Portada - Últimas noticias

MOSCÚ (Sputnik) — Corea del Norte declaró haber llevado a cabo un exitoso ensayo de una bomba de hidrógeno, informó la cadena de televisión surcoreana YTN que retransmitió el anuncio hecho en Pyongyang.

"El ensayo de una munición de hidrógeno, para ser instalada en misiles balísticos intercontinentales (ICBM), ha sido todo un éxito", según el anuncio oficial leído por la presentadora de la televisión central de Corea del Norte.

El comunicado señala que el ensayo no ha provocado cráteres, fugas de radiación u otros daños medioambientales.

La prueba, según el anuncio, marca un hito en el desarrollo del programa nacional de armas nucleares.

El Centro sismológico de China (CENC) y el Servicio Geológico de EEUU (USGS) detectaron un sismo de magnitud 6,3 a profundidad cero en el noreste de Corea del Norte, en una zona próxima al polígono norcoreano Punggye-ri.

El temblor tuvo una fuerza de entre 5 y 8 o hasta 10 veces superior a la del terremoto que se sintió durante la quinta prueba nuclear norcoreana que se llevó a cabo el 9 de septiembre pasado.

Fuentes surcoreanas estiman que Corea del Norte detonó una bomba de 50 kilotones, pero es una evaluación preliminar.

Corea del Norte se proclamó potencia nuclear en el año 2005 y realizó desde entonces cinco pruebas nucleares desoyendo las prohibiciones del Consejo de Seguridad de la ONU: en 2006, 2009, 2013 y dos en 2016.

En lo que llevamos del año, Corea del Norte realizó e13 pruebas de misiles balísticos, incluyendo el lanzamiento de dos supuestos misiles intercontinentales capaces de alcanzar el territorio de EEUU.

También amenazó con un ataque preventivo a la isla estadounidense de Guam y disparó un misil de medio alcance que sobrevoló una parte del territorio de Japón.

En 2016, Pyongyang realizó más de 20 ensayos de misiles balísticos, además de la cuarta y la quinta pruebas nucleares, desoyendo las prohibiciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Anteriormente la agencia de noticias norcoreana KCNA informó que Corea del Norte dispone de una bomba de hidrógeno que puede ser instalada en un misil balístico intercontinental.

"El programa nuclear de Corea del Norte está avanzando rápidamente"

MOSCÚ (Sputnik) — La Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (OTPCE) informará a los Estados miembros de la naturaleza del "inusual evento sísmico" registrado en Corea del Norte, anunció el secretario ejecutivo del ente, Lassina Zerbo.

"Nuestros expertos ahora están analizando el evento para averiguar más sobre su naturaleza y nos estamos preparando para informar a los Estados miembros hoy [el 3 de septiembre] en Viena", dijo Zerbo en una nota de prensa publicada en el sitio web de la OTPCE.

El secretario ejecutivo añadió que "de confirmarse que se trata de una prueba nuclear, sería un indicio de que el programa nuclear de Corea del Norte está avanzando rápidamente".

"Constituye otra violación de la norma universalmente aceptada contra los ensayos nucleares, una norma que ha sido respetada por todos los países excepto uno desde 1996", dijo.

La OTPCE está analizando los datos con la ayuda de más de un centenar de estaciones.

"El evento parece haber sido mayor que el que nuestro sistema registró en septiembre del año pasado y su ubicación es muy similar a la de aquel evento", dice el comunicado.

El Centro sismológico de China (CENC) y el Servicio Geológico de EEUU (USGS) detectaron un sismo de magnitud 6,3 a profundidad cero en el noreste de Corea del Norte, en una zona próxima al polígono norcoreano Punggye-ri.

El temblor tuvo una fuerza de entre 5 y 8 o hasta 10 veces superior a la del terremoto que se sintió durante la quinta prueba nuclear norcoreana que se llevó a cabo el 9 de septiembre pasado.

Más tarde, Corea del Norte declaró haber llevado a cabo su sexta prueba de armas nucleares, la de una munición de hidrógeno para ser instalada en misiles balísticos intercontinentales (ICBM).

El comunicado oficial señala que el ensayo ha sido un éxito, no ha provocado fugas de radiación ni daños medioambientales y marca un hito en el desarrollo del programa norcoreano de armas nucleares.

Según la estimación preliminar hecha en Seúl, Corea del Norte detonó una bomba de 50 kilotones.

Fue el sexto ensayo desde que Corea del Norte se proclamó potencia nuclear en el año 2005; los anteriores tuvieron lugar en 2006, 2009, 2013 y dos en 2016.

Desde principios del año, Corea del Norte realizó asimismo 13 pruebas de misiles balísticos, incluyendo el lanzamiento de dos supuestos misiles intercontinentales capaces de alcanzar el territorio de EEUU.

También amenazó con un ataque preventivo a la isla estadounidense de Guam y disparó un misil de medio alcance que sobrevoló una parte del territorio de Japón.

En 2016, Pyongyang realizó más de 20 ensayos de misiles balísticos y dos pruebas nucleares, desoyendo las prohibiciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Lo que realmente está detrás del conflicto entre Corea del Norte y EEUU

La huella de los bombardeos de EEUU sobre Corea del Norte durante la guerra de Corea (1950-1953) fue de unas 635.000 toneladas de explosivos. Tras soportar aquella contienda hace casi 70 años, Pyongyang hasta ahora se vale de la memoria histórica para mantener vivo su incansable rencor contra Washington, recoge un artículo de BBC.

Durante la primera etapa del conflicto armado Estados Unidos solo apuntaba a los objetos estratégicos, bases militares, plantas y fábricas de la RPDC.

Sin embargo, cuando China se vio amenazada por las tropas de la ONU que se acercaban hacia su frontera con Corea del Norte, la situación cambió drásticamente.

"Si nosotros permitimos que Estados Unidos ocupen toda Corea… debemos estar preparados para que Estados Unidos declare… la guerra a China", dijo Mao Zedong a Iósif Stalin.

El asalto chino iniciado el 19 de octubre de 1950, tomó por sorpresa a las tropas estadounidenses porque la guerra no había sido declarada entre la RPC y EEUU.
En aquel momento, el general Douglas MacArthur, héroe de la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico, hasta solicitó utilizar las bombas atómicas. Al recibir la negativa, decidió iniciar la "política de tierra quemada".

Desde ese momento, todas las ciudades y aldeas norcoreanas empezaron a sufrir los ataques diarios de los bombarderos B-29 de EEUU y su mortífera carga de napalm.

"Todas las ciudades y aldeas del Norte fueron reducidas a escombros", constató profesor de Humanidades en la Universidad Nacional de Seúl Taewoo Kim.

Mucho después, el general Curtis LeMay, jefe del Comando Aéreo Estratégico durante la guerra, declaró: "Aniquilamos alrededor de un 20% de la población".

Los investigadores sostienen que en los tres años de guerra, un total de 635.000 toneladas de explosivos arrasaron Corea del Norte. De acuerdo con las estadísticas oficiales de Pyongyang, los estadounidenses destruyeron 5.000 escuelas, 1.000 hospitales y 600.000 hogares.

Un documento soviético emitido al poco tiempo de firmarse el armisticio en 1953, hablaba de 282.000 civiles que fallecieron solo en las incursiones de los bombarderos.
Para poder recuperarse después de los bombardeos, los norcoreanos se pusieron a practicar ampliamente el trabajo nocturno. Los obreros reparaban por la noche los objetos destrozados de día.

Además, al caer el sol los ciudadanos de la RPDC se refugiaban en búnkeres subterráneos.

"Toda la ciudad de Pyongyang se trasladó al subsuelo y eso tuvo un tremendo impacto psicológico en los habitantes", puntualizó experto en política e historia coreanas del Centro Wilson de Washington James Person.

Hasta ahora, los medios de comunicación de Corea del Norte siguen recordando el inmenso dolor y las devastaciones causadas por la ofensiva norteamericana, y de esa manera echan leña al incansable espíritu de confrontación con EEUU.