Portada - Últimas noticias

El Parlamento ha aprobado el despliegue militar en la región rica en petróleo de Kirkuk luego del referéndum separatista kurdo.

El órgano legislativo iraquí ha ordenado este miércoles al primer ministro del país, Haidar al-Abadi, desplegar tropas en la disputada región de Kirkuk, informan medios locales.

El ente legislativo con esta medida busca retomar el control de los campos petrolíferos de la zona e impedir que los kurdos sigan robando la riqueza del pueblo iraquí.

En su comparecencia ante el Parlamento, Al-Abadi, ha vuelto a exigir a las autoridades kurdas que cancelen el resultado de la consulta separatista, como condición para el diálogo a fin de solventar el problema. “No dialogaremos sobre el resultado del referéndum”, ha declarado para luego matizar que “si ellos quieren empezar las negociaciones, tienen que declarar nulo el referendo y su resultado”.

Cabe señalar que la decisión se produce después de que el pasado lunes se realizara un referéndum separatista en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí. El martes, el presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, confirmó el triunfo del sí en el referéndum separatista, con casi el 91 % de los votos a favor.

No dialogaremos sobre el resultado del referéndum. Si ellos (kurdso) quieren empezar las negociaciones, tienen que declarar nulo el referendo y su resultado”, ha asegurado el premier iraquí, Haidar al-Abadi.

Al margen de estos hechos, Irak como otros países de la región y del mundo habían manifestado su rechazo a la celebración de tal plebiscito “ilegal” e “inconstitucional”, argumentando que desestabilizará la región.

Tras la celebración del referéndum kurdo, las fuerzas de Al-Hashad Al-Shabi (Unidades de Movilización Popular de Irak) aseguraron “estar preparados” para luchar junto a las Fuerzas Armadas del país árabe y lanzar una ofensiva que libere de los kurdos separatistas la provincia de Kirkuk y defender la integridad del territorio iraquí.

Las zonas en disputa con los kurdos iraquíes, son las que controlan desde la invasión del país por Estados Unidos y la caída del dictador Saddam Husein. Se sitúan fuera de las tres provincias del norte de Irak que forman parte de la región autónoma de Kurdistán; se trata de Kirkuk, que alberga el 10 por ciento de las reservas petroleras de Irak, y algunas zonas de Nínive (norte), Diyala y Salah al-Din, al norte de Bagdad (capital iraquí).

El Gobierno iraquí sostiene que el voto separatista pone en peligro la integridad territorial de Irak y, la semana pasada, había advertido que intervendrá militarmente si el referéndum del Kurdistán iraquí desencadena violencia.

Bagdad ya pidió a los kurdos en la víspera del referéndum la entrega de los aeropuertos y los controles fronterizos, y solicitó a los gobiernos extranjeros que no compren petróleo al Kurdistán.

Escasa asistencia y fraude en el referéndum kurdo

El juez iraquí Monir Hadad denunció el martes que hubo participación de menos de 20 por ciento en el referendo por la independencia de la región autónoma del Kurdistán, en la provincia de Kirkuk y en Suleimaniyeh.

De acuerdo con el jurista, la indiferencia de los ciudadanos y la poca acogida al plebiscito resultan evidentes, pese a los intentos de las autoridades locales de mostrar una imagen popular diferente.

Mientras, medios locales informaron de varios casos de fraude, tanto en la región autónoma del Kurdistán, incluidas las ciudades de Erbil, la capital, Suleimaniyeh y Dohuk, así como en localidades de las provincias norteñas de Kirkuk, Nínive, Diala y Salah al-Din.

El portal iraquí Al Journal relató sobre un video publicado en redes sociales que muestra a una persona que marca el ‘sí’ a la separación kurda del Gobierno central de Bagdad en un gran número de boletos electorales y los deposita en las urnas.

También, se vieron imágenes de varios votantes con muchos boletos electorales cada uno.

La fuente consigna que las autoridades kurdas acudieron a nombres y apellidos de kurdos muertos para votar en el referendo.

Al Journal denunció que se registraron presiones contra las minorías étnicas y religiosas residentes para obligarlos a votar a favor de la separación.

Irak enjuiciará a funcionarios kurdos responsables del referéndum

BAGDAD (Sputnik) — El Parlamento de Irak confirmó que las autoridades perseguirán a funcionarios kurdos que están detrás de la celebración del referéndum de independencia del Kurdistán iraquí que tuvo lugar el 25 de septiembre.

"Se reafirman las decisiones aprobadas por el Consejo Ministerial de Seguridad Nacional en la última sesión, se trata, en particular, de la decisión de enjuiciar a los responsables de la celebración del referéndum, incluido el líder de la región, (Masud Barzani)", dice el comunicado al que tuvo acceso Sputnik.

El 25 de septiembre, el Kurdistán iraquí celebró el referéndum de independencia no vinculante, sus resultados oficiales serán anunciados el jueves.

Las autoridades de Irak calificaron la consulta popular de ilegítima y subrayaron que no negociarán con el Gobierno autonómico kurdo al conocerse los resultados de la votación.

El referéndum también ha sido criticado a nivel internacional, en particular por EEUU, Irán, Turquía, así como por la ONU y la Liga Árabe.

La UE lamenta la celebración del referéndum kurdo

BRUSELAS (Sputnik) — La Unión Europea (UE) lamenta que hayan sido desoídos sus llamamientos para no celebrar el referéndum de independencia del Kurdistán iraquí que tuvo lugar el 25 de septiembre, aseguró el Servicio de Acción Exterior Europeo.

"La Unión Europea ha confirmado reiteradamente su pleno apoyo a la unidad, soberanía e integridad territorial de Irak, por tanto apeló para que el referéndum no se celebrara de manera unilateral, y especialmente no en las zonas disputadas, lamenta que estos llamados hayan sido desoídos", dice el comunicado publicado en el sitio web del ente.

La nota agrega que "la UE apela a todas las partes a mantener la calma y la moderación, así como a renovar su compromiso de resolver todas las cuestiones políticas y económicas pendientes mediante un diálogo constructivo y de paz que lleva a una solución mutuamente acordada en el marco de la Constitución iraquí".

El Kurdistán celebró un referéndum en el que los electores decidieron si desean permanecer en el seno de Irak o separarse y formar un Estado independiente.

Los resultados oficiales del referéndum se publicarán el 28 de septiembre.

El Gobierno de Irak ya advirtió que no reconocerá el resultado de la consulta, que califica de unilateral y contraria a la Constitución.

El 18 de septiembre el Tribunal Supremo de Irak suspendió la consulta sobre la independencia en esta región autónoma.

La convocatoria del referéndum en el Kurdistán iraquí fue criticada por varios países, entre ellos Turquía, en la que los kurdos representan la segunda comunidad étnica en tamaño y que lleva varias décadas luchando contra los separatistas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

También se expresaron a favor de la integridad territorial de Irak varios países más, entre ellos Alemania, EEUU, Irán y el Reino Unido.

Catar ve amenaza para todo el Oriente Medio en el referéndum en el Kurdistán iraquí

DUBÁI, EAU (Sputnik) — El referéndum de independencia en el Kurdistán iraquí representa amenaza para todo el Oriente Medio, declaró un portavoz del Ministerio de Exteriores de Catar.

El portavoz resaltó que "Catar no cambia su postura respecto a la importancia y la necesidad de preservar la unidad del pueblo de Irak y de su territorio".

"Una amenaza a esta integridad representará una amenaza para la región en general", dijo el diplomático catarí.

Agregó que "el referéndum que tuvo lugar en el Kurdistán iraquí sin un consenso entre el Gobierno oficial de Irak y Kurdistán no debe provocar las futuras consecuencias negativas, agudizar el conflicto en el país y la división del pueblo iraquí mientras que todos los esfuerzos deben centrarse en lograr la seguridad, estabilidad y unidad de Irak y erradicar el terrorismo".

El diplomático llamó a las dos partes a entablar un diálogo constructivo para preservar la integridad de Irak y lograr la seguridad y la estabilidad en el país.

El 25 de septiembre tuvo lugar un referéndum sobre la independencia del Kurdistán iraquí. Los resultados se harán públicos el jueves.

Las autoridades de Irak ya advirtieron que no reconocerán el resultado de la consulta y la calificaron de unilateral, contraria a la Constitución.

El referéndum fue suspendido oficialmente el 18 de septiembre tras la decisión del Tribunal Supremo iraquí.

Referéndum kurdo está dirigido contra Damasco, Teherán y Bagdad

Apenas se encuentran las fuerzas iraquíes y sirias cercanas a eliminar a DAESH (EI) tanto en Iraq como en Siria, el líder kurdo iraquí Massoud Barzani anuncia su intención de celebrar un referéndum sobre la independencia de la región del Kurdistán de Iraq.

 

Abundan las especulaciones sobre los motivos de ese anuncio, algunos lo vinculan con el anhelo histórico de los kurdos de establecer su estado nacional, y otros lo han atribuido a los problemas que enfrenta Barzani y su hijo en la provincia después de la caída de los precios del petróleo y el estallido de la crisis económica, lo cual vuelve a llamar la atención sobre las acusaciones formuladas en su contra relacionadas con el hecho de administrar la región como si fuera un feudo personal, además de confiscar los ingresos del petróleo y depositarlos en bancos turcos.

UNA SINCRONIZACIÓN SOSPECHOSA

Lo mencionado anteriormente puede resumir algunas de las motivaciones, pero lo que suscita dudas, es el momento escogido por Barzani para anunciar la celebración del referéndum ante la oposición de todos los países vecinos de Iraq, es decir, Siria, Irán y Turquía, sumado esto a la oposición del gobierno iraquí que rechaza esta acción unilateral; asimismo, se propone el referéndum en un momento en que las fuerzas sirias e iraquíes se encuentran próximas a eliminar a DAESH  y restablecer la comunicación territorial entre los dos países por primera vez desde el año 2014.

Cabe señalar que DAESH se había desplegado sorpresivamente en el occidente de Iraq y el oriente sirio lo cual interrumpió la continuidad territorial, en tiempos en los que el presidente sirio Bashar al Assad  se encontraba a punto de recuperar el control del estado sirio sobre la totalidad de la nación y en momentos en el que el ex primer ministro iraquí Nouri al Maliki había obligado a las fuerzas estadounidenses a retirarse de Iraq; en ese entonces se produce el despliegue de DAESH con el fin de detener los éxitos sirios e iraquíes e impedir la conexión geográfica entre ambas partes; y ahora, se produce el anuncio de Barzani sobre el referéndum, así como se incrementa la extensión del territorio controlado por el partido kurdo Siria Democrática en el noreste del Éufrates, amenazando con imponer nuevamente una separación entre Iraq y Siria.

EL PAPEL ESTADOUNIDENSE

Aquí debemos preguntarnos sobre el papel estadounidense en la acción tomada por Barzani, sobre todo porque las relaciones entre el líder kurdo y Washington son muy cercanas, en momentos en que las fuerzas estadounidenses apoyan al partido Siria Democrática y lo ayudan a establecer bases en el este de Siria.

Es importante señalar, que fue Estados Unidos quien provocó el caos, apoyándolo y aprovechándolo en Iraq y Siria, en el marco de una estrategia más amplia para impedir la expansión de las fuerzas eurasiáticas (China, Rusia e Irán) hacia el Mediterráneo oriental.

Washington considera que estas potencias desafían su hegemonía global y le cierran el paso hacia el territorio eurasiático; por lo tanto, ha elaborado una estrategia de contención para impedir su acceso a las rutas marítimas y, por lo tanto, al comercio internacional; esto explica las crisis en el Báltico, Ucrania, el Levante, Yemen, Somalia, el Mar de China Meridional y el Mar Amarillo; así como explica por qué Estados Unidos ocupó Iraq en 2003 después de Afganistán, y por qué trató de derrocar a Siria, cuyo liderazgo se había negado a cortar sus lazos con Irán y Rusia.

EL BLOQUEO DEL EJE DE TEHERÁN — BAGDAD — DAMASCO

Es evidente que, está en el interés de los Estados Unidos separar a Siria de Iraq para convertir a este último en una barrera entre Siria e Irán; pero el ex primer ministro Al Maliki enfrentó esta estrategia ofreciendo apoyo a Siria en su enfrentamiento con los grupos armados respaldados por Estados Unidos y sus aliados; y cuando parecía que Siria estaba a punto de vencer en 2014, el peligro de formar una alianza entre Teherán, Bagdad y Damasco volvió a aflorar, amenazando la estrategia estadounidense; y cuando DAESH se había desplegado en el occidente de Iraq y el este de Siria, esto ayudó a Washington a bloquear la formación de la alianza; pero recientemente y con el avance de los dos ejércitos el sirio y el iraquí, reapareció el peligro de formar una alianza entre Irán, Iraq y Siria; de ahí la decisión de Barzani de anunciar un referéndum sobre la independencia.

«Queda por ver los efectos de este referéndum y si conducirá hacia una independencia a la luz de la oposición de todos los países vecinos».

Análisis: Kurdistán, lo que se esconde tras el referéndum

Thierry Meyssan

En un mundo donde las imágenes se han vuelto más importantes que las realidades, la prensa habla hoy de un referéndum democrático por la independencia del Kurdistán iraquí. Pero, aparte de que ese referéndum –desde el punto de vista constitucional– tendría que realizarse en todo Irak y no sólo en la zona independentista, está el hecho que varios millones de pobladores no kurdos ya han sido expulsados de sus tierras, a las que no podrán volver. En los locales asignados para votar, sólo los independentistas velarán por la legalidad de la consulta. Thierry Meyssan revela la verdad sobre esa superchería y los intereses imperialistas que se esconden tras ella.

 

En este cartel de propaganda electoral, los límites del “Kurdistán independiente” van más allá de la región autónoma y abarcan territorios pertenecientes a Irak y Siria.  

El referéndum por la independencia de Kurdistán no pasa de ser una patraña. Estados Unidos, que proclama públicamente su oposición a esa consulta, en realidad la apoya por debajo de la mesa. Lo mismo hacen Francia y el Reino Unido, con la esperanza de que Washington convierta en realidad el viejo sueño colonial franco-británico. Rusia no se queda atrás, dejando entrever que –aunque se opone a todo cambio unilateral– podría apoyar la independencia… al menos si todo el mundo admite la independencia de Crimea y, por ende, su regreso a la Federación Rusa.

El grado de hipocresía de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU es tan alto que ni siquiera han logrado pronunciarse sobre el referéndum kurdo, a pesar de su aparente unanimidad. No adoptaron una resolución –o sea, un texto jurídicamente consistente a la luz del derecho internacional. Tampoco adoptaron una declaración de la presidencia del Consejo –lo cual constituiría una posición de sus miembros. Sólo dieron a conocer un insípido comunicado de prensa al término de la reunión que sostuvieron el 19 de septiembre [1].

Hoy existen en el mundo 8 Estados no reconocidos –Abjasia, la República Turca del Norte de Chipre, el Alto Karabaj, Kosovo, Osetia, Sahara Occidental, Somalilandia y Transnistria– y 2 territorios europeos esperan alcanzar la independencia –Cataluña y Escocia. Toda modificación del estatus del Kurdistán iraquí tendrá consecuencias para esa decena de territorios que aspiran a convertirse en países independientes.

La independencia del Kurdistán iraquí implicaría una tergiversación del derecho internacional ya que sería desplazar el Kurdistán, reconocido en 1920 por la Conferencia de Sevres, del territorio de la actual Turquía al territorio de Irak. Claro, todo el mundo se ha acostumbrado a utilizar la palabra «Kurdistán» para designar esa región de Irak donde Londres y Washington han supervisado, desde 1991, una limpieza étnica lenta pero sostenida.

Durante la operación «Tormenta del Desierto», esa región albergaba una mayoría de iraquíes kurdos. Londres y Washington la convirtieron en una zona de exclusión aérea para la aviación del presidente iraquí Saddam Hussein. Allí impusieron arbitrariamente en el poder a uno de los colaboradores que habían utilizado durante la guerra fría, Massud Barzani, quien inició el desplazamiento forzado de las poblaciones que no eran kurdas.

Este mismo Barzani, electo por 2 veces después de aquello, ahora se aferra al poder a pesar de que su mandato expiró ya hace 2 años. Desde el fin de ese mandato, la Asamblea Nacional, que exige que Barzani abandone el poder, se ha reunido sólo una vez… para votar el principio de la realización del referéndum. Pero lo hizo sin la participación del Goran, partido que denuncia incesantemente el sistema feudal de los Barzani y del clan Talabani, así como el nepotismo y la corrupción, consecuencias de ese sistema. De hecho, Massud Barzani ha estado en el poder durante 26 años consecutivos.

De 1991 al año 2003, los pobladores no kurdos abandonaron poco a poco la zona de exclusión aérea, que acabó siendo proclamada Kurdistán iraquí después del derrocamiento de Saddam Hussein.

El 1º de junio de 2014, los servicios secretos de Arabia Saudita, Estados Unidos, Israel, Jordania y los del gobierno regional del Kurdistán autónomo iraquí, Qatar, Reino Unido y Turquía sostuvieron en Amman (Jordania) una reunión para preparar la invasión de Irak por parte de Daesh. Sabemos de la realización de esa reunión por el documento turco que el diario Ozgur Gundem publicó inmediatamente [2]. Ese cotidiano, con el que yo he colaborado, fue cerrado después por el «sultán» Recep Tayyip Erdogan [3].

Según aquel documento, se decidió coordinar las acciones de Daesh con el Kurdistán iraquí. El Emirato Islámico (Daesh) lanzó una ofensiva relámpago para ocupar Mosul mientras que el Kurdistán iraquí se apoderaba de Kirkuk. El presidente Massud Barzani había estado en Jordania 4 días antes para reunirse con varios de los participantes en aquel encuentro, en el que tuvo mucho cuidado de no participar personalmente, aunque estuvo representado por su hijo Masrur, que dirige su propio servicio de inteligencia.

Cuando Daesh invadió la porción de Irak que Estados Unidos ya le había concedido, tomó prisioneros a los yazidíes y los convirtió en esclavos. La inmensa mayoría de los yazidíes son kurdos pero, en aplicación de lo decidido en Amman, los Barzani no intervinieron para ayudarlos, ni siquiera cuando algunos de aquellos yazidíes huyeron a las montañas de Sinyar. Aquellos fugitivos acabaron siendo salvados por comandos del PKK, la organización separatista de los kurdos de Turquía. Los kurdos de Turquía salvaron entonces a todos los yazidíes –fuesen kurdos o no– y utilizaron esa victoria para pedir el reconocimiento de los occidentales, que los consideran terroristas desde los tiempos de la guerra fría.

La nueva versión de aquellos hechos que el clan Barzani ha difundido nunca podrá borrar el crimen que los Barzani perpetraron contra su propio pueblo [4]. En todo caso, desde la liberación de sus tierras, los yazidíes que allí se mantienen han proclamado su propio gobierno autónomo y se niegan a quedar bajo la administración de otros kurdos, de manera que todos los yazidíes boicotean el referéndum [5].

Otro kurdo célebre que participó en la reunión de Amman fue el islamista Mullah Kerkar. Este individuo estaba purgando 5 años de cárcel en Noruega por haber amenazado de muerte a la futura primera ministro Erna Solberg. Cuando se suponía que debía estar en la cárcel, Mullah Kerkar llegó a Amman –en un avión de la OTAN–, participó en la reunión preparatoria de la ofensiva de Daesh contra Irak y luego volvió a su celda en Noruega. Allí reveló que había jurado fidelidad a Daesh y, en vez de ser juzgado por ser miembro de una organización terrorista, se le concedió una reducción de pena que le ahorró 2 años de cárcel y… fue liberado. A partir de entonces dirigió Daesh en Europa, desde Oslo y bajo la protección de la OTAN. ¡Es evidente que las redes stay behind de la alianza atlántica siguen funcionando! [6]

Después de anexar Kirkuk, el gobierno regional del Kurdistán iraquí extendió a esa zona la limpieza étnica que sus fuerzas ya habían perpetrado en la zona de exclusión aérea de 1991 a 2003.

El presidente no constitucional Barzani ha anunciado que todos los pueblos que viven en el Kurdistán iraquí y en los territorios anexados podrán participar en el referéndum. Todas esas regiones albergaban más de 12 millones de personas en 2013. Pero actualmente 3 millones de pobladores no kurdos se han visto obligados a huir. Son, por tanto, electores preseleccionados los que han sido llamados a las urnas para decidir el futuro, no sólo en lugar de los pobladores expulsados sino también de todos los demás iraquíes.

Para participar en ese referéndum se exige que el votante:
resida en el Kurdistán o en las regiones anexadas;
tenga más de 18 años;
se haya registrado como elector antes del 7 de septiembre;
las personas refugiadas en el exterior tienen que haberse inscrito previamente para poder votar por vía electrónica… lo cual implica que hayan presentado previamente sus papeles a la autoridad electoral del Kurdistán… de donde fueron expulsadas.

En todo caso, los Barzani tienen una concepción muy particular de las poblaciones llamadas a votar. En 1992, sólo contaron 971 953 votantes, que una década después, en 2014, se convirtieron en más de 2 millones, exactamente 2 129 846.

La independencia aportará a los clanes Barzani y Talabani medios suplementarios para seguir adelante con sus negocios. También ofrecerá a Israel la posibilidad de poner en marcha algunos de sus objetivos militares. Desde finales de los años 1990 y dado el desarrollo de los misiles, las fuerzas armadas de Israel abandonaron su estrategia de ocupación de los llamados «escalones», o sea de los territorios que se hallan justo del otro lado de las fronteras israelíes –el Sinaí, el Golán, el sur del Líbano. Ahora pretenden neutralizar a Egipto, Siria y el Líbano sorprendiéndolos por la espalda. Para lograrlo, Tel Aviv apoyó la creación de Sudán del Sur, en 2011, para desplegar allí misiles que apuntan a Egipto, y ahora apoya la independencia del Kurdistán, donde pondría misiles dirigidos contra Siria.

Según la publicación Israel-Kurd, ampliamente citada por la prensa turca, el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, se ha comprometido con Massud Barzani a trasladar 200 000 israelíes al nuevo Estado kurdo para «ayudar» a administrarlo [7].

Según su lógica, para las fuerzas armadas de Israel lo ideal sería extender el territorio del Kurdistán iraquí no sólo hasta Kirkuk sino sobre el norte de Siria. Esa es la tarea de las YPG y su “Rojava”. Ese Estado autónomo autoproclamado es un largo corredor que conecta el Kurdistán iraquí con el Mediterráneo, bajo la ocupación de las tropas estadounidenses que han instalado allí, ilegalmente, varias bases militares.

Ocho meses antes de la reunión de Amman, una investigadora del Pentágono, Robin Wright, confirmaba que Estados Unidos estaba de acuerdo con ese proyecto [8]. En aquella época, los Barzani todavía se presentaban como defensores de todos los kurdos, incluyendo a los que vivían en Turquía e Irán. La señora Wright explicó con la mayor sapiencia que aquel proyecto era irrealizable, pero publicó el mapa del «Sunnistán» atribuido a Daesh y del «Kurdistán» designado para los Barzani en territorios pertenecientes a Irak y Siria.

El Pentágono acaba por demás de adjudicar, en agosto pasado, una licitación para la compra y posterior traslado a Siria de armas y municiones, principalmente de la antigua Unión Soviética, por valor de 500 millones de dólares [9]. Los primeros 200 camiones cargados con ese armamento ya fueron entregados a las YPG, los días 11 y 19 de septiembre, en Hassakeh, ciudad situada en territorio sirio, adonde llegaron después de transitar por el Kurdistán iraquí y sin que hayan sido atacados por los yihadistas [10]. Y el ministerio de Defensa ruso acabar de publicar fotografías satelitales de un campamento de las fuerzas especiales de Estados Unidos situado en pleno territorio bajo control de Daesh, lo cual demuestra que los militares estadounidenses se entienden a la perfección con los kurdos y con los yihadistas.

Pero, si tanto nos dicen que este «Kurdistán independiente» es un proyecto kurdo, ¿por qué tendríamos que albergar dudas?

NOTAS

[1] «Déclaration du Conseil de sécurité sur le Kurdistan iraquien », Réseau Voltaire, 21 de septiembre de 2017.

[2] «Yer: Amman, Tarih: 1, Konu: Musul», Akif Serhat, Özgür Gündem, 6 de julio de 2014.

[3] Los periodistas que escaparon a la purga y lograron huir crearon el diario digital Özgürlükçü Demokrasi fuera de Turquía.

[4] «El gobierno regional kurdo de Barzani reescribe la masacre contra los yazidíes», Red Voltaire, 12 de septiembre de 2017.

[5] “Establishment of the Provisional Government of Ezidikhan”, Voltaire Network, 25 de julio de 2017.

[6] «La guerra secreta en Noruega», por Daniele Ganser, Red Voltaire, 3 de octubre de 2013.

[7] «200 000 israelíes llegarían a “Kurdistán” en cuanto se proclame la independencia», Red Voltaire, 25 de septiembre de 2017.

[8] “Imagining a Remapped Middle East”, Robin Wright, The New York Times Sunday Review, 28 de septiembre de 2013.

[9] “Heikle Fracht aus Ramstein”, “Millionen Schuss Munition für Kalaschnikows”, Frederik Obermaier y Paul-Anton Krüger, Süddeutsche Zeitung, 12 y 20 de septiembre de 2017.

[10] «El Pentágono entregó 200 camiones de armas y municiones a las YPG», Red Voltaire, 25 de septiembre de 2017.