Portada - Últimas noticias

Durante la operación para la liberación de la ciudad de Deir Ezzor, el Ejército sirio avanza hacia el sureste desde la urbe.

En particular, las unidades gubernamentales buscan liberar la aldea de Huweija Sakar, de gran importancia estratégica, ya que sirve de conexión entre los terroristas en Deir Ezzor con los combatientes de la parte sur de la provincia.

Después de apoderarse del lugar, el Ejército sirio podrá lanzar la ofensiva en dirección a la ciudad de Al Mayadin, ocupada por los yihadistas.

La artillería, junto con las fuerzas aéreas sirias y rusas, bombardean las posiciones de Daesh, grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países.

Los extremistas responden con ataques suicidas y coches bomba, intentando detener el avance de la infantería siria.

En particular, una detonación masiva de decenas de vehículos minados hace unos días obligó al Ejército sirio retirarse de la aldea ya alcanzada.

El Ejército iraquí libera el último baluarte de Daesh en el norte de Bagdad

 

El general Man Sadi, comandante de la segunda división especial de las fuerzas iraquíes en la lucha antiterrorista, relató a Sputnik los éxitos logrados en la recién ofensiva.

"Empezamos la ofensiva a las 5 de la mañana del domingo 23 de septiembre y nos dirigimos a asentamientos estratégicos para liberar estas áreas de los restantes terroristas de Daesh".

El servicio de información de la unidad antiterrorista proporcionó a Sputnik un registro de la ofensiva sobre la posición de los terroristas y el momento en que las fuerzas iraquíes entraron en los asentamientos liberados.

"Los yihadistas abandonaron ambas aldeas sin resistencia, lo que facilitó la tarea de las fuerzas armadas de Irak que rápidamente ocuparon estos puntos", declaró a Sputnik otra fuente militar.

Pueblos de la provincia de Salah ad Din, en la frontera con el distrito de El Huveydzha, son el último bastión de los terroristas de Daesh, grupo terrorista proscrito en Rusia y otros paíese, en el norte de Irak.

‘Separatistas kurdos en Irak siguen los mismos objetivos de EIIL’

Los separatistas de la región del Kurdistán iraquí siguen los mismos objetivos del grupo terrorista EIIL, dice un portavoz de las fuerzas populares del país.

“En el marco de los objetivos, el referéndum (celebrado en el Kurdistán) es lo que desea EIIL (Daesh, en árabe), y eso es la balcanización de Irak”, advirtió el viernes Ahmad al-Asadi, el portavoz de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe).

Luego de reiterar que la consulta separatista, celebrada el lunes, es un fenómeno ilegal, Al-Asadi resaltó que la forma que el presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, gobierna en dicha región, contradice la Constitución de Irak.

“El Gobierno iraquí ha considerado unas medidas para contrarrestar a los separatistas que juegan con los sentimientos de los ciudadanos kurdos, y no permitiremos a los separatistas que separen a los kurdos de los iraquíes”, declaró.

A continuación, Al-Asadi recordó que el régimen israelí es el único patrocinador del referéndum, precisando que Israel sólo tiene un objetivo y eso es desestabilizar a Irak.

En el marco de los objetivos, el referéndum (celebrado en el Kurdistán) es lo que desea EIIL (Daesh, en árabe), y eso es la balcanización de Irak”, dice Ahmad al-Asadi, el portavoz de las Unidades de Movilización Popular.

Más allá de una relación estrecha en los campos militares, de inteligencia y de negocios entre el régimen de Tel Aviv y el Kurdistán iraquí, está claro por qué los israelíes apoyan a los kurdos. Según los analistas, el Kurdistán está situado en el cruce estratégico de Irán, Irak y Siria, y el régimen israelí trata de desconectarlo para poder reinar en los territorios ocupados sin ningún desafío.

El referendo del Kurdistán ha sido criticado duramente por parte de los países de la región. Irán y Turquía han expresado sus preocupaciones acerca de que la medida podría desestabilizar al territorio iraquí en un momento en que Daesh está cerca de ser derrotado completamente en Irak.

Las autoridades de Irak ya advirtieron que no reconocerán el resultado de la consulta del 25 de septiembre que calificaron de unilateral, contraria a la Constitución y ordenaron suspender oficialmente el 18 de septiembre mediante una decisión de la Corte Suprema.