde 1983, programando sólo programas en catalán y ¿lo adivinan? pagados por el mismo gobierno que declaró la “cuasi independencia” hace pocos días.

Su sesgo es natural, quizás inevitable, al informar sobre las manifestaciones anti separatistas, al recordar constantemente a la Guardia Civil blandiendo sus porras y durante las horas de discusiones políticas. Dos participantes frecuentes en esas discusiones -voces contra la independencia, contratados en nombre de un supuesto equilibrio y juego limpio- escribieron un artículo en El País el otro día, explicando por qué no acudirían más a esos programas.

“La tesis oficial en Cataluña es que esto es una nación natural, esencialmente buena, que por lo menos durante tres siglos ha vivido en una situación de opresión colonial insostenible dentro de una España artificial y pérfida de la que debemos huir”, declararon Joan López Alegre y Nacho Martín Blanco.

“Pero cuando la realidad se reduce a un monotema, la secesión…entonces la presencia de una voz única opuesta a la tesis del programa, frente a tres o cuatro participantes más el moderador…sólo sirve para proyectar la idea de que es una posición minoritaria, incluso marginal en la sociedad catalana. Adiós. Hemos sido tontos útiles demasiado tiempo”

(…)

El lenguaje es un comodín cuando tratas de definir la nacionalidad. Las áreas de la Cataluña interior más comprometidas con la independencia son también las que más usan el catalán como su primera y muchas veces única lengua. Dependen de TV3 y sus cuatro canales hermanos para las noticias, series y telenovelas, y escuchan la radio pública catalana a todas horas. Los algoritmos de sus redes sociales siguen el mismo patrón. Y el cuadro que han pintado sobre todo esto a menudo no casa con las complejidades que se encuentran en Barcelona.

Han vivido en una burbuja mediática de opinión establecida, convencidos de que la UE recibirá a su nueva nación en su seno, que el futuro económico está despejado, que “tomar el control” resolverá todos los problemas. La pasión está arraigada. (…) . Si puedes hacer que el resto del mundo desaparezca, entonces la duda se convierte en algo extraño.

(…)

Cuanto más abiertas las ventanas, es más fácil respirar. La propia burbuja de Escocia sobre su devolución se ha debilitado porque el éxito del SNP y de los conservadores ahora -como se ve en el Parlamento- hace la perspectiva nacional otra vez más relevante. También el Brexit está gradualmente abriendo ojos y horizontes. (…) ¿Cómo se pudo acercar Cataluña tanto al abismo? Porque en la pantalla, en las ondas de radio, en la prensa mimada, no había debate real. Porque (como en Fox News) la apariencia de debate real fue suficiente, gracias.”

Oriol Soler, el cerebro bañado en oro que mece la cuna del 'procés'

 

Es el cerebro en la sombra, el hombre que maneja los hilos de la comunicación del proceso catalán. Es, en definitiva, la mano que mece la cuna en Cataluña: se trata de Oriol Soler Castanys, un activísimo y opaco empresario independentista, vinculado a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) que es considerado el máximo responsable de un oculto ‘Estado Mayor’ que desde hace meses controla toda la logística y la comunicación del referéndum catalán. Su nombre no ha salido apenas en prensa, pero ha sido el hombre más activo en la sombra para que la campaña del 1-O y la actual de postreferéndum fuesen un éxito. De hecho, es uno de los ideólogos del 'boicot blando' a la banca, acción que se desarrolló ayer sin éxito, y por la que ya ha recibido críticas internas. En definitiva, es el hombre que hace el trabajo ‘ingrato’ del régimen mientras las empresas en que participa cobran decenas de miles de euros en subvenciones.

Históricamente, Soler ha sido un hombre beneficiado por el poder. Cuando en el 2009 puso en marcha una campaña para editar un diario, 'Ara', pocos confiaban en el éxito de su misión. Pero gracias a los buenos oficios de su amigo Josep Lluís Carod-Rovira, entonces vicepresidente de la Generalitat, lo consiguió a finales del 2010. Claro que para eso hizo falta que Carod le regalase casi un millón de euros de fondos públicos para alimentar su ‘pequeño’ negocio. ¡Y todo ello antes de salir al mercado la criatura! Desde entonces, el diario ‘Ara’ vive de las subvenciones que le otorga anualmente el Gobierno catalán. En la aventura del diario ‘Ara’, se embarcó junto a la familia Carulla, de Agrolimen (una familia muy vinculada al soberanismo), al grupo Focus (receptor de millones de euros en subvenciones), al empresario Ferran Rodès (también escorado al soberanismo) o periodistas como Antoni Bassas, Toni Soler (director de los fastos del Tricentenario en Barcelona), Albert Om o Xavier Bosch.

Oriol Soler siempre navegó en esa desdibujada frontera entre lo que podrían ser ayudas públicas o regalos sin justificar. Su nombre aparece vinculado a empresas como Batabat, Ara Llibres, Edició de Premsa Periòdica Ara, Editorial Alpha, Trotemi o Democratizing the Future Society. Solo hace falta echar un vistazo a los contratos públicos de la Generalitat pasa hacerse una idea de por qué sobreviven –y muy bien– algunas de estas empresas: el flujo de caudales públicos que reciben es algo más que una afortunada coincidencia. Les llega por cuestiones puramente políticas.

Uno de los contratos de Trotemi, por ejemplo, daba a esta empresa 11.832 euros por un “estudio para la implementación y diseño de una ‘diada’ del civismo a realizar en diferentes demarcaciones territoriales de Cataluña”. El precio no es casual: en aquellos momentos, si sobrepasaba los 12.000 euros tendría que ir a un concurso, por lo que se estipuló casi la cantidad máxima para darle el contrato mediante un procedimiento negociado sin publicidad. La contratación se hizo a través de la Consejería de Gobernación, dominada por los republicanos.

El ‘pool’ republicano Soler fue también administrador de la compañía Eix de Serveis i Projectes Societaris Empresarials, una de las empresas cuya sede estaba ubicada en la misma sede de ERC y que fue constituida por la Fundació Irla. Esta sociedad creó luego otras sociedades, como Origen Televisió SL y Producció la Terra Jove SL. Todas estas sociedades se pusieron en marcha poco después de que ERC entrase a formar parte del primer Tripartito. La sociedad Eix de Serveis creó también la compañía Gis Const Arq SL, cuya sede también coincide con la de la Fundación republicana. Esta empresa pasó de facturar cero euros en 2003 a facturar 184.288,19 euros en 2004, justamente el primer ejercicio en el que ERC ‘tocó poder’ en la Generalitat. Ese fue el inicio de una profunda ‘amistad’ entre los intereses de Esquerra y la volubilidad de Soler.

Varias fuentes apuntan a El Confidencial que Soler percibe unos honorarios de unos 10.000 euros mensuales, que abonan a partes iguales ERC y Òmnium. Sin embargo, el ‘cerebro en la sombra’ de las campañas soberanistas no ocupa ningún cargo público u orgánico ni mantiene ninguna relación contractual con la Generalitat de manera directa. Pero tampoco le hace falta. Su nombre, hace una década, aparecía vinculado a las empresas Dilema Comunicació, Ara Llibres, Contrapunt, Grup Cultura 03 y Sapiens Publicaciones. Uno de los fundadores de Eix de Serveis, Santiago Bracons, también estuvo vinculado a la mayoría de estas sociedades y es de reseñar su vinculación, entre otras firmas, a Radio Fusté SL, Empreses i Recursos Contemporanis SL o Filtrajes Industriales SL. Ello conforma un potente 'lobby' empresarial en manos de Esquerra.

Las campañas del independentismo

Según los informes en poder de El Confidencial, Soler también fue administrador único de Zero4 Cultura en Directe SL, de Realitzacions Funcions Espectacles i Esdeveniments SL y de Caixabaixa Disseny i Comunicació SL. Huelga decir que Sapiens –lo mismo que Batabat, Trotemi, Contrapunt o Grup Cultura 03– fueron de las empresas mimadas por el independentismo: la mayoría del 'pool' empresarial en el que se ha ido moviendo Soler vivió a todo lujo gracias al grifo del dinero público. A través de Sapiens, Soler llevó a cabo la campaña ‘El món ho ha de saber’ (El mundo lo tiene que conocer), en 2014, una acción para ‘vender’ la independencia a los corresponsales extranjeros.

Fue la empresa de Soler la encargada de elaborar anuncios publicitarios y materiales de propaganda para entregar a los principales corresponsales de diarios extranjeros. Esa campaña fue basada en la atención personalizada a los corresponsales, organizó viajes a medida de periodistas “clave” para que se desplazasen a Cataluña, y organizó entrevistas, contactos con políticos independentistas y exposiciones itinerantes, en una onerosa campaña publicitaria soportada teóricamente por las entidades soberanistas. Además, Sapiens editó un libro de lujo que luego se regalaba a los profesionales de la información.

De las Seleccions Catalanes a Help Catalonia

La revista ‘Sapiens’ también llegó a firmar un convenio con la plataforma Pro Seleccions Catalanes para realizar un documental y varios reportajes a cambio de 120.000 euros. La revista estaba dirigida entonces por su amigo y socio Eduard Voltes. En el año 2010, llegó a percibir de una sola vez 175.000 euros por la publicación de una revista llamada ‘Petit Sàpiens’ dedicada a la divulgación histórica para niños y jóvenes, juntamente con otros 175.000 euros para la digitalización de las redacciones, 140.000 euros para la comercialización y difusión de las publicaciones y unos 145.000 euros más como ayudas a las diferentes revistas.

Voltes es otra de las piezas clave en el 'lobby' republicano de los negocios. El Grup Cultura 03, en el que participa, fue señalado en más de una ocasión como una máquina de recibir subvenciones. Además de 'Sapiens', el grupo se dedicó a editar las revistas 'Descubrir Catalunya', 'Lonely Planet', 'Cuina', 'Súpers' y 'Time Out Barcelona'. En solo cinco años, el conglomerado recibió más de 8 millones de euros de fondos públicos. Curiosamente, 'Time Out', que salió al mercado en el 2007, recibió 700.000 euros como anticipo para su lanzamiento, exactamente la misma estrategia que luego haría ERC para editar ‘Ara’. La empresa Batabat, donde confluyen los intereses de Soler con los de Voltes, exsecretario de Cultura en el Tripartido cuando este departamento estaba en manos de ERC, fue la que realizó el referéndum Help Catalonia, calcado del Help Ucrania. Sus vinculaciones, no obstante, van más allá: Soler ha mantenido frecuentes contactos con empresas del sector editorial, de mensajería y de impresión para hablar de temas fundamentales para la logística del 1-O.

La logística del 1-O

Según ha podido conocer El Confidencial, entre las empresas contactadas se encuentra Bestiario Proyectos, donde figura como consejero un gran amigo suyo, José Antonio Aguirre. También se relaciona con Oriol Molas, uno de los administradores solidarios de Gaps Política i Societat, la empresa encargada de realizar a diario los ‘trackings’ de participación del 1-O. Otro de sus frecuentes contactos es Alfons Cervera, de Gestión Integral del Marketing Directe, sociedad que está siendo investigada por su participación en la confección de sobres, papeletas y tarjetas censales del referéndum. Cervera es también un gran amigo de Xavier Vendrell, que había sido exsecretario de Organización de ERC y exconsejero de Gobernación en la época del Tripartito.

Vendrell se dedica a hacer de introductor de empresas en Colombia (llegó a aquel país hace casi una década como amigo del entonces alcalde de Bogotá y ahora preside la Cámara de Comercio Colombo Catalana) a través de su compañía Barcelona Export Group Colombia. Aunque oficialmente está fuera de la política, Vendrell fue uno de los negociadores para que el PDeCAT y ERC formalizasen en el 2015 la plataforma Junts pel Sí (JxS). El pasado 20 de septiembre, mientras la Guardia Civil comenzaba las detenciones de cargos de la Generalitat en Barcelona, Vendrell volvía de Milán. Se encontraba ya a bordo del avión cuando recibió la noticia de los registros y detenciones, lo que hizo que determinase salir de la aeronave y esperar a ver qué sucedía.

Vendrell y Soler han contado con un extenso grupo de colaboradores en los últimos meses cuyo nexo es el ideario independentista: Josep Calduch, Toni Balsera y Josep Burjons son algunos de los colaboradores con los que más han trabajado.

El sanedrín oculto del Govern

Pero Soler es algo más: fue el cerebro de la campaña ‘Ara és l’Hora’ (Ahora es la hora), que llevaron a cabo la ANC y Òmnium Cultural el año pasado y que fue secundada tanto por los partidos independentistas como por el Govern. Fue, dicho de otro modo, la gran campaña del ‘procés’. Y conforme iban pasando los meses, se convirtió en el auténtico cerebro de comunicación en la sombra de la consulta del pasado 1 de octubre. Según algunas informaciones, el ‘núcleo duro’ de esta campaña sobre el 1 de octubre estaba formado por Soler como máximo responsable, secundado por Miquel Martín Gamisans, secretario de Comunicación del Govern (y exdirector de comunicación de Òmnium que, curiosamente, en LinkedIn invierte sus apellidos), Pere Martí, responsable de comunicación de Presidencia, y Sergi Sol, director de comunicación de Vicepresidencia. Se trata de un equipo ligado íntegramente a ERC.

Según algunas fuentes, Soler se distinguió los últimos meses por presionar a distintos medios de comunicación para que no fuesen críticos con el independentismo. Llegó incluso a exigir la dimisión del director de 'El Periódico de Cataluña', Enric Hernández, cuando este diario publicó informaciones negativas sobre la estrategia del independentismo. Y tras el rechazo del diario ‘Ara’ a insertar publicidad sobre el referéndum merced a los mandatos judiciales, fue el primero en ponerse en contacto con directivos y periodistas de este medio amenazando con llevar a cabo una campaña en contra del mismo y dejando entrever que se les habían acabado las subvenciones.

Soler fue también uno de los asistentes a la cena secreta en casa de Jaume Roures que, el día 26 de agosto, reunió en Barcelona a Oriol Junqueras con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y que fue desvelada en exclusiva por este diario. Buen amigo de Carles Puigdemont y de la mayoría de consejeros del Govern, también mantiene excelentes relaciones con Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, con la secretaria general de ERC, Marta Rovira, con la líder del PDeCAT, Marta Pascal, con el ‘expresident’ Artur Mas o con los dirigentes ‘cuperos’ Anna Gabriel, Natalia Sánchez y Quim Arrufat.

Análisis: El carácter reaccionario de la revuelta

Gregorio Morán

Necesitamos un cronista avezado, buen conocedor del valor de los adjetivos, un George Orwell, el mismo de 1984, para seguir puntualmente la transformación de las palabras. ¿Por qué las expresiones "libertad", "fascista", "derecho a decidir", entre otro puñado, se han ido convirtiendo en boca de los adalides del independentismo catalanista en algo que les ha retirado su significado primigenio? Han dejado de ser lo que eran para devenir un instrumento mucho menos inocuo de lo que creen sus actuales albaceas, hasta el punto de servir de arma arrojadiza, nada pacífica, porque en el momento en el que alguien se atreve a discrepar de esta forma torticera de manipular las palabras, desde ese mismo momento hay que arrostrar el insulto. Y resulta que una palabra ayuda a entender pero la agresividad que otorga un calificativo te obliga a simplificar y por lo tanto a inventarte un enemigo.

Cuando alguien te califica de fascista porque no piensas como él, estamos en territorio del enemigo y somos sujetos de la voluntad de los fascistas que monopolizan el lenguaje. Pasamos pues a la categoría de adversarios, a los que se debe intimidar para que no rompan la unidad de la secta.

El deterioro del imaginario fascista, de su sentimentalismo agresivo, ha llevado a un fascismo disfrazado de progresismo que basta con arañar un poco su superficie, por ejemplo disintiendo, para que aparezca en su auténtica faz. O lo que es lo mismo, no asume que es un fascista violento que si pudiera te machacaría la cabeza o te desterraría, pero que se lo impide la exigencia previa de arrebatarte los derechos que has conseguido tras muchos años de pelea y que en Cataluña no garantizan los voceros, ni los logreros, sino una legislación que tratan de menoscabar.

Estamos a los pies de los caballos, y los jinetes dictan sus consignas de obligado cumplimiento. O eso o callarse en público, porque expresarse no sería manifestación de libertad sino colocarte en territorio enemigo. Es sorprendente la cantidad de adversarios que el catalanismo ha fabricado en un lapso de tiempo tan breve como la creación de un imaginario que creíamos arrinconado en las covachuelas de la ciudadanía. Nació un relato, que es como se llama ahora a la manipulación de la realidad. De ahí que éste sea el momento estelar de los mediocres convertidos en narradores con influencias, porque sin saber escribir, ni leer, ni pulsar la realidad, se han constituido en "autores de relatos". Así, como suena.

Se ha impregnado de tantos relatos a una realidad incontestable que no sólo se han cambiado el significado de las palabras sino que hay una transmutación de valores. Llamar una revolución a lo que está sucediendo en Cataluña es una frivolidad de gente acostumbrada a no mirarse en el espejo de la evidencia.

Una revolución requiere una lucha contra los poderes establecidos, un giro copernicano en el equilibrio de clases, cuando no la ruptura con las convenciones existentes. En definitiva, un cambio en las estructuras de poder. Lo que está pasando en Cataluña es una revuelta dirigida por los mismos que llevan detentando el poder desde hace décadas, se diría que casi eternamente. No hay revoluciones de los jefes contra los indios, aunque en ocasiones los jefes se arroguen la capacidad de revolucionarios pagados con fondos del mismo Estado que ellos pretenden suplantar.

Bastaría con detenernos en el papel que juega la Iglesia en esta Cataluña de la revuelta. Una Iglesia siempre atenta a conservar su hegemonía ideológica y económica. O los bancos que trasladan sus centros operacionales "provisionalmente" fuera del territorio, los primeros antes de que pueda afectar a sus beneficios. En los juegos de estrategia la banca siempre gana, le ocurre como a los políticos mesiánicos que se atienen a los principios de Marx, Groucho, de si no gustan al consumidor ya se prepararán otros nuevos. Pero la sangría económica de esas novecientas empresas que huyen de la quema son para Cataluña una prueba más de ese carácter de revuelta acaudillada por las clases funcionariales que ven amenazadas sus contrataciones blindadas.

No es extraño contemplar a los revoltés, que han saqueado los fondos públicos, planteando como primera tarea de un supuesto Estado independiente la de concederles, a ellos y a sus socios y cómplices, una amnistía. Porque no robaron, aseguran, sino como diría Marta Ferrusola: han repartido los beneficios entre los catalanes buenos para que no se los llevara el Estado opresor y sin alma, extranjero a nuestras esencias.

Fuente: El Español, El País, El Confidencial

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente